Movilización ante el Santander.

EL 8 de febrero de 2011, noche previa a la subasta de la vivienda de José Luis Burgos, un grupo de personas y entidades acudieron para dar apoyo ante las puertas del Banco Santander.

Algunas de estas personas se desplazaron al día siguiente hasta el juzgado de Manresa para impedir que se cometiera una enorme injusticia y, que el banco pudiera hacerse con una propiedad de una forma completamente fraudulenta.

Gracias al esfuerzo y solidaridad de todas estas personas, además de la lucha persistente de José Luis, el 9 de febrero de 2011, el juez instructor accedía a estudiar con más detalle la documentación presentada por José Luis y ordenaba suspender la subasta de la vivienda, requiriendo al banco para que en el plazo de 10 días presentara toda la documentación de dicho procedimiento y aclarase algunos puntos dudosos.

EL 9 DE FEBRERO DE 2001 TRIUNFÓ LA JUSTICIA, GRACIAS A LA LUCHA Y LA UNIÓN DE LA CIUDADANÍA.

ESE ES EL CAMINO QUE HEMOS DE SEGUIR PARA FRENAR ESTOS ATROPELLOS Y RECUPERAR EL CONTROL DE NUESTRA SOCIEDAD.

Paraísos fiscales: la cueva de Alí Babá.

Si Alí Babá viviera en nuestros días no necesitaría esconder el producto de sus latrocinios en una apartada cueva de la montaña. Le bastaría con acudir a uno de los numerosos paraísos fiscales del planeta, sin necesidad de decir siquiera ¡Ábrete Sésamo!, y aunque se presentara con una pata de palo, un parche en el ojo, un loro sobre uno de sus hombros y un cofre lleno de monedas de oro sobre el otro, sería recibido por solícitos y atildados banqueros con los brazos abiertos y con todos los honores debidos a tan respetable caballero.

Porque así es como funcionan los paraísos fiscales, esos países y territorios de escasa o baja tributación fiscal, cuyas entidades bancarias acogen gustosamente y sin preguntas engorrosas el dinero de la evasión fiscal, del tráfico de drogas, de la trata de blancas, del tráfico de armas, de la corrupción política, etc, ofreciendo con las palabras ¡Secreto Bancario!, una protección mucho más efectiva y segura al dinero sucio que con la anticuada y vulnerable fórmula del ¡Ábrete Sésamo!

Billones y billones de dólares, de euros y otras monedas fuertes, que la alquimia de los paraísos fiscales blanquea puntualmente, quedan así fuera del alcance de los Estados y de sus sistemas tributarios, que de esa manera descargan todo el peso del esfuerzo fiscal no sobre la cuadrilla de desaprensivos y delincuentes que hallan refugio seguro a sus fortunas en esos paraísos fiscales, sino sobre los ciudadanos de a pie, sobre los trabajadores y el conjunto de las clases populares.

Está claro, pues, que mientras los paraísos fiscales existan será imposible establecer una auténtica justicia fiscal internacional y nacional. Y puesto que la voluntad de luchar contra esa lacra no es demasiado firme en los gobiernos que han hecho suya la filosofía neoliberal de las élites económicas que más deciden en el mundo, tendrán que ser las organizaciones altermundistas de la sociedad civil, de los movimientos sociales transformadores, las que tomen la iniciativa. Y lo han hecho, lo acaban de hacer en el Foro Social Mundial de Dakar. Por una parte, al lanzar una Campaña titulada “Acabemos con el secretismo de los paraísos fiscales”, dirigida a forzar al G-20 a tomar decisiones contundentes en ese terreno y, por otra parte, invitando a instituir una fecha anual, a partir de 2011, como “Día Internacional para la Supresión de los Paraísos Fiscales”, con los siguientes cinco objetivos:

1. Recordar la existencia de los paraísos fiscales a la opinión pública mundial
2. Informar y sensibilizar a la ciudadanía mundial sobre esta lacra internacional
3. Movilizar a la opinión pública para presionar a los partidos, gobiernos e instituciones políticas internacionales de cara a su eliminación
4. Denunciar y hacer públicos los nombres de los paraísos fiscales existentes y los que vayan surgiendo, donde están radicados y a qué países pertenecen
5. Denunciar y hacer públicos los nombres de las empresas y personas que tengan fondos depositados en los paraísos fiscales, a medida que se vayan conociendo.

En fin, no creo que pequen de antiglobalizadores por exigir la desaparición de los paraísos fiscales y, en cualquier caso, no lo serían más que el Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el señor D. Strauss-Khan, que en su día afirmó que había que dinamitarlos*.

* ” Strauss-Khan quiere dinamitar paraisos fiscales y despedir malos banqueros”, en Finanzas, 17/02/2009

Francisco Morote – ATTAC Canarias

Tratando de entender la economía.

Labor ímproba, realmente. A ver si lo entiendo. Los países debemos contentar a los llamados “mercados” –léase especuladores en su mayoría- y tranquilizarles cuando se ponen nerviosos. La dinamización de la economía de todos –nos dicen- exige reformas, ajustes… es decir, mermas para asalariados, parados y pensionistas, el grueso de la población en general. ¿Voy bien?

Pero resulta que las empresas reciben subvenciones públicas para funcionar. Cuantiosas. De las que apenas se habla. Del dinero público que se da a los sindicatos en cambio, nos llegan referencias cada poco. Hasta de los “ominosos” subsidios a jornaleros del campo.

Las SICAV, ese invento tan estupendo para los denominados “inversores”, siguen cotizando un 1% de impuestos. La vicepresidenta socialista asegura que esto no se puede cambiar porque, si lo hiciera, esas empresas se irían de España. ¿De acuerdo hasta aquí?

Sigamos. Un informe del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, anuncia que el 80% de las empresas del Ibex 35 tiene presencia de manera directa en paraísos fiscales a través de sociedades participadas y no informan de cuáles son sus actividades en estos territorios. O sea que no pagan impuestos en España. Que no pagan impuestos de esas cantidades evadidas, vaya. Porque en esos limbos lo que sucede es que no se paga. Éstas son las privilegiadas empresas del IBEX, dadles un repasito. La flor y nata.

El Observatorio estima que las grandes empresas pagan, entre exenciones y subvenciones, como mucho un 10% de impuestos. Aquí. De lo que sí declaran.

Nos cuenta más el Observatorio: “las empresas del Ibex 35 en paraísos fiscales han experimentado un crecimiento vertiginoso (entre enero y septiembre de 2010 la inversión ha sido el doble a la de todo 2009), en España la recaudación por impuesto de sociedades se ha desplomado un 55% entre 2007 y 2009, pese a que los beneficios empresariales de las grandes empresas en el mismo periodo solo han descendido un 14%”. Anoto aquí que no es que hayan perdido un 14%, sino que el incremento de ganancias se ha reducido un 14%. Solían andar por el 30% más que cada ejercicio anterior, ahora parece que es menos. Oficialmente, los beneficios que escamotean cada vez más, vemos, probablemente compensan la balanza.

Yo comprendo que es muy pesado andar todos los días tratando de entender este galimatías. Pero si no se les pueden tocar sus privilegios no vaya a ser que ubiquen su razón social en otro país y dejen de ser “españolas”  –más, que ya sabemos que buena parte del personal de las que al menos se molestan en fabricar algo es del tercer mundo-, y resulta que no pagan en España, y que la huida de su dinero ha experimentado “un crecimiento vertiginoso”, y que los paraísos fiscales es una cosa muy fea que iba a resolver algún G7, G8, G20, la UE, OCDE y demás, pero gozan hoy todavia de una salud envidiable  ¿dónde está el truco?

Debe ser la inexistente (según los regidores municipales) contaminación de Madrid, pero mis neuronas se atoran y no entiendo nada. Así que voy a hacer la maleta para ir a respirar al campo. Os dejo con un relajante césped verde (debe estar en Madrid porque no es ni verde) que me descubrió Paula Moro.

Rosa Mª Artal – Comité de Apoyo de ATTAC

Un juez lleva al Constitucional por injusta la normativa sobre desahucios.

El juez de primera instancia de Sabadell Guillem Soler ha elevado al Tribunal Constitucional la normativa actual sobre desahucios y ejecución de las hipotecas. Soler considera que la ley actual vulnera principios constitucionales en perjuicio de los ciudadanos embargados. Principios como la tutela judicial efectiva y el derecho a la vivienda.

Soler ha presentado un extenso alegato jurídico de 23 páginas en el que considera que los ciudadanos perjudicados por una ejecución de desahucio tienen un margen prácticamente inexistente para plantear alegaciones que puedan paralizar el desahucio. Es el caso de una anciana de Sabadell, pensionista, que planteó ante el juzgado de Soler un recurso ante la ejecución del desahucio de su piso debido al impago de un crédito por valor de 157.000 euros. Un crédito que contenía una cláusula por la que debía ser devuelto íntegramente en solo un año.

El juez entiende que el caso de esta mujer tiene base para poder alegar la existencia de cláusulas abusivas. Sin embargo, en su escrito Soler se declara atado de pies y manos por la ley de enjuiciamiento civil, que solo permite presentar recurso contra un desahucio si se demuestra haber pagado la hipoteca o bien la entidad financiera ha cometido un error de cálculo.

Entrega de la vivienda hipotecada en pago.

La decisión de llevar la ley ante el Constitucional es inédita y constituye una iniciativa más del ámbito judicial en relación al creciente problema de las ejecuciones hipotecarias. Recientemente la Audiencia Provincial de Navarra avaló la dación en pago, el hecho de que un ciudadano liquide su hipoteca si devuelve al banco o caja el inmueble hipotecado.

El juez Soler cree que la legislación debe adaptarse a las especiales condiciones socioeconómicas actuales porque los crecientes desahucios “generan exclusión social” y apuesta también por modificaciones legales para facilitar la dación en pago o elevar el valor de la vivienda que finalmente se quedan las entidades financieras, dado que actualmente, tras la subasta, bancos y cajas adquieren el inmueble por el 50% de su valor inicial, lo cual obliga a los ciudadanos desahuciados a seguir endeudados para cubrir la diferencia entre el valor de la vivienda y el importe total de la hipoteca que firmaron.

Fidel Masreal / Barcelona
El Periodico

Especuladors, heu de pagar!

Campanya per un impost a les transaccions financeres i l’abolició dels paradisos fiscals.

“Para que pueda gobernar el capital financiero primero deben saquearse a fondo las economías”.

Entrevista a Daniel Raventós – Consejo Científico de ATTAC

Cuando hablamos de Renta Básica ¿de cuánto dinero estamos hablando?

Se han propuesto distintos criterios: pensión media, algún porcentaje del Salario Mínimo Interprofesional, umbral de la pobreza… Personalmente, creo que el umbral de la pobreza es un buen criterio. Como se sabe, existen dos conceptos de umbral de la pobreza. El llamado “absoluto” que se calcula por medio de estimaciones de lo que cuesta la alimentación necesaria que precisa una persona para cubrir sus necesidades energéticas, más el coste de otros productos considerados básicos que no son alimentarios. El segundo concepto de umbral de pobreza es el llamado “relativo”.

El Instituto Nacional de Estadística lo define así: “La tasa de pobreza relativa es el porcentaje de personas que está por debajo del umbral de pobreza, medido éste como el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. La mediana es el valor que, ordenando a todos los individuos de menor a mayor ingreso, deja una mitad de los mismos por debajo de dicho valor y a la otra mitad por encima. Por tanto, por tratarse de una medida relativa, su valor depende de cómo se distribuya la renta entre la población.” Pero hay que contar también el número de personas que viven en el hogar. 4 personas que viven en el mismo hogar gastan más que 1, pero no 4 veces más. Por esa razón se utiliza una escala (llamada de la OCDE) por la cual se otorga un peso de 1 al primer adulto, un peso de 0,5 a los demás adultos y un peso de 0,3 a los menores de 14 años. En el año 2009, si en un hogar vivían 2 adultos y 2 menores de 14 años, se estaba por debajo del umbral de la pobreza si se disponía de menos de 4.170 euros anuales por persona. En un hogar en donde solamente viviera una persona, el umbral de la pobreza estaba situado en 7.945 euros. Con datos de 2009, según el INE, el 19’5% de la población estaba situado por debajo del umbral de la pobreza. Y, sea dicho de paso, más de un tercio de la población no tenía capacidad el año pasado para afrontar pagos imprevistos. Así que unos 500 euros mensuales por persona adulta y la mitad para los menores, de seguir cercanos al criterio del umbral de la pobreza, sería hoy la cantidad aproximada de una renta básica.

Tomemos el caso hipotético de su aplicación en España ¿de dónde saldría el dinero para financiar una Renta Básica?

Puede salir de dos sitios: de una redistribución del gasto público y de una reforma impositiva. No hay secretos al respecto.

Toda propuesta de RB debe especificar la cantidad y, tan importante o más que lo anterior, de dónde va a salir el dinero. Una financiación de una RB supone una redistribución de la renta. Se puede financiar una RB redistribuyendo la renta a favor de los ricos, o a favor de los pobres. Proponer una financiación de la RB que beneficie a todos es simplemente no entender gran cosa de la RB. En buena parte de las propuestas hasta hoy realizadas de financiación de una RB, los ricos pierden y los pobres ganan. Indeseable sería una propuesta de RB en que estos términos se invirtieran. Sería una RB desastrosa, en mi opinión.

Una RB que favorezca a los sectores pobres y con menor renta es una opción de política económica. Es una opción diferente a la de rebajar los impuestos de los más ricos, o a la de facilitar legalmente a las empresas el despido de los trabajadores así como contratarlos de forma más barata, o a la de permitir las operaciones económicas altamente especulativas, o a la de distribuir la renta de los más pobres a los más ricos, o a la de permitir la existencia de los paraísos fiscales. Como también es una opción diferente a la de congelar las pensiones y eliminar la retroactividad en el cobro de las prestaciones de la Ley de Dependencia, por citar algunas de las medidas que el Gobierno del PSOE anunció a mediados de mayo. O, por apuntar una de las últimas aberraciones de desigualdad social que he leído recientemente, que se permita en EEUU que John Stumpf, presidente de Wells Fargo, se agencie en 2009 una cantidad de dinero equivalente a 53 años de trabajo del Presidente de aquel país o a 665 años de trabajo de alguien que cobre el salario medio de los trabajadores de EEUU.

La Renta Básica ¿No sería una invitación a dejar de trabajar?

¿Dejar de trabajar? Precisemos algo los términos. Hay una serie de actividades (trabajos) por los que no se percibe ninguna remuneración monetaria a cambio. La tipología que me parece mejor establecida es la que distingue entre trabajo con remuneración monetaria, trabajo doméstico y trabajo voluntario. Si el trabajo con remuneración monetaria fuera el único trabajo, entonces tantas mujeres que realizan trabajo doméstico no estarían trabajando. Punto que nos permite enlazar con otra confusión, según la cual no estar realizando un trabajo con remuneración monetaria equivale a no estar haciendo nada. Es una posibilidad, pero puede ser perfectamente posible que se esté desarrollando trabajo doméstico o trabajo voluntario. Observemos que existen muchos “trabajos” por los que se percibe una remuneración a cambio, a menudo muy generosa, respecto a cuya conveniencia social sería fácil ponerse de acuerdo en que es bien escasa si no inexistente. En muchos casos, se trata de actividades incluso socialmente contraproducentes o nefastas. Piénsese, por ejemplo, en las ocupaciones que tienen que ver con los ejércitos (muchos de los cuales han dirigido sus armas contra sus propias poblaciones) o, por otro ejemplo, en las de determinados altos cargos tanto del sector privado como del público, muchas veces simbólicos, muy generosamente remunerados.

Si usted se refiere más concretamente entonces a si la RB sería una invitación a dejar de trabajar remuneradamente, algunos trabajos de simulación que citaba en mi último libro permiten justamente sospechar lo contrario.
La objeción de que se invitaría a dejar de trabajar remuneradamente no es exclusiva de la RB. Ante casi toda medida social y económica que mejore la situación de los que no son los más ricos, acostumbran a salir unas objeciones de la misma ralea. Por poner solamente un ejemplo, en los debates en EEUU acerca del seguro de desempleo sucedió algo muy parecido. Obsérvese lo que dijo el conocido historiador Arthur M. Schlesinger, Jr. cuando se debatía a finales del primer tercio del siglo pasado acerca de la conveniencia o no del seguro de desempleo: “Con el seguro de desempleo, nadie trabajaría”.

En cualquier caso, oficialmente (subrayo lo de oficialmente) a principios de mayo de 2010 hay oficialmente en el Reino de España más de 4.600.000 personas que quieren trabajar remuneradamente y no pueden. Éste sí es un problema muy real.

¿Y qué pasa con los trabajos que nadie quiere?

Pues que tendrían una presión muy grande para o bien mecanizarse o bien aumentar los salarios para hacerlos apetecibles, aunque fuera temporalmente, para algunas personas. Consecuencias, de ser efectivamente así, muy saludables.

¿No frenaría la RB el proceso de incorporación de la mujer al mundo del trabajo?

Al mundo del trabajo asalariado, supongo que se refiere, porque trabajar domésticamente lo hacen muchas mujeres, como anteriormente he tenido oportunidad de apuntar. No acabo de ver por qué una RB debería frenar la incorporación de las mujeres al trabajo asalariado. En todo caso, al igual que muchos hombres, con una RB ganarían en libertad para poder elegir cuándo y en qué términos quieren incorporarse al trabajo asalariado. Ya en el siglo XVIII la pionera Mary Wollstonecraft dijo que los derechos, la ciudadanía y la posición de las mujeres requerían además de otros cambios radicales, independencia económica tanto para las casadas como para las solteras. Como ha subrayado una de las más conocidas filósofas feministas del mundo anglosajón, Carole Pateman, una RB sería importante, cito textualmente, “para el feminismo y la democratización precisamente porque está pagada no a los hogares sino a los individuos como ciudadanos.” Francamente, creo que una RB aumentaría la libertad de muchas mujeres al no tener que depender materialmente de sus maridos o parejas de convivencia. Además, me gustaría recordar que una mujer no es necesariamente más libre si trabaja asalariadamente que si no lo hace. El trabajo asalariado en general es un trabajo que se hace a cambio de un salario para poder sobrevivir. En un puesto de trabajo puede haber por parte de los superiores jerárquicos, además, acoso, grosería, etc. ¿No es más libre una mujer que, gracias a la RB, puede plantearse cambiar de trabajo asalariado o, incluso, permanecer un tiempo fuera del mercado laboral?

Y con la RB ¿No habría una subida generalizada de precios que invalidaría la propuesta?

No. Una RB teóricamente puede financiarse de formas inflacionarias y de formas no inflacionarias. Habría que optar por alguna modalidad de financiación no inflacionaria.

En cualquier caso, la RB sólo sería posible en los países ricos, lo que invalida su principio de universalidad

Otra vez no. Cada vez hay más propuestas y simpatías por algunas versiones de la RB en países que no pueden ser incluidos dentro del grupo de los ricos. Por ejemplo, hay un indudable y creciente interés por la propuesta de la RB en países como Argentina, Namibia, Brasil, Sudáfrica, México, Uruguay y Colombia, por citar tan sólo 7. Es más, como algunos autores han apuntado, la propuesta de la RB quizás sea aún más pertinente en los países que no forman parte del distinguido club de los países ricos puesto que la pobreza alcanza a la mayor parte de sus poblaciones.

La adopción de una RB ¿No provocará un aumento del “efecto llamada” de la inmigración procedente de los países pobres?

Los pobres de los países pobres emigran hacia los países ricos porque tienen el convencimiento de que es imposible poder llevar una vida en su propio país que les aparte de la penuria más extrema. Si esto es así, y estoy convencido de que lo es, las supuestas consecuencias en términos de “efecto llamada” de la introducción de una RB deben rebajarse. El “efecto llamada” seguirá existiendo mientras no existan posibilidades reales para gran parte de sus poblaciones de poder vivir en los países pobres. Con RB o sin ella. Muchas de las tradicionales formas de existencia de estas poblaciones han sido esquilmadas por las grandes multinacionales de los países ricos.
Además, la argumentación contra la RB por el supuesto efecto llamada tiene un componente que me parece políticamente tenebroso.

La lógica de la argumentación, como ya he dicho en otras ocasiones, puede ser reformulada así: intentar mejorar mediante la RB la situación de los sectores más pobres y dominados de los países ricos agranda las diferencias con respecto a la población pobre de los países pobres. Siguiendo la lógica de esta argumentación, bien podría decirse que cualquier medida que suponga una mejora de la situación de los sectores más pobres, aunque no únicamente de estos sectores, de los países ricos ensanchará estas diferencias. Las reformas sociales que en los países ricos se considere que deben ponerse en práctica pueden tener argumentos favorables o contrarios, pero es de dudosa coherencia el argumento según el cual “puesto que los habitantes de los países pobres no la tienen… no se ha de poner en práctica”.

Precisamente la situación de miseria extrema en la que viven muchas personas en los países pobres (a veces malviviendo al lado de grandes opulencias) creo que es una poderosa razón para implantar también en los países pobres una RB.

Garantizar la existencia ¿generaría libertad o control político sobre la población por parte del Estado?

La RB garantizaría, siempre que fuera al menos igual al umbral de la pobreza, la existencia material a la población que la recibiera. Sin la existencia material garantizada no puede existir libertad. Si tengo que pedir aquiescencia a X para poder vivir cotidianamente, mi existencia material depende de X.

Soy partidario de la libertad republicana. Junto a otros amigos, especialmente con María Julia Bertomeu, Antoni Domènech, Jordi Mundó y David Casassas, he estudiado la posible justificación republicana de la RB. Pero como con el republicanismo hay una gran confusión, creo que vale la pena dedicarle algunas palabras. Tenemos, por un lado, el republicanismo histórico, que a su vez hay que diferenciar entre el oligárquico y el democrático, y por otro, el que se conoce como neorepublicanismo académico, que se ha puesto en boga en algunos medios universitarios y, aunque con menor intensidad, también en determinados entornos políticos. Para este neorepublicanismo académico, una persona sería libre en ausencia de dominación, es decir, de interferencia arbitraria de otros particulares (o del Estado). En cambio, para el republicanismo histórico (cuyos inicios se encuentran en la democracia ática), el origen principal de la interferibilidad arbitraria es la privación de independencia material. Si no se tiene este punto presente, entonces la “dominación” se hace vaga y se desinstitucionaliza, y puede incluirse bajo ella aspectos de las relaciones humanas que el republicanismo histórico en ninguno de los casos habría considerado adecuados políticamente. Para el republicanismo histórico, no puede entenderse la libertad republicana al margen de la existencia material en sociedad. Fue el republicano Robespierre quien por vez primera habló de “derecho a la existencia”. Defendía de forma inigualable que la sociedad debe garantizar a todos sus miembros, como primer derecho, el de existir material y socialmente. Fue otro republicano, Thomas Paine, quien en un celebérrimo texto de 1796 −Agrarian Justice− defendió la necesidad y la justicia de crear un “fondo nacional” mediante impuestos a la propiedad privada de las tierras, a fin de introducir una pensión vitalicia para “toda persona actualmente viva” (mayor de cincuenta años) de “10 libras esterlinas anuales”.

Las propuestas de Robespierre y de Paine pueden verse como precedentes, en un sentido muy laxo, de la RB. Como también puede verse como precedente, mucho antes aún, el misthon, la remuneración que las reformas democráticas áticas idearon en tiempos de Efialtes para permitir el desempeño de cargos públicos por parte de los pobres libres, que difícilmente hubieran podido aceptar tales cargos sin esta remuneración pública.
Si se tiene una concepción republicana de la libertad se entenderá rápidamente que a la pregunta formulada solamente se puede responder: sin la garantía de la existencia material no puede haber libertad.

Si el trabajo debido a la proporción fija de parados ya no puede ser el vínculo que integra al individuo en sociedad ¿cuál es la alternativa?

Si entiendo bien la formulación, debo decir que no hay una proporción fija de parados. Actualmente, por ejemplo, hay exactamente el doble que al inicio de la crisis económica que todavía padecemos a mediados de 2010. Pero atendiendo a la alternativa al trabajo (remunerado) que integra al individuo en sociedad, creo que está contestada en la pregunta anterior: garantizando la existencia material a toda la ciudadanía y residentes acreditados.

El único país donde se aplica una RB es en Alaska, gracias a la explotación del petróleo cuyo beneficio se reparte entre la población. ¿Qué ventajas y desventajas se han constatado en estos años de aplicación?

Desventajas no conozco. La principal ventaja ha sido haber convertido Alaska en el Estado más igualitario de EEUU. En Alaska existe una RB desde 1982. La historia de su implantación es muy curiosa. En todo caso, son casi 30 años de experiencia. Así como en los inicios generó muchas dudas, actualmente no hay nadie que proponga su desaparición. Todas las personas que residen en Alaska, reciben un dividendo anual calculado a partir del rendimiento medio, a lo largo de los 5 años anteriores, del fondo creado a partir de los ingresos de la explotación petrolífera. Me decía hace poco un profesor de Alaska que si algún político se atreviera a pedir la supresión de la RB, tendría muchos problemas y, en cualquier caso, tendría asegurada la derrota.

La forma de financiarse la RB en Alaska no me parece la más adecuada. Prefiero una financiación pública no sujeta a los vaivenes de los precios del petróleo ni a la coyuntura bursátil.

Pero una financiación pública significa intervenir en la economía. Comentabas antes que en algunas propuestas de financiación de la RB “los ricos pierden y los pobres ganan”. ¿Cómo se combinan ambas afirmaciones?

La RB es una opción social y económica. Significa intervenir económicamente en un sentido muy preciso: mejorar la situación de los más pobres y de los que tienen menos renta. El mercado siempre ha estado intervenido. La diferencia entre partidarios de los ricos y de los pobres, para decirlo de forma simplificada, no es que los primeros defiendan el mercado libre y los segundos quieran intervenirlo. La diferencia exacta es la siguiente: los primeros quieren intervenir el mercado para favorecer sus intereses y los segundos quieren intervenir el mercado para favorecer los suyos. Los bancos europeos han logrado recibir préstamos oficiales por una cantidad superior a 500.000 millones de euros a un 1% de interés (en el Reino de España más de 75.000 millones). Los mismos que reclaman contenciones en las pensiones y salarios, despidos más baratos, etc. ¿No es eso intervención de los mercados para unos intereses claramente definidos? Hace pocas semanas, el economista Dean Baker escribía en la revista Dissent (puede leerse la traducción en http://www.sinpermiso.info): “El rescate del sector financiero ha constituido la más obvia intervención reciente del sector público para redistribuir el ingreso hacia los más ricos. Cuando a finales del año 2008 Goldman Sachs, Citigroup, Morgan Stanley y el resto de grupos financieros se veían abocados a una quiebra irremisible, en ningún momento se enrocaron exigiendo que el sector público les dejara solos. No, esos gigantes financieros pordiosearon para que la administración pública les prestara dinero a tipos de interés inferiores a los del mercado y para que garantizara sus activos. Entidades como Goldman Sachs incluso insistieron en que el sector público debía participar en el aval de las deudas de sus socios en la quiebra bancaria, como en el caso de AIG.”

Difícilmente podría expresarse esta idea con mayor claridad. Recientemente se ha publicado que los 7 mayores bancos de EEUU han ganado 18.715 millones de dólares, es decir, un ¡50% más! que en el mismo período del año anterior. Y también muy recientemente, con las pérdidas que han tenido las aerolíneas, debido a la interrupción de vuelos con motivo de las toneladas de ceniza lanzadas a la atmósfera por la erupción de un volcán islandés, ¿qué es lo que han pedido estas aerolíneas? Ayudas al sector público, por supuesto.

Así que la RB, al menos en mi forma de entenderla (y hay muchas otras maneras perfectamente legítimas harto diferentes de hacerlo) es una opción social y económica que supone la intervención del mercado de manera que favorezca a la mayor parte de la población. No a los más los ricos. Exactamente lo contrario de lo que se ha venido haciendo a lo largo de los últimos 35 años, si atendemos a ingredientes centrales como la distribución de la renta que se ha producido en este tiempo. El que fue ministro del presidente Clinton, Robert B. Reich, escribía en el diario The Washington Post del pasado 1 de febrero de 2009 que si en 1976 el 1% más rico de EE UU acaparaba el 9% de la renta nacional, en el 2006 ya acumulaba el 20%. Eso fue escrito justamente antes de la crisis. Veremos cuando salgan datos que ya incluyan el desastre para gran parte de la población que vive de su salario. Veremos, repito, cuando salgamos de la actual situación de crisis económica que fue provocada y ahora está siendo perfectamente aprovechada por los especuladores y banqueros que saben perfectamente, por decirlo en palabras del gran economista Michael Hudson, que “para que pueda gobernar el capital financiero primero deben saquearse a fondo las economías”.

Entrevista realizada por Fidel Naranja para la revista “El estado mental”

Publicado en Entrevistas. 1 Comment »

Santander y BBVA se refugian en paraísos fiscales.

Los dos mayores bancos españoles, el Santander y el BBVA, se sitúan junto a Repsol como las mayores compañías del Ibex 35, el índice que agrupa a las empresas cotizadas más grandes, en cuanto a número de sociedades abiertas en lugares famosos por sus bajos impuestos y conocidos como paraísos fiscales.

La entidad que preside Emilio Botín dispone de 34 sociedades operativas en países como Bahamas, Suiza, Panamá o Luxemburgo, mientras que en el caso del BBVA, el número de filiales abiertas en este tipo de enclaves se cifra en 23. Estas sociedades tienen como objeto social tanto los servicios financieros como las centrales de compra y gestoras de derechos de marca y franquicias.

De las 35 empresas que integran el principal selectivo de la Bolsa española, 28 contaron en el ejercicio de 2009 con 272 participadas domiciliadas en paraísos fiscales, que abarcan a lugares como Islas Caimán, Jersey, Países Bajos, o Delaware (en Estados Unidos).

De acuerdo con el informe elaborado anualmente por el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), la presencia de tales sociedades en estos territorios no implica un delito fiscal, pese a que sobre ellas existe una falta de transparencia en la información analizada, ya que sus matrices no aportan datos sobre sus operaciones en esos lugares.

Los autores del estudio recuerdan que aunque el tipo nominal del impuesto de sociedades es del 30 por ciento para grandes empresas, gracias a las exenciones y deducciones de las que este tipo de compañías se benefician, en la práctica el tipo efectivo no supera el 10 por ciento de media sobre los beneficios.

Marc Horrach – Diario de Mallorca


El copago sanitario ya está en los impuestos.

Al sistema sanitario español le aprietan las costuras. Instaurado hace 25 años, y tras el revulsivo que supuso la descentralización que acabó en 2003, arrastra un déficit que ronda los 10.000 millones de euros. Gratuito y casi universal, supone el 6,2% del PIB español. Con esos números, el objetivo de ahorrar es una constante. Y, periódicamente, llegan las propuestas de implantar un copago o tique moderador: que los usuarios paguen una cantidad simbólica, por ir al médico o al hospital, o que participen en gastos como la comida que se les da cuando están ingresados.

La idea no es nueva. Ya en 1991 el informe abril lo sugirió, pero nadie se ha atrevido a aplicarlo. El lunes pasado, en una entrevista a EL PAÍS, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, volvió a mencionar la idea: “En este momento, a 31 de enero de 2011 [el copago], no está en la agenda inmediata, por más que se utiliza en muchos países. No será en este momento, pero es algo que habrá que reconsiderar en el futuro”, dijo. La declaración encendió las alarmas en el Gobierno. Al día siguiente el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, le desmintió. El ahorro que representa el copago “es muy escaso” y “no merece la pena”, dijo.

También la ministra de Sanidad es tajante. “La postura del Gobierno sobre este asunto no es una postura dogmática, ni siquiera ideológica. Es una postura después de haber estudiado el modelo sanitario de otros países europeos y de ver si merece la pena o no introducir una medida que recaiga directamente en el bolsillo de los ciudadanos en función, no ya de su renta, sino de si necesitan más la sanidad o no. Y en eso no estoy de acuerdo por varias razones: primero, porque no ahorra lo suficiente para garantizar la sostenibilidad del sistema. En segundo lugar, porque puede producir un riesgo serio de inequidad, ya que un ciudadano que tenga que pagarse una radiografía y que tenga problemas económicos puede dejar de hacérsela”.

Debe de ser una de las pocas propuestas sanitarias que despierta unanimidad en los partidos mayoritarios. La exministra de Sanidad y secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, es tajante en su rechazo: “Rotundamente, no”, dice cuando se le pregunta. “Los ciudadanos ya pagan la sanidad con sus impuestos”, afirma. “Lo que se necesita son reformas estructurales, para las que ya están las dos hojas de ruta: la ley de ordenación de las profesiones sanitarias y la de cohesión y calidad [ambas se aprobaron siendo ella ministra]“, afirma.

IU va más allá. Su único diputado, Gaspar Llamazares, que es además presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso y médico, cree que las declaraciones como las del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, “no son gratuitas ni improvisadas”. “Por el contrario, el equipo económico del Gobierno, con la vicepresidenta segunda Salgado al timón [también exministra de Sanidad], realizan manifestaciones de estas características de forma intencionada y en momentos puntuales de la crisis económica”, añade. “Pretenden marcar así el rumbo a otros Ministerios, como el de Sanidad, sin importarles tampoco ignorar al Congreso de los Diputados, que ya ha rechazado en esta legislatura esta fórmula por unanimidad, tras una iniciativa registrada por Izquierda Unida. Y esa unanimidad, por supuesto, incluyó el voto de los diputados socialistas”.

El mismo día 2, el grupo parlamentario IU-ICV-ERC presentó una proposición en la que se afirma que el Congreso de los Diputados reitera su “rechazo de la introducción de fórmulas de copago (euro, tique, etcétera) por parte de los usuarios del Sistema Nacional de Salud, al entender que afectarían gravemente a principios básicos del derecho constitucional a la salud, como la accesibilidad, la universalidad y la gratuidad de la atención integral de salud sin aportar, a cambio, avances significativos en la organización de la demanda y mucho menos en la financiación del Sistema Nacional de Salud”.

Los mismos argumentos son los repetidos por organizaciones como el Foro Español de Pacientes o la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Salud Pública. Pero detrás de esta postura firme, se atisban fisuras. Prueba de que hay una corriente favorable, aunque no lo suficientemente fuerte como para imponerse, ha sido el debate en Cataluña. El melón del copago lo abrió en 2004, durante la primera legislatura del tripartito, la consejera de Salud, Marina Geli. Ya entonces se hablaba de que la época de vacas gordas había tocado fin y que la endeudada sanidad catalana (2.900 millones de euros) necesitaba de “sacrificios individuales”, que se vaticinaban añadidos a la implantación del céntimo sanitario por litro de gasolina. Semanas después, el Gobierno catalán rectificó y aseguró que “nunca impondría” el sistema de copago para financiar el sistema. Pero no había pasado ni un mes cuando Geli anunció que estudiaría el pago de un euro por visita para regular la demanda. Un grupo de sabios consultado por la Generalitat lo descartó. Tanto cambio de opinión responde, en parte, a la disparidad de opiniones en el seno del tripartito. La idea se retomó y se volvió a rechazar en 2008 entre presiones de oposición y pacientes. Con la llegada de Convergència i Unió al poder, el actual consejero, Boi Ruiz, sostiene que no es el momento. “Son medidas a tomar en su momento, pero no ahora”, dijo ante el Parlamento, y defendió que no se puede exigir un sobrecoste a colectivos como los parados o los jubilados.

Esta unanimidad contra el copago contrasta con lo que sucede en otros países. En 2004, con Jacques Chirac en la presidencia de la República, Francia impuso el copago sanitario en las consultas médicas. A partir de entonces, los franceses pagan un euro cada vez que acuden al médico, al especialista, se hacen un análisis o una radiografía. La medida tenía dos objetivos: concienciar a la población de que la medicina pública debía usarse con moderación y aliviar algo las exhaustas arcas de la Seguridad Social francesa. Hay pocas excepciones a esta medida. Solo se libran los afectados por una enfermedad de larga duración, los que sufren una baja laboral permanente, los titulares de una pensión por invalidez, los jubilados o las mujeres embarazadas a partir del sexto mes.

En su tiempo, las asociaciones de pacientes -muy poderosas en Francia-, los consumidores y los sindicatos médicos se opusieron con fuerza a este copago. Igual que ahora en España, por cierto. Con el tiempo, aquella medida pionera se ha revelado como la primera de una serie de pequeños recortes en la sanidad pública francesa. “Aquello fue el principio”, recuerda el periodista especializado en asuntos médicos Cyril Dupuis. Es cierto: ya con Nicolás Sarkozy como jefe del Estado, se han producido modificaciones: desde 2008 cada francés debe pagar también 50 céntimos de euro por cada medicamento, cada visita al fisioterapeuta, y para los médicos de enfermería. También tienen que pagar 50 céntimos para el transporte al hospital o al centro médico. Nunca, en cualquier caso, el usuario debe pagar más de 50 euros al año.

Francia no está sola. El copago rige para servicios proporcionados por la asistencia pública, como por ejemplo la consulta de un médico especializado (dermatólogo, ortopeda, etcétera). Y es eje central de la reforma que se aprobó en noviembre pasado. Hasta entonces, el paciente pagaba un 10% del servicio, que suele corresponder a un mínimo de cinco y un máximo de 10 euros. El pago del servicio vale para tres meses, en los que el paciente puede acudir a la misma consulta las veces que quiera sin pagar más. Esta suma, sin embargo, puede ahora ser aumentada por las mutuas, según sus necesidades. “El problema es que esos costes ulteriores los tendrá que soportar únicamente el empleado sin participación alguna del dueño de la empresa”, añade Karl Lauterbach, experto en sanidad del Partido Socialdemócrata, en la oposición, quien condena además la reforma por ser demasiado poco transparente.

El Gobierno defendió la reforma en particular porque permitía ahorrar y porque permitiría bajar los precios de los fármacos. “Esta ley hará el sistema sanitario mejor y más justo”, argumentó el ministro de Sanidad Philipp Rösler.

Quizá la postura que mejor defina lo que piensan los políticos sea la de otro exministro, Bernat Soria, que ha presentado un informe sobre el sistema sanitario patrocinado por el laboratorio Abbott. Soria, como sus excompañeros, recuerda que “el copago ya existe” en los medicamentos, que los trabajadores en activo pagan en parte (el 40% si están en el régimen general de la Seguridad Social). Por eso cree que si se implanta, “sería un repago, un pago adicional e individualizado”. “Parece más razonable plantear una gestión más eficiente y la corresponsabilidad de todos los agentes, por ejemplo, reforzando la figura del personal sanitario”.

Hasta aquí, todo en línea. Pero Soria matiza todo esto con un “de momento”. Lo mismo que dijo el secretario de Estado de Hacienda -”no será en este momento”- o el consejero catalán Boi Ruiz. O subyace en las opiniones de Ana Pastor o Leire Pajín, cuando dicen que “antes” hay muchas cosas por hacer. Lo que no está claro es qué pasará después. Seguro que se vuelve a hablar de copago.

Con información de Clara Blanchar (Barcelona), Antonio Jiménez Barca (París) y Laura Lucchini (Berlín).

Emilio de Benito – El País


Aumentan los botines de Botín.

Y luego aparece el mayor sinvergüenza del país ante “sus” medios de comunicación, diciendo que están muy contentos por los miles de millones que ha obtenido de beneficio el Santander en el 2010, un 1% más que el año anterior 2009, de los cuales han repartido más de 5.000 millones en dividendos a los accionistas.

Al borde de la miseria con cuarenta mil euros.

Antonio López protesta ante la sucursal del BSCH en Maó para reclamar el dinero que la entidad invirtió sin su permiso.

De la impotencia a la desesperación pasando por la angustia y la irritación. Así asegura sentirse el cliente de la sucursal del BSCH en Sant Lluís, Antonio López Bonnín, quien reclama la devolución de unos 40.000 euros que tenía ingresados en dicho banco.

El denunciante, quien ayer reiteró su protesta plantándose ante la entidad bancaria de la calle Ses Moreres en Maó, asevera que el banco sigue sin pronunciarse al respecto. “Nadie ha reaccionado, sigo sin respuestas y la situación empieza a ser límite”, indica. Además añade que la Justicia tampoco avanza. Fue en agosto de 2009 cuando presentó ante los Juzgados de Maó una denuncia por apropiación indebida, estafa por comportamiento engañoso e inversiones no autorizadas, entre otros delitos, y “no comprendo cómo ante un problema tan grave aún no me han citado a declarar”. Intuye que “hay algo o alguien que retrasa el proceso”. López Bonnín resalta incrédulo que “nos han informado que falta que se personen los directores que según la denuncia han falsificado mi firma”.

El caso se remonta a 2007 cuando regresó a la Isla tras un tiempo trabajando fuera. Al interesarse por su dinero el banco le comunicó que había sido invertido en diferentes productos y valores. Según López, una parte de la cantidad estaba a plazo fijo y el resto en una libreta de ahorros. El denunciante se dio cuenta de que habían falsificado su firma, aspecto que corroboró un perito calígrafo.

Antonio López está en paro, sin cobrar prestación puesto que es menor de 45 años de edad y no tiene cargas familiares. “Vivo gracias a mis hermanos”, a pesar de ello, de los siete, uno es minusválido y otro tan solo recibe una prestación de 400 euros con la que justo puede sobrevivir. “Estoy desesperado, mi hermana ha tenido que dejarme dinero para poder pagar el alquiler de la casa donde resido”, reitera. López Bonnín asegura haber tocado fondo. La desesperación es tal que se ha visto obligado a acudir, alguna noche, a recoger alimentos de algún supermercado.

Apareció ayer casi sin fuerzas, apoyado en una pancarta de cartón que rezaba “El Banco Santander me ha quitado todo mi dinero falsificando mis firmas. Justicia” y otro sujetado por su hermana Consuelo y que literalmente decía “Pedimos justicia para mi hermano”.

La protesta tan solo duró una hora y media. A pesar de ello, el denunciante asegura haberse sentido arropado por la ciudadanía atestiguando que “más de uno se ha parado preocupándose por mi caso y otros incluso se han sincerado explicándome problemas similares, el Santander nos está engañando”. Además de todas estas desgracias, López Bonnín declara sentirse vetado. “He intentado contactar con medios nacionales y todos han hecho caso omiso al problema, me ha llegado a los oídos que el banco tiene demasiado poder para que alguien se atreva a hacerle la zancadilla”.

Fuente: Menorca Info

 

Susan George “Hay que poner a los bancos bajo tutela”.

Zineb Dryef y Pascal Riché – Rue89

La activista alter-globalización es partidaria de defender el legado de la Ilustración y de la toma de control del sistema financiero y bancario por parte del Estado.

Los Sabios rebeldes de nuestra República son esas voces que nos despiertan porque mezclan el agua y el fuego, la experiencia y la pasión. Entre ellos Stephane Hessel, de 93 años, Albert Jacquard, de 85, y Edgar Morin, de 89 años. Pero también Susan George, de 75: presidenta de honor de Attac y autora de numerosos libros, la franco-estadounidense lleva años luchando por un mundo menos injusto en relación con el Sur y contra el sistema económico neoliberal.

La conversación ha comenzado justamente con el éxito del pequeño folleto “¡Indignaos!” de Hessel, un hombre al que describe como “impecable desde el punto de vista moral, que practica lo que predica.”

Rue89: Llamar a la indignación, un término que se queda en el terreno moral, ¿es el mejor enfoque para cambiar las cosas? ¿No sería más eficaz un “¡razone!” o un “¡rebélese!” ?

Susan George: Hessel se mueve en el plano de los valores, no en el del análisis de las cuestiones económicas o geopolíticas. Él llama a la indignación como un preludio a la acción. Dice: únete a algo. Y se dirige especialmente a los jóvenes. Orgulloso de su pasado, es cierto, no quiere resignarse. Pero lo que yo siento muy especialmente es el ataque que se está realizando contra la Ilustración. Y me entristece: tanto filosóficamente como en términos de acción, creo que es un logro muy grande de la humanidad. El liberalismo político -como se entendía en el siglo XVIII, ese movimiento europeo que se inicia con Locke y continúa con los enciclopedistas franceses- es el fundamento de la Constitución de EE.UU., es el fundamento de las libertades -políticas, religiosas, de prensa, de opinión… Muchas personas dieron la vida por eso y la democracia viene de esa época. Bueno, creo que esta Ilustración está siendo objeto de un grandísimo ataque ideológico. Yo intento seguir esa tradición, que vale la pena defender.

Las generaciones más jóvenes ¿no se resignan de antemano ante este ataque?

Europa está un poco KO. Todo esto ha sucedido muy rápidamente. En 2009, cuando estaba en Londres para las acciones contra el G-20, había una reacción. Éramos 35.000 en Hyde Park. Los medios de comunicación al día siguiente estaban con nosotros, incluso Gordon Brown, por entonces primer ministro británico, se apresuró a decir que estaba de nuestro lado. El mundo estaba a un paso de la catástrofe. El G-20 habló de los paraísos fiscales, de la presión de los mercados financieros, del empleo, del medio ambiente, etc. Y después, una vez que los bancos se salvaron, todo esto ha desaparecido por completo. El G20 y el G8 remiendan soluciones para salvar a los bancos por segunda vez. Y luego nada. ¿Por qué esta renuncia? La gente puede pensar que sus dirigentes están tratando de salvar a Grecia o a España. Esto es completamente falso, lo que están salvando es a los bancos que compraron deuda griega o deuda española… No intentan hacer lo que sea por los pueblos. Y no sólo se rescata a los bancos por segunda vez, sino que ¿quién lo hace?: los pueblos, por la amputación de sus pensiones de jubilación, la reducción de sus salarios, el despido de funcionarios. ¿Por qué hoy día la gente no consigue agruparse [frente a todo esto]? En Francia, tenemos puesto el foco en las elecciones de 2012, que en realidad son secundarias.

La crisis que acabamos de vivir ¿no ha desbloqueado algo en el pensamiento económico?

La gente ha visto que esto no funciona, que el neoliberalismo no funciona. Sin embargo, siguen como si funcionara… La mayonesa de la contestación no liga, se corta. Sería preciso que la gente hiciera alianzas, como tratamos de hacer en Attac: por ejemplo, sobre los impuestos financieros nos hemos asociado con los sindicatos y otras organizaciones – Sécours Catholique [Cáritas Francia], Comité Catholique contre la Faim et pour le Développement [CCFD Terre Solidaire – Manos Unidas Francia], Oxfam, Amigos de la Tierra… Tratamos de federar el mundo sindical, el asistencial, el asociativo, el ecológico. Es la pista correcta, nadie puede ganar solo.

En un escenario optimista, el cambio que usted desea ¿por dónde empezaría?

Por aprender. Tenemos que comenzar por aprender. Hoy en día, la política se ha vuelto mucho más complicada. Es bueno estar indignados, pero primero tenemos que entender por qué esto ya no funciona. Cuando empecé a militar, decíamos: “¡Estados Unidos fuera de Vietnam!” La gente estaba de acuerdo o no, pero entendían lo que significaba. Cuando decíamos: “Basta ya de apartheid”, no era necesario un largo discurso. Hoy en día esto no pasa. He hecho una larga campaña contra el AGCS [Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios, N. de la R.] y nadie sabía lo que era: una OPA sobre los servicios públicos y los servicios locales de proximidad. Si no sabemos cómo se produce esto, que es lo que se ha votado y en qué momento, no podemos actuar. No tiene sentido estar “contra” si no podemos ni explicárselo a los demás ni llamar a la puerta adecuada. Lo que hacemos es darnos de cabezazos contra las paredes. Así que debemos aprender, ayudar a aprender a otros, organizar, hacer alianzas. Y comunicar: cada vez más, necesitamos cosas visibles que interesen a los medios de comunicación. Y esto se hace muy mal. Hay que salir de los rituales. Hacer una manifestación es como si te pidieran que te interesaras por la misa de doce. Hace años que vengo diciendo que con 30 personas se puede hacer algo visible, divertido y que toque allí donde más duela. Vengo proponiendo igualmente desde hace mucho tiempo que no se hagan “sentadas” sino “risotadas” : ir a reírse delante de tal ministerio o delante del MEDEF … Porque esto es lo que más se teme en Francia, especialmente entre los políticos: el ridículo.

Ha habido iniciativas tales como “Salvemos a los ricos”. O la “Operación Cantona”, para retirar todos el dinero del banco un mismo día. ¿Qué piensa usted de esto?

Fue divertido, pero también una falsa buena idea. [Cantona] no entiende el funcionamiento de los circuitos financieros. Estamos trabajando en otro enfoque: “Para cambiar la banca, cambie de banco.” Pero no pedimos que la gente lo haga de inmediato, porque el único banco al que hoy en día aconsejamos ir es el Nef, que sólo tiene 60 empleados, y ninguna sucursal. No sería serio. Pero esto puede cambiar: el Nef se está aproximando a la Banca Ética [otro banco pero más grande en Italia, N. de la R.] y a otros bancos europeos.

Entre las iniciativas a emprender, usted no habla del voto. Y considera 2012 como una preocupación “secundaria”; ¿por qué?

Para mí, estas primarias del Partido Socialista son una energía política que se pierde. No entiendo el concepto de primarias para este partido. Es una idea importada de Estados Unidos, lo cual es comprensible allí, pero que no tiene mucho sentido aquí.

Pero ¿no se puede también presionar a los principales partidos en vísperas de una elección importante? Esto es lo que hizo Nicolas Hulot en 2007, por ejemplo…

Desconfío de las ambiciones personales que puedan surgir. En el seno de organizaciones como Attac, ya lo hemos visto. Pero influir en los programas, eso sí, es nuestra vocación. Es más fácil con celebridades como Hulot… Organizamos reuniones, principalmente en provincias, en las cuales están presentes los partidos de izquierda.

Para el poder político, ¿cuál sería la primera decisión a tomar?

Tomar el control de los mercados financieros, los bancos. Es muy obvio. Ellos hacen que llueva y que haga buen tiempo: hay que ponerlos bajo tutela.

¿Es realista empezar en un solo país?

[Pausa] Difícil cuestión. No he profundizado en ello, para mi vergüenza. Yo dejaría que los bancos intercambiaran divisas, pero impondría un impuesto a las transacciones. Prohibiría el acceso a la mayoría de los derivados, esa ciénaga. Algunos derivados sirven de seguro, muy bien. Pero soy muy hostil a los derivados “desnudos”, que permiten asegurar algo que no se tiene. Es un poco como si yo tomara una póliza de seguro de incendios por una casa suya. Entonces tendría interés en quemarla…

Algo así es lo que hizo Goldman Sachs…

¡Y más! Este mercado es enorme. 600 billones de dólares al año. La inversión se va en productos financieros sin pasar por la economía real. Necesitamos una Ley Glass-Steagall de los bancos [aprobada en los Estados Unidos después de la crisis de 1929, N. de la R.] para separar las actividades de crédito de las de inversión. En un país también se puede decir a los bancos: “ustedes deben prestar prioritariamente a las PYMEs, especialmente a las que tengan proyectos ambientales o sociales.” Se trata de un control del crédito en el sentido de que habría unos beneficiarios prioritarios; pero no vamos a nacionalizar toda la economía.

¿Por qué regular el crédito de forma rígida? Se pueden también imaginar subsidios de crédito para las PYMEs.

Por qué no, debemos estudiar las mejores sugerencias, no soy economista.

¿Hay soluciones internacionales?

Para los paraísos fiscales, sí. Si podemos prohibir a la Société Générale que tenga sus recursos en un solo país, ¿podríamos por ley obligarles a cerrar su sucursal en Jersey? Yo no estoy segura. Me he preguntado si sería posible prohibir a las agencias de calificación que emitan calificaciones sobre los Estados. Sin embargo, en Estados Unidos, la Corte Suprema sostuvo que la Primera Enmienda las protegía en nombre de la libertad de expresión.

¿El G-20 es un espacio que podría utilizarse para algo?

El G-20 es ilegítimo. Representa solo a los principales actores en el sistema. ¿Dónde está el G172?

¿Y Europa?

Imponer a Grecia una solución neoliberal de tal magnitud es una bancarrota política y moral de Europa. Se castiga a las personas. Esto es un motivo de indignación.

Algunos proponen hoy abandonar el euro.

Debemos mantener el euro pero cambiándolo. Nunca asumiría la responsabilidad de decir “salgamos del euro”, eso sería un desastre. Creo que necesitamos más solidaridad. Es una lucha de clases sociales, no de países contra países.

Emmanuel Todd defiende la solución proteccionista…

Por supuesto que se necesita, pero proteccionismo en el ámbito europeo, no en el francés. La doctrina del libre cambio o libre comercio se puso en marcha en un momento en el que el mercado, el territorio, el derecho y el capital tenían los mismos límites. Pero coloque este sistema en un mundo donde el capital va a su propia velocidad y donde el derecho es inexistente, y los trabajadores acaban compitiendo entre sí. Estoy a favor de un proteccionismo razonado.

Se declara hostil a los multimillonarios filántropos…

Lo que Bill Gates hace contra el SIDA está muy bien, sin duda, pero la revolución verde [un controvertido programa de ayuda a los agricultores africanos, N. de la R.] puede ser un desastre para África. Un millonario no tiene que decidir qué es lo mejor para los pueblos. Si un multimillonario quiere donar su fortuna, debe hacerlo de acuerdo con los expertos locales.

Estos multimillonarios – Bill Gates, George Soros o Warren Buffet – ¿pueden tener un papel útil en la sociedad?

Le pregunté a un amigo americano que tiene entrada en esos círculos si él o alguna otra persona podría decirle por fin a Bill Gates que la revolución verde será un desastre. Me respondió: “Nobody can say anything to Bill Gates [“Nadie puede decirle nada a Bill Gates, N. de la R.]. Warren Buffett es un caso aparte, representa la vieja tradición: en mi ciudad, recuerdo que a partir de 10-12 años debíamos hacer cosas para la comunidad cuando se era un privilegiado. Hoy en día se exacerba el interés individual. He hablado de la Ilustración precisamente porque ese espíritu se está perdiendo. Sobre la importancia de la cohesión social, el libro de Richard Wilkinson y Kate Pickett muestra hasta qué punto la desigualdad es mala para la sociedad, en qué momento cuesta cara. Los barrios marginales en los suburbios, los sin-techo, los niños sin hogar que no saben contar ni escribir, esto le cuesta caro a la sociedad. Debemos abordar las causas.

Usted propone una curiosa Orden de los “Caballeros del Medio Ambiente.”

Es una fantasía. Hace mucho tiempo que me pregunto cómo movilizar a los ricos para que hagan algo útil. Por ejemplo, se les podría animar a ser más verdes que sus vecinos, en lugar de competir a ver quién tiene la fortuna más grande. Una orden muy cerrada y muy prestigiosa recompensaría al más verde. Una especie de Nobel. Le pregunté a alguien en Inglaterra que conoce al príncipe Carlos si podríamos poner de acuerdo a los miembros de la realeza, o a sus hijos, para que se reunieran y concedieran un premio de este tipo en el ámbito del medio ambiente. Fue completamente desalentador cuando mi contacto me respondió que estas personas tienen unas agendas infernales. Pero fue una idea que surgió así. Fitzgerald dijo: “Los ricos no son como tú y como yo”; si no se les puede involucrar por el lado del honor y del reconocimiento ¿qué otra cosa les podemos ofrecer?

¿Tiene la impresión de que su pensamiento va cambiando?

Puedo cambiar de tema, pero sigo trabajando en lo mismo, el poder. Lo que me interesó inicialmente fue la expresión del poder en el Norte y sus relaciones con el Sur. He cambiado de sector, después de diez años centrada en la agricultura, para volverme hacia la deuda. Ya con el hilo en la aguja, después de los efectos del neoliberalismo amplié mi enfoque hasta trabajar sobre las causas de esta doctrina completamente loca. Es una religión, o más bien una secta: es cienciología. No tengo la impresión de estar desvariando. A veces, como otros, me desespero. Pero tenemos que actuar en contra de este sentimiento.

En su libro, usted escribe que no cree en la revolución: ¿creyó alguna vez en ella?

[Pausa] No sé si creí en ella. A mi alrededor sí que se creía en ella. De todos modos, siempre he sido no-violenta. En Génova y en otros lugares, llegué a la conclusión de que para los movimientos alter-globalización era estratégicamente estúpido enfrentarse al Estado allí donde éste es más fuerte [en la cumbre de 2001, Carlo Giuliani, un manifestante, resultó muerto, N. de la R.]. Tal vez la revolución todavía tenga sentido en países donde la democracia no existe. En Túnez diré ¡bravo! si se las arreglan para hacer algo más que una revuelta.

Traducido del francés por Mariano Nieto Navarro (ATTAC Madrid)

Testimonio Gráfico en los Juzgados de Manresa.

La verdadera fuerza de un guerrero no reside en su espada,

si no en el guerrero junto al que combate.

“Reivindico valores como la libertad y la justicia como algo único, pues no hay libertad sin justicia, ni justicia sin libertad. Reivindico el realismo de soñar en un futuro donde la vida sea mejor y las relaciones más justas, más ricas y positivas y siempre en paz. No hay camino hacia la libertad… la libertad es el camino”.
Joan Manuel Serrat


Crónica de una resistencia: al Santander se le atraganta su arrogancia.

El juez ordena suspender la subasta y exige al Santander claridad e información en su dudoso procedimiento contra José Luis Burgos.

Miércoles, 9 de febrero de 2011, 5 de la madrugada. Es la hora habitual en que me levanto diariamente para dirigirme a las puertas del Banco de Satán en Paseo de Gracia, y continuar mi interminable lucha. Me despierto como un reloj. Hoy no toca desplazarme a Barcelona, ya me gustaría. Hoy me enfrento a un amargo proceso: se subasta mi vivienda ante la pasiva y cómplice mirada de jueces, políticos y medios de comunicación.

No consigo conciliar el sueño, pasan los minutos y esta sensación me ahoga. A mi mente vienen imágenes nostálgicas de felicidad: la ilusión con la que construimos nuestra vivienda y crecieron en ella nuestros hijos. Las celebraciones navideñas y reuniones familiares. Mi amor por el arte y algunos cuadros que han ido ocupando espacios de paredes y de mi propio interior. Personas queridísimas que han compartido largas estancias con nosotros y que ya no viven. Mi refugio, ese que ha albergado mi sufrimiento y dolor desde que me quedé hace 3 años en silla de ruedas. Que ha sido cómplice de mi descanso y mi depresión, de mis reflexiones, de mi lucha por superar esta situación. Mi espacio. Nuestro hogar.

De repente vuelvo a ahogarme, ya no se en que minuto vivo. Siento el frío intenso de estos dos meses y medio a las puertas del Santander. Me encuentro cansado, agotadísimo por el esfuerzo inhumano que he realizado. ¿Habrá servido de algo? No paran de entrar y salir directivos del banco, empleados que no son nadie pero que creen ser algo, que me miran con arrogancia y ni siquiera me obsequian con los buenos días. Una marea de gente que desfila por delante mío con sus bolsas de compra, de marcas caras. Ni siquiera miran, no se paran a leer, llevan sus auriculares puestos y escuchan música, aislándose del mundo, contribuyendo a su degradación. Pero mi público está ahí, personas fieles y solidarias que van sumándose a la lucha y prestándome apoyo. Personas humildes, sencillas, pero las más generosas, las que me ofrecen lo poco que tienen, su casa, su dinero, su tiempo. Ellos hacen menos dura mi estancia ante las puertas del infierno, con su compañía, sus charlas, su apoyo…

Suena el despertador, son las 7 de la mañana, su alarmante ruido despierta a toda la familia y nos avisa de que la hora se acerca. Su sonido persiste y mi corazón se encoge, me incorporo sentándome sobre la cama y una ola de frío me invade, el estómago se vuelca y se apodera de mi una extraña sensación de vacío, de tristeza, de impotencia. Están a punto de arrebatarme algo que es mío, que no les corresponde, una parte muy importante de nuestra historia familiar, de nuestra identidad, de nuestras vidas. Nos están matando la felicidad.

Siguen pasando los minutos, las horas, permanecemos la familia unida, mis dos hijos y mi esposa. Desayunamos todos juntos, sentados alrededor de la mesa, nuestras miradas se cruzan bajo el silencio. Son las 10, nos dirigimos al matadero. A mi esposa hace dos días que le duele el alma, siente un fuerte dolor de mandíbulas, la tensión y los nervios oprimen su pecho y fuerza inconscientemente su dentadura, muerde con rabia su impotencia, se le ingesta la injusticia y le quema. Mis hijos no paran de observarnos, sus miradas denotan la preocupación por sus padres, demasiado dura la experiencia para sus jóvenes edades.

10,30 h., nos encontramos ante el Palacio de Injusticia de Manresa. Una simpática y amable agente de seguridad me abre la puerta de salida porque es de más fácil acceso para la silla: usted, caballero, pase por aquí, el resto de personas que accedan por la puerta de entrada y pasen por el detector de seguridad.

Ya estamos dentro, nos dirigimos al corredor de la muerte. Togas negras y fúnebres caras, luto por las víctimas de este sistema capitalista. Se perciben las almas y sus voces silenciadas por los verdugos y cómplices de ese sistema. Mi teléfono no para de recibir mensajes de ánimo y llamadas de apoyo. Rosa Mª Artal, periodista y amiga: ¿qué tal José Luis, cómo te encuentras? ¿alguna novedad de última hora? Joan Tardà, diputado por ERC: ánimos y fuerza desde Madrid, no puedo estar contigo físicamente, pero estoy. Antonio Fuertes, responsable de ATTAC ACORDEM: ánimo compañero, contigo hasta el final. Ángels Tomàs, EUiA: ¡salud y fuerza! Cayo Lara, coordinador de IU: La solidaridad que quiero expresarte va acompañada de una profunda admiración, estás mostrando pertenecer a esa estirpe cuya lucha os convierte en imprescindibles. Y muchos amigos más, Víctor, Lorena, Miguel, Álvaro, Mónica, Ricardo…

10,45 h., llega mi procuradora y nos acompaña a la tercera planta, no hay novedades de última hora. El escrito que entramos ayer día 8 en el Juzgado, solicitando la suspensión de la subasta por irregularidades del banco y falta de información, lo han denegado. La subasta se llevará a cabo y el delito se consumará. La Sra. secretaria judicial, encargada de la subasta, no atiende a razones ni documentos presentados: “la gente debería ser responsable con lo que firma y no quejarse tanto”. Mi procuradora me entrega unos documentos para firmarle los poderes judiciales de su representación. Entramos en una sala de reuniones con una mesa donde estaremos más cómodos para firmar, y esperar a que se lleve a cabo el robo por parte del banco.

La puerta de la sala permanece abierta. Solos con mi familia, observamos a través de ella el mostrador de atención al público con otros ciudadanos que muestran cara de asustados. 10,55 h., los minutos se convierten en horas y se hacen eternos, de repente me parece ver a través de los cristales caras amigas. ¡No puede ser!, ¿lo estoy soñando?; ¡no, es real, están ahí!, ¡mi estirpe, mi fuerza, mis ángeles de la guarda! Veo llegar a Ana, a Marta, a Pedro, a David, entran en la sala pero siguen apareciendo nuevas caras amigas y otras que no conozco, no para de llegar gente, están llenando la sala del mostrador y los pasillos. Nos miramos mi esposa y mis hijos y sonreímos, nos brillan los ojos de alegría y felicidad, no damos crédito a lo que vemos. Acaba de llegar la esperanza, un batallón de incondicionales solidarios que se unen para ser fuertes y transmitirme esa fuerza. Mis mejores armas…

Los funcionarios preguntan desconcertados: ¿quiénes son ustedes, qué desean? Todos somos José Luis Burgos, venimos a darle apoyo, a frenar esta injusticia. No nos moveremos de aquí hasta que nos atienda el juez o se mire con atención este caso. La Sra. secretaria judicial se ha puesto muy nerviosa, no entiende nada, la situación le sobrepasa. No se preocupe señora, somos muy pacíficos, solo nos asiste la razón y buscamos la justicia.

Permanecen todos en la antesala y Marta entra en el espacio donde nos encontramos, asume el papel de portavoz y transmite tranquilidad: únicamente queremos que el juez atienda personalmente a José Luis, que le de la oportunidad de hacerle ver la tremenda injusticia que se está a punto de cometer. Marta, pide solamente 10 minutos de tiempo a la secretaria, esta llamando a la central del Santander para decirle lo que está ocurriendo, que si no suspenden la subasta ocuparemos el juzgado con una sentada. Hay varios medios que se encuentran aquí,  procederemos a desenmascarar al banco y denunciar su estafa. Al otro lado del teléfono, el omnipotente Sr. Pepe Vázquez, director del departamento de recuperaciones y principal responsable de instar por segunda vez esta subasta. El mismo que días atrás llamara imbécil a mi amigo Antonio Fuertes y me dijera a mi que le estaba sacando mucho partido a la silla de ruedas. La persona que ha tomado el mando de esta operación y ha encajado mi lucha como algo personal, la que no piensa perdonarme mi osadía, mi mayor verdugo. Un fiel guardián de los intereses de Botín en Cataluña, que pasó por mi lado a las puertas del banco en Paseo de Gracia hace pocos días, y ni siquiera me dirigió la palabra. Fumaba y charlaba altivo con sus compañeros de presa en el banco. Abrigo largo, marrón, impecable vestuario con corbata roja, seguramente teñida por la sangre de sus víctimas. Hablaba con sus compañeros formando un corro a pocos metros de mi, mirándome de reojo, con disimulo, jactándose de su poder y apestando a tiranía. Un olor que inunda el interior de ese maldito edificio, y crea un clima enrarecido en el que no caben sentimientos humanos ni conciencias. Pero su respuesta telefónica a Marta es infranqueable: señorita, la subasta se va a llevar a cabo hoy, sí o sí, sin más dilación.

Marta ha agotado todos los recursos de diálogo con el banco y ha intentado evitar una acción desagradable para todos, tener que ocupar el juzgado y que los mossos nos tengan que sacar a la fuerza. 33 personas entran en la sala donde nos encontramos mi familia y yo, se viven momentos de gran tensión. Aparecen los guardas de seguridad del juzgado y nos indican que el juez ha ordenado que desalojemos el lugar, al negarnos a hacerlo nos anuncian que llaman a los mossos para que intervengan. Una docena de policías llegan al juzgado y esperan órdenes para desalojarnos, a la fuerza si es necesario. De repente, la procuradora nos anuncia que el juez ha accedido a leer toda la documentación entregada y el burofax que yo hice llegar a la central del Santander en Madrid el 1 de febrero.

Pasa un largo tiempo y los rumores no cesan. Los mossos identifican a cualquier compañero que traspasa la puerta para ir al lavabo o buscar agua, estamos sedientos. El juez llama a los dos procuradores, el del banco y la nuestra, permanecen un tiempo importante reunidos. Mientras tanto, nos llegan noticias de que los responsables del Santander en Barcelona se comienzan a impacientar y envían con urgencia a uno de sus abogados para que se desplace hasta el juzgado de Manresa y exija que se celebre la subasta sin más demora.

Finalmente, tras más de una hora reunidos, el juez detecta lagunas y no ve claras las maniobras del Banco de Satán. La procuradora sale finalmente de la reunión y se dirige presta a comunicarnos: el juez ha ordenado suspender la subasta y exige al Santander claridad e información en su dudoso procedimiento de ejecución. Fija un término de 10 días para que el banco aporte una completa documentación y explique dónde están los 90.000 euros que dicen haberme ingresado, qué uso se le ha dado al dinero y porque han tomado la decisión de hacer ellos lo que les place con el dinero, si esa decisión me corresponde únicamente a mi.

Estalla el júbilo de todos los presentes y la tensión se desvanece bajo un sonoro aplauso y grito de victoria. Nos fundimos en un fuerte abrazo con mi esposa, hijos y amigos que nos han auxiliado. La procuradora nos pide por favor que abandonemos la sala, a solicitud del juez. Salimos uno a uno de nuestro encierro y un largo pasillo repleto de policías nos espera para tomar nota de cada uno de nosotros y nuestras identificaciones.

La vida es bella, hay personas que contribuyen a ello. La esperanza de crear un mundo mejor permanece viva, a pesar de los múltiples atentados que recibe diariamente nuestra democracia por parte de desalmados banqueros y especuladores, que han comprado a nuestros políticos, y se han apoderado de la ética profesional y dignidad humana de nuestros comunicadores, los cuales han pasado a ser taquígrafos que recogen únicamente la información de sus amos y la utilizan para manipular a la ciudadanía, derribando uno de los pilares democráticos por los que seguramente sus padres y profesores lucharon: la imprescindible libertad de comunicación, sin la cual los pueblos libres se convierten en esclavos. No me gustaría estar presente en sus hogares, cuando políticos y periodistas lloren el castigo y las futuras tragedias de sus propios hijos y nietos, a las cuales han contribuido y de las que son directamente culpables.

Esta noche, mi familia y yo dormiremos más tranquilos, con la satisfacción de un trabajo bien hecho y la alegría de formar parte de una estirpe que luchamos por lograr un mundo justo. Esta noche, individuos de corbata roja y largos abrigos marrones no conciliarán el sueño, su rabia y odio serán su propia pesadilla, una presa que creían haber matado anda suelta, al escapar ha asestado un zarpazo y ha herido el orgullo banquero. No se lo van a perdonar, emplearán a fondo sus deleznables prácticas y posiblemente mañana le den caza.

Hoy, la fuerza de la unión ciudadana ha vencido, ese es el camino inequívoco. Un juez se ha atrevido a salir de su despacho y mirar a los ojos del débil, percatándose de una realidad. Sigamos luchando juntos, hay esperanza…

Diligencia de Ordenación

VÚDEOchat con José Luis Burgos.

VÚDEO | Plataforma Mediática Audiovisual Ciudadana.

http://www.vudeo.org

Mi especial agradecimiento a Merche y a todo el equipo que formáis Vúdeo. Creo sinceramente que en estos momentos de “traición” a la ciudadanía por parte de los principales medios de comunicación españoles, son importantísimas y cobran una gran relevancia las iniciativas como Vúdeo, que nos hacen llegar una información directa, sin censura, y totalmente independiente. Sin duda, lugares de encuentro ciudadano en la Red, como éste, contribuyen muchísimo para poder regenerar la democracia en nuestro país. También quiero agradecer enormemente vuestro interés y paciencia, a los centenares de personas que habéis soportado este tostón de discurso.

Salud y fuerza para todos.

José Luis Burgos.

Cayo Lara apoya a José Luis Burgos.

Madrid, 8 de febrero de 2011

Querido José Luis:

Quiero escribirte estas líneas para mostrarte mi absoluta solidaridad con la lucha que tan dignamente estás llevando a cabo, en defensa no sólo del derecho a la vivienda que te quieren arrebatar, sino de la dignidad que como ciudadano te quieren arrebatar.

Tu caso no es individual, sino la plasmación concreta del drama al que se ven sometidos miles de ciudadanos y ciudadanas que ven puestos sus derechos en manos de los poderes financieros y especulativos. El artículo 47 de la Constitución de 1978 afirma que “todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.” Es evidente el incumplimiento por parte de los poderes públicos de éste como de tantos otros artículos de la Constitución, precisamente aquellos que suponen derechos sociales y económicos para los ciudadanos.

Como hiciste tú, miles de ciudadanos y ciudadanas han tenido que sacrificar buena parte de su renta y de su futuro para conseguir esa vivienda a la que tienen derecho, mediante una hipoteca cuyas cláusulas son impuestas por las entidades financieras privadas. Una de esas cláusulas es la firma y el pago, en forma de sobrecoste, de un seguro de esos que uno espera no tener que beneficiarse nunca. Por desgracia, el problema de salud que has tenido después de haber firmado tal seguro obligaba a su ejecución, dado que tu discapacidad sobrevenida te impide trabajar. Aún no existiendo tal seguro, ¿cómo debiera ser calificada una sociedad que no ampara el derecho a la vivienda de toda su ciudadanía, y muy especialmente en el caso de ciudadanos cuya salud está quebrantada?

No obstante, del mismo modo que los poderes públicos han incumplido el pacto constitucional, el banco ha incumplido el pacto concreto que alcanzaron contigo y que has atendido durante todos estos años. En vez de ejecutar el seguro que has venido pagando por imposición del banco, ahora te quieren expulsar de la vivienda a la que tienes derecho sin que nadie obligue a los poderes económicos a someter su acción a los Derechos Humanos, a la Constitución o, al menos, a los contratos que ellos mismos firman.

La solidaridad que quiero expresarte va acompañada de una profunda admiración. En  estos tiempos en que se busca una ciudadanía resignada a su suerte, has demostrado que se pueden anteponer la dignidad y la búsqueda de la justicia, a la sumisión. Estás mostrando pertenecer a esa estirpe cuya lucha os convierte en imprescindibles, según los versos de Bertold Brecht.

Mucho ánimo y suerte en tu lucha,

 

Cayo Lara

Coordinador Federal de Izquierda Unida.

INFORME MEDICO DEL ESTADO DE SALUD DE JOSÉ LUIS BURGOS.

Informe Médico del Estado de Salud de José Luis Burgos.

F

Emitido por el Dr. Josep Cañellas Isern.

Médico de Cabecera.

Colegiado 16.268-4

Balsareny – Barcelona

F

JOSÉ LUIS BURGOS FERNÁNDEZ, nacido el 28 de junio de 1962, con antecedentes de Poliomielitis postvacunal con afectación de predominio en pierna derecha desde el año 1963, presenta actualmente:

  • ESCOLIOSIS RAQUIS muy severa, con rotación de cuerpos vertebrales. Estenosis de orificios de conjunción L5-S1. Impotencia funcional EEII. El paciente presenta clínica de raquialgias severas con imposibilidad para la marcha y la bipedestación.
  • ARTROPATÍA DEGENERATIVA, asociada.
  • Cínica compatible con SÍNDROME POSTPOLIO.
  • TRASTORNO ANSIOSO-DEPRESIVO, con predominio de ansiedad. Presenta insomnio, sudoración, taquicardia, disnea, inestabilidad, dificultad para la concentración y temblor. Sigue tratamiento con Besitran y Bioplak.
  • HIPERTENSIÓN ARTERIAL, tratada actualmente con Dafiro.
  • SÍNDROME DE APNEAS-HIPOAPNEAS DEL SUEÑO. Precisa utilización de CPAP nocturno.
  • OBESIDAD MÓRBIDA, con un Índice de Masa Corporal, anterior a la huelga de hambre, de 46
  • GLICEMIA BASAL ALTERADA, con probable evolución a Diabetes tipo 2.

Hoy 7 de Febrero de 2011, emito mi opinión técnica basada en el control médico que he ido realizando durante las dos huelgas de hambre llevadas a cabo, resultados analíticos y los efectos de las largas estancias que permanece en la calle sin apenas movilización.

En junio del pasado año 2010, tras haber permanecido 80 días en la calle llevando a cabo una protesta y realizando importantes esfuerzos de continencia urinaria, el paciente presenta hematuria macroscópica. Ante la sospecha de un proceso renal grave tipo Pielonefritis o Glomerulonefritis se recomienda el ingreso hospitalario para estudio.

Se confirma el diagnóstico de GLOMERULONEFRITIS IgA, (Enfermedad de Berger). La evolución de la enfermedad conlleva a la insuficiencia renal terminal con necesidad de Diálisis. El estrés, deficiente ingesta de líquidos, procesos infecciosos, fármacos, esfuerzos, mal cumplimiento en el tratamiento requerido, pueden agravar y acelerar la evolución del proceso.

En la actualidad, el paciente ha realizado una primera huelga de hambre que dio inicio el pasado 30 de noviembre de 2010 y finalizó, siguiendo mis propios consejos, el 23 de diciembre de 2010. Desde esa fecha sigue permaneciendo, salvo algunos días de festividad navideña que aprovechó para su descanso, en la calle continuando con la protesta. El pasado día 18 de enero inicia una segunda huelga de hambre que ha mantenido hasta la fecha de hoy.

Quiero destacar en forma general, entre los diagnósticos y hallazgos actuales que el paciente se encuentra en un estado de anemia, déficit vitamínico, con alteraciones metabólicas, importante pérdida de proteínas y sangre a través de la orina, pérdida aproximada de unos 20 kilos de su peso inicial.

La presión arterial y la frecuencia cardíaca disminuyen. Esto afecta al cerebro y provoca mareos continuos.

Aparecen dolores musculares y en los huesos. Se sufre un gran dolor en la espalda como consecuencia del estrés, de mantener la misma posición sentada durante un promedio de 15 horas diarias, las bajas temperaturas y humedad soportadas en esta época del año. No hay que olvidar que se trata de una columna vertebral que sufre una muy severa escoliosis, que precisaría de importante reposo y tratamiento.

Lo mismo ocurre con el dolor soportado en los riñones, agravado éste por el esfuerzo que realiza de continencia urinaria. Son normales los cólicos intestinales, las diarreas y algunos vómitos.

Aparece también una importante retención de líquidos que lleva como resultado a una gran inflamación en ambas piernas, peligrando de extenderse ésta y provocar una infección en órganos vitales.

En la etapa en que se encuentra, trascurridos 44 días de ayuno entre ambas huelgas de hambre, la prolongación de esta condición significa ineludiblemente un progresivo y acelerado aumento de riesgos, ya que la nutrición constituye la más importante necesidad biológica.

La condición actual del paciente lo hace vulnerable a descompensaciones agudas probables e impredecibles, de tipo cardiovascular, neurológico, renal y de naturaleza infecciosa, entre otros. Por ello no es posible estimar el tiempo en que podría llegar a un estado crítico con riesgo inminente de lesiones, sin embargo existen actualmente múltiples condiciones y variables que pueden interactuar, capaces de desencadenar una descompensación o evento crítico en forma aguda, en consideración a las alteraciones detectadas, a su condición física actual y al tiempo transcurrido, siendo por ende apremiante la suspensión de la huelga de hambre dado el riesgo vital.

Si el ayuno continúa, la anemia puede desembocar en un ataque cardíaco y otros daños irreparables.

En mi calidad de médico apelo al sentido de humanidad de todos los intervinientes que tengan la posibilidad en sus manos de finalizar esta situación, con el fin de salvar la vida de José Luis Burgos y no seguir castigando su ya delicada salud, más allá de toda limitación moral y ética, por el valor supremo de la vida.

Balsareny, 7 de febrero de 2011

Prensa y otros medios internacionales interesados en la estafa del Banco Santander a José Luis Burgos.

En la mañana del sábado 5 de febrero de 2011, corresponsales de varios medios importantes del Reino Unido y Polonia, se acercaron a Paseo de Gracia 5 de Barcelona, lugar donde se encuentra José Luis Burgos realizando una huelga de hambre ante la central de Cataluña del Banco Santander, para entrevistarle y tomar algunas fotografías. Los periodistas mostraron gran interés ante los hechos y la forma en que ha tratado esta entidad financiera a José Luis Burgos.

El Banco Santander está realizando fuertes inversiones en ambos países, comprando bancos y extendiendo su marca en estos nuevos mercados. No obstante, los medios de comunicación, especialmente los pertenecientes al Reino Unido, manifiestan la mala prensa del Santander en ese lugar y la baja calificación de la que goza la entidad por parte de los clientes y ciudadanos ingleses.

Por otro lado, ATTAC Internacional se ha hecho eco de la noticia y situación de José Luis Burgos, distribuyendo la misma a todos los países del mundo donde se encuentran ubicadas las Delegaciones de ATTAC.

Parece que Botín no tiene tanto control sobre los medios de comunicación internacionales y no le va a ser posible callar las voces periodísticas, de la misma forma que en España lo hace con los principales medios.

Burofax enviado por José Luis Burgos el 1 de febrero de 2011 a la central del Banco Santander en Madrid.

Sr. Director General del Banco de Santander

Servicio de Atención al Cliente

Ciudad Grupo Santander

Avda. Cantabria, s/n

28660 – Boadilla del Monte (Madrid)

 

 

Barcelona, 1 de febrero de 2011

Sres. del Banco Santander:

Desde el pasado 30 de noviembre permanezco a las puertas de su oficina del Banco Santander en Paseo de Gracia, 5 de Barcelona, realizando una protesta para denunciar el atropello que su entidad está realizando conmigo. Inicié esa protesta con una huelga de hambre que duró 24 días, poniendo fin a la misma el pasado 23 de diciembre de 2010 tras sufrir un grave empeoramiento de salud, lo cual fue comunicado en todo momento a los responsables de su sede en Barcelona.

Su entidad ha rehusado durante dos años abonarme la póliza de seguro que ustedes me obligaron a contratar en el momento de suscribir la hipoteca de mi vivienda, argumentando que yo les había ocultado que tenía una poliomielitis previa, algo completamente falso y absurdo ya que la polio en mi caso era totalmente visible e imposible de ocultar, sufrí con esa polio cuando era niño una parálisis de mis extremidades inferiores, con lo cual he tenido que hacer uso durante toda mi vida de aparatos ortopédicos para poder caminar, algo que además de ser patente se comunicó al director de su oficina de Sallent, el Sr. Pere Tena.

Inicialmente estaba prevista la subasta de mi vivienda para el día 15 de diciembre de 2010. Tuve que sufrir en plena calle durante 15 días unas condiciones climáticas y de agotamiento, inhumanas, ante la pasividad de los responsables de su Delegación Territorial en Barcelona, hasta que justamente el mismo día anterior a la subasta, a las 20 horas, curioso, el responsable de riesgos en Cataluña, Sr. José Vázquez y dos directivos más de su entidad me invitaron a pasar al interior de las oficinas para comunicarme algo tan inverosímil como lo siguiente: ha llegado a nuestro conocimiento gracias a la campaña mediática que usted está desarrollando con su protesta, que tiene usted reconocida oficialmente la ayuda a la dependencia con un nivel 2, lo cual es equiparable a una invalidez absoluta y por tanto tiene usted derecho a la indemnización del seguro contratado en su día…

Es indignante la burla y desprecio de los que soy objeto, más de dos años después de haberles entregado toda la documentación relativa a esa sentencia de invalidez y ayuda a la dependencia, de la cual tengo copia sellada por ustedes, me dicen algo así. Desconozco si su nuevo argumento lo utilizan ustedes como una mala excusa que pueda justificarles ante los medios de comunicación que han difundido la noticia, o es que su malas prácticas bancarias les impiden decir la verdad.

Debo confesar que todo lo que está ocurriendo en torno a mi expediente me ha sido muy difícil de asimilar, no encontraba ningún tipo de explicación lógica a la actitud y respuesta de su entidad bancaria. Ahora he podido ir ligando cabos y abrir los ojos ante la realidad de un procedimiento, desde un inicio fraudulento y con claros visos de estafa por parte de su entidad, el Banco Santander:

  1. Cuando hace ya unos ocho años suscribí con su entidad la hipoteca de mi vivienda, lo hice en la confianza que me merecía su entonces director de oficina de Sallent, el Sr. Pere Tena, con el cual no teníamos una amistad pero sí nos conocíamos personalmente desde ya hacía años, piensen ustedes que vivimos en poblaciones de muy reducido número de habitantes, 4.000 y 8.000 respectivamente entre Balsareny y Sallent, y con una distancia de 4 kilómetros entre ambos pueblos vecinos, por tanto, para bien o para mal nos conocemos todos. También deposité mi confianza en una entidad financiera como el Banco Santander, que tanta imagen de proximidad y prestigio vende a sus clientes antes de “cazarlos”.
  2. La operación hipotecaria la supeditaron ustedes a la contratación de una póliza de seguro que cubriese el riesgo del capital entregado en dicha hipoteca, en el desafortunado caso en que se pudiera producir cualquier tipo de siniestro, muerte o invalidez, que imposibilitara la devolución del préstamo hipotecario. Lo cual me parece del todo interesante e incluso recomendable para este tipo de operaciones, siempre y cuando ustedes dieran la libertad para poder contratar ese seguro en cualquier compañía que elija el cliente, y no por obligación con una entidad de su mismo Grupo como es el caso de “Santander Central Hispano Seguros y Reaseguros”.
  3. El capital asegurado en dicha póliza, como es lógico y habitual en este tipo de coberturas, debía ser por la totalidad del capital pendiente que hubiese en el momento de producirse cualquiera de los conceptos de cobertura contratados en la póliza, así lo solicité yo a su director de oficina el Sr. Pere Tena y así lo convenimos ambas partes.
  4. Pasaron los años y fui pagando regularmente mi cuota mensual de capital e intereses, más el citado seguro. Cuando me diagnosticaron la severa escoliosis que sufro en mi columna vertebral, que nada tiene que ver, ni guarda relación alguna con la polio que durante toda la vida he tenido, comencé a gestionar la solicitud de invalidez y el reconocimiento médico para la ayuda a la dependencia, ya que la progresión de mi enfermedad acabó por dejarme en una silla de ruedas y depender de terceras personas para realizar ciertas actividades básicas en mi día a día.
  5. Paralelamente comencé a preparar toda la documentación pertinente para que procedieran ustedes a la indemnización de la póliza de seguro que en su día me obligaron a contratar, y así cancelar de esa forma la hipoteca pendiente. Entre la documentación que ustedes me habían entregado inicialmente no se encontraba la póliza de seguro, la cual solicité a la oficina de Sallent, pero pasaban las semanas y no me la entregaban, argumentando que con tanto tiempo ellos no poseían esos documentos. Insistí en que me entregaran mi copia y la solicitaron a la central en Barcelona, según me comunicaron, pero las semanas seguían pasando y no recibía copia alguna. Hablé con el director de zona por aquella fecha, el Sr. Román Nebot, al cual le entregué toda la documentación, incluida la resolución de ayuda a la dependencia concedida por la Generalitat de Cataluña, diciéndome éste último director que él se cuidaba de pasar toda la documentación para tramitar el abono del importe asegurado.
  6. Pasan los meses y recibo en marzo de 2010 una notificación del Juzgado de Manresa por la que se procedía a la ejecución hipotecaria a instancias del propio Banco Santander. Les escribo a ustedes para que me expliquen porque no hacen frente a sus obligaciones contractuales de seguro y ejecutan mi vivienda, a lo cual me responden ustedes con el deleznable argumento de que les había ocultado que tenía una poliomielitis anterior a la firma del seguro.

Les recuerdo que solicité por penúltima vez al ahora director de zona Sr. David Baños, y por última vez con escrito sellado en la oficina de Sallent, la copia que me pertenece de mi contrato de seguro y el formulario que se cumplimentó. Documentación que les requeríamos para presentar la actual demanda judicial que obra en el Juzgado de Manresa contra el Banco Santander y contra la aseguradora de su Grupo Santander Central Hispano, Seguros y Reaseguros. En ningún momento ustedes se han dignado a proporcionarme la documentación que en repetidas ocasiones les he solicitado y que tienen ustedes obligación de entregarme. ¿Cuál es el motivo?… Creo que ustedes lo tienen tan claro como yo, pero por si queda alguna duda yo se lo explico:

  1. El Sr. Pere Tena, director en aquel momento de la oficina de Sallent, donde se tramitó la hipoteca de mi vivienda, abusó de la confianza y buena fe de mi esposa y mía, haciéndonos firmar el formulario de datos para la póliza de seguro sin que estuviera totalmente cumplimentado por su puño y letra. Algo a lo que nosotros accedimos cometiendo una de las estupideces más grandes de nuestras vidas.
  2. Tal y como pude averiguar hace unos dos años, a través de otros directivos de su entidad, la normativa de su entidad de seguros Santander Central Hispano Seguros y Reaseguros, es que todas las personas aseguradas por un capital superior a los 90.000 euros, deben pasar una revisión médica. El Sr. Pere Tena, consciente de que yo tenía una poliomielitis y ese hecho podía poner en riesgo la viabilidad del préstamo hipotecario, perdiendo de ese modo la operación y sus considerables comisiones, falseó el formulario y traicionó nuestra confianza limitando el importe asegurado a los mencionados 90.000 euros.

El resto ya lo conocen ustedes… Me queda la duda de si el Sr. Pere Tena actuó bajo su cuenta y riesgo para cometer esta estafa, o lo hizo con el beneplácito de su entonces director de zona, Sr. Román Nebot y superiores, ya que he llamado recientemente al Sr. Pere Tena a su domicilio particular exigiéndole que pase por la central en Paseo de Gracia y aclare los hechos, y se ha negado a hacer tal cosa argumentando que él es un simple empleado del banco y cumple órdenes, aunque sí ha admitido que conocía mi polio en el momento de contratar el seguro y que era imposible esconderla, poseo copia grabada de la conversación telefónica.

Su entidad bancaria accedió a suspender la subasta de mi vivienda programada para el 15 de diciembre, ante la presión de los medios y la que yo mismo estaba ejerciendo a las puertas de sus oficinas de Barcelona. Se niegan ustedes a asumir sus responsabilidades y cancelar la totalidad de la hipoteca, a pesar de conocer perfectamente que los hechos fueron tal y como los he redactado. Aún admitiendo que ustedes se han “equivocado” y que me pertenecía desde la fecha en que se lo comuniqué la indemnización del seguro, se niegan a abonarme ni un céntimo de los gastos desembolsados a abogados, procuradores, desplazamientos y otros muchos derivados de una campaña de protesta que dura ya 10 meses desde que la iniciara en el mes de abril de 2010, ni indemnización alguna por los daños y perjuicio ocasionados.

No contentos con eso y al comprobar que yo no quiero firmarles el finiquito del seguro por los humillantes 90.000 euros que su director falseó, y que permanezco a las puertas de su entidad reclamando lo que en justicia me pertenece, hacen ustedes gala de su arrogancia e impunidad instando de nuevo la subasta de mi vivienda para el próximo día 9 de febrero de 2011.

Por todo lo que aquí les estoy expresando, paso a comunicarles lo siguiente:

  1. A lo largo de mi vida he podido sufrir algunas discriminaciones como discapacitado, pero les aseguro que ninguna tan brutal y humillante como esta a la que ustedes me están sometiendo. Entiendo que de no haber sido una persona afectada por una discapacidad, que nada tiene que ver con la actual invalidez que poseo, no hubiera sido objeto de esta burla y estafa por parte de su entidad bancaria, ya que no hubiera tenido problemas con ningún tipo de revisión médica y hubieran ustedes asegurado el capital por la totalidad de la deuda pendiente, sin necesidad de engaños y tal como yo les solicité.
  2. Díganme ustedes cuál es el beneficio que tengo a la hora de asegurarme de forma engañosa un capital de 90.000 euros, y haberme negado durante más de dos años el derecho a cobrar ese importe en concepto de indemnización de seguro, argumentando deleznablemente que poseo una discapacidad que yo les he ocultado y que ustedes conocían perfectamente. Yo sin embargo sí puedo decirles cuales han sido los beneficios que ustedes han obtenido a lo largo de todos estos años, en que me han cobrado unos intereses mensuales abusivos y desproporcionados con la ridícula devolución de capital durante los primeros años, además de los 100 euros mensuales de media que he estado pagando de seguro todos estos años, y que no daban cobertura absolutamente a nada.
  3. Pretenden ustedes subastar una vivienda que tiene un valor de mercado muy superior al importe de la deuda. Una deuda ficticia que no existiría si ustedes no hubiesen realizado ese contrato de seguro fraudulento para mi, y que han incrementado de forma brutal con los costes judiciales y unos intereses que no serían tales si ustedes hubieran abonado el seguro con carácter retroactivo hace 33 meses, fecha en que se reconoce la resolución de Dependencia de Terceras Personas, y no ahora como ustedes pretenden. Una vivienda que con anterioridad a la suscripción de la hipoteca, era de nuestra propiedad, libre totalmente de cargas, y que al ser muy antigua rehabilitamos, invirtiendo muchísimo dinero en ella para adaptarla a mi situación actual de reducida movilidad con silla de ruedas: dormitorio, baños, rampas, ascensor, instalaciones para tratamiento y rehabilitación física, etc.

Tal vez ustedes den prioridad a su beneficio económico por encima de cualquier vida humana, utilizando este tipo de métodos para obtenerlo. Tal vez esta crisis económica en que se encuentra inmersa medio mundo, acabe superándose y ustedes ganen muchos miles de millones de euros más de los que ya ganan ahora mismo, pero les aseguro, para desgracia mía, que yo no voy a tener posibilidad alguna de recuperarme y comenzar de nuevo una vida. En esa vivienda está depositado el esfuerzo y el dinero de toda una vida laboral. La vida de una persona que sí, efectivamente, tiene polio desde los 18 meses de su nacimiento, y que a ustedes no les ha importado exprimir mientras han podido.

He comenzado mi segunda huelga de hambre el pasado martes 18 de enero de 2011, para evitar que cometan ustedes este atropello y para defender mi dignidad. Ustedes saben perfectamente que nadie en mis condiciones pone en peligro su poca salud, a no ser que se esté cometiendo una grandísima injusticia con esa persona. Permanezco y permaneceré a las puertas de sus oficinas, intentando llamar la atención de todos los medios de comunicación posibles, y denunciando ante las miles y miles de personas que por allí pasan, la dictadura a la que ustedes me quieren someter.

Hasta ahora no les ha importado a ustedes lo más mínimo este caso, ni indagar en lo sucedido y acabar con la vida de una persona, si en su defensa la pierde. Solo les comunico que no cesaré en mi protesta hasta que se me haga justicia y asuman ustedes, tanto sus responsabilidades como las de sus empleados que hayan podido actuar con intención de engaño. Llegaré donde sea necesario para no ser una víctima más de su entidad y que esa justicia que ahora me niegan se me acabe otorgando. Si ustedes subastan mi vivienda, continuaré ante las puertas de su entidad el día después de la subasta, la semana siguiente, el mes siguiente, y todo el tiempo necesario hasta que ustedes cumplan.

Ustedes me remiten al juzgado para cualquier desacuerdo, y yo no tengo todo el dinero del mundo para pagar los abogados que ustedes tienen. Tampoco puedo alargar este calvario al que ustedes me están sometiendo y que me tiene inmerso en un pozo de depresión.

Sin otro particular,

José Luis Burgos

¿A quién sirven los políticos?

La ministra de Economía y vicepresidenta del gobierno, Elena Salgado, ha reaccionado con prontitud a la histórica sentencia de un juez de la Audiencia de Navarra que considera saldada la deuda de una hipoteca impagada con la entrega del piso. España es uno de los pocos países donde rige la leonina condición de que el prestamista tasa la vivienda por la mitad de su valor y obliga a la víctima a seguir pagando aunque se haya ido a la calle. La vicepresidenta –que tanto apego siente por su cargo que obliga a sus colaboradores a que se dirijan a ella con ese apelativo-se ha apresurado a rechazar hacer cambio alguno en las condiciones hipotecarias, al hilo de esta sentencia. Menos mal, además, que no sienta jurisprudencia porque eso compete al Supremo: los bancos pueden estar tranquilos con la vicepresidenta.

Nuestras hipotecas están fundadas en unas condiciones. Los cambios bruscos de un día para otro serían perjudiciales para nuestro sector financiero y para futuras hipotecas y eso es algo que debemos tener en cuenta“, ha dicho Salgado. De este modo “tranquiliza” a sus jefes, a la prestigiada Agencia de calificación Moody´s que, desde EEUU, sí se ha permtido opinar sobre la sentencia española. Advierte que los inversores en bonos hipotecarios temen. si la practica se extiende, “un incremento de los impagos y la pérdida de valor de estos activos por la caída del precio de los inmuebles“. Y eso no se puede consentir. Ni lo consiente Moody´s, ni los especuladores en general, ni la vicepresidenta española, faltaba más.

Entretanto José Luis Burgos, en huelga de hambre contra el Banco de Santander, precisamente por una de esas irrelevancias como que le van a subastar su piso el día 9, tuvo ayer que irse a casa porque se sentía enfermo. Sí se están incrementado los apoyos populares a su causa. En esta página podéis firmar. Y en ella enteraros –si no lo habéis hecho ya- de cómo el nuevo banco surgido de la Caixa, regaló a los periodistasasistentes al acto de presentación –no menos de 150- un televisor de plasma Sony Bravia de 22 pulgadas. A cada uno por supuesto. La noticia esta confirmada por otras fuentes. La de los televisores. Pero no creáis que mucha gente se ha rasgado las vestiduras tampoco por esto. Aunque da alguna clave de los ominosos grandes silencios informativos ¿a que sí?

La vicepresidenta tiene este jueves visita de campanillas. Y Zapatero. Y todo el Gobierno. Y con seguridad allí se planta también la oposición siquiera sea para saludar. ¡Viene Angela Merkel a Madrid! Y con una propuesta -entre otras varias- bajo el brazo que a algunos países consideran “polémica“: Berlín exige eliminar la legislación y las prácticas que vinculan el aumento de salarios a la inflación. Es decir, que aunque suban los precios -que suben y subirán por esa preciosa política neoliberal que nos están implantando- no haga falta elevar los sueldos. A ver qué dicen los alemanes que no suelen tolerar estas cosas, aunque ganen casi el triple que los españoles. Nosotros, ya se sabe, en su mayoría a callar y obeceder. Por la tarde, a las 7, ATTAC prepara una contracumbre, con alemanes y todo. En Maldonado, 53m Madrid. #contrattacando.

Ayer en el AVE de regreso de Málaga había un ratero practicando“hurtos menores” dijo el interventor. A mí me correspondió en el turno un pequeño neceser, en el que acabo de comprobar no había nada importante, pero a otros viajeros se les llevó ordenadores, cargadores, y demás pertenencias, abriendo los bolsillos de las maletas. El interventor de RENFE no hizo absolutamente nada en un espacio cerrado donde todavía se encontraba el ladrón. Lo peor fue que, salvo una señora que me preguntó, nadie más, en dos vagones, dijo ni media palabra. Discretos y elegantes, demostraron hasta qué punto de borreguez e insolidaridad puede llegar un español. El mismo que discute de si es mejor ZP o Rajoy en el salón de su casa o en la barra de un bar. Menos mal que existe José Luis Burgos. Y quienes le apoyan. Porque, sin ellos, estamos más perdidos que Carracuca, que decía mi padre.

Rosa Mª Artal – Comité de Apoyo de ATTAC