Cayo Lara apoya a José Luis Burgos.

Madrid, 8 de febrero de 2011

Querido José Luis:

Quiero escribirte estas líneas para mostrarte mi absoluta solidaridad con la lucha que tan dignamente estás llevando a cabo, en defensa no sólo del derecho a la vivienda que te quieren arrebatar, sino de la dignidad que como ciudadano te quieren arrebatar.

Tu caso no es individual, sino la plasmación concreta del drama al que se ven sometidos miles de ciudadanos y ciudadanas que ven puestos sus derechos en manos de los poderes financieros y especulativos. El artículo 47 de la Constitución de 1978 afirma que “todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.” Es evidente el incumplimiento por parte de los poderes públicos de éste como de tantos otros artículos de la Constitución, precisamente aquellos que suponen derechos sociales y económicos para los ciudadanos.

Como hiciste tú, miles de ciudadanos y ciudadanas han tenido que sacrificar buena parte de su renta y de su futuro para conseguir esa vivienda a la que tienen derecho, mediante una hipoteca cuyas cláusulas son impuestas por las entidades financieras privadas. Una de esas cláusulas es la firma y el pago, en forma de sobrecoste, de un seguro de esos que uno espera no tener que beneficiarse nunca. Por desgracia, el problema de salud que has tenido después de haber firmado tal seguro obligaba a su ejecución, dado que tu discapacidad sobrevenida te impide trabajar. Aún no existiendo tal seguro, ¿cómo debiera ser calificada una sociedad que no ampara el derecho a la vivienda de toda su ciudadanía, y muy especialmente en el caso de ciudadanos cuya salud está quebrantada?

No obstante, del mismo modo que los poderes públicos han incumplido el pacto constitucional, el banco ha incumplido el pacto concreto que alcanzaron contigo y que has atendido durante todos estos años. En vez de ejecutar el seguro que has venido pagando por imposición del banco, ahora te quieren expulsar de la vivienda a la que tienes derecho sin que nadie obligue a los poderes económicos a someter su acción a los Derechos Humanos, a la Constitución o, al menos, a los contratos que ellos mismos firman.

La solidaridad que quiero expresarte va acompañada de una profunda admiración. En  estos tiempos en que se busca una ciudadanía resignada a su suerte, has demostrado que se pueden anteponer la dignidad y la búsqueda de la justicia, a la sumisión. Estás mostrando pertenecer a esa estirpe cuya lucha os convierte en imprescindibles, según los versos de Bertold Brecht.

Mucho ánimo y suerte en tu lucha,

 

Cayo Lara

Coordinador Federal de Izquierda Unida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: