Entrevista a Carlos Taibo

Carlos Taibo.

Por

Miguel Manso (Diario de Mallorca)

Carlos Taibo. Escritor, analista y profesor de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid.

¿Qué alternativa propone al mundo actual?

„Primero hay que preguntarse si el escenario en el que vivimos es habitable y se puede mantener en el tiempo. El actual modelo nos sitúa en el camino del colapso. Todo lo que podamos hacer para frenar ese proceso será saludable.

¿Y cómo se invierte la tendencia?

„Implica el despliegue de proyectos autogestionarios en la base de la sociedad. Esto supone la desmercantilización de muchas relaciones; una reaparición de la vida social que hemos ido perdiendo por la lógica de la producción, el consumo y la competitividad; el reparto del trabajo; la reducción de las infraestructuras desbocadas; la recuperación de la vida local; y, en el terreno individual, la sobriedad y la sencillez. Esto se contrapone a la vida esclava en la que estamos inmersos, donde se nos invita a pensar que somos más felices cuantos más bienes consumimos.

En la vida diaria no tenemos muchos ejemplos de autogestión

„Sí los tenemos, aunque exhiben un relieve menor. Ahí están como ejemplo los grupos de consumo, las ecoaldeas, las cooperativas integrales, las fórmulas de banca ética y social como Fiare o los trabajadores de empresas que están a punto de cerrar y deciden hacerse con su control en régimen autogestionario-cooperativo.

Su florecimiento resulta complicado en el actual contexto político y económico

„Hablo de la creación de espacios de autonomía al margen del actual modelo político, económico y social. Es una especie de ejercicio de desobediencia civil en el terreno económico y social. No implica una contestación directa, pero tampoco supone colaborar con el sistema político actual. Los grandes partidos parecen aceptar de buen grado la presión de las grandes corporaciones económico-financieras. Esperar del sistema político algún tipo de colaboración es una equivocación. La deriva de los sindicatos mayoritarios en España es importante al respecto.

Usted recupera el concepto de conciencia de clase

„El término estaba desterrado, la realidad no por completo. La lucha de clases había perdido radicalidad con los estados de bienestar. La pregunta es si el proceso que estamos viviendo supone la reconstrucción de reglas del juego laborales y sociales propias de etapas que parecían arrinconadas. Las agresiones conducen a una lucha de clases hilvanada desde arriba, desde las clases pudientes. Esta circunstancia provocará una reacción en quienes están abajo con el renacimiento de una conciencia de clase cada vez más clara.

Pese a la política de recortes, las urnas dan la razón al PP

„No me parece tan evidente. Solo el 28% de los gallegos con derecho a voto han elegido al PP en un escenario de crecimiento de la abstención. Sumados los apoyos, los dos grandes partidos están en el peor momento de la historia de la transición. La corrosión interna del PSOE preocupa al propio PP.

Políticos y economistas insisten en mayor producción y mayor competitividad.

„Es un grave error. Para salir de la crisis, nuestros gobernantes aplican los mismos instrumentos que nos han conducido a ella.

La socialdemocracia no encuentra alternativas

„La socialdemocracia no existe. Es un proyecto del pasado que ha quedado subsumido en la vorágine del pensamiento neoliberal. La socialdemocracia, cuando formula una propuesta teórica, sigue pensando en 1929, en Keynes, en el Estado que interviene en la economía… Quienes están en esa posición ignoran que estamos ante un planeta con recursos limitados. Vivimos en un escenario marcado por el cambio climático y el encarecimiento de los precios del petróleo y del gas natural.

El planeta impondrá sus propios ajustes.

„En el discurso de nuestros gobernantes y de la oposición falta la palabra ´colapso´. El colapso está ahí. No me atrevo a formular un pronóstico preciso sobre si ocurrirá dentro de diez, veinte o treinta años. Pero nos acercamos cada vez más al colapso y, por lógica, cuanto más demoremos nuestra intervención, más difícil será encarar los problemas.

¿Qué recorrido tiene el 15M?

„No es un movimiento de corto plazo. Me preocupan las posiciones dentro del 15M que valoran mucho la eficacia. Si desapareciese el 15M habría que crear algo similar: un movimiento en la base de la sociedad que plantea el horizonte de la asamblea, la autogestión y tiene a bien discutirlo todo. Esto es muy importante. Una de las consecuencias del proceso de transición fue un activo proceso de censura

¿La democracia es viable en un país con 50 millones de habitantes?

“Es viable si se adopta un proceso de descentralización y descomplejización de la sociedad. Muchos de los desheredados del planeta que habitan en los países del sur se encuentran en mejor posición que nosotros para hacer frente al colapso. Viven en pequeñas comunidades, han mantenido una vida social más rica, han preservado una relación más fluida con el medio natural y son más independientes que nosotros. Si aquí dejan de llegar los suministros de petróleo, esto se desmorona. No se ha prestado atención al flujo de emigración desde las ciudades griegas al campo en los últimos tres años. Es una respuesta biológica a la crisis.

Fuente: Diario Digital Insurgente

Julio Anguita: Somos mayoría ( VI )

 

Siqueiros: " La marcha de la Humanidad" ( detalle)

Julio Anguita

Querid@s compañer@s:

      El día 24 de Noviembre se reunirá por primera vez la Comisión de Organización Estatal del Frente Cívico. Tendrá lugar en Córdoba. Los puntos más importantes del orden el día serán la propuesta organizativa para proceder a su inscripción en los registros pertinentes, los mecanismos, métodos y funcionamiento de la elaboración colectiva y las líneas de trabajo movilizador en orden a los objetivos programáticos que constituyen la esencia de nuestro proyecto. Este otro paso hacia la consolidación organizativa del Frente culminará en la primera asamblea estatal la cual dirá la última y definitiva palabra. .A dicha Comisión Organizadora cuya composición y funcionamiento ya conocéis, se ha incorporado a Jorge Verstrynge.

     No ha sido fácil proceder a esta convocatoria. La carencia de medios de todo tipo y el soporte de funcionamiento basado únicamente en el trabajo militante han sido- y son- dificultades de envergadura. Sin embargo estamos demostrando a lo largo y ancho de la geografía española que ello es posible si la voluntad es firme. Una voluntad que se ve estimulada ante la gravedad de la situación económica, social y política general del país y sobre todo la de millones de ciudadan@s que empiezan a carecer de los mínimos indispensables para la subsistencia.

  El rescate de la banca y de la economía en general, independientemente de cómo se denomine, acabará con la poca independencia que nos queda y desde luego con la tan parafraseada soberanía nacional. Lan condiciones que se impondrán al Reino de España, es decir a la mayoría de sufridos habitantes del mismo, terminarán de arrasar derechos humanos y constitucionales junto con las conquistas sociales que decenios de lucha cívica habían conseguido. Para impedirlo hemos nacido sin ninguna pretensión de exclusividad, aislamiento o marginación de otras propuestas conducentes al mismo fin: implantar un orden económico, social, político y cívico justo y al servicio de la ciudadanía en general.

Pero esa intención confesada de impedirlo y además construir otro proyecto basado en los DDHH, la Carta de la Tierra y en los valores que ya expusieron en mi anterior comunicación, quedaría en una simple y pueril declaración de voluntades si no va acompañada de funcionamiento, prácticas y valores que vayan cohesionando ese otro proyecto

.     Como también he manifestado en anteriores escritos, necesitamos un período de organización paciente, de creación de estructuras de participación, comunicación, elaboración y toma de decisiones que sean democráticas, eficaces y consecuentes con el Programa. Pero en las actuales circunstancias hay que simultanear ya el proceso de consolidación del Frente con acciones, propuestas, movilizaciones y apertura tanto hacia la sociedad como hacia otros que coincidan con nuestros programas y con nuestros valores. La capacidad de iniciativa de los hombres y mujeres del Frente Cívico es algo esencial para el proyecto; no hay más límites que los programas, el ideal que nos une y la cultura democrática del respeto a los otros y a las decisiones tomadas democráticamente.

Es normal que esta etapa embrionaria de organización surjan ciertas distonías, inercias y actitudes de sospecha hacia los demás. Hay que acabar con eso. No es sólo una cuestión de talante sino fundamentalmente de esencia misma del proyecto. Aquí no se le pregunta a nadie de donde viene sino a donde quiere ir. El objetivo programático permanentemente actualizado y perfeccionado, es la meta que nos une, nos identifica y cohesiona. Teniendo claras estas cuestiones, las prácticas consecuentes con ellas se desarrollan sin tener que introducir mecanismos de disciplina estatutaria. La mejor ley es la que no necesita de amenaza, coacción o imposición, surge del convencimiento en el proyecto y la coherencia consecuente.

      Recuerdo que muchos de los problemas y situaciones adversas por las que atraviesa nuestra sociedad están esbozados en el decálogo con el que hemos iniciado nuestra andadura. Os propongo que desde ya, mientras elaboramos propuestas y las enriquecemos con la mayor de las participaciones posible, hagamos y hagáis campañas de información y discusión del anteriormente citado decálogo. Una simple y reposada lectura del mismo nos dirá cuan necesarios y urgentes son sus contenidos. En eso podrían consistir las primeras iniciativas a tomar. Un saludo.

Fuente: Colectivo Prometeo

…Y EL TONTO DE TURNO LE TOCA A… WERT

Por Carlos Galeón

Todos conocemos la innegable incapacidad de Mariano para dirigir este país, pero en lo que ha sabido acertar, conociendo su propia condición de falta de carácter y de bon vivant, es en la elección de sus ministros, secretarios/as, voceros diversos, insultadores y provocadores profesionales, que le hacen con mucho gusto un trabajo, que para él resultaría agotador. Ni uno sólo de ellos se libra de ser todo un experto en el arte del ninguneo y la humillación, la falta de ética y saber mentir, robar derechos y dar disgustos.

En esta ocasión le ha tocado hacer de incendiario a José Ignacio Wert, Ministro de Educación y no sé cuántas cosas más. De larga y muy variada carrera política, pues empezó con UCD siendo consejero de RTVE logrando eliminar el programa La clave, siguió con el PDP de Óscar Alzaga, luego con la coalición AP-PDP como diputado de los que sólo cobran, siguió luego colaborando con la FAES y como tertuliano en la SER, combinándolo con asesor del BBVA. Como se Puede ver, tantas siglas han terminado por conseguir que el buen hombre no sepa en dónde se halla en el momento actual; lo que sí que sabe es que siempre ha estado en la derecha de la derecha.

Este hombre, experto en no dar una ni a derechas ni como Dios manda, sino en meter la pata y soltar perlas por su boca de la peor catadura, que insultan y zahieren a cualquier ciudadano con un mínimo de dignidad y de cabeza, y como ejemplo, veamos las siguientes:

-         El 15-M es una papilla de anarco-comunismo iletrado.

-         Los sindicatos mienten. No se puede decir que están reduciendo entre un 25% y un 30% los presupuestos de educación.

-         Al suprimir la asignatura de Educación para la Ciudadanía, dijo que era porque estaba muy ideologizada, y a continuación leyó unos párrafos  como ejemplo, que no venían en el libro.

-         Recortó en Educación  y dio más dinero al toreo, porque es un bien de interés cultural.

-         Los niños y las niñas deben de educarse por separado, porque sus cerebros son diferentes.

-         Es descorazonador que la sociedad no valore el sacrificio, estrés y dedicación de los políticos.

-         Yo he reutilizado libros toda mi vida.

-         La crisis económica hace necesario recortar en los comedores y en los libros de texto.

-         Justificó el incremento del IVA cultural al 21% -13 puntos más en algunos sectores – como una imposición europea, basado en un principio básico de solidaridad.

-         En su libro Los españoles ante el cambio político, editado por la FAES, considera que en Catalunya y País Vasco ha arraigado de forma mayoritaria el gen independentista.

No haré ningún comentario. Que cada cual saque sus propias conjeturas sobre quien ha dicho tales memeces.

Pues bien, este genial maestro de la majadería y la insensatez a granel y con gran experiencia en la sandez y la patochada gratuitas, que menosprecia y humilla a los ciudadanos – más por propia ignorancia y desconocimiento que por intención – ha sido el elegido para terminar de dar el empujoncito que necesitaba Artur Mas y la idea de su nuevo Estado Catalán.

Porque se precisa ser muy necio – o tener un cerebro ya muy desgastado y con las sinapsis agotas – para decir que hay que españolizar a los niños catalanes, algo similar a prender una hoguera en un polvorín. Si tantas ganas tiene de españolizar, que comience por su propio apellido, pues huele tanto a tudesco que echa para atrás; podría quita la “w” y cambiarla por la española “v” y poner un final españolizado, como “ido”. Tendíamos de esta forma un apellido españolizado y español: Vertido. Y así Wert, quedaría al español convertido y no se daría tanto a los fuegos de palabras que se utilizan wert, como sinwertgüenza, o ¡hay que wert!, no queremos werte, y otros muchos.

Lo que necesita España es menos adoctrinamientos y más soluciones a sus problemas. Porque si españolizar es enseñar que existió un imperio español, ¡vamos dados!, de leyenda a leyenda, y tiro porque me toca. Empecemos por enseñar bien en España, antes de preocuparnos de lo que se enseña en Catalunya. Que se diga que España nunca fue un Imperio, sino que se sacrificó a España por el imperio de un señor y un apellido. Que por ese mismo apellido se arruinó a España, murieron muchos de sus hijos, se saqueó un continente, y se hundió una Armada en nombre de una religión. Que por ese apellido y por otro tuvimos quince años de guerra. Que por ese otro apellido sufrimos miles de calamidades, miseria, atraso, dictaduras y muertes. Pero nuca fue España porque España era una pertenencia más de esas familias.

Si siguen queriendo que esto termine como una verbena, sigan hablando sin bozal que les quedará prohibido el Cielo por ser incapaces de sacramento.

Sabiendo como sabemos

que no nos sirve Mariano

ni lo que es para un “oremos”

aunque fuera luterano,

para ahuyentar la que habemos.

————————

Ya no tenemos paciencia

y aguantar provocaciones

más befas y la insolencia,

que tienen sus segundones

con tal de buscar pendencia.

———————–

Que siempre están provocando,

cuando no es uno es otro,

a todos dios atizando,

lanzando coces cual potro

y fuera del tiesto, meando.

———————–

Esta ocasión le ha tocado

al Ministro de Educación,

un señor tan educado,

que el toreo en nuestra nación

piensa que ha de estar becado.

———————–

Que quita una asignatura

porque está ideologizada,

y coge el muy caradura

y nos lee una parrafada

de ve a saber qué locura.

———————–

Que los sindicatos mienten

si dicen que ha recortado;

sólo hace falta que intenten

leer tan bien como he citado

que hizo él el libro indicado.

———————–

Que el 15-M, iletrados,

no hacen la “o” sin un canuto,

mas si siguen recortados

sólo se harán el canuto

para estar bien colocados.

———————–

Ahora al muy tarambana

lo han puesto a españolizar

la educación catalana

consiguiendo así idiotizar

a los que quieren aduana.

———————–

Educación para todos

y no el adoctrinamiento

son los tipos de acomodos,

si deseamos crecimiento

y no acabar en el lodo.

Fuente: El Comunista.net

Armando López: "Lo que no se gana en la calle no se gana nunca en la mesa de negociación"

El intelectual, exsubdirector de ‘Mundo Obrero’ y exredactor de La Pirenaica, analiza la crisis de España desde las claves que ofrece la historia reciente. “España está sufriendo una especie de diluvio universal, pero de mierda”, sentencia.

Por Alejandro Torrús

Armando López Salina (1925) lleva una vida dedicada a la lucha “de los humillados de la tierra”. A la lucha por aquéllos que han visto pasar un gobierno tras otro, incluso han visto caer una dictadura y han dado la bienvenida a una democracia mientras que su nivel de vida permanecía estancado bajo las promesas de “un futuro mejor”. Su batalla, la de la clase obrera, asegura Armando, ya “casi está perdida”. Los más de cinco millones de parados, los recortes en Sanidad, el asalto que sufre la democracia o como dice Armando el “diluvio universal de mierda” que sufre España es una muestra de que la lucha de clases nunca desapareció para el capitalismo. “Ellos sabían que estaban en lucha,  muchos de nosotros no”, asegura.

Ahora, cerca de cumplir los 87 años y con estado de salud “bueno, si no se entra en detalles”, Armando pasa las horas en su despacho, devorando libros y plasmando sobre el papel sus pensamientos. “No hace falta ser marxista para darse cuenta de lo que está pasando. Hay que salir a la calle a seguir luchando. Lo que no se gana en peleando en la calle no se gana nunca en la mesa de negociación”, emplaza.

A sus espaldas acumula la experiencia de quien con apenas 16 años, en plena posguerra, se juntaba con sus vecinos del barrio para escribir “panfletos” comunistas y lanzarlos a la calle bajo la firma del PCE y a los 50 celebraba la muerte de Franco en un calabozo de Madrid cantandoLa internacional. “Era el tiempo de posguerra y estaba finalizando la II Guerrma Mundial. El partido pensaría que éramos unos alborotadores, pero éramos unos chiquillos y aunque no recuerdo exactamente que decíamos, seguramente estaríamos llamando a tomar el palacio de invierno”, recuerda. Con apenas 14 años, recién terminada la Guerra Civil y con su padre preso, comenzó a trabajar. En fábricas, en el campo, como pintor o como “portador de la maleta de un representante de zapatos por Madrid”.

"La soberanía del pueblo está secuestrada", denuncia

No sería hasta el año 1959 aproximadamente, “porque con la edad y con el activismo político las fechas y los años se juntan y se confunden”, cuando comenzaría a trabajar en Radio España Independiente, más conocida como La Pirenaica", donde escribió “más de mil crónicas” que serían leídas para España desde Bucarest. Después vendría el final de la dictadura, las negociaciones con Suárez, con Felipe González, las discusiones con Enrique Múgica o los debates internos en el PCE sobre su papel en la transición.

Transición y monarquía

“Cuando murió Franco no me hice demasiadas ilusiones. Durante la transición sucedió lo mismo en España que en la revolución francesa de 1789, salvando las distancias. Sobre las espaldas de los obreros que derrumbaban un régimen cabalgó la burguesía. Una gran parte de ella cambió de caballo y de la noche a la mañana se hicieron demócratas. Ahora tenemos a Mayor Oreja expidiendo certificados de democracia”, asevera.

El resultado de esa transición está a la vista de todos, señala. “Quisieron cambiarlo todo, para no cambiar nada. La historia demuestra que la monarquía es el régimen que más beneficia a la burguesía y que más protege sus intereses. Aquí ni siquiera se pudo elegir. La constitución dice que la soberanía reside en el pueblo, pero es mentira. La Constitución miente, porque al pueblo soberano ni siquiera le permitieron votar si prefería república o monarquía. La soberanía del pueblo está secuestrada”, denuncia.

Aunque no todos los males de la España de hoy se deben a los errores de la transición, reconoce. “Otro tipo de transición hubiese abierto otro tipo de caminos. La derecha y el PSOE, los que fueron bendecidos desde Washington, querían hacerla con el menor ruido posible. Para mí era un error. Se tendría que haber constituido un Gobierno provisional sin signo político y haber dejado más tiempo para el asentamiento de los partidos políticos”, opina.

Una España federal

Armando reclama una Constitución republicana de carácter federal

Fruto de aquel pacto que fue la transición “poco abierta a la población” y con un rey “que llegó a España como el mesías instaurando la democracia e incluyendo a todas las fuerzas políticas” se tomaron decisiones que acarrean problemas en la actualidad. Para Armando López, finalista del premio Nadal en 1960 con la obra Caminando por las Hurdes, España debería configurarse como un estado federal plurinacional con una Constitución que recogiese “el derecho a la autodeterminación de los pueblos”.

No obstante, reconoce, Armando es partidario de la unidad de España porque la historia “demuestra que también podemos estar juntos y que ha habido ocasiones en la que hemos estado de acuerdo como en la defensa de la República” y porque todos los obreros del Estado español hablan el mismo idioma, el del socialismo.

“Independientemente de si hablamos en vasco, catalán, gallego o castellano, creo que hay un idioma que une a todos: el idioma del socialismo. El idioma de los que tienen que hacer un ajuste de cuentas con su burguesía. A lo mejor ahora es el momento de ese ajuste. ¿O es que cree Mas que los que acudieron a la manifestación el día de la Diada no habían salido a la calle contra sus recortes? En este país, los sufrimientos han venido de la derechización global que ha sufrido”, reflexiona.

La hora de buscar nuevas soluciones

Armando, de voz tranquila y grave, se exalta cuando enumera los males de la España de hoy y golpea la mesa con el puño.

“Hay cinco millones de personas que se levantan sin trabajo. Hay dos millones que no tienen absolutamente nada y que no saben donde enviar a sus hijos. Hay siete u ocho millones de jubilados perdiendo poder adquisitivo. Hay millones de científicos que no tienen que investigar porque no se invierte en I+D+i y cientos de miles de jóvenes sin trabajo tratados como mercancía. La corrupción se ha incrustado en los aparatos del Estado: ayuntamientos, diputaciones, autonomías, gobierno central y la casa del rey. Este país atraviesa un diluvio universal, pero de mierda”, relata.

"Los cambios se organizan. Hay que buscar un pacto sin los dos partidos dinásticos"

Es la hora, para Armando, de buscar nuevas soluciones, nuevos pactos. Pero aquí puntualiza: “Cuidado. Aquí hablamos muchas veces de hacer un pacto entre empresarios y sindicatos o entre fuerzas políticas. A veces, el pacto o el convenio, en determinadas circunstancias, significan la muerte de la democracia y tienen la misma duración que el tiempo que trascurre hasta que los patronos tienen la fuerza suficiente para romperlo”, analiza.

Por ello, Armando, promotor del manifiesto en apoyo a la huelga minera de 1962 que suscribieron 102 intelectuales, el pacto necesario quizá deba dejar fuera a los “partidos dinásticos”, es decir, el PSOE y al PP. “Son los Cánovas y Sagasta de la Restauración”, denuncia. El pacto que López Salinas reclama se parece más al Pacto de San Sebastián, el que suscribieron en 1930 la mayoría de partidos republicanos y en el que se sentaron las bases para un nuevo régimen: la Segunda República Española.

“Los cambios se organizan. Me parece que el papel que jugaron los intelectuales de la República hay que planteárselo. Una especie de Pacto de San Sebastián que siente las bases de algo nuevo. No puede ser que Rubalcaba hable de que se sienta republicano pero que defienda a Juan Carlos I. Parece una broma, siniestra, pero una broma. Hay que plantearse un pacto con las fuerzas sociales que están en las calles manifestándose y elaborar una Constitución de alcance republicano y carácter federal”, reclama.

El camino de la lucha

Muchas cosas de las que lee y ve a su alrededor le recuerdan a los años 30 cuando “había una canción que decía algo así como “paciencia obrero, paciencia” y la Iglesia contaba que el trabajador tenía el paraíso asegurado. “Yo era un niño por entonces y aunque no eres consciente de todo, te vas enterando”, puntualiza, para continuar advirtiendo de que la lucha de clases sigue abierta.

“Vivimos un proceso de concentración de las empresas, están desapareciendo bancos, y se van quedando menos, mientras los derechos sociales van desapareciendo.El ataque va más allá de la clase trabajadora. No planteo asaltar el palacio de invierno. Pero sí digo que hay que luchar y buscar aliados en este camino. La batalla la está ganando el capitalismo, pero no todos una pequeña parte de ellos”, añade.

La lucha de Armando la que lleva defendiendo se pelea en las calles, mediante la protesta social, en los círculos intelectuales mediante las ideas, en las instituciones y en el Congreso mediante la política. “La cultura debe disputar en el terreno ideológico las razones del capitalismo porque sino la derrota esta cantada”, añade Armando que que “si cinco millones de parados es una clara muestra de la derrota”.

“A la gente le digo que luche, que yo no puedo. Ayer, hoy y mañana la única manera de ganar derechos ha sido la calle. Incluso huelgas generales, aquí va a hacer falta mucho más para ganar el pulso.  Yo sé que la lucha no garantiza la victoria. Pero la batalla que no se gana es la que no se lucha”, concluye.

"La política no se hace sólo con buenas intenciones, ni sólo con palabra, ni sólo con urnas"

El conductor de Machado

Armando, que se desenvuelve como pez en el agua analizando la situación actual desde el prisma de la lucha de clases, asevera que no quiere señalar el marxismo como la solución, pero anticipa que nunca en la historia ninguna clase dominante ha cedido poder por su propia voluntad y señala la lucha como el camino.

“Yo, por decencia intelectual ya no hablo del marxismo como solución, pero tampoco condeno la violencia venga de donde venga. Para mí violencia es que la gente esté en los contenedores recogiendo basura, los desahucios de los bancos o las cargas de los antidisturbios que hemos visto estos días. ¿Qué se han creído que eso no es violencia? El mundo está construido a base de violencia. La política no se hace sólo con buenas intenciones, ni sólo con palabra, ni sólo con urnas. Porque lo que está ocurriendo en el mundo, en Libia, Siria, Kosovo… lo están haciendo los poderes fácticos, los poderes reales con armas y con violencia en la lucha que se libra.”, analiza. 

En este punto y como ha hecho en repetidas ocasiones a lo largo de la conversación, Armado, con mala memoria para las fechas pero no para los autores, las obras y las letras, recurre a Antonio Machado y recita de manera literal la última parte del escrito Los coches locos, incluido en la obra de 1915 Los complementarios en el que Machado arranca con una comparación entre conductores y políticos.

“Si el auriga sabe su oficio, sigamos con él y paguémosle puntualmente su salario. Si guía mal, habrá que despedirlo. Porque dentro de su coche vamos todos. Mas ¿qué haremos con un cochero loco o borracho que nos lleva a galope y alegremente al precipicio? Habrá que arrojarlo a la cuneta del camino, después de arrancarle por la fuerza las riendas de la mano. Revolución se llama a esta fulminante jubilación de cocheros borrachos. Palabra demasiado fuerte. No tan fuerte, sin embargo, como romperse el bautismo”, escribe Machado, recita Armando.

Fuente: Público.es

Rebelión en Europa contra el neoliberalismo.

 

Por Vicenç Navarro  (Catedrático de Políicas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra)

Según los datos de la Comisión Europea, la actividad económica en la Eurozona está descendiendo. Durante el periodo Abril-Junio descendió, como promedio, un 0,2%, y se espera que el informe de Octubre muestre una contracción incluso mayor de tal actividad. A estos datos debe añadirse la información proveída por el Banco Central Europeo, que señala que la actividad financiera también ha disminuido en la Eurozona, sin que se espere la reactivación de tal actividad en un futuro próximo. Mírese como se mire, pues, la situación económica y financiera va mal, en realidad, muy mal. Las cifras de desempleo en la Eurozona han alcanzado niveles sin precedentes, 18 millones de parados con un incremento anual de un millón durante estos años de crisis.

Es obvio que las políticas de austeridad –que se han estado promoviendo por la troika (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional)- no están reavivando la economía de la Eurozona. En realidad, todos los datos señalan que, al revés, la están hundiendo. Y a pesar de ello, la troika continúa insistiendo en que la solución pasa por todavía más austeridad y más recortes. En estos momentos, está exigiendo en Grecia que se recorten 11.500 millones de euros del presupuesto nacional. En España también se están exigiendo para 2013 añadir 13.000 millones de euros de recortes a los que han ocurrido durante cada año de la crisis. En Francia, con un gobierno socialista, presidido por el Sr. François Hollande, éste está planeando recortar 30.000 millones de euros de su presupuesto. Y la lista puede alargarse incluyendo más y más países de la Eurozona. Las políticas de recortes han sido el eje central de las intervenciones públicas en los países de la Eurozona.

Además de estos recortes, se están aplicando otras políticas de claro corte neoliberal, como el retraso de la edad de jubilación, la reducción de los beneficios sociales y laborales, el descenso del seguro de desempleo, la reducción de salarios, y una larga lista de intervenciones que están reduciendo el bienestar social de las clases populares, que constituyen la mayoría de la población en los países de la Eurozona.

Europa se rebela

Como era de esperar, tales clases populares de estos países se están rebelando frente a estas políticas, políticas que en su gran mayoría se están imponiendo a la ciudadanía sin que hubiera un mandato popular para ello, ya que tales medidas no estaban en el programa electoral de los partidos gobernantes. De ahí que la legitimidad de tales gobiernos y de las instituciones que gobiernan la Eurozona y la Unión Europea esté cada vez más cuestionada. La atracción de Europa, que era generalizada en los países del Sur de tal continente (la mayoría habían sufrido dictaduras fascistas o fascistoides durante muchos años), está desapareciendo muy rápidamente. Y la conveniencia del euro como moneda común también se está cuestionando. Varias encuestas han aparecido en los mayores medios de información europeos diciendo que un porcentaje cada año mayor, identifica el establecimiento del euro como responsable de su pérdida de capacidad adquisitiva.

La rebelión de las clases populares a estas políticas neoliberales impuestas por el establishment europeo está actualmente generalizada. En Portugal, acaba de realizarse una huelga general y hay manifestaciones de protesta día tras día. En Francia, este domingo hubo manifestaciones a lo largo de su territorio protestando por la propuesta del presidente Hollande de aprobar el Pacto Fiscal que obligará, en la práctica, a perpetuar las políticas de austeridad. En Grecia, las protestas laborales y sociales son también el pan de cada día, alcanzando cada vez más una orientación violenta que puede afectar la viabilidad de sus instituciones representativas. Un tanto parecido ocurre en España, donde la represión por parte del Estado, heredero, en parte, de la dictadura, es especialmente acentuado en contra de las numerosas manifestaciones que toman lugar a lo largo del territorio español. Y lo mismo está ocurriendo en Italia, donde los sindicatos están liderando una oposición cada vez más generalizada contra las imposiciones del gobierno Monti.

La respuesta del establishment que gobierna la Eurozona

Ni que decir tiene que esta agitación social está generando respuestas del establishment que gobierna la Eurozona. Una de ellas, son las medidas tomadas por el BCE de comprar bonos públicos (de corto periodo, no más de tres años) en el mercado primario, condicionado a que los países pidan un rescate del European Stability Mechanism (ESM), al cual se le ha dotado de 500.000 millones de euros para que compre deuda pública (a largo plazo, de 10 años) en el mercado secundario, sujeto todo ello a unas condiciones leoninas que implican todavía más recortes. Estas medidas de recortes y austeridad, forzando una bajada de los salarios, supondrán todavía un mayor endeudamiento, junto con una mayor austeridad, reforzándose así el ciclo vicioso entre endeudamiento, austeridad y declive de la actividad económica.

Lo que está pasando en España con el rescate bancario es un claro ejemplo de ello. Se proveen 100.000 millones de euros, que se prestan al Estado español (con lo cual el déficit y la deuda pública aumentan), con la condición de que se reduzca todavía más el gasto público, empeorando así, incluso más, la situación de la economía española.

¡Hay alternativas a los recortes!

Para cualquier persona que no esté obcecada con el dogma neoliberal es obvio que la solución a la crisis económica pasa por romper este círculo vicioso, que se inicia con un endeudamiento que quiere resolverse a base de políticas de austeridad que determinan un descenso de la actividad económica y de los ingresos al Estado, lo cual lleva a pedir prestado más dinero y a endeudarse. Este círculo vicioso es lo que está llevando la Eurozona al desastre.

Lo que tiene que hacerse es dejar de endeudarse, renegociando una deuda que ha beneficiado a la banca y a sus accionistas, pero a nadie más. No se puede avanzar con un sistema financiero que funciona para tan pocos a costa del sacrificio de tantos. La banca privada ya ha perdido su función social, que es la de proveer crédito. Si no ofrece crédito, no tiene lógica su existencia. El tamaño del sector financiero en una economía debe por lo tanto reducirse sustancialmente mediante toda una serie de medidas, que incluyen desde una carga impositiva mucho más elevada a la banca (sin afectar los ahorros del ciudadano normal y corriente), gravando principalmente a los grandes depósitos, las largas transacciones y las actividades especulativas. Otras medidas deberían incluir su nacionalización, con pleno intervencionismo del Estado para garantizar la disponibilidad de crédito razonable y accesible. No puede permitirse que la banca privada sea el aparato sanguíneo del cuerpo económico.

Por otra parte, los Estados deben dejar de depender tanto de los préstamos externos, observación que es especialmente relevante para los países llamados en la terminología anglosajona PIGS (o GIPSI si se incluye Italia). Cada uno de estos Estados (cuyos ingresos al Estado son excesivamente bajos) debe incrementar sustancialmente sus ingresos públicos. Si España tuviera la carga fiscal de Suecia, el Estado español ingresaría 200.000 millones de euros más al año. En Italia, según el Banco de Italia, la riqueza existente en el país, altamente concentrada (que podría y debería general fondos al Estado), representa 8.600.000 millones de euros, que es más de cuatro veces los 2.000.000 millones de euros de deuda pública que tiene su Estado. Si tal riqueza concentrada, como sugiere Tom Gill en su artículo “Europe is Revolting” (CounterPunch, Septiembre de 2012) se la gravara con un 2% de la riqueza poseída por el 50% más rico de los propietarios, se generarían 100.000 millones de euros más al año para las arcas del Estado.

Un tanto semejante en Portugal, donde el gobierno propuso recientemente unos recortes de 4.900 millones de euros (que tuvo que retirar debido a la oposición de la ciudadanía). Los sindicatos portugueses propusieron como alternativas un aumento del gravamen de un 0,25% en las transacciones bancarias (consiguiendo así 2.000 millones), de un 10% en las ganancias en la propiedad de los mayores accionistas del país (consiguiendo 1.700 millones de euros), un incremento del impuesto de sociedades para las empresas que facturan a partir de 1.2 millones de euros al año (1.200 millones de euros), y una disminución del fraude fiscal (1.200 millones de euros). Todas estas medidas afectarían sólo al 1% de la población: los súper ricos. Todas estas propuestas son altamente populares.

Otras propuestas también altamente populares es la reducción del gasto en las Fuerzas Armadas. Gran parte de tales fuerzas militares hacen funciones policiales y de represión interna, caso claro en España, donde se asigna a tales fuerzas armadas la garantía de “la unidad de España”, función que expresa el carácter  policial y de represión interna del país, defendiendo en la práctica un centralismo que inhibe la expresión de la riqueza de España que debería basarse en la expresión de su plurinacionalidad.  Ni que decir tiene que estas propuestas alternativas, populares a nivel de calle, son inmensamente impopulares en los establishments que gobiernan a los países de la Eurozona, que están imponiendo políticas opuestas, altamente impopulares. Hoy existen unas instituciones que no han sido elegidas por la población, que gobiernan e imponen lo que favorece a sus intereses particulares, a costa de los intereses generales. Las fuerzas auténticamente democráticas deberían coordinarse a nivel europeo, incluyendo una huelga general a nivel de toda la Eurozona para indicar que las clases populares están diciendo basta ya de esta dictadura financiera que está llevando a todos los países al desastre.

Fuente: Nuevatribuna.es

Nada que perder

 

Ninguna de las instituciones fundamentales de la democracia escapa de la crítica casi unánime de la ciudadanía.

Por Belén Barreiro.

La crisis económica ha desencadenado una crisis política e institucional. Ninguna de las instituciones fundamentales de la democracia escapa de la crítica casi unánime de la ciudadanía. Partidos, gobiernos, parlamentos y jefatura del Estado sufren una crisis de reputación sin precedentes. Sucede lo mismo con bancos y grandes corporaciones: las instituciones básicas de la economía de mercado tampoco se libran del rechazo de los ciudadanos. La recesión no solo está destruyendo la riqueza del país: está también aniquilando la confianza ciudadana en las instituciones políticas y económicas. Algunos políticos, banqueros y grandes empresarios son conscientes de la gravedad de la situación: sin complicidad ciudadana ningún proyecto, ni político ni económico, puede llegar a buen puerto. En algunas acciones puntuales se vislumbra un ápice de reacción. Sin embargo, no hay una respuesta conjunta y contundente que frene de inmediato la caída en picado de la reputación de las instituciones.

La recuperación de la credibilidad de las instituciones políticas y económicas exige emprender un ejercicio de empatía con la inmensa mayoría de los ciudadanos. Debemos entender qué les está sucediendo. La quiebra de la confianza institucional tiene tres causas: el empobrecimiento casi general de la población; el convencimiento de que los sacrificios no se han repartido con equidad; y la percepción de que en las decisiones sobre la crisis, la opinión de los ciudadanos ha contado demasiado poco.

La crisis ha producido cambios en el modo de vida de nueve de cada diez españoles, según los datos de El ObSERvatorio de MyWord para la Cadena SER. La crisis está provocando un cambio social de enorme envergadura, que nos devuelve a tiempos para muchos olvidados. Asumir el empobrecimiento para el que lo sufre es siempre difícil. Cuando implica renuncias a bienes materiales o servicios básicos lo es aún más. Pero los sacrificios se tornan indigeribles cuando no se producen con equidad. Un reparto más justo de los costes sociales de la crisis probablemente habría podido contener gran parte del rechazo ciudadano a las instituciones políticas y económicas. Cuando los resultados de la democracia son malos para la gran mayoría y además se perciben como injustos, los procedimientos en la toma de decisiones se colocan en el punto de mira. En esta crisis, la política económica se ha hecho sin tener en cuenta las preferencias ciudadanas. Obviamente, los gobiernos en democracia no tienen obligación de decidir a golpe de sondeos, pero cuando sus decisiones son cuestionadas por voces solventes y además producen un empobrecimiento generalizado, cierta permeabilidad con las demandas ciudadanas es imprescindible. Los ciudadanos no reclaman soluciones mágicas a la crisis, están pidiendo que los sacrificios, en España como dentro de cada institución, se repartan entre todos. Las instituciones, políticas y económicas, deberían darse por aludidas. Es la credibilidad de todas ellas lo que está en juego. Y ninguna debería olvidar uno de los lemas del 25-S: “Porque solo podemos ganar”. Cuando muchos no tienen nada que perder, la democracia y la propia economía de mercado peligran.

Fuente: El País

Anguita: "Es paradójico que se hable de rescate cuando estamos ante un secuestro"

4/10/2012 – 15:12

El excoordinador general de IU, Julio Anguita, ha dicho este jueves que "es paradójico que se hable de rescate cuando estamos ante un secuestro". A su juicio, "es un delito de alta traición que un gobernante acceda y se pliegue ante poderes extranjeros como el BCE".

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El excoordinador general de IU, Julio Anguita, ha dicho este jueves que "es paradójico que se hable de rescate cuando estamos ante un secuestro". A su juicio, "es un delito de alta traición que un gobernante acceda y se pliegue ante poderes extranjeros como el BCE".

En una entrevista en Cuatro recogida por Europa Press, el excoordinador general de IU ha asegurado que "la deuda no se puede pagar" y que "en el hipotético caso de que se pagara tendríamos un país totalmente acabado".
También, ha afirmado que "si confiamos en los Gobiernos que salen de las urnas estamos perdidos", y ha recalcado que "ha llegado el momento de que el pueblo español asuma el protagonismo".

A su parecer, "el problema está en Mastrich, en la moneda única y en el sistema de estabilidad financiero que se ha impuesto por encima de los Gobiernos". Además ha apostillado que "el pueblo español y la soberanía nacional es papel mojado" y que los gobiernos son solo "dominguillos que obedecen lo que dice el BCE". Por eso cree que entrar en el euro fue un "error mayúsculo"

"Están negando la libertad y también el que haya elecciones, ¿Para qué vamos a elegir a ningún presidente cuando este es un dominguillo en manos de esos poderes?" se ha preguntado Anguita.

Asimismo, ha criticado que "la Constitución española sea el documento más ultrajado, más pisoteado y menos cumplido" y ha asegurado que "si los poderes públicos tratan así la ley de leyes, en el país no existe el sentido de Estado de Derecho".

También, el exdirigente comunista ha pedido que deje de decirse que los "políticos son corruptos" y que se hable "de los que trasgreden la ley y de los que roban", porque "por supuesto que hay políticos corruptos y pero también en la banca y en las empresas", ha explicado.

Para finalizar ha dicho que "el discurso del sacrificio cae solo en los pobres porque el PP y el PSOE han pactado una enmienda a la Constitución por la cual el pago de la deuda es preferente" y ha planteado dos opciones "o morir dulcemente yendo al matadero como borregos o plantar cara".

Miembros del 15M preparan un thriller político inspirado en la crisis

L.A.

No hay muros ni barrotes pero ambos personajes se encuentran en una cárcel. Uno es preso, el otro carcelero y en medio del caos y la amenaza de derrumbe, se dedican a destripar el origen y las causas de esta crisis.

El argumento es el de un cortometraje titulado Bastille que está a punto de ver la luz y que a modo de thriller político se presenta como una metáfora de la situación actual: “El título no está elegido porque sí” asegura Kike Castelló, productor ejecutivo y miembro de Democracia Real Ya. “La toma de La Bastille se convierte, también ahora, en un símbolo que puede significar el inicio de algo… sólo falta saber de qué”.


El compromiso del cortometraje con los conflictos actuales no es fortuito. Todo el equipo técnico de  la película está inserto en los movimientos sociales que han surgido a raíz del 15M. “Hemos participado haciendo lo que mejor se nos da”, comenta Castelló, “nuestros son algunos de los vídeos que se han usado para movilizar a la gente en las manifestaciones multitudinarias del 12M15M”.
El reparto, en el que han participado más de 30 figurantes, todos ellos del 15M, lo componen Antonio Esquivias, Ramiro del Pozo o Daniel Peña, “tres enormes actores que (no es porque yo lo diga) están impresionantes” asegura Castelló.
El proyecto, costeado a través de la plataforma de crowfunding Verkami, está muy cerca de alcanzar los 1.300 euros necesarios para salir adelante. De momento han participado 34 mecenas con una aportación de alrededor de 30 euros.

“Si se diera la circunstancia de que sobrepasáramos esa cantidad, se considerará beneficio”, afirman, “tratándose de un proyecto totalmente 15M la transparencia es fundamental, por lo que iremos publicando la relación de gastos y de beneficios y cómo usamos el dinero obtenido”.

Una vez que se concluya la cinta a finales de este octubre, el film se estrenará inmediatamente en internet, y su difusión será libre y gratuíta, “no en vano estamos muy comprometidos con la cultura libre”, afirma Castelló.
Aún así, y en el caso de que el proyecto obtenga el reconocimiento de festivales de
cine, premios, etc, los beneficios irán destinados, “como no podía ser de otra manera”, a proyectos sociales surgidos en el 15M, tales como La Plataforma de Afectados por la Hipoteca, TomaLaTele, Soy Pública o Yo sí Sanidad Universal

http://vimeo.com/49325044

Fuente: La Información

El ministerio de la Mato, Mata

Por Mª Ángeles Sierra.

Artículo 49 de la constitución.

Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.

En su Artículo 1. 4. Sobre Modificación de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, El Real Decreto 16/2012, de 20 de abril,  se reconoce que:

“A los efectos de lo establecido en el presente artículo, tendrán la condición de beneficiarios de un asegurado, siempre que residan en España, el cónyuge o persona con análoga relación de afectividad, que deberá acreditar la inscripción oficial correspondiente, el ex cónyuge a cargo del asegurado, así como los descendientes a cargo del mismo que sean menores de 26 años o que tengan una discapacidad en grado igual o superior al 65%.”

Lo que viene a significar que la prestación sanitaria y médico farmacéutica reconocida a través del artículo 12 la Lismi y posteriormente desarrollada que venía a otorgar ese mismo derecho a toda persona mayor de edad con discapacidad en grado igual o superior al 33%, ha sido cepillada , de rondón y por la puerta de atrás, con el beneplácito de la minoría silenciosa, pero eso sí representativa y a dedo del Sr Mariano Rajoy , de estructuras como el CERMI y sus componentes o el propio Consejo Nacional de la Discapacidad y sus respectivos consejos autonómicos y municipales.

Ya por 1999, no tenemos datos más actuales porque el estudio de la población de personas con discapacidad, solo interesa cuando por ello se mueven prebendas, determinaba que en España habría 3.528.221 personas con discapacidad. Lo que significa que esos 3.528.221, estaban absolutamente acogidos por el sistema de salud. Al introducir esta barbaridad, la realidad con la que nos encontraremos no será otra que aquellos que superados los 26 años, no alcancen el 65% de grado de discapacidad se quedarán sin cobertura médico-farmacéutica.

Basta para que nos hagamos una idea con decir que de 1.771.636 personas valoradas en 2000 por los centros base del IMSERSO, 216.205 no alcanzaban el grado de minusvalía y 744.831 estaban por debajo de ese 65% requerido*

Si a esto sumamos que en 2008 según nos dice el INE en 1010: − El 66,5% de las personas en edad de trabajar con discapacidad legalmente reconocida, eran inactivos, podemos seguir haciéndonos idea de otra de las grandes barbaridades, inconstitucional, dicho sea de paso, a la que acabará sometiendo a la población más vulnerable el Ministerio de Ana Mato.

Pero a esta cruda realidad hay que sumarle, que esa tan cacareada igualdad de oportunidades con la que se llenan la boca se verá diezmada en lo que se refiere a prestaciones ortoprotésicas que si ya antes eran difíciles de alcanzar nos pondrá ahora en una situación no muy superior a la tercermundista.

Solo me queda decir que cuando escribo esto, intentando informar siendo breve y no aburrida, me embarga el asco, la decepción, la desesperación y una rabia contenida, porque no nos merecemos este sistema tan mezquino, injusto, insolidario hipócrita y nocivo que tenemos.

¡Que se vayan!

CGT CONDENA LA REPRESIÓN CONTRA LOS DERECHOS Y LIBERTADES DE LAS PERSONAS

24 de septiembre de 2012

COMUNICADO

La Confederación General del Trabajo (CGT) denuncia la campaña de hostigamiento, criminalización y amedrentamiento realizada hacia la población desde la Delegación del Gobierno de Madrid, que junto con el Ministerio del Interior pretende deslegitimar el movimiento de protesta utilizando métodos dictatoriales y represivos contra las personas que sólo desean ejercer sus derechos de manera pacífica y democrática.

Durante el presente mes de septiembre se han producido condenables intervenciones policiales contra los derechos de manifestación y reunión. La policía detiene a varias personas por desplegar una pancarta, durante la manifestación del pasado 15 de septiembre, donde se leía "25S Ocupa el Congreso".

La policía interrumpe el pasado 16 de septiembre el pacífico desarrollo de una asamblea, sobre el evento "Rodea el Congreso" en el parque del Retiro, para identificar a más de 40 personas que asistían a la misma.

Tres días más tarde, la policía desaloja el Centro Social Casablanca, se produce la detención de una persona y son tapiados todos sus accesos. El espacio que albergaba abundante documentación audiovisual del 15M era lugar de reunión habitual del movimiento social madrileño, en el mismo se habían celebrado varias reuniones relacionadas con el evento del 25S.

El pasado domingo, 23 de septiembre, se volvieron a repetir los acosos del poder político que se concretaron en que la policía obligó a identificarse a unas 30 personas que se encontraban hablando en el parque del Retiro sobre asuntos de política, con el argumento policial de que “hay diligencias abiertas en la Audiencia Nacional”.

Pero lo más grave se produjo hace escasos días cuando el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, citó a declarar el próximo día 4 de octubre a ocho personas, de las decenas que fueron identificadas en la asamblea del parque del Retiro, a las que imputa inicialmente la comisión de un delito contra Altos Organismos de la Nación por promover una manifestación ante el Congreso. En la citación judicial, se les imputa como responsables del delito tipificado en el artículo 494 del Código Penal, que estable pena de prisión de seis meses a un año o multa de doce a veinticuatro meses "los que promuevan, dirijan o presidan manifestaciones u otra clase de reuniones" ante el Congreso, cuando este esté reunido, "alterando su normal funcionamiento".

A la involución de los derechos laborales y económicos, que se ha produciendo en los últimos años en el país, se suma ahora el ataque a los derechos civiles relacionados con la libertad. Junto al aumento de la violencia policial, cargas, redadas, identificaciones, denuncias,… como método para acallar la justa y pacífica protesta social, el Gobierno anuncia la reforma del Código Penal para incluir nuevos delitos, y graves penas, para quienes ejerzan la desobediencia civil, en cambio no tiene nada previsto contra la corrupción, el cohecho y demás delitos de guante blanco.

CGT recuerda que más de dos centenares de personas fueron detenidas por presuntos hechos relacionados con la pasada huelga general del 29 de marzo, que varias de ellas pasaron varias semanas en prisión provisional y que en la actualidad se encuentran a la espera de juicio con graves imputaciones.

La Confederación General del Trabajo exige la retirada de todos los cargos contra sindicalistas y activistas sociales y llama a la defensa y protección de los derechos y libertades de las personas, entre los que se encuentra el derecho de la ciudadanía a expresar la crítica y la protesta pacífica en la calle y recuerda a las personas trabajadoras y demás sectores populares que su mejor defensa es el ejercicio y práctica cotidiana de los mismos.

SECRETARIADO PERMANENTE DEL COMITÉ CONFEDERAL DE LA CGT

De crisis económica a crisis política de legitimidad.

Presentación del libro ‘Combates de nuestro tiempo’, de Julio Anguita.

Anguita incide en que “estamos pasando de una crisis económica a una crisis política, de legitimidad”

Por SEILA SÁNCHEZ

Presentado por Marga Sanz, coordinadora general de EUPV, contó con la colaboración de Alberto Garzón, diputado de IU y la intervención del autor del libro, Julio Anguita.


Anguita incide en que “estamos pasando de una crisis económica a una crisis política, de legitimidad”. Esto se debe a las promesas incumplidas por parte de ciertos partidos políticos que acaba afectando a todos injustamente por igual. Incide en la necesidad de reclamar las ideologías, apoyándose en la historia como instrumento revolucionario. Por ello, hay que señalar que “la historia siempre es igual, pero también es distinta”, y para entenderlo “o se estudia o no se cambia nada”.

Durante el acto y para zanjar el debate al que le han llevado interesadamente ciertos medios, Anguita asegura “yo nací en la política de la mano de este partido y creo que me iré de este mundo de mano de este partido”. Pero incide en que no se fía de una persona por un carné, sino por cómo actúa la persona que lo lleva.

También tiene unas palabras para el 15-M, donde afirma que “fue la aparición de una estrella, que no creo que fuera fugaz. Fue una llamada a la conciencia”. Pero para que ello tenga efecto, hay que concienciar. Los militantes de los partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales son personas concienciadas y movilizadas, por ello, “vivimos dos realidades: la realidad de lo que somos y la realidad de lo que aparentan nuestras siglas”, en relación a la sobrerrepresentación de banderas en las manifestaciones con respecto al número real de comprometidos con las mismas.

Aclara que cuando un ciudadano habla con él e insulta a un político buscando su complicidad, “ese ciudadano es la antesala del fascismo”. Incide en la necesidad de concienciar a la gente y desmontar ese peligroso discurso, ya que el reto es conseguir que ésta salga de casa y se movilice. El PCE y demás partidos de izquierdas, a su entender, no están para hacer la revolución. Pone como ejemplo a Cuba y Rusia cuando asevera que “la revolución no la hizo el Partido, sino los trabajadores. Ahora, el Partido estaba entre ellos, informando”. Observa que “el Partido es esto: crear las posibilidades para que la gente se desenvuelva”.

Al final de la intervención y en la ronda de preguntas a una advertencia del público sobre el peligro de utilizar frases como ‘los de arriba frente a los de abajo’, Anguita comenta que “sabemos que hay izquierda y derecha, pero no tenemos por qué tenerla en la boca todo el día”. Insiste en que “hay que ser astutos como serpientes” ante los medios de comunicación, ya que éstos son actualmente “nuestro Dios”. Por ello, resalta la necesidad de utilizar el lenguaje de otra manera. Convencer, seducir.

Fuente: Mundo Obrero.es

El dolor está servido.

 

Por Mª Ángeles Sierra.

 

"No veo reflexión ni lucha. En el fondo, todos piensan lo mismo. El pueblo español aprenderá con dolor a dejar de creer que existen diferencias entre los políticos. […] O la ciudadanía se echa a la calle o no hay nada que hacer, porque no hay solución a la crisis dentro de la política actual".
(Julio Anguita)

Reflexionar consiste en pensar atenta y detenidamente sobre algo. Lucha, según una de sus acepciones en el diccionario de la RAE se define como el esfuerzo que se hace para resistir a una fuerza hostil o a una tentación, para subsistir o para alcanzar algún objetivo.

El acto de reflexionar, ya implica en si mismo el acto de luchar en tanto en cuanto al esfuerzo intelectual que ha de hacerse para resistir a una fuerza hostil o a una tentación y ese y no otro, tal vez debería de ser nuestro punto de partida.

Nuestra realidad social, política y económica es la que es, tan terrible como es y posiblemente más si fuéramos conocedores en profundidad de la historia y los desencadenantes que nos han llevado a esa realidad. Pese a que no somos conocedores ni disponemos todos de las mismas herramientas intelectuales y técnicas para llegar a comprender en profundidad, podemos como pueblo soberano transformarla, pero no sin antes haber dado de forma previa individual ese salto colectivo de profundizar en esa lucha de la reflexión.

Los representantes de los poderes públicos de nuestra sociedad, dimanan de la sociedad en si misma, luego no son más que el espejo de la sociedad en el que esta se refleja y de la que cada uno de nosotros somos parte. Si queremos cambiar la imagen que se refleja en ese espejo indefectiblemente habremos de cambiar nuestra forma y nuestra posición para que aparezcamos reflejados de otra manera, dentro del mismo.

Comparto plenamente la observación de Julio Anguita de que no hay solución a la crisis dentro de la política actual y mucho menos aun, cuando en un acto de irreflexión como colectividad estamos siendo su soporte y sustentación. Creo que por desgracia, la inmensa mayoría de nosotros, ciudadanos y ciudadanas estamos siendo víctimas de nuestro propio engaño y con ello estamos permitiendo, consintiendo e incluso propiciando cuanto nos está ocurriendo.

La realidad no es otra muy diferente de que el país entero está secuestrado por un poder totalitarista, capitalista y financiero sabedor de que no tiene rivales políticos capaces de enfrentarse a ellos, entre otras razones porque ya se procuró de alimentar a esa previsiblemente parte crítica, a la par que pantomímica que admitámoslo o no, sustentamos de forma directa o indirecta,  la mayoría de nosotros. Mientras el PSOE, IU, UGT o CCOO como máximas fuerzas políticas y sindicales, sustentadas por el consentimiento y la subjetiva pasión, desde mi punto de vista absolutamente equivocada de sus militancias, continúen siendo legítimos representantes mayoritarios de la fuerza social, la misma que nosotros les hemos de forma directa e indirecta otorgado, manteniendo con ello el actual juego de la perversión política de la dominación de los poderes establecidos ante los ciudadanos como si la suma de éstos no fuera el poder del Estado en si mismo, difícilmente encontraremos vías de solución.

Esto no deberíamos verlo como una cuestión del PSOE, en solitario o aliado contra el PP, a su vez aliado o no con otros partidos útiles en el espectro político o de CCOO y UGT, siempre agarradas de la mano para con ello demostrarnos que la mayoría social les pertenece, mientras titubean al unísono, al tiempo que con esta medida discriminan y obstaculizan el verdadero sentir de sus propias bases, reflejado perfectamente en la lucha oculta y silenciada de otros partidos y sindicatos mucho menos representativos en número de asociados, lo que no significa que no sean por otra parte el reflejo mayoritario del pensamiento del pueblo.

Prueba de ello bien podría ser el hecho de que cada vez que PSOE, UGT y CCOO convocan algún tipo de manifestación, el seguimiento, al que se suman esas fuerzas apartadas, tanto sectoriales como sindicales y políticas, es masivo. Siempre que las reivindicaciones sean las nuestras, soy partidaria de que todos unidos hemos de salir a la calle, pero no para que una y otra vez caigamos en la torpeza de nuestra propia trampa, dejándonos convertir en meros actores secundarios dentro de un escenario en el que posteriormente no se va a luchar por nada, que no sea si acaso el mantener y seguir sosteniendo un juego político perverso y asquerosamente manido, por lo que al final estamos delegando y malgastando nuestras fuerzas, las pocas que ya nos quedan, en el sentido contrario, una y otra vez.

Soy de la opinión, de que difícilmente llegaremos a algún sitio, si antes de enfrentarnos a ese capitalismo voraz y pervertido, no somos capaces de despojarnos de esa izquierda postiza y también pervertida, alidada con la que se sustenta y sustentamos a nuestro gran enemigo.

Echarnos a la calle, sí, pero después de la reflexión, después de la aceptación, con estrategia y objetivos y siempre con honestidad y desprovistos de nuestro propio secuestro emocional a la hora de emprender el camino.

Se me hace duro pensarlo, pero el dolor que aun nos espera, como se anuncia en la cita de Anguita que utilice como entrada para llevarme  a esta reflexión, está servido.

DERECHO A DESOBEDECER

 

Juan Torres López
Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla

El pueblo español y otros europeos hemos comenzado a vivir bajo una tiranía.

Las autoridades imponen políticas que provocan daños económicos, físicos y morales a la mayoría de la población. Reducen los ingresos y aumenta la pobreza y la exclusión (solo entre 2009 y 2010 aumentó en 1,1 millones el número de personas pobres en España). Disminuyen la financiación de los servicios públicos básicos, lo que hace que aumente la mortalidad, las enfermedades y todo tipo de daños psicológicos y personales (la tasa de mortalidad ha aumentado un 20% en Portugal desde que empezaron a adoptarse las políticas de ajuste y la esperanza de vida ha bajado por primera vez en España). Recortan los derechos de los más desfavorecidos al mismo tiempo que aumentan los privilegios de quienes gozan de más renta y riqueza (la desigualdad aumentará en España un 9% en 2012 como consecuencia de los recientes ajustes fiscales del PP).

Además, imponen estas medidas recurriendo a todo tipo de mentiras.

Dicen que las toman para mejorar la economía pero esta está peor que antes de tomarlas. Nuestra prima de riesgo esta más de 400 puntos por encima de la que había en mayo de 2010 cuando empezaron los recortes que Zapatero y luego Rajoy dijeron que había que tomar para que bajase.

Dicen que las reformas del mercado laboral son para crear empleo y lo que sucede es que la tasa de paro está cinco puntos más alta que antes de aprobarse.

Dicen que hay que reducir el gasto social para disminuir la deuda y resulta que ahora está casi 17 puntos más arriba en porcentaje sobre el PIB que hace dos años porque lo que ocurre, lógicamente, es que con menos gasto público se generan también menos ingresos en todas las actividades.

Dicen que hay que reducir el gasto en personal público porque no hay dinero pero privatizan servicios a base de contratos a favor de empresas privadas que son más caros que el personal que ahorran. Así ha pasado, entre otros muchos casos, con la privatización del servicio de expedición de vidas laborales de la Seguridad Social pagando 4,7 millones de euros a una empresa privada.

Dicen que no hay dinero pero se sacan de la manga cuando les conviene miles de millones para salvar a los banqueros corruptos, conceden amnistías fiscales, desmantelan la lucha contra el fraude fiscal y renuncian a obtener los ingresos que podría proporcionar combatirlo de frente y eficazmente. Solo en pago de deuda ilegítima que deberíamos repudiar nos hemos gastado en 2008, 2009 y 2010 algo más de 122.800 millones de euros.

Dicen que todas esas medidas son imprescindibles para salir de la crisis pero la realidad indiscutible es que no hay ninguna experiencia en el mundo de algún país que haya salido de una parecida adoptando este tipo de políticas. Al revés, le han hecho frente mejor quienes hacen lo contrario.

Y entre tanta estafa y falsedad, nuestras instituciones han quedado viejas y resultan inútiles. Ni el PP ni el PSOE son capaces de aportar soluciones a la situación ni de enfrenarse con inteligencia, valentía y dignidad a las imposiciones de los poderes financieros. Pero no tienen inconveniente en repartirse cerca de 25 millones de euros en subvenciones solo para el primer trimestre de 2012, según acaba de publicar el Boletín Oficial del Estado.

El Presidente del Gobierno ha reconocido ante el Pleno del Congreso de los Diputados que en España no tenemos libertad, y ninguna institución, ningún juez, ningún fiscal, ningún partido pide cuentas por reconocer que la voluntad del pueblo ha sido secuestrada.

El Rey, cuya función constitucional es la de arbitrar con equidistancia, toma partido y gobierna a favor de la oligarquía que se beneficia de estas políticas y de los recortes con los que está en desacuerdo el 70% de la población española.

La Constitución es un papel mojado porque no garantiza el ejercicio de derechos básicos, ni la soberanía nacional, ni el libre albedrío de todos sus ciudadanos, ni la defensa de nuestro patrimonio ni la de los intereses económicos de la Nación española, ni, por supuesto, la libertad que Rajoy reconoce sin inmutarse que nos han robado.

Y en Europa se asienta el cerebro del Tirano: no hay manera democrática de hacer frente a las imposiciones de la banca, cuyos antiguos directivos han tomado al asalto las grandes instituciones, y donde sus autoridades incluso comienzan a declararse, como en el Estatuto del Mecanismo Europeo de Estabilidad, inmunes e inviolables (artículo 35.1) decidan lo que decidan y hagan lo que hagan.

Los españoles no tenemos por qué aceptar la traición de nuestros gobernantes y la imposición de políticas injustas y basadas en mentiras, que solo benefician a las minorías privilegiadas, ya salgan de La Moncloa, de Bruselas o del mismo infierno. “Cuando el gobierno viola los derechos de los ciudadanos la insurrección es para el pueblo, y para cada porción del pueblo, el más sagrado de sus derechos y el más indispensable de sus deberes”, tal y como decía el artículo 35 de la Declaración de los Derechos del Hombre de 1793, porque, como también afirma la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su Preámbulo, el pueblo tiene el “supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.

Si los pueblos no hubieran ejercido estos derechos, si no hubieran desobedecido leyes injustas como las que se imponen ahora, si en lugar de ello hubieran obedecido “con responsabilidad”, como pide la Secretaria General del PP, todavía habría esclavitud, todavía los negros serían considerados seres de rango inferior, y las mujeres ni podrían votar ni tomar decisión alguna sin el permiso de sus padres o maridos.

¡Ya está bien de obedecer a los tiranos que gobiernan contra el pueblo! Hay que reclamar sin miedo elecciones generales para acabar con la estafa electoral protagonizada por el PP y con la ineficacia y corrupción de los partidos instalados en el sistema nacido de la transición, hay que abrir paso a una nueva Constitución que salvaguarde de verdad nuestra soberanía nacional y el ejercicio de los derechos básicos, que combata la corrupción como a un cáncer maligno, que obligue a respetar los principio de equidad y justicia fiscal, que proporcione nuevos medios de participación social y ciudadana… que no permita nunca más la vergüenza de estar gobernados por un presidente al que le dé igual que hayamos perdido la libertad.

Quienes nos imponen estas políticas cuentan ya con un determinado grado de respuesta y rechazo social (“pueden hacer mil marchas, mil huelgas, nada cambiará”, decía Menem en julio de 1997 en la Argentina que sufría entonces lo mismo que ahora los pueblos europeos). Por eso no basta con respuestas aisladas y desunidas. Hay que reaccionar frente al tirano con el único medio al que nunca podrán vencer: la máxima unidad ciudadana, la desobediencia civil y el sabotaje pacífico, siempre pacífico, y democrático de sus normas e imposiciones. Sin miedo y con esperanza, porque Gandhi lo dijo bien claro: “Siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre”.

Fuente: Dominio Público.

¿Qué hemos hecho los españoles para merecer esto?

Menos dinero para la depedencia y las víctimas de violencia de género

Los Presupuestos Generales del Estado contemplan un recorte del 15,7% en los fondos para política de servicios sociales. Las partidas que más se reducen son las destinadas a Inmigración (54,8%), Familia e Infancia (42,6%), Mayores (38,6%), Emigrantes (23,1%) y violencia de género (21,3%).

Según el proyecto presentado en el Congreso de los Diputados, estos fondos se gestionan en tres bloques: Promoción Social, Gestión de Servicios Sociales y Acción Social, que recibirá la mayor partida, 2.010,19 millones de euros, porque engloba los servicios sociales para la tercera edad, discapacitados, migrantes, drogadicción, infancia y familia.

Dependencia: 91 millones menos

La partida para la Ley de Dependencia será finalmente de 1.407 millones, lo que significa una reducción de 91 millones con respecto a lo presupuestado el año anterior, un 13,7%.

En concreto, del total previsto para la atención a la Dependencia, unos 1.287 millones de euros corresponden a la financiación del mínimo garantizado por el Estado (cuantía mensual que el Gobierno transfiere a las CCAA por cada persona dependiente). El Gobierno destaca que es muy significativa y sube un 18,6%, unos 202 millones.

Sin embargo, se metido la ‘tijera’ en las dotaciones para el nivel convenido de dependencia con las comunidades autónomas -una partida de carácter básico establecida al margen del número de dependientes realmente atendidos en cada región-. Se han suprimido los 283 millones.

La dotación global para la política de servicios sociales asciende a 2.119 millones de euros lo que supone una disminución del 15,7% respecto al anterior ejercicio.

El bloque de Acción Social abarca también, el programa de envejecimiento activo del IMSERSO, dotado con 124,34 millones de euros; el de prestaciones económicas y de accesibilidad universal para personas con discapacidad (74,55 millones) y la red básica de servicios sociales (centros de servicios sociales, albergues y centros de acogida), que suma 49,29 millones. Asimismo, recoge las iniciativas de atención a la infancia y a las familias, que cuentan con 5,36 millones, un 42,6% menos que en 2001.

En el presupuesto de Acción Social se incluyen los 89,7 millones para el programa de acciones en favor de los emigrantes y españoles retornados, con un crédito de 70,62 millones de euros para las ‘prestaciones por razón de necesidad’ y 9,35 millones de euros para las pensiones de los ‘Niños de la Guerra’. En total, estas partidas se han reducido un 23,1% respecto del año pasado.

Integración de inmigrantes

En cuanto a los inmigrantes, se suspende el Fondo para la Acogida, Integración y Refuerzo Educativo de los Inmigrantes, que llegó a contar con 200 millones de euros de presupuesto y que tras quedarse reducido a 67 millones en 2011 pierde ahora toda su dotación.

Por otro lado, el Gobierno ha previsto 77,48 millones de euros para el bloque de Promoción Social, con los que se financiarán los programas de juventud, que contarán con 28,6 millones de euros (un 9,4% menos que el año pasado, cuando contaban con 31,5 millones) y los de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, cuya partida se queda en 24,97 millones de euros tras una reducción del 19,9%.

Asimismo, incluye la financiación de las acciones de prevención integral de la violencia de género, que tienen asignados este año 23,91 millones de euros, lo que, según el Gobierno, supone unareducción del 21,3% respecto del año pasado, cuando fueron 30,3 millones de euros presupuestados.

No obstante, en el año 2011 sólo la Delegación Especial del Gobierno contra la Violencia de Género contó con un presupuesto superior a los 30,3 millones de euros, y, según las cifras del entones vigente Ministerio de Igualdad, los fondos globales de toda la Administración General del Estado para la lucha contra esta lacra ascendían a 384 millones de euros.

Fuente: El Mundo

Hacia la vida política del futuro

 

La interacción en redes sociales y el final de "la cultura de la Transición" cambian las formas de hacer política
El esquema que llega no solo desborda a los partidos sino también a las organizaciones y movimientos sociales
El individuo libre, creativo y sin compromiso de militancia pesa más que lo colectivo
03.11.2011 · Por Juan Luis Sánchez


Que hay vida política más allá de los partidos no es algo nuevo. Decir lo contrario sería negar la existencia de
los lobbies empresariales, de la incidencia política de las ONG, del asociacionismo o de proyectos pequeños en la periferia del sistema. Y sin embargo se extiende la sensación de que una realidad nueva se abre paso, un escenario del que el 15M no parece ser causa sino una consecuencia, un prototipo, un catalizador. El nuevo esquema de la vida política se está dibujando y puede que lo que salga no tenga nada que ver con lo que heredamos desde hace siglos.

“Hasta ahora la politica ha estado formada por voces organizadas y colectivas”, nos dice Carolina, una de las impulsoras de la movilización global del 15 de Octubre que reunió a cientos de miles de personas en todo el mundo. Sin embargo, ella es de las que percibe que se abre camino “el pensamiento crítico individual” en un esquema político en red, donde la fuerza de lo personal está por encima de lo colectivo, “y luego todo se vierte” en lo común, se comparte, se retroalimenta. Donde la militancia no es un valor y la lealtad tampoco.

Puerta del Sol, 15 de mayo de 2011. (Juan Luis Sánchez)

Despejemos la mente por un momento de la etiqueta ‘15M’. No estamos hablando (solo) del mayo de 2011. Podemos encontrar los primeros rasgos incipientes de este fenómeno en los días posteriores al 11-M de 2004, en el “pásalo” como primer ‘retuit’; ahí comienza a extenderse el discurso sobre “el poder de las redes” y de la formación de comunidades que trascienden lo geográfico.

Más recientemente, las protestas contra la Ley Sinde demuestran la capacidad de determinados líderes de opinión, operando en sus espacios de expresión personales y sin representar a nadie más que a sí mismos, de arrastrar a otros miembros de su comunidad y, en efecto dominó, llegar a incendiar la red contra un proyecto político concreto. Esa minoría, no estructurada pero influyente, consigue impactar en la vida política mediática y a día de hoy casi ningún partido se presenta a las elecciones sin dedicar unas líneas en su programa electoral al debate sobre la propiedad intelectual.

Un ejemplo más: el ataque institucional y empresarial contra Wikileaks, que provoca la reacción de miles de usuarios con conocimientos muy específicos de tecnología, generando contenido y activismo en favor del proyecto de Julian Assange. Y podríamos seguir con lo que ha sucedido este año en el Norte de África y Oriente Medio.

Mapa conceptual del 15M (unalineasobreelmar.net). Esquema de un modelo descentralizado. Click para ampliar.

En todos estos casos, la influencia y riqueza política de la red ha ido muy por delante de la acción de los partidos. Son “los primeros experimentos de la organización vírica global del siglo XXI“. Eso nos dicen desde el colectivo @isaachacksimov, que impulsan el activismo tecnológico desde hace 10 años. En Democracia Real Ya nos decían hace poco que están naciendo “los movimientos ciudadanos de presión”, una “categoría social nueva, igual que se crearon en su momento los partidos políticos o los sindicatos”. La palabra ‘los’ va en negrita porque igual que son estos podrían ser otros, opuestos ideológicamente o con fines muy diferentes. Lo que está por desarrollarse es la fórmula de la actividad sociopolítica del futuro. Si Internet no es solo una herramienta sino que cambia la forma en la que consumimos, nos comunicamos, ligamos, leemos o hacemos amigos, por qué la política se iba a poder resistir.

“Los miembros cambian, se suman o desconectan temporalmente” de las causas y “no tienen por qué estar de acuerdo con todo”, explica @isaachacksimov sobre esta forma de organizarse, que de alguna manera se parece al trabajo de las comunidades de desarrolladores informáticos de software libre. “Se funciona de manera asíncrona: cada uno se conecta cuando puede, a la hora que puede, y aporta lo que puede” al proyecto común.

En la asamblea y en el ordenador. (J.L.S.)

En esa línea, el abogado Javier de la Cueva, uno de los usuarios de Twitter más influyentes de las primeras horas del 15M, dijo al principio de las movilizaciones: “Hemos llegado hasta aquí cada uno por separado. Se puede por separado llegar a mucho más”. O dicho, poco después, con más sorna: “el pueblo distribuido, jamás será vencido”. El abogado Josep Jover definía el 15M hace unos días como “la primera revolución que se hace por gente de ciencias y no de letras”.

“La mejor forma de expresarse como individuos está en Internet y las redes sociales”, insiste Carolina. “Te presentas como persona que se agrega a cosas que están pasando. Te permite ser propositivo y no estar siempre a la contra, que mi pensamiento no es solo soltar exabruptos ni ser anti-cosas”, explica. Y ahí están las herramientas: Twitter, Facebook, miles de listas de correo y plataformas desarrolladas por la propia comunidad, según sus necesidades, como la cartografía que ha recopilado el arquitecto Pablo de Soto.

Lista de correo donde debate el grupo de Economía de Sol

De esta dinámica nace el debate, la opinión y la presión ciudadana. Esa sería la nueva forma de influir sobre las decisiones, participando en política desde fuera hacia adentro y en comunidades – como ocurre en la tradición anglosajona, por ejemplo – pero con la potencia y la riqueza de la conexión en red.

Por eso dice Carolina que “el concepto de militancia” actual es “muy excluyente, con códigos muy marcados, donde se ve perfectamente quién tiene el peso. Es normal que la gente piense que no pinta nada y se vaya”. Esta crítica, que generalmente se hace sobre las estructuras orgánicas de los partidos políticos, Carolina la hace extensiva a los movimientos sociales y al formato de las asamblea: “El asamblearismo significa una falsa horizontalidad, es burocracia”, dice. “Yo creo que las cosas deben ser más intuitivas y fluidas”.

La política en red no solo viene a desbordar las estructuras de las organizaciones más establecidas sino también las de los ambientes más críticos. “Si miras ahora mismo en la red, hay cientos, miles de personas hablando con sus amigos, familiares, compañeros de trabajo… Son ellas las que van a decidir lo que ocurra este próximo mes, por ejemplo”, nos dice @isaachacksimov. “Así funcionamos: aparecemos en la calle, luego volvemos a la red, se recombina todo y al tiempo volvemos a aparecer”.

Mapa de las interacciones de usuarios de Facebook, en 2010 (Facebook)

Empiezan las dudas. ¿Y qué pasa con la brecha digital, con aquellos que no tienen conexión o habilidades en Internet? “Hay que cuidar todos los frentes”, dice @isaachacksimov, aunque reconoce que la tecnología y la red es el futuro. “Es mucho más democrático un lugar, la red, donde participan miles de personas que una asamblea donde quizá solo pueden ir 300“, apostilla Carolina, que nos pone el ejemplo del 15O. “Fue una convocatoria impulsada por un grupo pequeño de personas y que fue acogida masivamente sin tener que pasar por todas asambleas que se supone que tendrían que haberla legitimado”, explica.

Venga, otra duda. Entonces, ¿quién da legitimidad a las acciones? Es una pregunta que surge a menudo alrededor de estos movimientos en red y con otro ejemplo paradigmático: la ocupación del Hotel Madrid en la madrugada del 15 al 16 de octubre por parte de un grupo de unas 40 personas, cuando la multitudinaria manifestación se había ya disuelto. Esa iniciativa, que suscitó y sigue suscitando mucho debate “interno”, fue saludada y luego difundida por determinados nodos del movimiento, como @acampadasol o @madrilonia, y que, de manera informal, acaban integrando estas u otras acciones dentro del ‘paisaje 15M’ sin que sean aprobadas por ninguna asamblea general. Y sin embargo, eso no implica necesariamente el apoyo del resto de la comunidad, que se mueve sin compromisos ni lealtades.

Luego está el debate de los egos, otro punto de fricción. Si se fomentan los liderazgos individuales, ¿qué tipo de sociedad se está en realidad promoviendo? ”El discurso del logro, del éxito, etc. es radicalmente opuesto a la filosofía que yo le presupongo al procomún“, se dice en un diálogo anónimo del colectivo ZEMOS98. “Incluso te diría que pondría en cuestión las marcas personales”.

Laboratorios de democracia directa

El doctor en Derecho Josep Lluis Martí, especializado en nuevas tecnologías y democracia, tiene claro que “es más eficiente la inteligencia en red de cientos de individuos comunes, bien informados, con sentido común y buena fe que la de diez expertos”. En el blog documental La revolución horizontal, Martí apuesta por “evolucionar hacia la democracia deliberativa” para superar el actual sistema parlamentario donde “las leyes no se debaten, se negocian”. Martí plantea que la tecnología permite que el ciudadano intervenga en el proceso tras “un proceso de deliberación”.

Hay algunas iniciativas que ya proponen formas de democracia directa adaptadas al sistema actual, la mayoría experimentales. En 2008 se fundó el Partido de Internet, que tres años de trabajo después ha conseguido los avales suficientes para presentarse por una circunscripción en las Elecciones Generales del 20 de Noviembre, la de Cádiz. El Partido de Internet no tiene ideología ni programa electoral, solo normas de funcionamiento: si salen elegidos, los diputados de este partido se comprometen a votar en el Congreso lo que decidan sus simpatizantes a través de Internet. Para evitar el agotamiento, se establecen formas de delegación de voto a personas de confianza, de forma puntual o para temas en concreto.

Dibujo promocional del Partido de Internet

Otra apuesta, ésta mucho más reciente y apoyada por Democracia Real Ya, es “Democracia 4.0“, como quieren llamarla sus creadores. Se trataría de un sistema que garantice una cuota de participación directa de los ciudadanos en las votaciones del Parlamento. Los que participen en la votación ya se representan a sí mismos, con lo que cuantas más personas participen en una votación, a menos ciudadanos representa cada diputado y menos valor tiene su voto. Es un modelo híbrido y variable.

Mientras todas estas iniciativas crecen, fracasan o mutan, el runrun de la nueva vida política influye ya sobre las intenciones de los partidos políticos. Los conceptos de regeneración democrática o participación electrónica aparecen en diferente medida en el programa electoral para el 20N de PSOE, UPyD y sobre todo en el de Izquierda Unida, que incluye entre otras la apuesta por la revocación de cargos públicos, y en el de Equo, que ha aplicado sistemas de voto online para sus primarias y una red social se simpatizantes para la creación de su ideario.

El fin de la cultura política de la Transición

¿Cómo todo este magma de innovación política ha podido permanecer casi invisible a los principales medios y organizaciones políticas? Puede que, en parte, porque muchos han preferido refugiarse en conceptos culturales huyendo de la palabra política y eso les ha hecho menos identificables ante ‘lo oficial’. Pero sobre todo porque ‘lo oficial’ les ha estado mirando permanentemente como si fueran una masa apolítica o marginal. El sempiterno error de preguntarle a los que plantean cambios en la cultura, en la economía o en la educación que por qué no entran en política, como si lo que hacen no lo fuera. De pedirles que voten, como si muchos no votaran ya. El cambio es que el voto está dejando de ser el elemento definitorio de la vida política de las personas. “¿¡Apolíticos!? ¡Superpolíticos!”, aclaraba una pancarta en Sol.

Viñeta de Miguel Brieva

“El monopolio de la palabra ha estallado, ha sido desbordado”, nos dice el editor y pensador Amador Fernández-Savater. “Han aparecido otros asuntos de los que hablar y una forma nueva para construir la percepción de los problemas”.

En España hay quc cruzar el fenómeno global de la red con la muerte de la ’Cultura de la Transición’, término que acuña Guillem Martínez para definir los lenguajes y los criterios sociales que se aplican en España desde el paso del franquismo a la democracia y que ahora empiezan a desvanecerse. En el terreno de lo político, Fernández-Savater nos describe la cultura de la Transición como “consensual, desproblematizadora y despolitizadora”.

“Lo de consensual suena bien, pero en realidad no es un consenso tras el diálogo sino un pacto previo sobre las cosas de las que se puede hablar y de las que no”, aclara Fernández-Savater. “Cuando se dejan atrás los años 70, la cultura política de la Transición dice: ea, esto es lo que hay. Y se ponen unos temas sobre la mesa de los que sí se puede hablar: nacionalismo, laicismo, los toros o los límites de la velocidad”. Pero las cuestiones esenciales de la democracia, según esta teoría, no se tocan. Por eso se tiende a evitar el conflicto político (desproblematizar) y a despolitizar la cultura.

El primer gráfico # y este cartel son creaciones de vocesconfutura.tumblr.com

La cultura de la Transición ha entrado en crisis, por un lado, porque “los miedos gestionados por la política desde el 77 (medio al Golpe de Estado, miedo a la herencia del franquismo, miedo al terrorismo de ETA) son miedos en declive. No es que sean inventos, son cosas bien reales, pero realidades en desaparición”, explica Fernández-Savater. Por otro, porque la contraprestación del consenso, es decir, la protección de derechos como la salud, la educación o el transporte “también se está debilitando”.

El característico empeño del 15M por no clasificarse como de izquierdas o de derechas sería, según este planteamiento, una manera de “escapar a la trampa de la cultura de la Transición, que abusa de ese esquema para dividirnos falsamente”, dice Fernández Savater. “La gente no se deja encasillar porque así no nos dejan plantear debates interesantes. Y además nos asignan unas supuestas alianzas y unos supuestos enemigos que quizá no son los que queremos tener”. Según él, empieza a tener sentido hablar de “individuo conectado a una esfera pública o, mejor, a la esfera de lo común”.

Fuente: PeriodismoHumano

COMUNICADO DE PRENSA DE LA ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO 15M EN VALLADOLID.

     

    El movimiento 15M de Valladolid, en asamblea celebrada el viernes 7 de octubre, ha decidido emitir el siguiente comunicado en relación con las detenciones y/o procesamientos de 22 compañeros de Barcelona:

    1.- Expresar nuestra plena solidaridad hacia los compañeros detenidos en Barcelona por orden de la Audiencia Nacional.

    2.- Rechazar la ofensiva represiva y criminalizadora iniciada desde diversos ámbitos contra el movimiento 15M. Intentando distorsionar la imagen de un movimiento que nunca ha utilizado otras formas de acción que las estrictamente pacíficas.

    3.- Informar que en la manifestación del 15 de octubre, estará presente el recuerdo y apoyo hacia las personas represaliadas del movimiento 15 M de Barcelona.

    Valladolid 8 de Octubre de 2011

    ASAMBLEA DEL MOVIMIENTO 15 M EN VALLADOLID.

Publicado en Política. 1 Comment »

Elecciones: ¿ejercicio democrático o negocio redondo?

Los partidos obtendrán 0,83 euros por voto, cuatro céntimos más que en 2008

Noticias EFE

Madrid, 1 oct (EFE).- Los partidos obtendrán una subvención de 0,83 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso, siempre y cuando logren al menos un escaño, y 0,33 euros por los conseguidos por los candidatos que hubieran obtenido escaño en el Senado.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy la actualización, aprobada por el Ministerio de Economía, de las subvenciones que recibirán los partidos por sus gastos para las elecciones generales del 20 de noviembre y que suponen que el voto al Congreso ha subido cuatro céntimos desde 2008 (entonces aumentó diez céntimos) y cada sufragio para el Senado un céntimo (cuatro céntimos en los anteriores comicios).

La subvención que percibirán los partidos por lograr representación en las Cortes se verán recompensados por el Estado con 21.633,33 euros por cada escaño conseguido en el Congreso o en el Senado, frente a los 21.167,64 de los comicios celebrados el 9 de marzo de 2008.

Además, los partidos recibirán para los gastos derivados del envío por correo de sobres y papeletas, así como de propaganda y publicidad electoral 0,22 euros por cada elector en las circunscripciones en las que hayan presentado lista al Congreso y al Senado y siempre y cuando logren formar grupo parlamentario en alguna de las dos cámaras.

La obtención de grupo parlamentario en ambas cámaras no dará derecho a percibir la subvención mas que una sola vez.

La ofensiva del capital sobre la sanidad pública

 

Un artículo de Ángeles Maestro, de Red Roja.

image

Cada vez más sectores de la clase obrera son conscientes de que, ante esta crisis general del capitalismo y con el objetivo imposible de intentar detenerla, la burguesía y los políticos que la representan están dispuestos a liquidar cualquier vestigio de derechos laborales y del sistema de protección social.

En sanidad  empezaron como las termitas, privatizando poco a poco todo lo rentable (cocinas, lavanderías, laboratorios, alta tecnología..,etc) a costa de reducir personal, condiciones de trabajo y deteriorando la calidad. Ahora pisan el acelerador y, como en Cataluña, entran como un elefante en una cacharrería, arrasando.

La privatización del sistema sanitario[1] se acopla como un guante al deterioro de la sanidad pública. He aquí algunos de los procedimientos fundamentales.

El capital privado, que huye en desbandada de otros sectores productivos que han dejado de producir beneficios, se va refugiando progresivamente en el sector público. En un primer momento el objetivo fueron los monopolios públicos de sectores estratégicos que se vendieron a precio de saldo: Telefónica, Repsol, Enagás, Iberdrola, Argentaria, etc. El negocio es redondo: se producen mercancías de primera necesidad a una “clientela”, por ello mismo, cautiva.

A continuación, y a media que la crisis se agrava, se va a por la gallina de los huevos de oro. Los servicios públicos en manos privadas aseguran no sólo la clientela, sino también la financiación. Hablando en propiedad, no se “dispara con la pólvora del rey” sino con el dinero del pueblo.

El negocio se hace, obviamente, reduciendo gastos, por dos procedimientos fundamentales. Uno de ellos es reducir costes (restringir plantillas, precarizar el trabajo, incentivar económicamente a los profesionales para que ahorren[2], etc). Al otro, lo llaman “seleccionar riesgos”, véase, quedarse con los pacientes “rentables” (jóvenes, con una sola patología sencilla, a poder ser quirúrgica..) y quitarse de encima a personas mayores, enfermos crónicos y casos complejos. En definitiva, capitalismo en estado puro, aplicando a la sanidad su ley sagrada: obtención de beneficios por el medio que sea.

¿Qué es el copago?

Es la exigencia de abonar una determinada cantidad para acceder a un servicio sanitario. En realidad es un “repago” porque la sanidad pública la financiamos l@s trabajador@s a través de nuestros impuestos. Aquí ya existe el “repago” en: recetas médicas para los no pensionistas, dentista, oculista y el uso de la sanidad privada como consecuencia de inadmisibles listas de espera.

Los ejemplos de copago son múltiples. El más reciente es el de Italia: se pagan 10 euros por consulta general, 25 euros por visita a urgencias sin ingreso, 25 euros por consulta a especialista y un % por analíticas y radiología. También valoran aumentar el 40% que pagan los activos por receta y que los pensionistas paguen el 10%. Los estudios realizados[3] sobre sus  consecuencias en países en los que se ha introducido son demoledores. Aunque la cantidad a pagar para la consulta de A. Primaria sea “pequeña” (2 euros) se produce una reducción de las consultas del 18% en el sector de población con menos ingresos e independientemente de la gravedad del padecimiento. La consulta se pospone y llega al médico cuando la enfermedad se ha agravado, incrementándose el coste de la asistencia, la sobrecarga de las urgencias y, sobre todo,  el riesgo para la persona. Por ejemplo, en Portugal, donde se introdujo recientemente un copago también de 10 euros en A. Primaria, se están viendo en primera consulta, casos de cáncer con una extensión y una gravedad desconocidas hasta ahora. La detección precoz desaparece para los más pobres.

¿Cómo justifican la introducción de unas medidas tan brutales?

Como estamos viendo con la Reforma de la Constitución[4] la crisis es una gigantesca arma ideológica para aniquilar derechos laborales y sociales. Dejar el déficit público en un 0,4% supondrá reducir el gasto social público, anualmente, en 70.000 millones de euros. Pero lo más grave, sin duda, es lo que dice textualmente el nuevo artículo introducido: “El pago de la deuda y de los intereses de la deuda tendrán prioridad absoluta sobre cualquier otra partida de gasto”. Es decir puede no haber dinero para sanidad, educación, para pagar el paro, para los transportes públicos..etc, pero antes que nada, pagaremos la deuda. Su deuda, la que ellos han contraído y pretenden que nosotr@s paguemos.

En caso del copago sus grandes argumentos –armas de manipulación masiva -  son: el abuso de los servicios sanitarios y la “insostenibilidad económica” del sistema sanitario. En el primer caso, Vicente Navarro ha demostrado[5] claramente que si se descuentan las consultas por causas administrativas y las que podrían realizarse por otros profesionales, la frecuentación de consultas médicas está claramente por debajo de la media de la UE. También es inferior el uso de las urgencias y la tasa de hospitalización.

La “sostenibilidad” es una opción política en función de los intereses de clase que se defiendan.

Desde el punto de vista de los ingresos, la política fiscal de todos los gobiernos desde la Transición ha sido reducir los impuestos al capital y aumentar los que paga la clase obrera. Además del brutal incremento del IVA que pagamos todos por igual y que introduce una enorme regresividad fiscal los datos son los siguientes:

– Desde 1988 se vienen aprobando sucesivas reformas del Impuesto sobre la Renta cada vez más regresivas: pagan más lo que menos tienen.

– Desde 2007 las rentas del capital y las del trabajo tributan a tipos diferentes, mucho más altos para las del trabajo.

– Desde 1991 se va reduciendo el Impuesto de Sociedades (sobre beneficios empresariales); la última reducción se hizo en 2008: del 35 al 30%. El escándalo más grande es el de las SICAV, utilizadas por las grandes fortunas, que tributan al 1%.

El Impuesto sobre el Patrimonio se eliminó totalmente en 2008.

El Impuesto sobre Sucesiones (sobre la herencia), incomprensiblemente transferido a las CC.AA, va disminuyendo progresivamente y ha sido eliminado totalmente en Cataluña, Madrid, País Valenciano y Canarias.

A este marco legal absolutamente injusto hay que añadir un fraude fiscal gigantesco: una cuarta parte de la riqueza generada (PIB) anualmente no paga los impuestos que le corresponden, dejando de ingresar 90.000 millones de euros. Esta cantidad es muy superior a lo que separa nuestro gasto social público de la media de la UE (un 6% del PIB menos).

Desde el punto de vista del gasto hay que sumar la cantidad de 180.000 millones de euros puestos en 2010 por el Gobierno a disposición de la gran banca y que equivale a tres veces el gasto sanitario total. Y el inútil y criminal gasto militar, con una deuda de 30.000 millones de euros por compra de armamento, destinado a asolar países como Afganistán o recientemente Libia. Y los 25 millones de euros que salen de las arcas públicas para gastos de la monarquía y los seis mil millones de euros para la financiación de la Iglesia Católica y de todas sus estructuras sociales y educativas, que no han recibido recorte alguno. Y el despilfarro y la corrupción en la construcción de infraestructuras…y el largo etcétera de unas clases dominantes y unos políticos que devoran  los recursos públicos mientras se proponen recortar las prestaciones sociales. En este contexto, definido además por unas necesidades  crecientes derivadas del desempleo masivo y de todo su correlato de incremento de la enfermedad, de incapacidad de acceso a la vivienda para millones de personas y de desestructuración social, la reducción del gasto público, la privatización de la sanidad y la introducción de medidas como el copago es un crimen. Un crimen que sin embargo tiene una explicación sencilla: el capital no necesita el 30% de la mano de obra y considera un obstáculo para la realización de beneficios la satisfacción de sus necesidades sociales. A las trabajadoras y a los trabajadores nos toca decidir si aceptamos que el capitalismo hunda nuestro futuro y el de las generaciones posteriores o buscamos una alternativa.

Lo decisivo no es qué partido gobierna, sino qué clase social tiene el poder.Sólo nuestra conciencia organizada,  nuestra dignidad de trabajadoras y de pueblos, y nuestra capacidad insobornable de lucha (en tiempos de tanto soborno) podrá detener su maquinaria de barbarie y construir el único futuro posible: poner los recursos al servicio de las necesidades y devolver el poder al pueblo.


[1] Para un análisis de la privatización en Madrid, cuyos elementos se reproducen con distinta intensidad en todas las CC.AA. puede consultarse http://www.kaosenlared.net/noticia/privatizacion-sanidad-publica [2] El análisis del soborno a las médicos en función del cumplimiento de objetivos de ahorro puede consultarse  aquí: http://www.casmadrid.org/docStatic/nnhh.pdf [3] Pueden consultarse en: “Inequalities in access to medical care by income in developed countries”. Hedí van Doorslaer, Cristina Masseria, Xander Colman for de OECD Health Equito Research Group. Can. Med. Assoc. J. 2006 174 (29. pags 177 – 183.[4] La Reforma de la Constitución se analiza con más detalle en http://www.redroja.net/node/18 [5] http://es.groups.yahoo.com/group/trabajosanidad/message/242

Publicado en Política. 1 Comment »

¡NO AL REFORMAZO!

¿Para que va a servir realmente la reforma constitucional aprobada en el

congreso?

Según los ejecutores de la reforma, PSOE-PP, ésta servirá para dar confianza a los mercados financieros internacionales, favoreciendo el abaratamiento de los créditos, lo que conllevará a su vez un ambiente más favorable para la reactivación económica general.

El objetivo explícitamente confesado, es evidente que ya no está siendo conseguido. El mismo día en que se aprobaba la reforma en sede parlamentaria y además por una aplastante mayoría de diputados, 316 sobre un total de 350, la prima de riesgo sobre la deuda española subía hasta los 311 puntos básicos, lo que significa que el Estado Español tiene que pagar por su deuda 3,11 puntos porcentuales más, que los que Alemania paga por la suya. Así mismo el Ibex, indicador principal de la bolsa española caía el mismo día un 3,4%.

Obviamente la reforma constitucional no está sirviendo para cambiar la actitud de los mercados hacia la deuda española.

¿Pero, qué hay realmente detrás de la reforma del


artículo 135 de la constitución?

Lo primero que queremos decir es que la filosofía genérica de la búsqueda del equilibrio presupuestario, es un planteamiento razonable. De hecho los brutales endeudamientos de algunos grandes países como E.E.U.U. y R.U. introducen grandes desequilibrios en la economía mundial, que son, en parte, los que inducen las políticas guerreristas a las que estamos asistiendo en los últimos años.

Pero esa filosofía del equilibrio presupuestario ya está suficientemente recogida en la legislación y normativa propia del Estado Español y además está presente en varios de los acuerdos internacionales de obligado cumplimiento para este Estado, por nuestra pertenencia a La Unión Europea. Esta realidad es, paradójicamente, señalada en la introducción a la enmienda de reforma total del artículo 135 de la constitución.

Haber impulsado un proceso sereno y responsable, además de socialmente admisible, de cómo avanzar hacia el equilibrio presupuestario, implicando a la sociedad y al conjunto de las instituciones, hubiera sido una actitud seria y creíble.

Pero lo que se está haciendo nada tiene que ver con ese planteamiento porque lo que realmente se busca, no es “el equilibrio presupuestario” que nos permita salir de la crisis económica, sino que lo que realmente se busca y así queda perfectamente explicitado en el párrafo 2 del apartado 3 del artículo 135 reformado, es que: “Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta.”, es una jerarquización de los gastos en la que todo pasa a tener una importancia secundaria con respecto al pago de la deuda.

En un ciclo económico como el que nos encontramos, de estancamiento, y que desgraciadamente va para largo, los ingresos del Estado se verán reducidos muy significativamente, tal como ya está ocurriendo.

Si la prioridad absoluta para el uso de esos menguantes recursos, va a ser el pago de la deuda, las consecuencias son claras. Si hay que elegir entre sanidad pública y pago de intereses a la banca, lo prioritario es la banca.

Si hay que elegir entre pago a la dependencia y pago de los intereses de la deuda, la banca también será lo primero.

Si hay que elegir entre mantener la cobertura de las pensiones o pagar la deuda, la banca también tendrá preferencia.

Si hay que elegir entre mantener el nivel de trabajo en el sector público así como el nivel de salarios en dicho sector y el pago de la deuda, como en los casinos, la banca gana.

Si hay que elegir entre el mantenimiento de las infraestructuras, ya no digamos de su mejoría, y el pago de intereses, aquellas se verán abandonadas.

El nuevo artículo 135 de la Constitución marca una prioridad en el gasto del Estado, de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos que condiciona desde ahora mismo, ya, los recortes en los gastos sociales y en los servicios públicos, para seguir alimentando como prioridad el vampirismo del capitalismo especulativo.

Estamos de hecho ante un episodio de la usura del siglo XXI constitucionalmente institucionalizada.

Si de verdad se quisiera avanzar de una forma responsable en el equilibrio presupuestario, tendría que hacerse sobre dos pilares que para nada aparecen en la reforma impuesta por el PSOE-PP.

Primero, no se puede renunciar con carácter absoluto a un instrumento económico que la historia ha demostrado, es en muchas ocasiones beneficioso e incluso imprescindible, tal como es el déficit presupuestario y por ende el endeudamiento público.

Segundo, que en la búsqueda de ese equilibrio presupuestario, las prioridades y limitaciones tendrían que ser muy distintas de las que se han planteado en esta reforma.

Habría que priorizar la financiación del gasto social y de los servicios públicos, porque para ello pagamos nuestros impuestos, no pagamos nuestros impuestos para alimentar a la banca y a la economía especulativa.

Hay caminos mucho más eficaces para la búsqueda del equilibrio presupuestario. Desde luego más útiles para iniciar realmente el camino de la reactivación económica:

. Prohibir por ley la transferencia de recursos públicos a la banca y a las grandes empresas privadas.

. Tomarse realmente en serio la lucha contra el fraude fiscal, evaluado en varios miles de millones de euros cada año.

. Poner en marcha mecanismos de auténtico control del gasto público que eviten el despilfarro y la corrupción al
que nos tienen tan acostumbrados, muy especialmente los ayuntamientos.

. Impulsar una reforma fiscal con la finalidad de que los que más tienen, más aporten.

. Imponer por ley un límite al tipo de interés que se puede llegar a pagar por la deuda pública española, que no debería ser en ningún caso superior a 50 puntos básicos sobre lo que cuesta la deuda pública alemana, es decir 0,5 puntos porcentuales más que aquella.

POR ESTE CONJUNTO DE RAZONES, DE FONDO Y DE FORMA, NOS OPONEMOS FRONTALMENTE A LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN EN MARCHA Y EXIGIMOS UN AUTÉNTICO DEBATE DEMOCRÁTICO SOBRE LAS REFORMAS ECONÓMICAS Y POLÍTICAS QUE SIRVAN PARA SALIR DE LA CRISIS.

Comisión de Política del Movimiento 15M de
Valladolid.

6 de septiembre de 2011

La ley del embudo: lo ancho y lo estrecho para ellos.

 

LOREG – ellos legislan

LOREG son las siglas de Ley Orgánica de Régimen Electoral General (o cómo evitar que tengamos competencia en las urnas), que a fecha del 19 de enero de 2011 fue revisada en el Senado para incluir premisas que impedirían que partidos pequeños, emergentes, humildes y con grandes ideas rompedoras (vamos, partidos contrarios al estancamiento político) incurran en las Elecciones Generales. Promovida por las 4 mayores plataformas, PSOE, el PP, CiU y el PNV, fue aprobada el 21 de diciembre de 2010 en el Congreso y tramitada a toda velocidad en el Senado para que pudiera estar en activo en las próximas Elecciones Generales.

Hasta este momento, únicamente las agrupaciones electorales debían presentar firmas, los requisitos para presentar partidos eran asequibles. Muchos partidos pequeños se han ido presentando cada 4 años, aún sin obtener representación por otras cuestiones, ejerciendo su derecho a participar en la política de su país. Ahora sólo los partidos ya establecidos podrán participar fomentando todavía más el bipartidismo o estancamiento político, obligando a los votantes a encasillarse en ideologías que no les representan por completo y borrando del mapa cualquier atisbo de una mejora del sistema democrático.

Hace 35 años que existe la democracia aquí, y cuando es momento de su revisión, desde el poder se capa la posibilidad de evolucionar. En el Partido de Internet no censuramos ni atacamos las ideologías de otros partidos pero sí que debemos hacer frente a lo que es un atropello de nuestra libertad pues nuestra única premisa es que la democracia evolucione hacia un sistema más participativo, y no al contrario.

Según esta reforma:**

  • Cada partido que no tuviera representación en anteriores elecciones tendrá que recoger firmas del 0,1% del censo de cada circunscripción donde quiera presentarse.
  • Estas firmas deben obtenerse bajo presencia de un fedatario público en los 20 días posteriores al anuncio de las elecciones a las Cortes Generales, antes incluso de su propia campaña electoral.
  • Deben estar debidamente verificadas, lo que supondrá un gasto notarial de unos 300.000€ por partido y el desplazamiento de 1.000.000 de personas (hay unos 20 partidos habituales) a notarías en esos 20 días.
  • Además, los firmantes deben renunciar a firmar para cualquier otro partido, así que ante la incertidumbre de las posibles firmas anuladas, habrá que recoger todavía más de las requeridas.

Difunde el texto, twittea, envía por e-mail o crea un evento en facebook. Es necesario que todo el mundo se entere de algo que se ha gestado demasiado silenciosamente.

Vamos a reunirnos con otros partidos en favor de la nueva democracia y tratar de trazar un recurso conjunto, porque, como vemos:
ellos legislan, y lo hacen para ellos.

Fuente: Partido de Internet

Un particular y legítimo análisis sobre el resultado electoral.

 

Mª Ángeles Sierra.

No creo que haya ganado la aprobación a la corrupción, ni la derecha, ni que toda la culpa de lo sucedido deba de ser atribuida al cadáver político que representa la figura de Zapatero. El resultado electoral aunque doloroso, ha venido a significar la expresión de la aplicación del sentido común de un pueblo, electoralmente secuestrado porque partimos de que no son todo lo justas que deberían ser las reglas del juego.

Ha perdido un partido socialista que hace tiempo perdió su ideario y se olvidó de la importancia de dejar por encima de todo visibles y hacer posibles sus supuestos valores éticos, por lo que les ha tocado en esta ocasión, ser víctimas de la perversa Ley D’hont, que ellos mismos aun sabiendo que no es justa y que hasta aquí les ha venido satisfaciendo, les ha terminado comiendo.

La lucha era entre tiranía (PP) y traición (PSOE) y ha ganado la tiranía quizás porque la tiranía se combate con lucha y con argumentos; las mismas luchas y los mismos argumentos que habrán de venir y que ya están a pie de plaza en muchas ciudades y pueblos

Sinceramente creo que estas elecciones las ha ganado con un resultado doloroso, la mayoría de un pueblo que empieza a despertar de su letargo y al que no le queda más remedio conforme a la perversa legislación vigente electoral que permitir dejar en manos de la derecha la gestión municipal y autonómica pero no de forma mayoritaria. Si sumamos los votos blancos, nulos, dispersos y abstenciones que nos hemos visto forzados a emitir la mayoría de ciudadanos, la arrolladora supremacía del Partido Popular queda mucho más que en entredicho.

El aplastante triunfo de Bildu, al que se quiso cortar el vuelo como producto de la amalgama de esa tiranía y esa traición que está significando para la mayoría ciudadana, el ya carcomido bipartidismo, me lleva a pensar también que es el pueblo instrumentalizado y secuestrado, el que esta vez y por primera, ha ganado las elecciones.

PP y PSOE, al unísono tienen una misma asignatura pendiente, la de demostrar al pueblo, si realmente son como dicen ser demócratas y que es el pueblo al que dicen representar y hasta ahora no representan, lo que más les importa. Y para ello, tendrán que hacer además de un profundísimo análisis de sus actuaciones, una profunda limpieza entre todas sus fuerzas serviles tapadera, como son, partiendo de su propia militancia, los propios medios de comunicación, los movimientos sindicales oficiales y como no todo ese movimiento asociativo que forma parte de su entramado democrático ficticio, que hasta el momento no viene dando respuesta a nadie.

Publicado en Política. 2 Comments »

CARTA ABIERTA DE UN AFECTADO POR LA HIPOTECA A NUESTROS DIRIGENTES POLÍTICOS Y PARLAMENTARIOS

Barcelona, 18 de diciembre de 2010

Me llamo José Luis Burgos, tengo 48 años, soy discapacitado físico y preciso para movilizarme la ayuda de una silla de ruedas. Hace ya 19 días que permanezco en huelga de hambre en Paseo de Gracia nº 5 de Barcelona, ante las puertas de una de las entidades financieras más fuertes de este país, el Banco de Santander.

Soy un estafado e ignorado por un sistema capitalista brutal y despiadado. Una de las centenares de miles de personas que con sus respectivas familias están a punto de perder su vivienda o ya la han perdido. Un durísimo castigo para ciudadanos que han cometido un solo delito: perder de forma injusta su puesto de trabajo, por culpa de un mercado laboral que ha saltado por los aires debido a las sucias maniobras de los mercados financieros, que no son otros que la banca y las transnacionales.

Sepan ustedes que denuncio públicamente y con todas mis fuerzas las tropelías que desde hace ya mucho tiempo vienen cometiendo estas instituciones ambiciosas e inhumanas. Pero sepan también ustedes que mi mayor decepción es comprobar que los representantes políticos en los que hemos confiado nuestra vida y futuro, no están haciendo absolutamente nada por evitar estos atropellos y poner fin a esta barbarie.

Y si en algún momento se ha hecho, ha sido a favor de esa banca privada, ya que entre los años 91 y 98 los dos equipos de gobierno, primero socialista y luego popular, fusionaron los bancos públicos de crédito en nuestro país a través de Argentaria, para venderla posteriormente al sector privado de forma poco transparente, y ello cuando era rentable y sus acciones tenían buen comportamiento en bolsa. Ahora es obvio que estos bancos de crédito nos habrían sacado del apuro inyectando liquidez a empresas y familias. Sin embargo nuestros representantes en el gobierno y en la oposición se ponen de nuevo de acuerdo para abrir las cajas al capital financiero y bancarizarlas, cuando una medida social sería su nacionalización y funcionamiento como entidades públicas, éticas en la inversión y con control ciudadano.

Soy un simple ciudadano, no me siento representante de nada ni nadie, pero creo ser una muestra de esa gran parte de la población que está viviendo momentos amargos y situaciones de tragedia familiar, ante la mirada pasiva de todos ustedes.

Es totalmente inadmisible que millones de personas se encuentren en la calle o estén a punto de hacerlo, por una legislación obsoleta e injustamente aplicada en este tipo de situaciones de crisis. Pero lo que es incomprensible es que se les esté esclavizando financieramente de por vida, porque aún entregando su vivienda y perdiendo todo el dinero que ya habían invertido en ella, son condenados durante el resto de sus días a pagar una deuda ficticia e inmoral, como resultado de la diferencia de valoración de esas viviendas entre el precio de compra inicial y el precio de subasta actual, al cual hay que sumar las abusivas e inexplicables costas judiciales del proceso de ejecución.

No deja de ser deleznable que los mismos culpables de originar esta crisis sean premiados con miles de millones de euros de nuestros impuestos, que el gobierno ha tenido a bien ofrecerles sin hacer a la ciudadanía consulta alguna, en lugar de exigir los castigos y penas de esta estafa y burla social. Pero todavía es más intolerable que ustedes, políticos y vendedores de promesas electorales salvadoras, permitan y hagan lícita esa esclavitud para sufragar las pérdidas de éstas entidades financieras que lejos de generar riqueza se han dedicado a manipular y especular sin control alguno y, rescatarlas de su propio pozo de suciedad con la explotación y cautividad legal de sus víctimas. Las mismas víctimas ciudadanas que se sienten traicionadas por aquellos representantes políticos que pidieron su voto y que ahora lo agradecen con su indiferencia.

Es un deber y una obligación política y moral, exigir que los errores y pérdidas de la banca, así como la crisis que han originado, la paguen ellos. Con sus millonarios beneficios acumulados durante tantos años, con las reservas que deberían haber dotado en sus balances en lugar de repartir miles y miles de millones en dividendos a sus accionistas, con el asqueroso beneficio que obtienen participando o financiando la fabricación de armamento con el que matar a miles y miles de niños y demás personas inocentes, que podrían ser nuestros propios hijos, padres, hermanos… Y también, claro está, con esas sucias e incalculables fortunas multimillonarias que duermen tranquilamente en paraísos fiscales sin haber pagado un solo céntimo de impuestos, mientras cada año aumenta el empobrecimiento de la clase obrera en los países avanzados y se registran paralelamente millones de personas que mueren de hambre en el mundo.

La entidad ante la que me encuentro protestando y que pretende quitarme lo que es mío, ha repartido hasta el mes de noviembre de este año entre sus accionistas más de 5.000 millones de euros de beneficios. La misma que se jacta de invertir 200 millones de euros en el equipo de Ferrari y Fernando Alonso, para seguir luciendo poderío en esta Cataluña nuestra, en esta España de amodorramiento, de circo y pandereta. La misma que financia con fortunas inmorales la compra de futbolistas, para que ese poderío, forjado con el dinero de sus clientes y los abusos que le permite el Gobierno ejercer sobre los mismos, traspase fronteras y muestre al mundo el despilfarro que existe en este país, por encima de necesidades sociales de primer orden, por encima de conciencias y personas desesperadas, para hacer todavía más evidente la falta de sensibilidad y compromiso con una sociedad que le ha permitido todo y se ha convertido en la Meca de ávidos banqueros y políticos corruptos.

Un país que no siendo ni de lejos una potencia económica mundial, ha metido entre las filas del capitalismo internacional a uno de los bancos más potentes, ese que con nuestro dinero se ha convertido en uno de los más ricos, pero también de los más pobres en gratitud y calidad humana. Ese que ha sabido, como todos sus homólogos nacionales, aprovecharse de la bondad de las gentes conformistas de este país, aprovecharse también de sus desgracias y, de una legislación que parece proteger únicamente los intereses de estas entidades, en detrimento de los más débiles. Una legislación que utiliza la maquinaria democrática y su Estado de Derecho, para dar forma a un inverosímil escenario de injusticia para sus ciudadanos y, albergar a un gran número de insaciables tragaperras que se han arropado bajo las sábanas celestiales de este fantástico paraíso financiero situado al sur de Europa.

Señores representantes políticos, ha llegado el momento de demostrar su talla profesional y humana, ha llegado el momento de demostrar si son dignos representantes nuestros. Nosotros, los ciudadanos, cumplimos puntualmente y con sacrificio para poderles pagar sus privilegiados salarios, para que nos defiendan de esta estafa permanente. Se encuentran ustedes ante una oportunidad histórica en la que tendrán que elegir entre defender a la ciudadanía, o traicionarla mientras siguen el juego de la tiranía totalitaria del dinero, que se está apoderando de nuestras vidas y robando nuestra felicidad.

La democracia está enferma, reclama a gritos que la rescatemos, que le quitemos este tupido velo que la envuelve de corrupción e injusticia. Ustedes, señores políticos, se llenan la boca a diario con sus discursos vacíos y cada día menos creíbles, orgullosos de ejercer sus funciones en un marco de derecho y honradez democrática en el que se escudan. Tal vez no se den ustedes cuenta, aunque me temo que sí, que están traicionando a esa democracia por la que tanto hemos luchado, convirtiéndola con su permanente ejercicio de permisividad y protección a la banca, en una total dictadura de los mercados financieros.

Su falta de valentía a la hora de decir la verdad, de poner freno a los graves atropellos que está cometiendo la banca en nuestro país, no permitirá que puedan explicar con orgullo a sus hijos y nietos el papel que están escribiendo ustedes en esta gran página histórica. Yo permanezco con mi huelga de hambre aquí en la calle, con un cansancio y unas condiciones climáticas que se tornan inhumanas, a la espera de que ustedes, los representantes políticos, decidan dar un paso al frente y alinearse con aquellos que defendemos la justicia social y los derechos humanos. Seguiré aquí, junto a otros ciudadanos, que ante el autismo de las administraciones, hemos decidido organizarnos para defender nuestros derechos a una vida y a una vivienda digna, a una justicia global económica y fiscal. Hemos perdido el miedo. Hemos decidido acompañarnos, caminar juntos por esta larga travesía. En mi caso, con los compañeros de la PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HIPOTECA y ATTAC ACORDEM. Seguiré aquí, apostillado en las puertas del banco, con la esperanza de que algún día decidan unirse a la ciudadanía, con la esperanza de que algún día decidan poner fin a toda esta tiranía y dejen de alimentar a nuestro verdugo; con la esperanza de liberar a nuestros hijos de estas cadenas.

Medios de comunicación, Jueces y Políticos: la democracia os necesita, la ciudadanía os espera.

José Luis Burgos.

LA REVOLUCIÓN DE LOS PEONES

Por El abuelo Picador.

Compañero peón:

En España, la lucha político-social es como una partida de ajedrez —las blancas, a la derecha; las negras, a la izquierda— que siempre termina en tablas. Como en toda partida de ajedrez, a quienes la juegan no les pasa nada. Se dan la mano y empiezan otra. A quienes les duele es a las piezas que han caído en la caja: la mayor parte son
peones, como tú y como yo; también hay algunos alfiles y caballos. Todos han luchado encarnizadamente, a muerte, alineados con los suyos.

El sistema político español es una partitocracia sin independencia de poderes y sin representatividad. Quienes dirigen el mundo han invertido aquí mucho dinero para crear un régimen en el que sólo se pueda escoger entre blancas o negras. ¿Por qué funciona el fraudulento sistema, si los españoles sabemos que los políticos nos van a traicionar en cuanto lleguen al poder? Porque pensamos como peones, y nos sentimos moralmente obligados a alinearnos con una de las ideologías sociales del mercado político. "Soy peón negro, de izquierdas, voto al PSOE o al PCE, aunque sé que me van a sacrificar dentro de dos jugadas". "Soy peón blanco, católico, y voto al PP o a la derecha nacionalista, aunque el Papa no sea ni español." La gente acude a las urnas e insufla vida al sistema, que persiste una partida tras otra. Y la caja de las piezas sigue llenándose de peones muertos.
Pero ¿acaso hay algún destino para los peones que no sea la caja de las piezas? ¿Hay otra salida?  Sí que la hay. De hecho, hay dos: una ideal y otra realista. La solución ideal sería que los peones no concurriéramos a la partida, no votando, no alineándonos en ningún bando. ¡Que se maten las piezas de calidad entre ellas! Pero no es viable porque requiere unanimidad, y la mayor parte de nuestros compañeros, de acuerdo a sus atávicos sentimientos, creen que la partida les atañe. Peón: si eres rabiosamente de izquierdas, un ácrata o un revolucionario, en la pantomima electoral debes abstenerte, porque tu minúscula cabecita cree aún que existe algún sistema político justo, aunque sea en la galaxia de Andrómeda. Pero tu abstención no servirá para cambiar nada.

La segunda solución es pragmática, depende sólo de una minoría de peones que sepan usar sus pequeñas células grises. Aprende primero, peoncillo, la cruda verdad: cualquier partido en el Gobierno hace política económica y social de derechas. Como ésta no es una frase más de este artículo, debes releerla una y otra vez hasta que se te quede grabada. Política de derechas hicieron Suárez, Calvo y Aznar; política de derechas hizo Felipe; y con política de derechas nos atormenta Zapatero. Es una de las reglas del juego, este régimen se diseñó para explotar a las clases trabajadoras, tanto a los peones blancos como a los negros.

El régimen monárquico-partitocrático no va a cambiar nunca, peón, a menos que sea a tiros en las calles, porque todos los partidos están de acuerdo en sostenerlo. Ésta es la segunda verdad que debes aprender. Reléela hasta que te escuezan los ojos. No cambiará mediante movimientos sociales cuyas soluciones no existen más que en las frías y cartesianas mentes de sus creadores, gentes de elevado nivel intelectual, acomodados unos, industriosos otros, siempre brillantes, pero completamente ajenos a la tragedia del paro y el hambre de la plebe. Alégrate de que existan esos movimientos, apoya sus ideas y sus ideales, pero no fíes tu integridad estomacal a ellas, porque no contienen grasas, proteínas ni hidratos de carbono suficientes. Mientras no llega la muy deseable República Constitucional, por ejemplo, o la simplicísima modificación del artículo 99 de la Constitución Española que propone este diario acrático, habrás de pelear con las armas de las que nos dota el propio sistema (muy a su pesar, porque nos querría completamente desarmados), sin confiar en que el resto de la peonada se conciencie y defienda su libertad política.

En el equilibrio actual de fuerzas en España, las blancas manejan el tejido económico y financiero (mira las torres, peón: son bancos y multinacionales); y la izquierda el mediático, como acaba de demostrar una vez más con la crisis del estado de alarma (mira detrás de ti, peón, las torres UGT y CCOO, es la izquierda que domina la calle, e igual monta una macro-manifestación por el "No a la Guerra" que hace fracasar la Huelga General del 29-S; mira las piezas subalternas, los periódicos, la televisión). La agitación es el firme terreno de la izquierda; en cambio, no sabe nada de economía y siempre, tras unos años en el poder, corrupta y negligente, deja las arcas del Estado saqueadas y escuálidas.Y, por si fuera poco, no tiene moral, ni ética ni principios de ninguna clase. Nada es peor, peón, que Rubalcaba y su banda de maleantes manejando los resortes del Estado, porque cuando se ensañan con los españoles (los matan de hambre retirándoles el mínimo subsidio para comprar pan y chópez que dar a tus hijos), no tienen oposición ninguna, a los sindicatos estatales les da igual, siempre que no les quiten las subvenciones; a los intelectuales y artistas les parece bien, siempre que haya dinero para el cine, trabajo en los periódicos y premios para los libros; y al PP le parece poco, que lo que desea es vender la madera de las piezas muertas para pagar la deuda. Y la peonada se queda sola, desorganizada, asustada; y sucumbe. Si fuera el PP el que hiciera todo lo que está haciendo el PSOE, los intelectuales y artistas, los sindicatos y los partidos de izquierdas movilizarían a las masas para impedirlo, y las masas iríamos con ellos para enfrentarnos al poder; y éste no osaría recortarnos ni un derecho.

Este régimen fue pensado para que el Gobierno del Estado sea de psico-izquierdas, con el encargo de ir arrasando poco a poco los derechos de los trabajadores españoles. Esta es la tercera verdad importante, peón. Reléela hasta que la indignación te nuble la vista. En el poder, las izquierdas practican sólo políticas simbólicas y de libertades accesorias para que se note menos que son una banda de corruptos que expolian al pueblo y le quitan sus derechos fundamentales. No hay cosa peor que la izquierda gobernando en una crisis como la actual, porque la partida de ajedrez se desquicia, subvierte sus reglas, como si los peones fuéramos todos de un bando y las piezas de calidad estuvieran todas del otro. Y el juego se convierte en una gran matanza. Los peones tenemos que recomponer la partida, y el arma poderosa capaz de organizar nuestra defensa es el uso del propio voto partitocrático dirigido contra el sistema: Pongamos a nuestro enemigo en el poder y que muevan las blancas; para que las negras se le opongan e impidan la masacre del pueblo, nos movilicen en las calles, nos lleven a la huelga general si hace falta, defiendan nuestros derechos, aunque sea con el interesado propósito de recuperar el gobierno algún día. Ya procuraremos, por nuestro bien y el de nuestras familias, que no lo recuperen nunca jamás.

Peón: si eres pragmático y quieres mantener a tu familia a base de tres comidas diarias, tienes que expulsar al PSOE de La Moncloa para, un minuto después de la victoria electoral del PP, echarte —echarnos todos— a la calle con los socialistas para partirnos la crisma contra la derecha como unos radicales con vocación de eterna oposición. Porque con la izquierda gobernando, la carnicería es intolerable, la peonada cae en medio de la confusión, la mayor parte a causa del "fuego amigo". ¿Cómo es posible que nadie se dé cuenta de lo que sucede, peón? ¿Cómo juegan las negras la partida de una manera tan mezquina e irresponsable? ¿No te imaginas la causa? Ah, si pudieras ver las manos que mueven las piezas, entenderías el motivo. Son las de un solo demiurgo que, displicente, juega la partida contra sí mismo.

EL ABUELO PICADOR

Fuente: Ácratas

QUÉ PENA QUE TODAVÍA SIGAMOS BUSCANDO ABUELOS

Por Jerónimo Jesús de la Torre Tapias.

clip_image002

LA MEMORIA VIVA

TRAS 75 AÑOS (1936-2010),

EL FASCISMO IMPUNE

Después de tanto tiempo transcurrido desde aquel alzamiento desleal y criminal de 1936 que trajo consigo la guerra incivil, no sabemos dónde buscar para localizar a muchos de nuestros abuelos aún “desaparecidos”; no sabemos dónde se encuentran esos restos de tantos como fueron “paseados”, asesinados sin juicio ni razón alguna.

Y si la cifra de estos “asesinados de las cunetas” supera con mucho los 100.000 (cerca de 150.000), debemos recordar que la represión, barbarie y genocidio fascistas supuso todo tipo de fechorías y salvajadas, desde los citados “paseos” hasta fusilamientos (tras juicios sumarísimos sin defensa alguna), desde muertes inducidas (en cárceles, campos de concentración o de trabajo, batallones de trabajadores, calabozos, ayuntamientos, cuarteles y cuartelillos, iglesias, conventos, seminarios, monasterios) hasta internamientos y torturas en diversos centros, desde el exilio (en muy penosas condiciones) hasta la marginación extrema (lisiados, huérfanos, viudas, pobres), desde robos de bienes materiales o “embargos” improcedentes al ninguneo (forzando a pasar hambre, miseria y sufrir el paro por tener otras ideas, etc.), desde facilitar a la policía española niños secuestrados fuera de España hasta robar niños en el interior del país (directamente a los padres o a la madre en el momento del parto para ser vendidos o entregados a otras familias) o ser internados multitud de niños en correccionales, centros religiosos o “integrales” (donde se les formaba ya con un “espíritu integrador nacional-católico-falangista”).

Sin pretender olvidarnos de nadie, mencionar también a tantos y tantos que ni siquiera sabemos quiénes son o qué les ocurrió y dónde andan, incluso muchos que aún siguen vivos y no saben ni ellos mismos su propio nombre ni qué fue de ellos en verdad; muchos seguirán viviendo o habrán vivido una parte importante de sus vidas engañados o con identidades falsas.

En un régimen democrático como éste se debe, sin demora, aplicar justicia, verdad, reparación, dignidad y recuperar el nombre de todos ellos (perseguidos y represaliados en general; véase, entre otros casos, el de las desapariciones forzadas), víctimas de una guerra impuesta y salvaje, con planes de exterminio y eliminación “de raíz”, y de una posguerra y un régimen igualmente deleznables y atroces; además esta democracia -sin dudarlo un momento, si se tiene como tal- debe incluir a todos en el Registro Civil, anular las sentencias de ese franquismo criminal indolente e impune y ayudar a las familias a encontrar a los suyos.

No cabe justificación alguna para seguir dejando pasar el tiempo sin “parar los pies” (esclarecer) de una vez por toda toda aquella miseria abominable de guerra y dictadura, con aprovechamiento lucrativo y explotación por parte de muchos (ya fuesen religiosos, médicos, constructores, políticos, militares, terratenientes, etc.), sin dejar de citar a ideólogos pro régimen e historiadores de panegírico diario y soflama propagandística de injusticia y tiranía, por citar tan sólo algunos sectores o colectivos muy implicados y que hasta la fecha no han “cobrado” (más bien pagado) lo que se merecen por semejantes “servicios” y durante tantísimos años. Y todo con impunidad.

La libertad y la justicia se han de reclamar y exigir; la denuncia, un paso más e imprescindible. Contra el olvido, contra la pasividad; por la Dignidad.

QUÉ PENA QUE TODAVÍA

SIGAMOS BUSCANDO ABUELOS

-¿IMPUNIDAD?, No, GRACIAS-

Qué pena que todavía, todavía aún no sepamos

los nombres de todos ellos, aun así que no cejamos

pues se intenta cada día recoger datos pendientes,

implicar a gente nueva, llegar al fondo -a las fuentes-,

informar por Internet, trabajar a pie de fosa

-un peine, foto o navaja, un manuscrito arrugado-,

indagar en los archivos, recopilar “cualquier cosa”;

pues aunque lento el avance en esta labor sufrida

bueno será si es veraz la información recogida

aun conscientes de que el tiempo a borbotones se escapa

y de nada nuestras quejas servirán si no escuchamos

al que sin querer se va y aquí luchando nos deja

dispuestos con la tarea de seguir buscando “abuelos”

que como perros ahí siguen, sin dar con su paradero.

***

El responsable de turno de aquella “carnicería”

-como jefe de Falange, ex combatiente o alcalde-

ha de saber que algún día saldrá en un libro de Historia

mostrando su biografía con unos cuantos “detalles”:

tiros “de gracia” (desgracia) por un cobarde sin gloria

que se llevó por delante a gente honrada e inocente

que sin chaqueta viajó y arreada fue con dalle;

no se vaya el asesino sin dar la cara ante un juez

pues ensució muchos trapos manchados todos de sangre

y le pida que se calle por matón y por farsante

pues a “alhajas” como él nadie antes echó el guante;

no consintamos de nuevo que con la suya se salgan,

ahora el mejor momento, nunca el presente fue tarde:

que aplique el juez la justicia por genocidio cobarde.

***

Qué pena que todavía sigamos buscando abuelos

y aunque por ello se diga que se provoca revuelo

no veo que este camino marque ritmo muy certero

al comprobar que el pasado tupido sigue, con velo,

seguimos sin saber nombres, doloridos, dando vueltas,

intentando dar con todos, a pesar de todo esfuerzo,

qué pena, digo, qué pena, que no nos salgan las cuentas;

si no se pone remedio, si no vamos “a por todas”,

el tiempo se echará encima sin dar con esas “cunetas”

donde el fascismo sació su sed más vil y sangrienta;

conseguir su dignidad, que sus nombres se conozcan,

publicando lo sabido y animando a que una rosa

lleve a su lado un poema que denuncie la ignominia

y siempre recuerde el nombre grabado sobre la losa.

Jerónimo Jesús de la Torre Tapias

(jeronimojtt@hotmail.com)

Carta abierta al Presidente del Gobierno de España.

Sr. D. José Luis Rodríguez Zapatero Presidente del Gobierno

Señor Presidente:

Me dirijo a usted en mi condición de Presidente de ATTAC España, una asociación que seguramente conocerá y que se preocupa por formar a la ciudadanía, por analizar la situación social y económica y por combatir pacífica y democráticamente el “terrorismo financiero”, en expresión de su compañero de Partido y presidente de la Junta de Andalucía, José Griñán, que en nuestra opinión y como creemos que usted sabe mejor que nadie viene extorsionando a los pueblos desde hace tiempo. Una asociación que pronosticó acertadamente hace ya diez años el desencadenamiento de la actual crisis y sus efectos y a la que, por cierto, pertenecen también militantes y simpatizantes del Partido Socialista Obrero Español.

En esta ocasión me dirijo a usted en nombre de ATTAC España para manifestarle la desolación e indignación que produce el hecho de que una vez más, para plantear y tratar de resolver los gravísimos problemas que tiene la economía española recurra usted solo a una parte de la sociedad española: en este caso a los grandes bancos y empresas que en tan gran medida han sido, precisamente, los que han provocado los problemas que padecemos.

Le manifiesto nuestra indignación porque creemos que usted, como Presidente del gobierno de todos los españoles, debería tener presente la opinión y los deseos no solo de los grandes poderes empresariales y financieros sino también de los que vienen sufriendo las consecuencias de su avaricia y de su irresponsabilidad.

Y le manifiesto igualmente nuestra desolación al comprobar una vez más que recurre usted a quienes menos éxito han tenido a la hora de analizar el origen de la crisis y a quienes se han equivocado constantemente en sus pronósticos y proyecciones, sin que se haya usted dignado (o al menos, sin que ello haya trascendido públicamente) tomar nunca en cuenta la opinión de las personas y estudiosos que desde posiciones de izquierda están mostrándose con mucha más capacidad de descubrir y analizar la realidad de los hechos.

Lamento tener que decirle que de esa manera es usted mismo quien alimenta las posiciones ideológicas y políticas que lo vienen combatiendo con un ímpetu denodado y la mayoría de las veces incluso injusto y quien se incapacita para disponer de claves que permitieran abordar los problemas económicos de España desde otros puntos de vista. Y, al mismo tiempo, quien desarma a las clases trabajadoras pues éstas quedan confundidas cuando alguien en quien confiaron simplemente se limita a ejecutar lo que le piden los grandes poderes financieros.

Lejos de limitarnos a denunciar esa actitud tan poco efectiva y tan escorada a favor de estos últimos, deseamos contribuir a hacer explícitos otros puntos de vista que los grandes medios y las derechas se empecinan en ocultar y por lo que le animo a conocer las propuestas de otras organizaciones de la sociedad civil (ATTAC entre ellas) y los análisis que realizamos de la crisis, que una vez que han ido sucediendo los hechos, se han mostrado como mucho más acertados que los que vienen realizando desde posiciones neoliberales y que le pueden ofrecer alternativas mucho más eficaces y menos onerosas para las clases trabajadoras y para la pequeña y mediana empresa de este país que es la que, como usted sabe crea y mantiene a más del 90% del empleo.

En la confianza de que una organización como la nuestra, que cuenta con miles de afiliados en toda España pueda tener la misma capacidad de ser oída que los grandes banqueros y empresarios, le saluda atentamente

Carlos Martínez García

Presidente de ATTAC España