El ministerio de la Mato, Mata

Por Mª Ángeles Sierra.

Artículo 49 de la constitución.

Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos.

En su Artículo 1. 4. Sobre Modificación de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, El Real Decreto 16/2012, de 20 de abril,  se reconoce que:

“A los efectos de lo establecido en el presente artículo, tendrán la condición de beneficiarios de un asegurado, siempre que residan en España, el cónyuge o persona con análoga relación de afectividad, que deberá acreditar la inscripción oficial correspondiente, el ex cónyuge a cargo del asegurado, así como los descendientes a cargo del mismo que sean menores de 26 años o que tengan una discapacidad en grado igual o superior al 65%.”

Lo que viene a significar que la prestación sanitaria y médico farmacéutica reconocida a través del artículo 12 la Lismi y posteriormente desarrollada que venía a otorgar ese mismo derecho a toda persona mayor de edad con discapacidad en grado igual o superior al 33%, ha sido cepillada , de rondón y por la puerta de atrás, con el beneplácito de la minoría silenciosa, pero eso sí representativa y a dedo del Sr Mariano Rajoy , de estructuras como el CERMI y sus componentes o el propio Consejo Nacional de la Discapacidad y sus respectivos consejos autonómicos y municipales.

Ya por 1999, no tenemos datos más actuales porque el estudio de la población de personas con discapacidad, solo interesa cuando por ello se mueven prebendas, determinaba que en España habría 3.528.221 personas con discapacidad. Lo que significa que esos 3.528.221, estaban absolutamente acogidos por el sistema de salud. Al introducir esta barbaridad, la realidad con la que nos encontraremos no será otra que aquellos que superados los 26 años, no alcancen el 65% de grado de discapacidad se quedarán sin cobertura médico-farmacéutica.

Basta para que nos hagamos una idea con decir que de 1.771.636 personas valoradas en 2000 por los centros base del IMSERSO, 216.205 no alcanzaban el grado de minusvalía y 744.831 estaban por debajo de ese 65% requerido*

Si a esto sumamos que en 2008 según nos dice el INE en 1010: − El 66,5% de las personas en edad de trabajar con discapacidad legalmente reconocida, eran inactivos, podemos seguir haciéndonos idea de otra de las grandes barbaridades, inconstitucional, dicho sea de paso, a la que acabará sometiendo a la población más vulnerable el Ministerio de Ana Mato.

Pero a esta cruda realidad hay que sumarle, que esa tan cacareada igualdad de oportunidades con la que se llenan la boca se verá diezmada en lo que se refiere a prestaciones ortoprotésicas que si ya antes eran difíciles de alcanzar nos pondrá ahora en una situación no muy superior a la tercermundista.

Solo me queda decir que cuando escribo esto, intentando informar siendo breve y no aburrida, me embarga el asco, la decepción, la desesperación y una rabia contenida, porque no nos merecemos este sistema tan mezquino, injusto, insolidario hipócrita y nocivo que tenemos.

¡Que se vayan!

Aprendamos de Islandia.

“Les costó mucho tiempo quitarnos la democracia y nos costará recuperarla”

Jónsdóttir se define como “una hacker en el Parlamento”. Su análisis es que se debe instalar un nuevo sistema, “una nueva forma de democracia”. La entrevistamos en el Congreso Pirata de Barcelona de septiembre.

KLAUDIA ÁLVAREZ / BARCELONA

Foto: Robert Bonet

DIAGONAL: ¿Qué papel ha jugado la ciudadanía en la reconfiguración de la democracia en Islandia?

BIRGITTA JÓNSDÓTTIR: Creo que nunca hemos tenido tantos referéndums nacionales como después del colapso. Hemos tenido dos consultas sobre el caso Icesave, cuando el actual Gobierno trató de socializar la deuda privada, que era enorme: el 67% de todos los impuestos sobre la renta de la nación se habrían destinado sólo a pagar los intereses de esta deuda. Nosotros, el pueblo, descubrimos una manera de detener esto. La responsabilidad y el rol del presidente de Islandia es firmar las leyes, pero es el Parlamento quien las aprueba. Él dijo hace unos años que si existía una brecha entre la nación y el Parlamento, se negaría a firmar esa ley y daría a la nación la oportunidad de votarla. Todos lo recordamos diciendo eso, así que reunimos 70.000 firmas (un número enorme, teniendo en cuenta que hay 310.000 habitantes en nuestro país). De esta manera se vio obligado a convocar un referéndum nacional. Después el Gobierno intentó de nuevo firmar un contrato inconstitucional con los británicos y los alemanes, y nosotros lo rechazamos otra vez. Estas dos consultas nacionales fueron muy importantes para formar a las personas en la corresponsabilidad compartida. El Gobierno intentó todos los trucos que pudo para que tuviéramos miedo al referéndum. Y hemos visto que esta estrategia tuvo éxito en Grecia. Recuperar nuestra democracia es un proceso que no va a pasar en un año, o en cuatro años, es a largo plazo. A ellos les costó mucho tiempo quitárnosla y nos costará tiempo recuperarla.

D.: ¿Cómo transcurrió el día a día? ¿Qué redes se dispusieron para garantizar la participación?

B.J.: El día a día se basó en el trabajo voluntario, que comienza cuando un activista se siente obligado a hacer algo. Me sentí obligada a hacer algo en relación con la deuda y mucha gente se unió a mí porque había algo en el aire. Después del colapso personas que nunca se preocuparon por nada comenzaron a mostrar interés. ¿Y cómo consigues reconducir toda esta energía y voluntad de cambiar? Teniendo diversidad en el grupo, pero con una agenda común. En España habéis tenido éxito unificando gente a un nivel increíble y para nosotros ver esto es una inspiración. Yo formaba parte del grupo que discutía cómo unificar los otros grupos.

Además trataba de convencer a la gente para crear una red de medios de comunicación on line basada en el periodismo ciudadano, porque los mass media nunca cubrirían la perspectiva de los activistas. Y luego, cuando nos decidimos a presentarnos a las elecciones teníamos todo el trabajo de organización que es realmente aburrido, pero que hay que hacer… Creamos en ocho semanas un grupo de trabajo, con gente que dedicaría al menos dos horas al día como mínimo. Todos eran voluntarios. Las últimas cinco semanas fueron 16 horas al día de trabajo voluntario, ya sabes cómo es eso.

D.: ¿Cómo ir más allá del sistema político establecido para lograr un verdadero cambio social?

B.J.: Nuestro partido, The Movement, se creó apenas ocho semanas antes de las elecciones. Basamos nuestra estructura en la horizontalidad y el consenso. Prometimos que nadie permanecería en el Parlamento más allá de ocho años. No teníamos dinero, ni expertos; éramos sólo gente corriente, pero necesitábamos tener poder también dentro del sistema. Obtuvimos el 7% de los votos y cuatro de los nuestros entraron en la boca del lobo. El poder es un asunto jodido, y una vez que te adentras en él, te destruye. Siempre decimos: no tenemos líderes, no queremos tomar el liderazgo. Y nos esforzamos.

Cuando acabemos el mandato nos disolveremos. Algunos miembros de The Movement [Birgitta está trabajando en el Partido Pirata] irán a nuevos partidos y tanto da que sea desde dentro del Parlamento o haciendo presión desde fuera, estaré donde sea útil. La sociedad quiere que la gente crea que tienen líderes, y que olviden que ellos mismos son realmente los líderes. Tienen que aprender a ser fuertes juntos, a no estar siempre contando con la llegada de un caballero blanco sobre un caballo blanco. En este sentido, hemos tenido mucho éxito en nuestra rotación de liderazgo y portavocía. También somos muy, muy estrictos en no aceptar ningún patrocinio de ninguna empresa o entidad, ni siquiera aceptamos descuentos porque son realmente sobornos. Sólo queremos ser financiados por personas individuales y con pequeñas cantidades.

D.: En el Estado español comienza a hablarse de la apertura de un proceso constituyente, ¿puedes explicarnos cómo está siendo la creación de una Constitución en Islandia?

B.J.: La razón principal por la que ayudé a formar un movimiento político a raíz de la crisis fue la creación de las herramientas para que la gente pudiera influir en la redacción de leyes y en la toma de decisiones. El objetivo principal era reescribir nuestra vieja Constitución, que se había escrito haciendo un copia-y-pega de la Constitución danesa. Lo hemos conseguido y se ha entregado al Parlamento de Islandia un proyecto de ley escrito por la gente que nosotros elegimos para ayudarnos.

La gente ha participado de diversas maneras, por ejemplo comentando cada nuevo segmento a través del sistema de comentarios de Facebook. El proceso constitucional ha sido bonito porque todos los partidos prometieron antes de ser elegidos que dejarían que se re-escribiera la Constitución por el pueblo, que la gente tuviera algo que decir. Se seleccionaron mil personas aleatoriamente para formar una asamblea para discutir qué tenía que ir en la constitución, que es realmente un acuerdo social sobre cómo queremos que sea nuestra sociedad. Entonces se eligió un Parlamento constituyente al que todo el mundo podía presentarse (por supuesto sacaron más votos los que eran más conocidos pero así y todo hubo una buena representación).

El 20 de octubre el país votará si quiere o no esta Constitución, y votarán también sobre cinco cuestiones que son controvertidas. Mi sueño sobre la democracia en el futuro sería que llegáramos a un consenso sobre todas las cuestiones, que no siempre estés forzado a escoger la voluntad de la mayoría que es el 51%.

D.: ¿Cuáles crees que son las demandas que deben surgir en estas nuevas Constituciones desde la ciudadanía para proteger las sociedades de los abusos financieros y la corrupción?

B.J.: Las que me hacen levantarme por la mañana, para intentar inspirar a la gente, son más herramientas democráticas, que podamos convocar referéndums directamente, que podamos poner en marcha un proyecto de ley juntos, que tengamos una nueva legislación de libertad de información fuerte y que no nos puedan desconectar internet como en Egipto.

También que mejoremos las leyes sobre derechos humanos (hemos incluido cuestiones como por ejemplo los derechos del colectivo discapacitado para proteger su dignidad). Hay muchas cosas importantes que incluir en una Constitución, cosas que mejorarán muchísimo nuestra vida. Nadie leyó la Constitución anterior, nadie la conocía, con lo que era fácil violarla. Si la reformas, ledas la oportunidad a la gente de que sepa qué contiene y de que no la violen.

“HAY UNA URGENCIA POR CAMBIAR LAS COSAS”


“Vivimos un momento muy especial, en el que todo ocurre muy rápidamente. Podemos mejorar nuestro mundo offline, sobre todo porque internet funciona igual que nuestras mentes. La aceleración de las ideas en la protesta es mucho mayor cuando se tienen muchas mentes que se unen para trabajar y resolver problemas. Sientes que hay un cambio, que la gente ha entendido que puede actuar. Y hay tanta gente esperando que surja esta inspiración…

Siento que en este momento hay una convocatoria urgente para cambiar las cosas, y si nosotros como individuos no estamos listos para asumir las riendas y no estamos dispuestos a hacer algunos sacrificios en nuestras propias vidas nada va a cambiar. Tenemos esto aquí, y tenemos esperanza en que podemos continuar hasta obtener lo que queremos.

Queremos deshacernos de ellos ¿y luego qué? Hay que tener contenido en una revolución, en esto consiste el trabajo. Así que os animo a que hagáis un proyecto sobre el futuro que queréis tener, ser apasionados y creer que es posible.

Fuente: Diagonal

¿Quiénes son los responsables de la crisis sistemática?

Os informamos de que Arcadi Oliveres, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, dará una conferencia mañana viernes 28 de septiembre a las 19.00 horas en el aula Lope de Rueda de la Facultad de Filosofía y Letras (Paseo del Prado de la Magdalena, s/n). Titulo: ¿Quiénes son los responsables de esta crisis sistémica?

Lo organiza el Área de Cooperación de la UVa

Un cordial saludo.

Asociación FIARE Castilla y León

cartel ARCADI OLIVERES

 

CGT DENUNCIA EL AUTORITARISMO DEL GOBIERNO Y CONDENA LA VIOLENCIA POLICIAL CONTRA LA MANIFESTACIÓN DEL 25s

COMUNICADO

La Confederación General del Trabajo (CGT) hace responsable al Gobierno del Partido Popular (PP) de la brutal intervención que la policía realizó en la tarde ayer, en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, contra las miles de personas que participaban pacíficamente en la manifestación del 25 de septiembre (25s) y que provocó 64 heridos (28 tuvieron que ser hospitalizados, uno de ellos con una grave lesión medular) y 35 detenidos.

La Confederación General del Trabajo (CGT) denuncia que Madrid fue una ciudad sitiada por la Policía en respuesta a la convocatoria secundada por miles de personas venidas de todo el país que, con actitud pacífica, exigían una mayor democracia directa y justas reivindicaciones para la resolución de la crisis.

La CGT condena y denuncia la actuación de la policía, que realizaron varias cargas brutales con porras y pelotas de goma, dando lugar, una vez más, a situaciones e imágenes de intolerable ensañamiento contra personas de toda edad, así como la intimidación y retención realizada contra varios periodistas gráficos. Denunciar y condenar también la actitud de la policía y el Gobierno por su falta de respeto por los derechos fundamentales, al impedir la libre circulación de las personas, al registrar de forma indiscriminada los autobuses que llegaban a Madrid, provocando sus retenciones, desvíos…, con objeto de impedir la afluencia a la manifestación.

La CGT reitera su denuncia de la campaña de criminalización y amedrentamiento que se realiza hacia la población desde la Delegación del Gobierno de Madrid,  que junto con el Gobierno, pretende deslegitimar y criminalizar el movimiento de protesta social utilizando métodos dictatoriales y represivos contra las personas que sólo desean ejercer sus derechos de manera pacífica, campaña que ha supuesto la identificación e imputación por presuntos delitos contra “Altos Organismos de la Nación”  a decenas de personas que ejercen libremente sus derechos de manifestación, reunión, libertad de expresión.

Es totalmente inaceptable que la respuesta del Gobierno, como viene siendo habitual,  sea la represión policial siendo incapaz de plantear alguna alternativa que contemple el respeto y defensa de los derechos laborales, sociales y las libertades.

La Confederación General del Trabajo (CGT) exige la puesta en libertad sin cargos de las personas detenidas e identificadas y reitera su llamamiento a la defensa de los derechos y libertades, al tiempo que recuerda que las y los trabajadores y demás sectores populares vivimos momentos de emergencia social provocada por las políticas antisociales de recortes y perdida de derechos laborales y sociales, lo que nos conduce a un escenario de movilización y conflicto social permanente.

SECRETARIADO PERMANENTE DEL COMITÉ CONFEDERAL DE CGT

Detrás de un reportaje. Polio contra el olvido

Por REDPACIENTES

Hace unas semanas, en uno de los programas de la televisión española más destacados, Informe Semanal, tuvimos la oportunidad de acercarnos un poco más a la historia de lo que supuso la polio en una etapa de nuestra historia, y a las consecuencias que todavía acarrea hoy en día entre los personas que la padecieron.

Al hilo del mismo quisimos indagar un poco más sobre cómo fue la preparación, el desarrollo y el resultado del reportaje, preguntándole a sus tres protagonistas. Además, nos gustaría, que compartierais con nosotros reportajes, documentales de interés sobre las distintas enfermedades que tratamos en redpacientes, ¿os animáis?

 

Emisión del reportaje de Informe Semanal, Polio contra el olvido emitido el 8 de septiembre de 2012

CÓMO SURGIÓ EL REPORTAJE

Todo nace, según nos cuenta Carmen de esta manera: “La idea surgió al contarme el fotógrafo que se iban a exponer las fotos en Salamanca [Memorias heridas, con fotos de Bernat Millet] y que se iban a hacer una serie de actos con motivo del 10º aniversario de la erradicación de la polio en Europa. Entonces contacté con Vicenç y le pedí si podía echarnos una mano. Nos sentamos y le llevé el proyecto que me parecía. Bromeando le dije que el sueño sería un programa serio de documentales pero que al menos una noticia… Lo consultó y aceptaron el tema para Informe Semanal.”

Carmen llamó entonces a Mª Ángeles, otra afectada, y Vicenç Sanclemente se puso en contacto ella para encontrarse en la exposición de Salamanca. Ana también fue invitada, y así reunieron tres situaciones de vida distintas con relación al mundo laboral. [Vicenç Sanclemente tiene un texto sobre el reportaje que podéis leer, aquí en castellano, aquí el original en catalán].

Sobre la labor del equipo que realizó el reportaje solo tienen palabras de agradecimiento y admiración. Un trato cercano, respetuoso, un acercamiento bien documentado que logró crear un ambiente propicio para desatar el recuerdo, según nos relata Ana. Una grabación “realizada desde la libertad y la emotividad”, en palabras de Mª Ángeles.

EL RESULTADO DEL PROGRAMA Y SU REPERCUSIÓN

“El objetivo era hacernos visibles, que se supiera nuestra problemática” resume Carmen. “Del reportaje valoro cómo en 13 minutos ha captado nuestra vida, nuestras críticas, y los mensajes de apoyo a la investigación, de reconocimiento del síndrome postpolio” explica Ana; “la aportación de Juan Antonio Rodríguez, de la USAL, nos ha abierto los ojos a muchos que no conocíamos ni nuestra propia historia”, señala Mª Ángeles, aunque también apunta que a ella le hubiera gustado que hubiese cabido en el reportaje “la denuncia que hizo del pasado y presente institucional y asociativo en cuanto a sus erróneas acciones”, y “la responsabilidad individual a la hora de hacer frente a esos problemas que sin nuestra participación y acción directa, difícilmente serán erradicables”.

¿Y la repercusión? En las redes sociales, las tres han notado una gran actividad en sus perfiles. También en su entorno más cercano, como admiten Carmen y Mª Ángeles, entre sus familiares o vecinos, muchos mostrando su solidaridad y, otros, necesitados de algo más de pedagogía, para que entendieran, pero con un balance positivo. “Ahora lo que toca es no parar, claro que en mi caso tanta actividad es imposible. Sin contar con las emociones”, añade Carmen, y Ana apunta algo también clave “la repercusión en las autoridades administrativas y sanitarias ya se verá, hay muchos compromisos que no llegan a materializarse”. Por eso es importante que la exposición fotográfica, que será itinerante, obtenga repercusión allí donde se muestre, “para presionar a la Administración”, razona Carmen.

Las tres concluyen con semejantes palabras ante lo que aún resta: esfuerzo, convicción, lucha. Las tres, como queda patente en el reportaje, han demostrado tenerlo. Reportajes como estos deben entenderse también como agradecimiento a todas esas personas que siguen en pie ante las adversidades.

Y como os comentábamos al principio ¿conocéis reportajes interesantes sobre las distintas dolencias que tratamos en redpacientes? ¡Adelante, podéis aportar vuestro enlace en los comentarios!

¿Dónde está su dinero?

Discapacitados sin empleo del centro Maigmó emprenden una campaña de protestas diarias

 

Denuncian que el Consell no ha pagado desde diciembre y que ya han tenido que suspender algún programa de formación

CLARA R. FORNER Los usuarios del Centro Ocupacional Maigmó son jóvenes y adultos mayores de 18 años afectados por alguna discapacidad intelectual que reciben formación para trabajar. En la época de bonanza salían con cuentagotas para integrarse en el mercado laboral pero en los últimos años resulta casi imposible que les contrate nadie. Su única salida es este centro, que ahora también peligra porque la Conselleria de Sanidad no paga desde diciembre de 2011, según denunciaron ayer representantes de la entidad con motivo de la primera de una serie de protestas que van a llevar a cabo en el edificio Prop -antigua Torre Provincial- de Alicante.

Acudieron sólo veinte personas entre usuarios, familiares y profesores ya que, según explicaron, "si somos más tenemos que solicitar permiso". A las once de la mañana se presentaron en la puerta de la sede de Generalitat con pancartas en las que denuncian el impago por parte del Consell. "¿Dónde está nuestro dinero?", "Desde diciembre sin cobrar" o "Se vende. Conselleria no paga al centro desde diciembre de 2011" fueron algunos de los lemas que mostraron los usuarios de este centro sanvicentero.

A continuación se sentaron en el vestíbulo del edificio mostrando las pancartas a funcionarios y visitantes de la sede autonómica. El acto transcurrió con normalidad aunque uno de los monitores fue identificado por la Policía, según relataron a este diario.

Los asistentes explicaron que la Generalitat les adeuda 600.000 euros ya que no ha pagado las cantidades que debe abonar al centro desde el mes de diciembre de 2011.

Hasta el momento las instalaciones permanecen abiertas y funcionando porque entidad que lo gestiona -Federación Empresarial de Entidades Titulares de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual- ha venido haciendo frente a los gastos de pago de la plantilla y a los proveedores. Pero su situación es ya de total asfixia y, además de haber suspendido algún programa, temen que pronto los dieciocho trabajadores o las firmas que les suministran empiecen a dejar de cobrar.

Por el momento, uno de los servicios que ya no se está ofreciendo el es tratamiento de hipoterapia, es decir, sesiones con caballos que favorecen la recuperación de estas personas.

Sin salida

Los 68 usuarios del Maigmó son personas adultas que asisten y se forman para trabajar como ordenanza, jardinero o reponedor de supermercado, entre otras profesiones. La situación actual del mercado laboral ha provocado que prácticamente resulte imposible que encuentren trabajo ahora, ni siquiera a pesar de que las empresas reciben descuentos por emplearles. Pero en el propio centro al menos realizan algunas labores y se siguen formando hasta que mejore el panorama o lleguen a la edad de jubilación. Además, en estas instalaciones a veces realizan trabajos como formar kits para alguna empresas que les hacen encargos.

La directora del Maigmó, Raquel Auñón, anunció que la protesta de ayer fue la primera de las que van a realizar a diario hasta que la Generalitat les pague lo que adeuda a éste y a otros centros de la Comunidad, que asciende a 13 millones. Además, entre mañana, jueves, y el sábado se llevarán a cabo encierros de protesta.

Fuente: Información.es

A los diputados se les hiela la sangre en el Congreso

Por Pilar Portero y Ana Cañil

Protegidos por cientos de policías, sus señorías observan paralizados desde la carrera de San Jerónimo, a dos pasos de los leones, en vivo y en directo, como crece la fractura que les separa de los ciudadanos. Juan Moscoso, al lado de Eduardo Madina, comenta en alto: "Es una tragedia". Es uno más de los que se declaran desolados cuando les preguntamos si es posible encontrar un nexo de unión entre los que protestan fuera y los que les representan dentro. "No es fácil establecer vínculos porque hay un malestar social profundo, que se traduce en este distanciamiento con quienes les representamos, es una crítica a los errores políticos que nos han llevado a esto", prosigue Moscoso con la mirada clavada más allá de las vallas.

Pasaban las siete de la tarde cuando Rosa Díez, la líder de UPyD hablaba de los salarios de los altos cargos frente a la situación que viven muchos ciudadanos. Un tema de alto voltaje, hiriente para las miles de personas que gritan desde Sol hasta Neptuno para que su voz se escuche hasta en el hemiciclo. Tras Rosa Díez, sube al estrado del Congreso el diputado Cuadra, de Amaiur, que también se suma al "sueldo elevado de los altos cargos", aunque no está de acuerdo con la propuesta de Rosa Díez. Y en la tribuna comienza el desfile de diputados de los partidos mayoritarios -no están los primeros espadas- que llegarán justo a la hora de las votaciones- acusando a Rosa Díez de populismo -"Doña Rosa"- y de demagogia, porque "hay miles de concejales en este país, de cargos públicos, que no cobran nada". Además, los diputados españoles son de los que menos ganan.

Pasaban también de las siete de la tarde cuando un grupo de manifestantes de la Plaza de Neptuno intentaba saltar las vallas y el cordón policial. Las cargas han empezado. Una chica joven y un señor mayor entre los primeros en recibir porrazos. Los mismos policías han tenido que sujetar a un compañero que estaba a punto de pasarse con los golpes. Mucho más comprensivos con los manifestantes resultan los diputados que, nerviosos, entran y salen del patio del Congreso a la calle. Carlos Floriano, vicesecretario de comunicación del PP, que más se asoma a observar como aumentan los manifestantes, asegura que "acepto que ellos protesten pero ellos deben aceptar también que esta es una democracia representativa. Ese y no otro es el punto de unión". ¿Entonces por qué protestan?, le insistimos pero él se remite a sus palabras anteriores. José Luis Ayllón, secretario de Estado con las Cortes y máximo representante del Gobierno a esas horas, se declara preocupado por la desafección."Tenemos los mismos problemas que tiene la gente. Fuera piden soluciones y aquí estamos trabajando para dárselas. La situación va a ser larga, pero estamos tomando medidas para que funcionen a largo plazo. Estoy convencido que estamos en la senda correcta y nos negamos a hablar de brotes verdes cuando no los hay",

A la puerta del hotel Palace, un turista que está grabando todo deja de sonreír cuando observa las cargas. Está anocheciendo y en el pleno del Congreso, Pedro Aizpiazu (PNV) comienza a hablar de lucha contra el fraude fiscal. En menos de cien metros, el abismo entre manifestantes y diputados aumenta, por más guiños que algunos quieran hacer. Aizpiazu se confiesa desolado "porque la situación política está tan enconada por la crisis económica que no tenemos una solución inmediata. Y la culpa es de todos. Necesitamos sintonizar más con la calle, acabar con la corrupción pero también tengo que decir que a veces, estos movimientos nos ponen muy difícil vehicular la comunicación con ellos. En cualquier caso, en estos momentos, nos falta serenidad para reflexionar". Un minuto antes de mezclarse con los manifestantes en la calle Cedaceros, donde había más calma, a Cayo Lara no le hace ninguna gracia la pregunta de ¿qué tiene que pasar para que los ciudadanos y los políticos se acerquen: "No todos somos iguales. Y no puedo entender esa pregunta porque no puedo ser un político sin ser un ciudadano. A mi no me da miedo salir ahí y pasar la valla. ¿Cómo podría ser político si temiera a los ciudadanos?". A la responsable económica del partido socialista, Inmaculada Rodríguez Piñeiro, le parece que "el primer paso lo tenemos que dar nosotros. Tenemos que intentar convencer a los ciudadanos de que la política y la democracia, basados en el diálogo, son la única vía para hacer frente a la crisis".

Se producen detenciones, el hemiciclo está casi vacío y difícilmente los manifestantes van a conocer las caras de los diputados que en un rato abandonarán el Congreso. Entre ellos comentan cómo salir. "Un compañero me ha ofrecido llevarme en coche. Hay que estar loco para salir de aquí en coche. Lo mejor es pasar desapercibido". Quizá por eso, algunos han venido vestidos de manera más informal. Al mediodía, un grupo de diputadas del PP le comentaban a otra en la cafetería del Congreso: "¿Has venido con mochila y vaqueros para que te confundan con una del movimiento?". "No -se defendía ella-, últimamente uso mucho la mochila", sin lograr convencer a sus colegas.

Mucho ha debido impactarles sentir tan de cerca la furia ciudadana pidiendo su dimisión, para que primero Rubalcaba y luego la vicepresidente, Soraya Saénz de Santamaría, dedicaran un cuarto de hora cada uno a hablar con los periodistas en el pasillo del Congreso. Algo raro en los últimos tiempos. Nada de cámaras ni de micrófonos, han pedido ambos. Tanto el líder de la oposición como la mano derecha de Rajoy pretendían hacer unas declaraciones sobre la fecha de las elecciones catalanas. Algo cómodo, a lo que contestar de carrerilla. Sin embargo, la insistencia de los periodistas -que literalmente les cercaban- por saber que les parecían las cargas, las detenciones, y en definitiva, el divorcio con los ciudadanos que se escenificaba a unos metros de las puertas custodiadas, les ha obligado a entrar en un terreno que prefieren evitar. Tienen derecho a manifestarse pero este es el símbolo de la democracia y la soberanía popular y hay que protegerlo o la desafección es cuyuntural, culpa de la crisis, y ya se pasará en cuanto haya síntomas de crecimiento, han sido los lugares comunes a los que se han referido los dos. No podían esconder cierto desasosiego que les empujaba a explicarse, aunque quieran autoengañarse pensando que los que estaban fuera no representaban a sus votantes.

 

Imágenes de la policía cargando brutal y despiadadamente contra los manifestantes.

Fuente: El Huffington Post