¡Dios nos pille confesados!

 

Por Mª Ángeles Sierra

El poder de los menos sobre los más, cada vez es más asfixiante. La línea divisoria entre lo asumible y lo inasumible ha sido traspasada sin decoro y sin decencia por parte del bipartidismo imperante, siempre al servicio del poder y del dominio del desalmado, embrutecido y descarnante sistema capitalista que ya no guarda reparo ni en engullirse a si mismo.

Mientras cientos de miles de ciudadanos ya han tocado el profundo fondo de una insostenible crisis económica, devastadora, frustrante, desmotivadora y discapacitante, estamos aún por ver desde la misma profundidad la verdadera crisis de eso que algunos maestros del birlibirloque han dado en llamar, el Estado de Derecho, cuando cada vez es más palpable que en este Estado ya no nos asisten a los ciudadanos, ni uno solo de los supuestos derechos establecidos.

Los cada vez más empobrecidos y embrutecidos medios de comunicación, siempre al servicio lacerante del cada vez más menguado poder bipartidista establecido, intentan incesantemente a través de sus pantomímicos personajes, -adscritos de forma directa o indirecta, como no podía ser de otra manera, a sus partidos-, hacernos ver que esto se limpia ocultando la perversión y sacrificando a cuatro de sus expiatorios chivos, sacados, -como no-, de su manada de insaciables lobos enfurecidos.

Se me vienen dos casos que están hoy a la orden del día en todos los medios de comunicación, con los que por cierto, nos tienen muy distraídos, tras los cuales gravita un mismo principio: La corrupción. El caso de Urdangarín y el de Garzón, al parecer dos ciudadanos muy pillos, que al final no están siendo más que tapadera de cuantos vienen moviendo los hilos.

La pasta gansa y pública que el Sr Urdangarín se cobraba por meros informes plagiados de internet y elaboración de proyectos inasumibles, entre otras muchas imposibilidades, es sin duda indecente pero no más, que la misma pasta gansa obtenida en similares circunstancias a través de muchas organizaciones de renombre de este país a las que nunca se investigará y de las que nunca se dirá nada. ¿Cuántos proyectos millonarios conveniados con organizaciones a través de administraciones, nacionales, autonómicas y locales se han perdido en los cajones del olvido? ¿Durante cuantas décadas? ¿Quiénes fueron los chupópteros y los tiralevitas que los auspiciaron? ¿Seremos capaces de cuantificar siquiera el volumen de los fondos siempre públicos malversados?

¿La sentencia por prevaricación de las escuchas llevadas a cabo por Garzón, a cuántos, desde cuando, hasta cuando, por cuantos jueces en España, se viene practicando?

No seré yo quien defienda a la contra, lo que al parecer ya está probado pero ¿por qué estos dos personajes y ahora? ¿Cuánta mierda se esconde debajo? ¿Es acaso esto reflejo de la ejecución a través no del garrote vil, sino del vil garrotazo sobre dos de sus mismas marionetas para seguir operando, robando, engañando mientras aparentan los mismísimos pecadores que están libres de pecado? ¿A qué viene tan incomprensible escándalo mediático?

A ver si va a ser que manchando solo a dos, subsisten, se olvidan y se perdonan el resto de los pecados. Si es que ha de ser así… ¡Dios nos pille confesados!

Solo a la traición lo llaman estos interlocución válida.

La izquierda minoritaria pide a Bono que se investigue al partido fantasma

 

Una supuesta formación ‘ecologista’ mantiene bloqueada en el Congreso la Iniciativa Popular sobre la dación en pago.

YOLANDA GONZÁLEZ

La izquierda minoritaria en el Congreso de los Diputados exigirá a la Mesa de la Cámara, presidida por José Bono, que recabe datos sobre la formación Los Verdes Ecopacifistas y sus intereses. Esta pantalla verde, con sede en Valencia, consiguió el pasado marzo registrar en el Parlamento un escrito para presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la dación en pago.

Sin tradición en las demandas sobre esta materia y con intereses inmobiliarios, según ha desvelado Público, el partido ha impedido con este gesto que lleguen al Congreso iniciativas similares que venían preparando las principales organizaciones sociales. Es algo que ha disparado las alarmas en IU, ICV y ERC.

La secuencia de los hechos es la siguiente: un partido que se hace llamar ecologista registró el pasado 11 de marzo en el Congreso y en los 17 parlamentos autonómicos una serie de escritos para abrir formalmente el proceso de ILP sobre la dación en pago. Es decir, que la hipoteca contraída por la compra de una vivienda quede saldada con la entrega de las llaves.

La iniciativa, una de las banderas de la izquierda minoritaria en el Congreso, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y del Movimiento 15-M, no llamaría la atención si, tal y como ha ocurrido, no hubiese impedido que lleguen a la Cámara otras peticiones similares avaladas por organizaciones sociales. Y también por el contexto que rodea a Los Verdes Ecopacifistas: a sus vínculos con promotores inmobiliarios, se suma su número escaso de militantes apenas 300 y el reconocimiento expreso a este diario por parte de su portavoz, Alejandro Escribano, de que todavía no han empezado a recoger las firmas.

Proceso complejo

IU denuncia la "pinza" entre PP y PSOE para bloquear la dación en pago

El procedimiento de búsqueda de apoyos es complejo. No sólo por el número de firmas necesario para que la ILP prospere 500.000, sino porque todos los firmantes han de aportar fotocopia del DNI.

Fuentes de la dirección de IU en el Congreso insistieron ayer a Público en la necesidad de conocer hasta dónde llegan los vínculos de Los Verdes Ecopacifistas con el sector inmobiliario. El portavoz y vicepresidente de esta pantalla verde es directivo de dos promotoras inmobiliarias.

Además de exigir explicaciones sobre por qué esta formación ha conseguido vetar iniciativas similares, IU recuerda que fueron ellos los primeros en llevar la dación en pago al Congreso. En este sentido, sostienen que, en lo que va de legislatura, la Cámara ha votado en "12 ocasiones" sobre esta materia y "siempre los votos del PP y del PSOE" la han echado atrás. "En este tema de la dación en pago, el PSOE y el PP han hecho pinza", remachan.

ERC reta al PSOE a presentar una proposición de ley sobre la materia

Por su parte, Núria Buenaventura, portavoz de ICV en el Congreso, insiste en la necesidad de que la Mesa revise a fondo el escrito presentado por Los Verdes Ecopacifistas. "Es alucinante lo que buscan los poderes económicos para seguir especulando", valora sobre los nexos con el sector inmobiliario. Dado que la Mesa del Congreso está mayoritariamente compuesta por miembros del PP y del PSOE, Buenaventura sostiene que la pelota está ahora en los "representantes políticos". En los mismos que sí aceptaron la propuesta de Los Verdes Ecopacifistas y que se han negado en la Cámara Baja a una reforma del sistema hipotecario que dé cabida a la dación en pago.

De la necesidad, virtud

Joan Tardà, diputado de ERC, recuerda que uno de los principales problemas con los que cuenta el grupo parlamentario de ERC-IU-ICV es la de que no están "representados" en la Mesa del Congreso, por lo que desconocen "todos los debates" que hayan podido existir a la hora de desestimar la ILP impulsada por las organizaciones sociales con el argumento de que ya se había presentado una petición similar por parte de Los Verdes Ecopacifistas.

Recordando las demandas del Movimiento 15-M y las de CCOO, UGT y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, entre otras, a Tardà, cuya formación llevó la dación en pago al Debate sobre el Estado de la Nación, le cuesta creer que haya sido precisamente un partido político el que finalmente haya logrado poner en marcha los pasos previos a una ILP. Consciente de que el contexto hará muy difícil que esta iniciativa de Los Verdes Ecopacifistas llegue al Congreso, Tardà considera que el PSOE tiene la "oportunidad" de hacer de la necesidad virtud.

¿Cómo? Presentando una proposición de ley de modificación de las normas hipotecarias que asumiese la dación en pago. Tardà se comprometió a apoyar esta proposición y a buscar "todos los apoyos posibles", que llegarían, con casi toda seguridad, de IU, ICV y el BNG.

Con la legislatura prácticamente agotada y los plazos que se manejan para la presentación de la ILP y los avances de la subcomisión, Tardà está convencido de que sería una oportunidad de oro para el PSOE de hacer ver a los ciudadanos que se avanza en esta materia.

Por parte del BNG, su portavoz, Francisco Jorquera, censuró ayer todo tipo de prácticas "encaminadas a bloquear algo tan legal y tan bueno como una ILP".

Los partidos mayoritarios fueron más cautelosos en su reacción. Fuentes del Grupo Parlamentario Socialista sostuvieron que la iniciativa presentada no se ajusta a derecho y que desde su presentación está destinada a morir. Entre otros asuntos, recuerdan las mismas fuentes, se proponía el efecto retroactivo de la dación en pago sin modificar la Constitución. Ahora, consideran en el PSOE, a la luz de lo publicado por este diario, la Mesa podría revisar la documentación presentada por el partido fantasma.

Sin entrar a valorar el fondo de la iniciativa de Los Verdes Ecopacifistas, el PP considera necesaria la modificación del sistema hipotecario. "Hay que estudiar qué incidencia puede tener para que no se creen problemas mayores y analizar la situación en los países de nuestro entorno", relata Pablo Matos, portavoz en la Comisión de Vivienda.

Estupefacción

Carles Arnal, de Els Verds-Esquerra Ecologista, formación integrante de la Coalición Compromís pel País Valencià, se confesó ayer "estupefacto" por los vínculos entre Los Verdes Ecopacifistas y el negocio inmobiliario.

"Ese colectivo no tiene relación con los movimientos sociales ecologistas, no se comporta como un partido verde responsable. Pero cuando hay un acto público, son los primeros que aparecen con su pancarta para ponerse a la cabeza de la manifestación", narra.

Respecto a la ILP, Arnal concluye que el comportamiento de Los Verdes Ecopacifistas es "irresponsable" por lo que ello conlleva de bloquear otras iniciativas.

"Hacen daño directo e indirecto. Pueden hacer que la gente desconfíe del movimiento verde en un momento en el que tenemos posibilidades", subrayó ayer a este periódico.

Por su parte, Reyes Montiel, exdiputada en la Asamblea de Madrid y presidenta de la fundación Equo, recuerda que en el proceso de unificación de partidos verdes en su formación no se contó con ninguno que no tuviese el aval del Partido Verde Europeo, algo que no tienen Los Verdes Ecopacifistas, a los que califica de "pantalla de intereses con una larga trayectoria de traiciones".

Tras analizar los últimos datos sobre la citada ILP, Montiel concluye que existe una "responsabilidad compartida entre los oportunistas y las mesas de los parlamentos que no han dudado en calificar esas iniciativas".

"Me sorprende, conociendo los mecanismos como los conozco, que no hayan tenido problemas para presentar los escritos. Me sorprende que sea tan difícil hacerlo para quienes lo reivindican. Alguien tendría que explicar por qué", añade.

El papel de PSOE y PP

De oportunismo también habla Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Y sostiene que el hecho de que la citada formación que se hace llamar ecologista haya logrado que la Mesa del Congreso tramite su petición es un tanto que se apuntan PP y PSOE para impedir la dación en pago.

La plataforma que representa no se da por vencida. Aseguran que seguirán con acciones en la calle y que igualmente recogerán las firmas con los mismos requisitos que si se tratase de una ILP. Y el próximo día 13 de julio, uno de sus representantes ha sido invitado al Congreso para intervenir en la subcomisión de reforma hipotecaria. "Hace falta voluntad", insiste.

Rechazo a una nueva ILP contra los desahucios

Orígenes

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) emitió ayer un comunicado denunciando que "PSOE y PP, a través de la Mesa del Congreso, impiden la ILP sobre la dación en pago". Recuerdan que ellos, junto a sindicatos y otras organizaciones, estuvieron entre noviembre de 2010 y el pasado febrero redactando un texto para la ILP. Algo que no fue posible porque se les adelantaron en el tiempo Los Verdes Ecologistas, motivo que esgrimió la Mesa para frenar su escrito.

Una iniciativa más amplia

Tras la primera negativa, presentaron una segunda ILP más amplia contra los desahucios. La semana pasada volvió a ser rechazada con la excusa, según la PAH, de que ya estaba presentada por un grupo político.

"Mafia del ladrillo"

La PAH considera que la Mesa del Congreso ha utilizado este partido "fantasma" vinculado a la "mafia del ladrillo" para impedir una ILP que esperan "miles de ciudadanos".

Fuente: Público

CARTA ABIERTA DE UN AFECTADO POR LA HIPOTECA A NUESTROS DIRIGENTES POLÍTICOS Y PARLAMENTARIOS

Barcelona, 18 de diciembre de 2010

Me llamo José Luis Burgos, tengo 48 años, soy discapacitado físico y preciso para movilizarme la ayuda de una silla de ruedas. Hace ya 19 días que permanezco en huelga de hambre en Paseo de Gracia nº 5 de Barcelona, ante las puertas de una de las entidades financieras más fuertes de este país, el Banco de Santander.

Soy un estafado e ignorado por un sistema capitalista brutal y despiadado. Una de las centenares de miles de personas que con sus respectivas familias están a punto de perder su vivienda o ya la han perdido. Un durísimo castigo para ciudadanos que han cometido un solo delito: perder de forma injusta su puesto de trabajo, por culpa de un mercado laboral que ha saltado por los aires debido a las sucias maniobras de los mercados financieros, que no son otros que la banca y las transnacionales.

Sepan ustedes que denuncio públicamente y con todas mis fuerzas las tropelías que desde hace ya mucho tiempo vienen cometiendo estas instituciones ambiciosas e inhumanas. Pero sepan también ustedes que mi mayor decepción es comprobar que los representantes políticos en los que hemos confiado nuestra vida y futuro, no están haciendo absolutamente nada por evitar estos atropellos y poner fin a esta barbarie.

Y si en algún momento se ha hecho, ha sido a favor de esa banca privada, ya que entre los años 91 y 98 los dos equipos de gobierno, primero socialista y luego popular, fusionaron los bancos públicos de crédito en nuestro país a través de Argentaria, para venderla posteriormente al sector privado de forma poco transparente, y ello cuando era rentable y sus acciones tenían buen comportamiento en bolsa. Ahora es obvio que estos bancos de crédito nos habrían sacado del apuro inyectando liquidez a empresas y familias. Sin embargo nuestros representantes en el gobierno y en la oposición se ponen de nuevo de acuerdo para abrir las cajas al capital financiero y bancarizarlas, cuando una medida social sería su nacionalización y funcionamiento como entidades públicas, éticas en la inversión y con control ciudadano.

Soy un simple ciudadano, no me siento representante de nada ni nadie, pero creo ser una muestra de esa gran parte de la población que está viviendo momentos amargos y situaciones de tragedia familiar, ante la mirada pasiva de todos ustedes.

Es totalmente inadmisible que millones de personas se encuentren en la calle o estén a punto de hacerlo, por una legislación obsoleta e injustamente aplicada en este tipo de situaciones de crisis. Pero lo que es incomprensible es que se les esté esclavizando financieramente de por vida, porque aún entregando su vivienda y perdiendo todo el dinero que ya habían invertido en ella, son condenados durante el resto de sus días a pagar una deuda ficticia e inmoral, como resultado de la diferencia de valoración de esas viviendas entre el precio de compra inicial y el precio de subasta actual, al cual hay que sumar las abusivas e inexplicables costas judiciales del proceso de ejecución.

No deja de ser deleznable que los mismos culpables de originar esta crisis sean premiados con miles de millones de euros de nuestros impuestos, que el gobierno ha tenido a bien ofrecerles sin hacer a la ciudadanía consulta alguna, en lugar de exigir los castigos y penas de esta estafa y burla social. Pero todavía es más intolerable que ustedes, políticos y vendedores de promesas electorales salvadoras, permitan y hagan lícita esa esclavitud para sufragar las pérdidas de éstas entidades financieras que lejos de generar riqueza se han dedicado a manipular y especular sin control alguno y, rescatarlas de su propio pozo de suciedad con la explotación y cautividad legal de sus víctimas. Las mismas víctimas ciudadanas que se sienten traicionadas por aquellos representantes políticos que pidieron su voto y que ahora lo agradecen con su indiferencia.

Es un deber y una obligación política y moral, exigir que los errores y pérdidas de la banca, así como la crisis que han originado, la paguen ellos. Con sus millonarios beneficios acumulados durante tantos años, con las reservas que deberían haber dotado en sus balances en lugar de repartir miles y miles de millones en dividendos a sus accionistas, con el asqueroso beneficio que obtienen participando o financiando la fabricación de armamento con el que matar a miles y miles de niños y demás personas inocentes, que podrían ser nuestros propios hijos, padres, hermanos… Y también, claro está, con esas sucias e incalculables fortunas multimillonarias que duermen tranquilamente en paraísos fiscales sin haber pagado un solo céntimo de impuestos, mientras cada año aumenta el empobrecimiento de la clase obrera en los países avanzados y se registran paralelamente millones de personas que mueren de hambre en el mundo.

La entidad ante la que me encuentro protestando y que pretende quitarme lo que es mío, ha repartido hasta el mes de noviembre de este año entre sus accionistas más de 5.000 millones de euros de beneficios. La misma que se jacta de invertir 200 millones de euros en el equipo de Ferrari y Fernando Alonso, para seguir luciendo poderío en esta Cataluña nuestra, en esta España de amodorramiento, de circo y pandereta. La misma que financia con fortunas inmorales la compra de futbolistas, para que ese poderío, forjado con el dinero de sus clientes y los abusos que le permite el Gobierno ejercer sobre los mismos, traspase fronteras y muestre al mundo el despilfarro que existe en este país, por encima de necesidades sociales de primer orden, por encima de conciencias y personas desesperadas, para hacer todavía más evidente la falta de sensibilidad y compromiso con una sociedad que le ha permitido todo y se ha convertido en la Meca de ávidos banqueros y políticos corruptos.

Un país que no siendo ni de lejos una potencia económica mundial, ha metido entre las filas del capitalismo internacional a uno de los bancos más potentes, ese que con nuestro dinero se ha convertido en uno de los más ricos, pero también de los más pobres en gratitud y calidad humana. Ese que ha sabido, como todos sus homólogos nacionales, aprovecharse de la bondad de las gentes conformistas de este país, aprovecharse también de sus desgracias y, de una legislación que parece proteger únicamente los intereses de estas entidades, en detrimento de los más débiles. Una legislación que utiliza la maquinaria democrática y su Estado de Derecho, para dar forma a un inverosímil escenario de injusticia para sus ciudadanos y, albergar a un gran número de insaciables tragaperras que se han arropado bajo las sábanas celestiales de este fantástico paraíso financiero situado al sur de Europa.

Señores representantes políticos, ha llegado el momento de demostrar su talla profesional y humana, ha llegado el momento de demostrar si son dignos representantes nuestros. Nosotros, los ciudadanos, cumplimos puntualmente y con sacrificio para poderles pagar sus privilegiados salarios, para que nos defiendan de esta estafa permanente. Se encuentran ustedes ante una oportunidad histórica en la que tendrán que elegir entre defender a la ciudadanía, o traicionarla mientras siguen el juego de la tiranía totalitaria del dinero, que se está apoderando de nuestras vidas y robando nuestra felicidad.

La democracia está enferma, reclama a gritos que la rescatemos, que le quitemos este tupido velo que la envuelve de corrupción e injusticia. Ustedes, señores políticos, se llenan la boca a diario con sus discursos vacíos y cada día menos creíbles, orgullosos de ejercer sus funciones en un marco de derecho y honradez democrática en el que se escudan. Tal vez no se den ustedes cuenta, aunque me temo que sí, que están traicionando a esa democracia por la que tanto hemos luchado, convirtiéndola con su permanente ejercicio de permisividad y protección a la banca, en una total dictadura de los mercados financieros.

Su falta de valentía a la hora de decir la verdad, de poner freno a los graves atropellos que está cometiendo la banca en nuestro país, no permitirá que puedan explicar con orgullo a sus hijos y nietos el papel que están escribiendo ustedes en esta gran página histórica. Yo permanezco con mi huelga de hambre aquí en la calle, con un cansancio y unas condiciones climáticas que se tornan inhumanas, a la espera de que ustedes, los representantes políticos, decidan dar un paso al frente y alinearse con aquellos que defendemos la justicia social y los derechos humanos. Seguiré aquí, junto a otros ciudadanos, que ante el autismo de las administraciones, hemos decidido organizarnos para defender nuestros derechos a una vida y a una vivienda digna, a una justicia global económica y fiscal. Hemos perdido el miedo. Hemos decidido acompañarnos, caminar juntos por esta larga travesía. En mi caso, con los compañeros de la PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HIPOTECA y ATTAC ACORDEM. Seguiré aquí, apostillado en las puertas del banco, con la esperanza de que algún día decidan unirse a la ciudadanía, con la esperanza de que algún día decidan poner fin a toda esta tiranía y dejen de alimentar a nuestro verdugo; con la esperanza de liberar a nuestros hijos de estas cadenas.

Medios de comunicación, Jueces y Políticos: la democracia os necesita, la ciudadanía os espera.

José Luis Burgos.

Confesiones de una ex camella de drogas.

El título de este post coincide con el de un libro. Durante los últimos años se está produciendo un fenómeno que antes no ocurría o al menos no como ahora. Personas que trabajan o han trabajado en lo que conocemos por Industria Farmacéutica (concepto muy general pues en torno a los medicamentos se mueven muchas empresas con muy diferentes actitudes y enfoques), están saliendo a la palestra para contarnos las verdades incómodas sobre la misma. Para ello supongo que es especialmente interesante la difusión que se consigue a través de Internet ¿dónde si no iban a contarlo? En este caso se trata de una mujer, Gwen Olsen, que ha estado trabajando en la industria farmacéutica durante 15 años como representante, lo que aquí conocemos como visitadora médica. Es la autora del libro citado. Afirma que era una de las mejores entre los mejores. Yo no lo dudo pues he conocido a vendedores de la industria que podían acreditar que estaban entre los mejores y fueron despedidos (por lo general) o se marcharon por no poder aguantar lo que les obligaban a hacer.

Les aconsejo que vean el video entero pues sólo son siete minutos. Dice Olsen que “la industria farmacéutica se ha vuelto loca“. Y entiendo perfectamente a qué se refiere pues por lo general, los grandes laboratorios multinacionales y sus imitadores, han entrado en una fase de mercantilismo tal e interés absoluto por el beneficio económico que de alguna manera ni ellos mismos son capaces de controlarse. Estoy de acuerdo con ella en que los ciudadanos debemos recuperar nuestro poder (y no sólo sobre nuestra salud) y exigirles responsabilidades a los laboratorios por los productos defectuosos que colocan en el mercado y por numerosas prácticas que bordean la ley cuando no la saltan sin complejos. Y no digamos ya la ética. Y aprender a diferenciar entre enfermedades reales y desarreglos cotidianos, como explica la ex visitadora refiriéndose al fenómeno del tráfico o invención de enfermedades, disease mongering, que dicen los anglosajones (intentar que todos estemos enfermos aunque no lo estemos).

Tras tantos años en la industria esta mujer cree que hay alternativas más eficaes que los fármacos, como vigilar los aspectos nutricionales de nuestra dieta y nuestro estilo de vida, hacer ejercicio. Pero sobre todo autoeducarnos, cuidarnos nosotros mismos para no ser manipulados.

Miguel Jara

Tres cánceres de la economía contra los ciudadanos.

(CCS).- Según Transparency International, la corrupción amenaza gravemente la recuperación económica. Y la mayoría de los 180 países analizados en el último informe sobre corrupción en el mundo de esta organización suspenden. Los más corrompidos son casi siempre los más empobrecidos, pero también hay países ricos, con bajos índices de corrupción en casa, pero no así cuando sus empresas actúan en otros Estados. Ahí sobornan a placer.

Corrupción es soborno a funcionarios o políticos que influyen en la adquisición de bienes y servicios para el Estado; es apropiación de fondos públicos por funcionarios o políticos; es desvío de capital público a cuentas propias; es manipular o cambiar datos e informaciones para participar en concursos públicos en beneficio propio; es distribuir arbitraria e injustamente beneficios legítimos…

Contra la idea generalizada de que la corrupción es propia de países empobrecidos o emergentes, los multimillonarios trapicheos y latrocinios varios de Eurostat, Enron, World Com y otros tantos hace pocos años, más muchos más hace poco en Estados Unidos y Europa, convierten la corrupción en una pandemia de países desarrollados, aunque no lo reflejen las listas de Transparency Internacional.

Otro cáncer de la economía es el fraude fiscal. En Alemania, en 2008 se descubrió que buena parte de la clase empresarial llevaba años defraudando a Hacienda miles de millones de euros anuales. Miles de millones. Lo hacían por medio del banco LGT de Liechtenstein, propiedad de la familia real de ese principado de opereta. Sólo es un ejemplo entre miles. Pero cada año, América Latina, por ejemplo, pierde unos 50.000 millones de dólares por evasión de impuestos de empresas transnacionales que operan en esa región. Según el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa de la organización internacional Attac, los países más pobres dejan de ingresar unos 200.000 millones de dólares anuales por fraude fiscal. Esos millones defraudados se guardan en paraísos fiscales: el tercer cáncer.

En febrero del año pasado, el G20 prometió erradicar los paraísos fiscales. La canciller alemana Merkel anunció que habría una lista negra de paraísos fiscales que no colaboraran y el presidente francés Sarkozy amenazó con sanciones a esos centros. No pasó nada. En cambio, hace medio año, el G-20 proclamó que los paraísos fiscales no serán considerados tales si firman convenios para aportar información tributaria, pero sólo si algún Estado la pide. Y además los paraísos fiscales son los segundos clientes de la Eurozona, los Estados europeos con el euro como moneda. No sólo no sanciona, sino que Europa hace negocios con los cómplices de la evasión fiscal que le resta ingresos.

Hay 38 paraísos fiscales según la OCDE y, entre ellos destacan Gibraltar, Andorra, Mónaco, Liechtenstein y las islas de May y Yérsey en el Canal de la Mancha. En la vieja Europa. Por tanto, lo que se diga contra paraísos fiscales es falso mientras los haya en Europa. Mientras haya secreto bancario. Mientras no se arrincone a los paraísos para que dejen de ser la cueva de Ali Baba de la economía mundial.

Lo único que se puede hacer con los paraísos fiscales es deshacerlos. ¿Imaginan que un médico propusiera tratar un cáncer no haciendo nada? Pues eso proponen Europa y el G20 hacer con los paraísos. Nada.

Declaraciones contra los paraísos fiscales que no vayan acompañadas de medidas contra determinadas prácticas, conductas y actuaciones bancarias y financieras son humo. Es necesaria más información sobre lo que hace la banca en los paraísos. Hay que prohibir las filiales y delegaciones de bancos, cajas de ahorro y grupos empresariales en los paraísos. También hay que poner coto a las sociedades instrumentales que hacen posibles numerosos delitos porque son territorio de paso de miles de millones de dólares de la corrupción, de la evasión fiscal y del blanqueo de dinero criminal o terrorista… Y hay que negar personalidad jurídica a esas sociedades pantalla de paraísos fiscales e impedirles intervenir en el comercio y el movimiento financiero internacionales. Eso son medidas contra los paraísos fiscales; lo demás son cánticos de sirena.

Cuando veamos que G20, Unión Europea, FMI y entidades similares van a por ellos, entonces creeremos que quieren superar la crisis. Y no harían falta programas de recortes.

Xavier Caño Tamayo – Bolpress


Demasiados Peligros para dejarlos seguir así.

Los Bancos y entidades financieras que causaron la crisis han logrado salir de ella reforzados, sin que se hayan puesto en cuestión sus privilegios y con mucho más poder económico y financiero gracias a que los Gobiernos y los Bancos Centrales asumieron el principio de que eran demasiado grandes para caer.

Con ese criterio se han podido justificar las ayudas multimillonarias de todo tipo que se han puesto en sus manos a pesar de que así se ha dejado sin sancionar los comportamientos irresponsables, se incentiva que se vuelvan a dar y se hace a los grandes bancos más grandes aún, lo que hará que la próxima crisis que provoquen sea más dura y difícil de gobernar que esta.

Ni los gobiernos ni los Bancos Centrales ni los economistas liberales que imponen a la ciudadanía una constante disciplina en aras de lograr la eficiencia y, según dicen, la equidad (ahora nos indican que hay que reformar las pensiones para hacer que nuestro sistema sea “más justo”) no han tenido problema alguno para saltarse esos objetivos cuando se ha tratado de ayudar a la Banca.

Por el contrario, frente a los daños que han provocado los Bancos a miles de personas al actuar con ocultación, con manifiesta irresponsabilidad y mala fe, las autoridades, por regla general, son mucho más ajenas y despreocupadas.

Con el fin de aumentar de cualquier manera el volumen de deuda, que es el negocio que proporciona beneficio y poder a los Bancos, éstos han llevado a cabo en los últimos años una verdadera serie de tropelías ya bien conocidas que han sufrido principalmente los clientes más indefensos, de menor renta y con conocimientos e información sobre las prácticas bancarias. Los que, a diferencia de los Bancos, parece que son demasiado pobres como para salvarlos.

En los dos últimos años se ha empezado a comprobar que docenas de miles de personas y pequeñas y medianas empresas han sido sencilla y llanamente engañados por los Bancos que les ocultaban la letra pequeña de los contratos, que disimulaban los riesgos de los seguros que les vendían con otro nombre u ocultos en fórmulas incomprensibles y que, en suma, establecían condiciones leoninas en los préstamos o créditos que les ofrecían como si fueran un regalo de la providencia.

Las autoridades miraron entonces a otro lado y les dejaron hacer y ahora que cientos de miles de personas han perdido sus viviendas o se enfrentan a obligaciones de pago de las que nunca fueron advertidas, siguen disimulando y protegiendo a los privilegiados causantes de todos estos abusos.

Las organizaciones de defensa de los consumidores calculan que alrededor de 300.000 familias españolas han perdido su vivienda en los últimos tres años. Y no se puede alegar que se trata solo del efecto de una simple falta de pago. Detrás de ello hay, como acabo de señalar, condiciones leoninas, daciones fraudulentas, información oculta y tasaciones de viviendas hechas por una de las partes con manifiesta falta de veracidad y respeto a las condiciones del mercado que tanto pregonan los bancos y los liberales que callan ante todo esto.

El número de familias a las que se les han cortado el suministro de servicios básicos como la luz o el agua es incalculable, pero basta hablar con las organizaciones civiles que atienden estos problemas para comprobar que son también docenas de miles.

No es exagerado afirmar que solo los afectados por la estafa bancaria en torno a los “swaps”, los seguros aparentemente dirigidos para proteger a los prestatarios de las subidas de los tipos pueden ser en toda España alrededor de 100.000.

El sistema bancario español, el de más altos beneficios de Europa y el de costes de utilización para la clientela más elevados, es la fuente de un sin fin de irregularidades y de injusticias que pueden llevar a cabo con la mayor alevosía e impunidad. Es verdaderamente incomprensible que los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones y movimientos sociales no pongan en primer plano todo este tipo de conductas para evitar la transferencia ilegítima de renta de las personas y empresas a la Banca que llevan consigo.

No creo que haya otro país en el mundo en donde el pueblo tenga más defensores que en España pero, a pesar de ello, ninguno ha levantado su voz de una manera contundente frente a un problema que hubiera requerido su actuación mancomunada y radical pues se viene produciendo de forma alevosa, a plena luz del día y con consecuencias dramáticas, creo que se puede decir sin exagerar, para millones de personas y familias enteras.

Ni siquiera es posible confiar en España en que la administración de justicia haga honor a su nombre y ponga orden en todo ello, pues en docenas de sentencias ha resultado evidente que las atenciones de todo tipo que los bancos tienen con muchos magistrados y jueces no caen en saco rato.

Las prácticas bancarias dominantes, las que han dado lugar a la crisis y las que se siguen llevando a cabo, constituyen un mal social que hay que erradicar. A ningún otro tipo de ciudadanos se le permitiría hacer lo que hacen los bancos (y junto a ellos las grandes empresas de servicios).

Para ponerle coto al abuso bancario generalizado habría que reclamar firmemente de los poderes públicos que adoptaran algunas medidas urgentes e imprescindibles:

– Investigar con auténtica independencia las prácticas bancarias en España, concretando la naturaleza y efectos reales de cada una de ellas para depurar las responsabilidades de cada entidad.

– Extender esa investigación al comportamiento del Banco de España que, en lugar de haber impedido la opacidad, el abuso, las cláusulas leoninas y el engaño ha optado generalmente por el silencio o por la explícita complicidad con la Banca. No se puede entender que se haya llegado a producir un daño y un engaño tan extendido y tan rentable para la banca sin la colaboración de la máxima autoridad bancaria.

– Conocer con exactitud las personas que han sufrido malas prácticas bancarias y cuantificar el daño que les han producido para hacer que los bancos asuman las consecuencias el daño provocado.

– Revisar todos y cada uno de los procedimientos de desahucio o dación que se hayan producido, con especial atención a las condiciones de suscripción de los créditos y a las tasaciones realizadas.

– Promulgación de las normas y creación de los fondos necesarios para garantizar la devolución de las viviendas a las personas de renta baja que la hayan perdido por razones de disminución de ingresos y para evitar que esto se produzca en el futuro.

– Actuar en el mismo sentido respecto a las familias que no disponen de acceso a los servicios básicos por falta de pago como consecuencia de pérdidas imprevistas de ingresos.

– Creación de una jurisdicción especial para perseguir los abusos bancarios y promover ante las instituciones europeas el establecimiento de un código ético de inexcusable cumplimiento por parte de todas las entidades financieras.

El daño que ha generado el sistema bancario español en los últimos años y que se traduce ahora en auténticos dramas para cientos de miles de familias y en una losa pesada para el conjunto de la economía no es un asunto menor, ni siquiera algo que solo tenga que ver con la exigencia elemental de que cualquier persona o institución que lo produzca debe resarcirlo. La cuestión principal estriba en que el mantenimiento del poder tan desmesurado que tiene la Banca y los privilegios de los que goza para ganar dinero como y en la cantidad que quiera son verdadera y materialmente incompatibles con una sociedad democrática y segura.

Fuente: JUAN TORRES LÓPEZ

  • Consejo Científico de ATTAC España.
  • Doctor en CC. Económicas y Empresariales.
  • Catedrático de Economía Aplicada en la Facultad de CC. Económicas y Empresariales – Universidad de Sevilla – Departamento de Análisis Económico y Economía Política.

Publicado en Sistema Digital

Confesiones de un gángster económico.

“Los gángsteres económicos (Economic Hit Men, EHM) son profesionales generosamente pagados que estafan billones de dólares a países de todo el mundo. Canalizan el dinero del Banco Mundial, de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) y de otras organizaciones internacionales de ‘ayuda’ hacia las arcas de las grandes corporaciones y los bolsillos del puñado de familias ricas que controlan los recursos naturales del planeta. Entre sus instrumentos figuran los dictámenes financieros fraudulentos, las elecciones amañadas, los sobornos, las extorsiones, las trampas sexuales y el asesinato. Ese juego es tan antiguo como los imperios, pero adquiere nuevas y terroríficas dimensiones en nuestra era de la globalización. Yo lo sé bien, porque yo he sido un gángster económico”.

Así  se resume el trabajo de John Perkins, cuya trayectoria como mafioso al servicio de gobiernos y multinacionales, lo que él llama la corporatoracia, narra en el libro Manipuladospublicado en castellano por Ediciones Urano (editorial que dicho sea de paso me consta que está haciendo un esfuerzo por publicar sobre temas de gran trascendencia bien explicados). Lo que sigue es una reseña, no una cualquiera, ni siquiera escrita por mí sino por mi amigo y profesor de Documentación en la Universidad Autónoma de Madrid, Pedro López, que me la envió hace unos días justo cuando yo estaba acabando el libro y me ha parecido un resumen muy acertado:

Estas palabras del prefacio son una invitación difícil de rechazar a la lectura completa del libro. La figura del arrepentido es demoledora para cualquier sistema por la potencia del testimonio en primera persona y por la autoinculpación del arrepentido. Es relativamente fácil para el sistema rechazar las críticas que vienen de quien no comparte sus valores y principios (“el enemigo”), pero es muy difícil librarse del incómodo testimonio de alguien que ha participado, que tiene información de primera mano, que ha abusado de los privilegios que el sistema le ha otorgado y que después toma conciencia y se arrepiente de su participación. Hay otros casos interesantes de arrepentimiento, como el de Joseph Stiglitz, ex vicepresidente del Banco Mundial y premio Nobel de Economía (aunque su “arrepentimiento” no llega a los extremos de Perkins) o saliendo del ámbito económico, el comandante Claude R. Eatherly, que arrojó la bomba sobre Hiroshima y que, arrepentido, rechazó ser considerado un héroe por su país y se pasó a las filas “enemigas” queriendo denunciar los intereses de la guerra y dedicarse a propagar la causa pacifista. Esto no podía ser tolerado porEstados Unidos, ya que constituía un serio revés a la legitimidad de sus acciones bélicas. Por tanto, Eatherly fue declarado loco por las instituciones psiquiátricas, que también pueden estar para echar una mano en estos casos.

Este tipo de testimonios socavan seriamente la legitimidad del sistema. Y el capitalismo contemporáneo va teniendo cada vez más problemas de legitimidad, porque la arrogante expresión “no hay alternativa” (pensamiento TINA) cada vez es más difícil de sostener a la vista de las tropelías y del nivel de depredación que observamos. Por otro lado, vemos fácilmente que el capitalismo neoliberal ha vencido -de momento-, pero no ha convencido. El neoliberalismo se impone no por la fuerza de sus argumentos, sino por otro tipo de fuerzas, como la extorsión y el chantaje económicos o, en última instancia, la intervención militar pura y dura.

No hace muchos años Thomas Friedmann, consejero de la ex Secretaria de Estado Madeleine Albright decía:

“La mano invisible del mercado no funcionará jamás sin un puño invisible. McDonald’s no puede extenderse sin McDonnell Douglas, el fabricante del F-15, la fuerza naval y el cuerpo de marines de Estados Unidos”.

Efectivamente, así es, y lo estamos viendo día a día. Pero un sistema que no convence es inestable, y vemos el nerviosismo de sus defensores cuando intentan criminalizar a los movimientos sociales que cuestionan el capitalismo. Cada vez más la protesta se vincula, interesadamente, al terrorismo. Como los argumentos para defender un sistema depredador no convencen, el camino es la intimidación hacia quienes lo critican.

Perkins denuncia, con su propia inculpación, cómo opera Estados Unidos con los países débiles con el objetivo de construir un imperio global. El funcionamiento es parecido al de la mafia: el mafioso ayuda a la víctima con un préstamo que le saca de momento de apuros, pero a continuación ésta se ve en deuda con el mafioso de por vida, una deuda que no podrá pagar nunca.

Perkins trabajó durante años como “experto” para “aconsejar” a los gobernantes de países débiles que aceptaran créditos de Estados Unidos que servirían para financiar infraestructuras costosísimas. Este mecanismo de prestar dinero que al final revertía en el propio Estados Unidos no sólo vía intereses, sino obligando a que las empresas ejecutoras de los proyectos fueran estadounidenses, ha arrastrado a estos países a una situación de vulnerabilidad que es aprovechada por Estados Unidos para conseguir sus intereses económicos, políticos y geoestratégicos (por ejemplo, presiones a la hora de votar en la ONU, presiones para aceptar políticas económicas favorables al imperio, pero desfavorables para las poblaciones autóctonas, etc.).

Cuando los sicarios económicos no hacen su labor, entonces intervienen los auténticos sicarios, ya sin metáforas; y si todavía éstos no obtienen resultados, en la última fase intervienen los militares. Algunos ejemplos: los presidentes de Ecuador (Jaime Roldós) y de Panamá (Omar Torrijos) fueron asesinados con sólo dos meses de diferencia (mayo y julio de 1981) en sendos “accidentes” aéreos. Parece que la mano de la CIA no quedó del todo invisible. La causa de estos asesinatos fue resistir las presiones de los gángsteres económicos (intereses petroleros en el caso de Ecuador, control del Canal de Panamá en el caso de Torrijos).

Según Perkins, el modelo que se siguió en Irán a principios de los cincuenta con Mosaddeq, ha sido seguido en Venezuela con Chávez, intentando desestabilizar alentando y financiando protestas (también esto nos recuerda al Chile de Allende). En el Irán de los años cincuenta Estados Unidos temió que su intervención militar provocase la respuesta de la Unión Soviética, de manera que Kermit Roosevelt, nieto del presidente Theodore Roosevelt y agente de la CIA, fue el encargado de conquistar voluntades mediante amenazas y sobornos y organizar algaradas callejeras y manifestaciones violentas.

Al final, Mosaddeq perdió apoyos y cayó en un golpe de Estado, siendo encarcelado a continuación. En Venezuela se está actuando de manera muy parecida. Perkins refiere una conversación con un viejo amigo (no da su nombre, se entiende que por no ponerle en situación de riesgo) que le contó que un contratista privado se puso en contacto con él para pedirle que fomentase huelgas en Caracas y sobornase a oficiales del ejército venezolano para que se sublevaran contra su presidente electo. El amigo no aceptó, pero el encargo pasó a algún otro, y ahí quedó el golpe fallido de 2002 (el libro está escrito en 2004).

También el libro toca los casos de Indonesia y Colombia. Quien leyera en todos estos casos excepciones cometería una grave equivocación. Equivocación fomentada muchas veces por la manera en que se presentan las cosas. Es frecuente en el cine estadounidense la denuncia de casos individuales de corrupción en la policía, en los militares o en otros ámbitos. Pero el mensaje que se pretende trasladar muchas veces es que al final el sistema funciona, ya que estos casos se detectan y denuncian. Es en esta trampa en la que no debemos caer al analizar el sistema económico, político, social…

El mensaje que recibimos a veces desde dentro del sistema es que el sistema tiene fallos, pero funciona; somos nosotros los que tenemos que desvelar que el sistema mismo es el fallo. La denuncia de casos individuales es utilizada por la democracia liberal a modo de dosis homeopáticas que preservan de revueltas contra el sistema. Si de vez en cuando cae un policía o un militar torturador, un banquero o un político corrupto, se da la impresión de que el sistema funciona porque ha detectado estos casos (“la democracia –liberal- funciona”), pero se pierde de vista que quizás el sistema en su totalidad está podrido y una manera de salvarlo es ofrecer de vez en cuando al pueblo un caso que sirva como “ejemplo” del buen funcionamiento del sistema.

La política exterior estadounidense es mafiosa y los casos que relata Perkins, como Chomsky en sus libros, o como otros muchos autores, revelan un patrón de conducta. Si observamos con atención descubriremos no fallos o excepciones en el sistema, sino un sistema fallido en su conjunto, además de corrupto y mafioso. Precisamente de esto se encarga Perkins, de mostrarnos el modelo de actuación que hay tras los casos que nos cuenta.

Fuente: Miguel Jara