Europa protesta contra el desempleo y los ajustes. El peligro de la guerra de las divisas.

La República de Irlanda es un ejemplo más claro de lo que puede venir porque fue el primer país europeo en aplicar un duro plan de ajuste en octubre del año pasado y recibió el aplauso de los mercados y los medios ortodoxos, por ello, el sr. Brian Cowen, primer ministro República de Irlanda, no lo tiene claro. A diferencia del resto de la Unión Europea o de sus socios en la Eurozona, que tuvieron un modesto crecimiento económico en el último trimestre, el Producto Interno Bruto de la República cayó en un 1,2 por ciento. El gobierno ha caído en la trampa típica de las naciones con déficit fiscal y contracción económica: el ajuste permanente. Este diciembre el gobierno del primer ministro Brian Cowen planea un cuarto ajuste fiscal en su nuevo presupuesto.

En el centro de las protestas sindicales en la Unión Europea (UE) del miércoles 29 de septiembre se encuentra el fantasma del desempleo, los salarios, los planes de ajuste – la desaparición de sus derechos sociales – y el envejecimiento de la población. Hoy en las dos primeras semanas de octubre, nuevos nubarrones se presentan en territorios de los países capitalistas, otrora poderosos y respetuosos del los derechos sociales, derechos políticos: La guerra de las divisas, evidencia que califica a gobiernos y corporaciones transnacionales que absolutamente no les interesa dar o presentar una verdadera solución a los dramáticos problemas de la crisis y la recesión que afectan directamente a los derechos de los trabajadores y el pueblo en su conjunto.

A dos años del estallido de la crisis financiera, mientras la economía mundial mezcla datos alentadores con otros sombríos, el desempleo se mantiene en un 10 % en la UE y amenaza con pegar un salto con la aplicación de los programas de ajuste en marcha para lidiar con el déficit fiscal.

Por otro lado, la Confederación Europea de Sindicatos, que convoca manifestación y huelgas, señaló a BBC Mundo que la estrategia actual de la UE totalmente equivocada y destructiva, está llevando al fin del modelo social europeo. El fin del Estado del Bienestar. Están aplicando las mismas políticas neoliberales, que hace 20, 25 o 30 años nos aplicaron violentamente en América latina. Los golpes de Estado, la guerra interna – terrorismo, hiper-inflación, dictaduras – fue el escenario “excelente” para la barbarie neoliberal.

“Queremos un cambio del rumbo económico. El actual programa está aumentando el desempleo y no contribuye al crecimiento ni a la cohesión social ni a disminuir el déficit fiscal”, expresó un dirigente sindical de la Confederación a BBC Mundo.

La pobreza de los ricos. El club de los países ricos. El problema se está instalando como una enfermedad incurable en la mayoría de los países desarrollados. En los 33 países más ricos, nucleados en torno a la OCDE (Organización de la Cooperación y Desarrollo Económico), la desocupación ha subido al 18,7 por ciento entre 2007 y 2009 y en Estados Unidos está en 9,5 por ciento.

El impacto social es obvio. En Estados Unidos los datos oficiales dados a conocer a mediados de septiembre señalan que uno de cada siete estadounidenses vive bajo la línea de la pobreza: unos 45 millones de la población total de 307 millones. Mientras en el Reino Unido, las casas de empeño han experimentado un boom desde la crisis. Hace siete años había 800: hoy hay 1300.

Desde el estallido de la crisis financiera el espectro de la pobreza está sobrevolando Europa, tradicionalmente dotada de una fuerte clase media y una clase trabajadora protegida por el manto de la seguridad social.

Según la Confederación Europea de Sindicatos hoy unas 85 millones de personas de las 501 millones que habitan la UE viven en el umbral de la pobreza. Realidad dramática, pero sus dirigentes y políticos, nos siguen vendiendo el modelo del sistema del capitalismo salvaje que a diario se desmorona y pierde credibilidad y confianza el sistema político.

“Afortunadamente todavía tenemos en Europa una red de cohesión importante en términos de salud, educación y políticas asistenciales. Pero a nivel de ingreso, hay unos 85 millones que están por debajo del salario mínimo”, explicaron en los días de protestas y la huelga del 29-S a BBC Mundo

Impacto económico Desde el punto de vista ético pocas cosas miden mejor la calidad de una sociedad que sus niveles de pobreza. Jóvenes europeos: sin trabajo, no serán consumidores.

Pero el problema no se limita a una cuestión social o moral. El mundo se está recuperando de la recesión mundial que siguió a la crisis financiera de 2008, dicen los más optimistas, pero las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) indican que el crecimiento global para 2010 será de alrededor del 4,50% (y 4,15% en 2011)

Según le dijo a BBC Mundo un vocero oficial de la Organización Internacional del Trabajo, el desempleo puede frenar y hasta revertir este proceso. “El desempleo tiene dos impactos. Uno a corto plazo es el impacto negativo que tiene sobre el consumo y la confianza que a su vez afecta la demanda, la inversión y la recaudación impositiva. Y hay un impacto a largo plazo, porque los desempleados actuales corren peligro de transformarse en desempleados crónicos”.

La OIT estima que se tendrán que crear unos 440 millones de puestos el mundo en los próximos 10 años, para absorber la incorporación de nueva población activa al mercado laboral. Porque en la Unión Europea el mercado laboral tiene visos de empeorar debido al impacto de los planes de ajuste.

El laberinto de los ajustes. En los últimos tres meses del presente año y, sobre todo, en 2011 se harán sentir en toda su dimensión los recortes fiscales anunciados por muchos países para lidiar con el déficit. Estos planes de ajuste no son una garantía de solución del déficit fiscal y – si el economista John Maynard Keynes tenía razón – pueden resultar contraproducentes.

El 20 de agosto la Comisión Europea aconsejó al gobierno griego – que había puesto en marcha tres paquetes de ajuste – que realizara un corte adicional de 4.000 millones de euros (algo más de US$5.000 millones) para cumplir con su compromiso de lograr un déficit fiscal del 8% a fin de año debido a una recaudación menor de la esperada a pesar del (o debido al) profundo ajuste.

La República de Irlanda es un ejemplo más claro de lo que puede venir porque fue el primer país europeo en aplicar un duro plan de ajuste en octubre del año pasado y recibió el aplauso de los mercados y los medios ortodoxos, por ello, el sr. Brian Cowen, primer ministro República de Irlanda, no lo tiene claro. A diferencia del resto de la Unión Europea o de sus socios en la Eurozona, que tuvieron un modesto crecimiento económico en el último trimestre, el Producto Interno Bruto de la República cayó en un 1,2 por ciento. El gobierno ha caído en la trampa típica de las naciones con déficit fiscal y contracción económica: el ajuste permanente. Este diciembre el gobierno del primer ministro Brian Cowen planea un cuarto ajuste fiscal en su nuevo presupuesto.

En medio del debate en toda la UE sobre qué hacer con el déficit, hay millones de desempleados y una advertencia del primer ministro de Noruega Jens Stoltenberg en un reciente seminario en la OIT: “Tenemos que evitar que este alto nivel de desempleo se convierta en permanente”. A pesar de todos los intentos, políticas internas, en especial en España, Portugal, Grecia, la crisis continua y cada vez su repercusión es más nociva, destructiva e inhumana.

Mientras los verdaderos responsables – Políticos, empresarios, banqueros, financieros, administradores y las nuevas oligarquías de las corporaciones transnacionales – como núcleo más poderoso de los poderes fácticos mundiales, aquellos mismos que en tiempos de ganancias, privatizaron e individualizaron sus beneficios y en tiempos de crisis y recesión, socializan las perdidas y el Estado acude a su salvación con miles de millones de dólares que son dineros de los ciudadanos, no aciertan una sola de sus políticas, por muy simple: Cuándo un pirata o gánster puede generar soluciones a sus propias fechorías, asaltos, robos y corrupción generalizada. Jamás, la solución para ser efectiva, ética, social y humana tiene que venir obligadamente desde abajo, desde quienes hoy son víctimas de este drama y tragedia.

Entre tanto algunos de los países capitalistas (muchos de la OCDE) se debaten en una crisis y recesión más extensa, profunda y asimétrica ( y sus Gobiernos, aplican medidas políticas “salvadoras” de espaldas a los pueblos, para salir de la crisis, políticas que en los años 90’ nos aplicaron a todos los países de América Latina, ante la crisis y descomposición del modelo capitalista burocrático- políticas de subsidios generalizados -, así como el reformismo político, como parte de las políticas del Consenso de Washington. “Acaso se está americanizando Europa con la políticas neoliberales que está liquidando los derechos sociales históricamente vigentes desde los tiempos del Estado de Bienestar y el modelo keynesiano.

La barbarie del neoliberalismo “toca” las puertas de muchos países de Europa, hasta entonces respetuosos por la vigencia constitucional de los derechos sociales de los trabajadores y derechos políticos de los pueblos ( hoy en el escenario de la triple crisis mundial, el “Cambio de Época” y el nuevo modelo de acumulación mundial del capitalismo, para nosotros la vigencia de los derechos sociales y políticos, representa la fortaleza principal de la Democracia liberal representativa).

En paralelo, en el escenario de la arquitectura financiera mundial, en el F.M.I. y el B.M. los nuevos poderes económicos mundiales – países de economías emergentes, Brasil, Rusia, India y China, las economías BRICh –, los nuevos poderes políticos, regionales descentralizados, Estados Unidos, Unión Europea, Rusia, China, India y Brasil, y en propio escenario mundial del G-20, hoy están a punto de ingresar al increíble “submundo” de la “guerra” – pero la guerra de las Divisas.

Es particular las relaciones y tensión política entre Estados Unidos y China, cuando la administración Obama exige a Pekín una mayor apreciación del rinmimbi –o el yuan – frente al dólar y el propio euro, sin embargo Pekín argumenta que ello le ocasionaría graves conflictos internos en su país ante el cierre de cientos de empresas, por la reducción de la producción ante la suba de los precios de los productos chinos en el mercado mundial, buenos millones de desocupados y retorno de gran porcentaje de ellos hacia el sector rural – de donde son procedentes – situación que se agravaría muy rápidamente, ya que el capitalismo estatal centralizado chino, aún no ha resuelto esta complejidad, además del grave problema que tiene con el movimiento político en defensa y autonomía del Tibet y los propios hoy presentes con motivo del Premio Nobel de la Paz que se encuentra en prisión, producto de la lucha por la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.

Frente a esta realidad, de crisis, recesión y falsas políticas de solución, así como ante el temor de la guerra de las divisas – que el dinero sea utilizado políticamente, in)surge en varios países de economías emergentes, políticas nacionales – soberanas – el proteccionismo está presente – contra los intereses de los neoliberales – e (in)surgen los nacionalismos, pero no los nacionalismos tradicionales, encerrados en su propio país, sino nacionalismo, con fortalecimiento de su economía nacional, con responsabilidad global y visión de futuro, donde la cultura, la identidad, la comunicación intercultural, la biodiversidad y las economías locales populares, se ubican en el centro de la turbulencia multipolar.

Intentemos una nueva mirada que pasa hoy en Brasil, en China o simplemente en Perú, que según los “defensores a ultranza” del modelo neoliberal y funcionarios de los organismos supranacionales, consideran a mi país, “como el de mayor crecimiento económico, el segundo de mejor calidad de vida, el primero en lucha y disminución de la pobreza – aun en tiempo de crisis -” y otros descubrimientos estadísticos y al final el resultado también hoy es que el gobierno de turno ha sido ”barrido” políticamente en las últimas elecciones municipales y regionales a nivel nacional del 3 de octubre y además hoy existen más de 270 conflictos sociales activos, verificados por la Defensoría del Pueblo, movimientos sociales anti-globalización que son de carácter o naturaleza ambientales, territoriales, crisis del agua, privatización de las tierras de cultivo, laborales, educativos, culturales y en defensa de los territorios de los pueblos originarios de la Amazonía y la comunidades históricas, todos, absolutamente todos contra la política neoliberal del gobierno y la prepotencia y saqueo de nuestros recursos naturales por parte de las corporaciones transnacionales.

Pablo Raul Fernández Llerena

Ser antisistema.

Los acontecimientos que acompañaron la, en buena medida exitosa, manifestación del 29-S en Barcelona y en otros lugares, han puesto de actualidad un debate sobre qué es ser antisistema en la sociedad actual. Si partimos del sistema actual, que puede ser denominado como la globalización capitalista neoliberal patriarcal e imperialista, puede que podamos posicionarnos como pro o antisistema.

Este sistema al que se oponen más de los que se quiere aceptar, es cierto que es en cierto modo global, porque está extendido -y sigue haciéndolo-, por todo el mundo, pero este no es en principio el problema principal. Una de las cuestiones principales es que es también capitalista, de esto ya no cabe la menor duda, porque tras la caída del Muro de Berlín -y sin ella- es evidente que el primero de los elementos a la hora de tomar decisiones de calado político es “don dinero”, es decir, la política, la ética o la espiritualidad son una pura anécdota con respeto al beneficio económico. Se trata de un sistema neoliberal, porque sobre todo desde los años 80 son las políticas que promueven la desregulación de los mercados y la minimización del Estado las que rigen las políticas económicas, dejando en manos del empresariado (la temible patronal del Sr- Díaz Ferrán y compañía) el grueso de las decisiones de nuestras vidas. Es patriarcal, como siempre, porque es el hombre (el macho) quien ha dirigido los designios de la Humanidad con los resultados que conocemos, estando por ver qué ocurriría en un mundo donde la feminidad tuviera más que decir. Es imperialista porque son ahora las naciones eminentemente capitalistas y neoliberales (entre las que nos incluimos) las que a fuerza de dar gusto a sus empresarios, invaden países por la vía de las armas o de los acuerdos económico-comerciales y de cooperación, sin más objetivo que el de ampliar mercados, su acceso a recursos, su cuenta bancaria y, por tanto, su poder en un mundo regido por el capital.

Ser antisistema es, no solo una buena opción, sino puede que la única. Porque no creo que, más allá de en las mentes de codiciosos empresarios y gobernantes, pueda caber la promoción de un sistema que genera mil millones de hambrientos, cien mil muertes diarias fácilmente evitables y decenas de conflictos armados y violencia generalizada.

Pero no puede ser antisistema quien quiere enfrentarse a aquello que quiere cambiar, usando algunas de las estrategias del mismo. Es decir, la violencia de algunos de los mal llamados antisistema simplemente los convierte en promotores del sistema, porque de este modo están legitimándolo y, lo que es peor, deslegitimando a quienes trabajan diariamente por la transformación social, la del sistema. No cabe olvidar tampoco la violencia del sistema, que la hay y no es poca y es sabido que es utilizada para minar los esfuerzos antisistémicos.

En fin, que la triste violencia del 29-S, de la que los medios de comunicación (del sistema) han hecho buena difusión por diferentes razones, no nos quite la ilusión de ser antisistema.

Sobre la (no) violencia de las protestas

No es nuevo el debate tanto dentro como fuera de los movimientos sociales que trata sobre los límites de la agresividad o de la violencia de las protestas. La violencia no surge prácticamente en ningún caso de forma premeditada en las protestas sociales. Los grupos que organizan manifestaciones, ocupaciones o campañas no contemplan entre sus métodos, ni tampoco en su filosofía de fondo, el uso de la violencia, aunque quizá exista en algunos casos cierta permisividad con la agresividad. La agresividad es definida como la tendencia a actuar violentamente, así que tampoco sería estratégicamente un sustituto válido a la violencia, aun teniendo en cuenta que en muchos casos la agresividad puede ser percibida como el último escalón al que podemos llegar sin ser violentos. Las acciones de protesta suelen estar trabajosamente organizadas en cuanto a su difusión y aglutinación de discursos y de simpatizantes. Sin embargo, la preparación para actuar en situaciones violentas, como las que se dan en muchas protestas y que suelen estar promovidas pasivamente por las fuerzas de seguridad oficiales, no es la suficiente. Porque ser capaz de  no responder con agresividad a las cargas policiales, requiere que en el imaginario de los movimientos sociales la noviolencia esté asumida como algo intocable e incuestionable.

La noviolencia no nos es enseñada por nadie, sino más bien al contrario. Es por ello por lo que los movimientos sociales que pretendan que sus protestas acaben sin incidentes violentos -que a fin de cuentas echan a perder cualquier mensaje político transformador y deslegitiman la acción en si misma- deben trabajar la noviolencia entre sus miembros. Porque no podemos tolerar que después de la primera huelga general de la crisis actual, hablemos más de los “antisistema” que de la reforma laboral que el Gobierno no tiene la menor intención de retirar.

La noviolencia como método y como filosofía es el camino para ser capaces de no caer ante las provocaciones del sistema. En los altercados del 29-S hubo muy probablemente muchos factores que hicieron que estallara la violencia, y muchos de ellos son responsabilidad del sistema, pero la no preparación concienzuda en acciones noviolentas es la responsabilidad de los movimientos sociales, porque es sabido que las protestas funcionan de este modo y que el éxito de las mismas depende de que no haya nada que interfiera en su mensaje político.

Con todo ello, cabe denunciar la intolerable criminalización de los movimientos sociales que por parte de los de siempre se está produciendo. En los movimientos sociales no existen más que anecdóticamente elementos violentos, que además no forman parte de la organización de las protestas. Pero es cierto que se debe asumir la responsabilidad de que las protestas salgan de principio a fin como se han planeado, sin violencia y con el máximo impacto político y social.

Fuente: Jordi Calvo Rufanges / Público.

Secuelas de una dictadura atada y bien atada.

La Ley de Amnistía no rige en Barajas.

La Guardia Civil retiene a un edil de Ezker Batua fichado por un juicio militar de 1969

GUILLERMO MALAINA Bilbao 06/10/2010.

Iñaki García Arambarri.

Iñaki García Arambarri.

Iñaki García Arambarri (Ondarroa, 1950) revivió el martes, en el aeropuerto de Barajas, su pasado como “represaliado por la dictadura franquista”. Este concejal de Ezker Batua (la marca de IU en Euskadi) fue retenido durante varias horas por la Guardia Civil debido a sus antecedentes penales durante el régimen, en contra de lo que establece la Ley de Amnistía de 1977.

El primer punto del artículo primero dice: “Quedan amnistiados todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y faltas realizados con anterioridad al día 15 de diciembre de 1976”. Y el artículo séptimo, en su tercer apartado, añade que “los efectos y beneficios de la amnistía” debían darse también en “la eliminación de los antecedentes penales y notas desfavorables en expedientes personales, aun cuando el sancionado hubiese fallecido”. Casi 33 años después de la promulgación de la Ley de Amnistía, el 15 de octubre de 1977, Iñaki García Arambarri aún no ha muerto, pero su nombre sigue figurando en contra de ese articulado legal en los archivos policiales.

Ante el episodio sufrido con la Guardia Civil por este edil de Ezker Batua, su coordinador general, Mikel Arana, denunció este miércoles que lo sucedido pone en evidencia que, transcurridos 33 años y después de ser aprobada en esta legislatura la Ley de Memoria Histórica, “los poderes del Estado siguen guardando los antecedentes penales de luchadores antifranquistas como Iñaki, incumpliendo todas sus leyes”. Arana reivindicó que “es hora ya de reparar esta situación”, por lo que reclamó al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que, “con la misma diligencia que demuestra en otros casos, se asegure de que desaparezcan de los registros del Estado todos los antecedentes penales de los luchadores antifranquistas y no se vuelvan a utilizar en pleno siglo XXI los expedientes abiertos por la dictadura franquista”.

Juzgado en 1969 en Burgos

Como otros jóvenes vascos luchadores antifranquistas, Iñaki García fue juzgado en 1969 en Burgos y finalmente condenado a 25 años de cárcel por un tribunal militar tras renunciar a la presencia de sus abogados. Fue la decisión adoptada por él y sus compañeros para convertir aquella sesión en un “juicio político”. Se les acusaba de causar destrozos en una fachada tras colocar un artefacto explosivo.

No reconocieron al tribunal

Como recuerda este edil de EB ahora en su blog, “tras largos debates” decidieron que, “ante las peticiones de más de 12 años de cárcel”, politizarían “el juicio, no reconociendo al tribunal”. “Llegamos a la conclusión de que era igual ser condenado a 12 años que a cadena perpetua; los días de la dictadura estaban contados, y el relevo de la monarquía, para tener la mínima credibilidad no podía hacerse con las cárceles llenas de presos políticos”.

Iñaki García también recuerda la tensión y el nerviosismo de los días previos al juicio, entre continuas visitas de sus abogados y familiares, que les transmitían las noticias desde el exterior. “Nos íbamos a enfrentar con la jerarquía militar del Ejército, con el tribunal que tantas condenas de muerte dictó en la Guerra Civil y en la posguerra. Diariamente lo teníamos presente: el patio que nos asignaron era el tristemente conocido como de las acacias, donde se ejecutaban las condenas dictadas por el tribunal militar. En el paredón eran visibles los remiendos del albañil tratando de ocultar los impactos de las balas”, dice.

Este edil de EB en Orio relata también que, un día después del juicio, el tribunal militar les comunicó la sentencia. Él se enfrentaba a 25 años de “prisión mayor”. Ocho años después, cuando se encontraba recluido en el Puerto de Santa María (Cádiz) junto a otros 180 reclusos reconocidos como presos políticos, recobró la libertad.

De Ramón Rubial a Lluís Companys

Como Iñaki García, por aquel penal pasaron también durante la dictadura otros luchadores contra el franquismo como Ramón Rubial, líder histórico del PSOE, y Lluís Companys, president de la Generalitat de Catalunya. Aquella cárcel fue finalmente clausurada en 1981.

Después de todos aquellos años de lucha antifranquista y cárcel, este edil de Ezker Batua ha proseguido hasta ahora con su actividad política, en la actualidad como concejal de Orio, totalmente ajeno a que su nombre y sus antecedentes aún permanecen fichados en los archivos de la Guardia Civil. La cuestión ahora es saber si guarda los datos de todas las personas amnistiadas y si finalmente se cumplirá esa ley de 1977.

Fuente: Püblico


La Generación del Silencio o, El Silencio de los Corderos.

La democracia, con gobernantes corruptos que sucumben a los intereses de un capital de minorías, puede convertirse en la peor de las dictaduras. Los ciudadanos que con su silencio se resisten a denunciar esta situación, forjan su negro destino y alimentan al verdugo de los débiles, con una complicidad que tal vez algún día deban explicar a sus propios hijos.

Sí, seguramente tenga usted razón, incluso antes de su inicio, esta es muy probablemente una batalla perdida. Seguramente que muchos de ustedes, visitantes de este blog, pasarán por él sin apenas prestar atención.

Lo he podido comprobar personalmente, he pasado dos meses ante las puertas de una importante entidad financiera de este país, denunciando públicamente los abusos que ésta y otras como ella cometen en esta sociedad. Intentando poner freno a lo inevitable, que cada día que pasa se apoderen, con total impunidad, de unos bienes que nos pertenecen y por los que hemos luchado muchos años: nuestras viviendas y las de nuestros hijos, nuestros ahorros, una parte embargada de nuestras pensiones, una parte embargada de nuestros salarios… Y lo que todavía es peor, nuestra dignidad como personas y nuestra felicidad, “algo a lo que jamás deberíamos renunciar”.

Pero no crean que esto es casual, una parte vergonzosa de nuestros impuestos sirve para pagar los elevados salarios de nuestros políticos y de sus asesores, otra partida de difícil justificación se la llevan los sindicatos. Todos ellos, a los que haciendo un gran ejercicio de ablepsia seguiremos llamando personas de buena fe, no solo han demostrado su ruborizante incompetencia a la hora de llevar a este país donde se encuentra, además, tienen la desfachatez de permitir que estas entidades financieras cometan sus atropellos con total libertad.

Efectivamente, lo he comprobado, la gente es magnífica, durante mi periplo callejero de protesta he podido hablar con centenares de personas que me han trasladado sus mensajes de apoyo, que me han felicitado por mi acción y coraje, cientos de fotografías disparadas para subirlas a Internet. Tal vez fuera más correcto contar esas personas por miles en lugar de centenares, tantas horas y días en la calle viendo la gente y los coches pasar, uno se emborracha y pierde la noción de las cifras. Muchísimos de ellos explicándome su propia situación desesperada. Ocasiones, alguna vez espeluznantes, donde ciertas personas no pudieron contener sus lágrimas leyendo el texto de mi protesta y manifestándome la impotencia que sufren debido a la asfixiante situación por la que atraviesan.

Sin duda, muchas de esas gentes pertenecen a la larga lista oficial de parados de este país, que sufren sin piedad el azote de la crisis. Pero… ¿saben ustedes cuántas de esas personas se han sentado a mi lado para aumentar la intensidad de mi denuncia?

Hasta el día de hoy, NINGUNA.

Sí, querido visitante, seguramente tenga usted razón, incluso antes de su inicio, esta es muy probablemente una batalla perdida. Pero déjeme decirle algo: a pesar de mis momentos de desánimo y de grandísima decepción, no seré yo el que permanezca callado viendo lo que pasa y permitiendo que la tiranía se apodere de nuestras vidas. No seré yo el que traicione a mis hijos, porque si tolero el ataque que estoy sufriendo y no lucho contra él, estaré animando a los tiranos para que mañana cometan cuantas injusticias quieran sobre ellos.

No, compañero, a pesar de lo que usted piense o diga, no seré yo quien desista, porque si algún día me rindo, enfermaré.

Aquí le dejo este blog con sus contenidos, para que usted se siente y vaya leyendo mis locuras, o para invitarle a que participe en ellas.

José Luis Burgos.

La policía de Barcelona decide provocar incidentes en la jornada de huelga, para desprestigiar a los manifestantes.

Mucho nos temíamos que algo así pudiera suceder hoy en Barcelona; y es que estaba claro que esta ciudad iba a ser el lugar donde mayor seguimiento tendría la huelga general, como así ha sido.

Por ello y con el objetivo de desprestigiar y justificar la represión durante la jornada de lucha obrera, el poder, a través de la policía, ha decidido provocar incidentes durante toda la jornada, para ello no han tenido mejor idea que desalojar la sede de una antiguo banco, ocupado desde el pasado sábado, por activistas anticapitalistas.

En el momento del desalojo, varios activistas que se encontraban fuera del edificio comenzaron a increpar a los policías, quienes respondieron con fuertes cargas, con el objetivo de provocar una respuesta por parte de los activistas y poder justificar posteriormente el uso de la violencia.

Las violentas cargas policíales provocaron que algunos activistas (algunos de ellos infiltrados de la policía) comenzaran a romper escaparates y quemar papeleras y hasta un coche policial, la quema del cual ha sido difundida ampliamente por todos los medios de comunicación del sistema, para deslegitimar las múltiples manifestaciones pacíficas llevadas hoy a cabo en Cataluña y justificar el uso de la violencia policial.

Esta estrategia, usada hoy por la policía en Barcelona, ha sido utilizada en múltiples ocasiones, con el objetivo de desprestigiar las luchas obreras y populares, y se conoce con el nombre de estrategia de la tensión, consistente en criminalizar a los manifestantes, para justificar, ante la opinión pública, su represión, para ello se vale de infiltrados en los movimientos sociales, que son quienes inicían acciones como la rotura de escaparates y la quema de mobiliario urbano.

Algo muy similar sucedió en Toronto, durante la reunión del G20, el pasado mes de mayo, cuando infiltrados policiales en el Bloque Negro comenzaron a provocar incidentes (entre ellos, curiosamente, la quema de un coche de la policía), unos incidentes que fueron masivamente difundidos por los medios de comunicación del sistema, para deslegitimar las justas protestas de miles de manifestantes pacíficos y justificar la violenta represión policial. Pincha aquí para ver lo sucedido en Toronto.

Fuente: Antimperialista

¡Contra los ricos no se protesta…! Brutal represión policial en Toronto por las protestas contra la cumbre del G20

Más de 10 mil personas salieron a la calle  durante la Cumbre del G-20, celebrada este fin de semana en Toronto, Canadá, para pedir cambios profundos en las políticas económicas impulsadas y respeto a los derechos humanos. Desde la alcaldía de Toronto se indicó que hay algunos detenidos que afrontan cargos como obstrucción a la justicia y destrucción de propiedad. Autoridades locales reabrieron algunas vías de comunicación y estaciones del subterráneo que habían sido cerrados como medida preventiva.

Los resultados de la protesta reportaron 900 arrestos , haciendo de este el mayor arresto masivo en la historia del país. Muchos activistas han sido detenidos sin cargos, en movilizaciones civiles y pacíficas de protesta y mantenidos en pequeñas jaulas atestadas de manifestantes durante horas o incluso días. El Centro de Medios Alternativos (AMC) y periodistas independientes también han sido objeto de allanamientos ilegales, detenciones, 8 detenciones sin cargos y un arresto por romper la paz. Estos días se está dando cuenta de la represión policial ejercida en las detenciones masivas así como recabando testimonios de las personas que la han sufrido.

El 28 de junio los activistas de medios libres realizaron en Toronto una rueda de prensa para poner en evidencia los arrestos masivos, la violencia policial y la intimidación a la que se sometió a la población. En la misma, explicaron los motivos políticos por los que se actuó contra los periodistas y movimientos sociales de la comunidad; así como también contaron cómo fueron elaborados perfiles de las personas sobre la base del tipo de ropa, por llevar números de teléfono para asistencia legal o por residir en determinados barrios. También informaron sobre las condiciones crueles y brutales en que se encuentran los detenidos, arrestados y encarcelados.

Testimonio de la periodista independiente Amy Miller, sobre el trato policial y la violencia ejercida contra las mujeres:

Mi nombre es Amy Miller, fui detenida ayer, estaba con Adam y otro compañero, íbamos para cubrir la acción de solidaridad con los presos. Mientras íbamos en camino vimos cómo un grupo de jóvenes estaban siendo detenidos y nos acercamos para ver que pasaba . Sin darnos cuenta ya estaban pateando a mi compañero y lo mismo me pasó a mí. Me tomaron del cuello y me agacharon a la fuerza, después fui detenida durante 13 horas aproximadamente. Me pusieron en una celda con unas 25 mujeres jóvenes. Durante esas 13 horas de mi detención me dijeron cosas que son repulsivas y totalmente inapropiadas; me dijeron que me iban a violar, me dijeron que me iban a disparar con sus pistolas, me dijeron que se asegurarían de que yo no quisiera ejercer el periodismo en mi vida y que me violarían cuantas veces fuera necesario. Cuando estuve en el centro de detención vi muchas mujeres que fueron desvestidas por los policías para revisarlas, policías hombres. Una mujer que salió de ahí totalmente traumatizada dijo que le habían violentado sexualmente con los dedos.

Presa por tirar pompas de jabón a un policía.

Una joven activista lanza pompas de jabón a un policía canadiense durante la pasada cumbre del G-20. Se entabla un diálogo con el policía, que amenaza con detener a la joven “por agresión”. El video termina con el arresto de la muchacha. No hubo insultos de la joven, ni talante agresivo, solo pompas de jabón lanzadas con un juguete. Otros policías miran la escena, que termina con la muchacha metida en una jaula policíaca. Increíble pero cierto.

Alive in Honduras

En España ya no existen las izquierdas, ¿y ahora, quién defiende al populacho?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José Luis Burgos.