ACOSO POLÍTICO E INSTITUCIONAL SOCIOPÁTICO.

El sociópata es ese individuo verdaderamente absorbido en sí mismo sin conciencia ni sentimiento alguno hacia los demás y para quién las reglas sociales no tienen ningún significado. Yo creo que la gran mayoría de nosotros conoce o ha estado en contacto con individuos sociopáticos sin siquiera saberlo. [Wendy Koenigsmann]

ACOSO POLÍTICO E INSTITUCIONAL SOCIOPÁTICO.

Por Mª Ángeles Sierra

La actual situación política e institucional de nuestro país, al menos para mí, no deja de ser altísimamente preocupante. Tanto es así, que a pesar de mi fuerte carácter forjado a través de muchos años de soportabilidad de insoportables injusticias tanto en mi entorno de conocimiento como en mis propias carnes, empiezan a parecerme menudencias irrisorias si las comparo con ese pozo negro y sin salida en el que con tanto descaro y a la vez tan sibilinamente nos están arrojando.

Acostumbro, como imagino muchos ciudadanos acostumbramos, a tomarme los vaivenes de la vida con una gran dosis de sentido del humor, mientras siento que no todo está perdido y es posible seguir construyendo y caminando. Pero en esta ocasión, hasta mis terapéuticas reservas humorísticas se están terminando, entre otras cosas porque el camino a recorrer, o esa cosa llamada futuro, no lo percibo tan claro.

Otras veces, la rabia ante las injusticias que detecto desde mi análisis y racionalización de determinados acontecimientos es tal, que me siento en disponibilidad de crecerme emocionalmente y arremeter desde lo más profundo del alma a través de la acción que convenga y de la palabra, contra todo aquello que nos amenaza, sin perder para ello de vista mis derechos y obligaciones.

Pero esta vez es distinto y creo que a muchos más como yo, ciudadanos de bien, solidarios, desinteresados, buscadores de la verdad, de la armonía y desarrollo social; amigos del equilibrio, de la justicia y del reparto; defensores de la libertad y de la dignidad humana como bienes más preciados, también les está pasando. Y es que ante tanta ignominia y ante tan inesperado y brutal acoso político, económico y mediático, nos estamos agotando.

Los gobiernos tumban las naciones y nosotros somos los perseguidos, los acusados, los divididos, los expoliados, los finalmente castigados en todas las dimensiones por sus consecutivos, evitables, negligentes y crueles errores, que no podrán perdonar ni su Dios ni nuestra historia.

Aunque sin nosotros, no son nada, se han convertido en nuestros dueños, sirviéndose para ello unas veces de nuestra condescendencia y las más de nuestra ignorancia.

Hablan, dirigen y ordenan en nuestro nombre y sin nuestro consentimiento, como si los ciudadanos fuésemos menores tutelados incapaces de participar de una forma activa soberana en la toma de nuestras propias decisiones, mientras nos van imponiendo, tasas, repagos, recortes, desahucios, congelaciones salariales; pérdida de derechos laborales, sanitarios y sociales; obediencia y pensamientos limitados, todo en nombre de la imposición del pago de unas deudas externas primeramente inventadas, que finalmente, sí crearon, en definitiva, porque nuestro nada respetable sistema, ese que visten de democrático, se ha convertido a través del siempre denunciable y despreciable acoso, en imperdonable tirano.

Frivolizan con nuestro dolor y sufrimiento, nos burlan sin importarles habernos robado hasta la mínima consolación que es la esperanza, mientras traicionan sus propia dignidad humana al demostrarnos que no son los mismos dependiendo de su posición ante su propia palabra, con lo que a mí ya me ha quedado claro que su persistente y tenaz acoso ciudadano, ese que vienen ejerciendo desde los poderes del Estado es además el clarísimo y evidente síntoma de un diagnóstico sociopático perverso e incurable, del que cuanto antes, por nuestra propia supervivencia y para no contaminarnos, habremos de liberarnos.

Vientos del pueblo me llevan,

vientos del pueblo me arrastran,

me esparcen el corazón

y me aventan la garganta.

 

¿Quién habló de echar un yugo

sobre el cuello de esta raza?

¿Quién ha puesto al huracán

jamás ni yugos ni trabas,

ni quien el rayo detuvo

prisionero en una jaula?

(Miguel Hernández)

PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO 2012

MAS AVANCES HACIA LA DESTRUCCION DEL ESTADO DE
BIENESTAR
MAS SUMISION AL GRAN CAPITAL ESPECULATIVO

 

        Los  recortes  en  los  presupuestos  públicos  para  el  año  2012  traerán
un  claro  empeoramiento  de  las  condiciones  de  vida  y  de  los  servicios
públicos  y  prestaciones  sociales.  No  se  reactivará  la  economía,  sino  que
se  contraerá  al  menos  en  un  1%  y  se  admite  por  el  propio  Gobierno  del
Partido 630.000
 
        Los  recortes  afectan  al  gasto  público  en  casi  todas  las  esferas,  pero
de  un  modo  desigual.  Pretenden  justificarlos  en  la  necesidad  de  alcanzar
que  el  déficit  público  (desfase  entre  ingresos  y  gastos  públicos  en  los
presupuestos  generales  del  Estado  que  se  expresa  en  porcentaje  del
P.I.B.), sea el 5.3% del Producto Interior Bruto acordado con la UE.
 
        En  promedio,  los  recortes  del  gasto   de  los  diferentes  ministerios
asciende  a  un  17%,  lo  que  supone  en  total  una  reducción  de 27.300
sectores porcentaje.  Así  Educación  verá  recortado  el  gasto  en  un  21,9%  (pasará
de  3.918  millones  de  euros  a  3.088  millones),  Agricultura,  Alimentación
y  Medio  Ambiente  en  un  31,2%.  Por  su  parte,  Sanidad  verá  reducido  el
gastoEmpleo  y  Seguridad  Social  en  un  7,4%  (de  22.593  millones  de  euros
a 20.924 de Justicia del 6,3%, los de Presidencia 3,8% y los de Interior del 4,3%.
 
       La Casa Real reduce sus gastos en un 2% y la aportación a la Iglesia
Católica, a cuenta del IRPF, no sufrirá reducción alguna.
 
        Los  recortes  en  Educación,  recaen  sobre  todo  en  universidad,
tecnología  y  formación.  Cae  a  la  mitad  la  cuantía  para  universidades  y
tecnología  y  la  formación  permanente  del  profesorado  pierde  todos  los
fondos. Habrá un 11,6% menos para becas.
 
       Las políticas sociales sufren un recorte del 15,7%, siendo las que más
se  reducen  inmigración  (54,8%),  ,  familia  en  infancia  (42,6%),  mayores
(38,6%),  emigración  (23,1%),  violencia  de  genero  (21,3%),  dependencia
(13,7%).  Políticas  de  salud  caen  un  6,8%.  Investigación  y  Desarrollo  se
lleva  uno  de  los  peores  recortes,  el  25%.  Las  políticas  activas  de  empleo
se  reducen  en  un  21,2%  (pasan  de  7.322  millones  de  euros  a  5.765
millones): Vergonzoso, para los más de cinco millones de parad@s.
 

        Como  decíamos  todos  estos  recortes  se  imponen  bajo  el  pretexto  de
reducir  el  déficit  público.  Pero  el  déficit  público  no  es  el  problema,  pues
siempre es necesario un cierto nivel de endeudamiento, entre otras cosas, 
porque  hay  inversiones  a  largo  plazo  que  no  se  pueden  costear  con  los
presupuestos anuales. El promedio europeo del déficit público en 2010 era
del  6%  y el  del  Reino  Unido  era  del  10,3%  superior  al  del  Estado
que alcanzó ese año el 9,3%.
 
        Para  cubrir  el  déficit  público  el  Estado  se  endeuda  recurriendo  al
préstamo  de  Bancos  y  particulares,  lo  que  va  configurando  la  deuda
pública.
 
        Lo  lógico  sería  que  El  Banco  Central  Europeo  prestara  dinero  a  los
Gobiernos,  sin  interés  o  con  un  interés  mínimo.  Pero  el  BCE   no  presta
dinero directamente a los Gobiernos, pero sí lo hace a los Bancos privados
a  buen  precio.  Así  el  último  paquete  prestado  por  El  BCE  a  los  bancos
privados  fue  de  500.000  millones  de  euros  al  1%.  Estos  bancos  colocan
una  buena  parte  de  ese  dinero  prestándolo  al  Estado a  un  interés  muy
superior. En  la  última  subasta  pública  de  bonos  del  Estado,  después
conocerse  los  presupuestos  generales  para  2012,  el  interés  ha  subido  y
esos es clara.
 
        Todo  ésto  está  provocando  que  los  intereses  que  el  Estado  Español
tiene  que  pagar  sigan  aumentando,  engrosando  la  deuda  pública  y  los
negocios  de  la  Banca.  Lo  que  se  pagará  de  intereses  a  la  Banca  por
la  deuda  pública  en  el  año  2012  asciende  a  28.876  millones  de  euros,
es  decir,  una  cantidad  que  supera  los  recortes  del  gasto  público  en  los
presupuestos  generales  para  este  mismo  año  (27.300  millones  de  euros).
O  dicho  de  otra  forma,  todo  lo  que  se  ahorra  en  gasto  público  se  va  para
pagar los intereses de la deuda pública.
 
        Es  cierto  que  el  endeudamiento  del  Estado  Español  se  ha  elevado
pasando  del  68,5%  al  79,9%  del  P.I.B en  el  año  2012  (por  encima
limite  establecido  en  el  llamado  Pacto  por  la  Estabilidad  y  el  Crecimiento
que  lo  sitúa  en  el  60%),  pero  también  es  cierto  que  la  media  europea  es
del 90%.
 
       La  presión  de  los  mercados,  de  las  grandes  economía  europeas,  se
ejerce  para  que  este  negocio  del  endeudamiento  siga  funcionando  y  para
que la gran banca que ha invertido en deuda pública en el Estado Español
cobre puntualmente todos los beneficios.
 
      Así, a pesar de los recortes y estos drásticos e injustos presupuestos,
inmediatamente  después,   la  llamada  "prima  de  riesgo"  (desconfianza en
el  pago  de  los  intereses  de  los  bonos  del  Estado  a  10  años  comparado
con  los  bonos alemanes  del  mismo  tipo)  ha  subido  por  encima  de  los puntos, disparando  nuevas  alarmas  que  ya  dicen  que  todo  ésto,  reforma laboral, recortes etc., es insuficiente y que nuestro camino es el deGrecia
 
       No  hay  que  olvidar  además  que  el  Estado  Español  ha  transferido
cantidades  ingentes  de  dinero  a  la  banca  privada  para "reflotarla",
cantidades  sobre  las  que,  por  otra  parte,   hay  el  más  de  los  opacos
oscurantismos.  Esta,  después  de  los  beneficios  millonarios  de  los
últimos  años,  especialmente  logrados  a  base  de  las  hipotecas,  no  puede
hacer  frente  al  pago  de  sus  deudas  porque,  con  el  crack  de  la  burbuja
inmobiliaria,  tampoco  tiene  retorno  el  dinero  que  ella  ha  prestado  a
especuladores, constructoras, promotoras, etc..
 
        Una  buena  parte  de  esos  beneficios  millonarios  permanecen
ocultos,  hay  expertos  que  los  sitúan  entre  el  19%  y  el  23,3%  del  P.I.B
(244.918  millones  de  euros)  y  probablemente  se  queden  cortos.  Ahora,
aprovechando  los  Presupuestos  Generales  del  Estado  para  2012, se
otorga  una  amnistía  fiscal  de  escándalo  pues  sólo  pagarán  el  10%  de  lo
que las rentas de más de 52.361 euros anuales debieron pagar un 43%. Todo
ello  habiendo  subido  recientemente  el  IRPF  a  los  ciudadan@s  honrad@s.
Dicen  que  esperan  recaudar  2.500  millones,  es  decir,  que  afloren  25.000
millones
 
        Con  estos  nuevos  presupuestos  se  sigue abriendo  de  par  en  par  las
puertas,  a las privatizaciones de los servicios público, porque tampoco hay que a la población de unos servicios de calidad, deja enormes campos, los que
ya y negocie con ellos.
 
        Los  sacrificios  impuestos  al  pueblo  trabajador  tienen  como  fin que  siga  y  se  amplíe  este  suculento  negocio.  La  mayoría  absoluta  del Partido Popular cumple  fielmente  con  ese  cometido.  Nos  dicen  ya que es insuficiente, que habrá más. Tendremos que responder más y mejor.
 
 
___________
Comisión de Política 15M Valladolid
16 de Abril 2012

¿Qué hemos hecho los españoles para merecer esto?

Menos dinero para la depedencia y las víctimas de violencia de género

Los Presupuestos Generales del Estado contemplan un recorte del 15,7% en los fondos para política de servicios sociales. Las partidas que más se reducen son las destinadas a Inmigración (54,8%), Familia e Infancia (42,6%), Mayores (38,6%), Emigrantes (23,1%) y violencia de género (21,3%).

Según el proyecto presentado en el Congreso de los Diputados, estos fondos se gestionan en tres bloques: Promoción Social, Gestión de Servicios Sociales y Acción Social, que recibirá la mayor partida, 2.010,19 millones de euros, porque engloba los servicios sociales para la tercera edad, discapacitados, migrantes, drogadicción, infancia y familia.

Dependencia: 91 millones menos

La partida para la Ley de Dependencia será finalmente de 1.407 millones, lo que significa una reducción de 91 millones con respecto a lo presupuestado el año anterior, un 13,7%.

En concreto, del total previsto para la atención a la Dependencia, unos 1.287 millones de euros corresponden a la financiación del mínimo garantizado por el Estado (cuantía mensual que el Gobierno transfiere a las CCAA por cada persona dependiente). El Gobierno destaca que es muy significativa y sube un 18,6%, unos 202 millones.

Sin embargo, se metido la ‘tijera’ en las dotaciones para el nivel convenido de dependencia con las comunidades autónomas -una partida de carácter básico establecida al margen del número de dependientes realmente atendidos en cada región-. Se han suprimido los 283 millones.

La dotación global para la política de servicios sociales asciende a 2.119 millones de euros lo que supone una disminución del 15,7% respecto al anterior ejercicio.

El bloque de Acción Social abarca también, el programa de envejecimiento activo del IMSERSO, dotado con 124,34 millones de euros; el de prestaciones económicas y de accesibilidad universal para personas con discapacidad (74,55 millones) y la red básica de servicios sociales (centros de servicios sociales, albergues y centros de acogida), que suma 49,29 millones. Asimismo, recoge las iniciativas de atención a la infancia y a las familias, que cuentan con 5,36 millones, un 42,6% menos que en 2001.

En el presupuesto de Acción Social se incluyen los 89,7 millones para el programa de acciones en favor de los emigrantes y españoles retornados, con un crédito de 70,62 millones de euros para las ‘prestaciones por razón de necesidad’ y 9,35 millones de euros para las pensiones de los ‘Niños de la Guerra’. En total, estas partidas se han reducido un 23,1% respecto del año pasado.

Integración de inmigrantes

En cuanto a los inmigrantes, se suspende el Fondo para la Acogida, Integración y Refuerzo Educativo de los Inmigrantes, que llegó a contar con 200 millones de euros de presupuesto y que tras quedarse reducido a 67 millones en 2011 pierde ahora toda su dotación.

Por otro lado, el Gobierno ha previsto 77,48 millones de euros para el bloque de Promoción Social, con los que se financiarán los programas de juventud, que contarán con 28,6 millones de euros (un 9,4% menos que el año pasado, cuando contaban con 31,5 millones) y los de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, cuya partida se queda en 24,97 millones de euros tras una reducción del 19,9%.

Asimismo, incluye la financiación de las acciones de prevención integral de la violencia de género, que tienen asignados este año 23,91 millones de euros, lo que, según el Gobierno, supone unareducción del 21,3% respecto del año pasado, cuando fueron 30,3 millones de euros presupuestados.

No obstante, en el año 2011 sólo la Delegación Especial del Gobierno contra la Violencia de Género contó con un presupuesto superior a los 30,3 millones de euros, y, según las cifras del entones vigente Ministerio de Igualdad, los fondos globales de toda la Administración General del Estado para la lucha contra esta lacra ascendían a 384 millones de euros.

Fuente: El Mundo