Europa protesta contra el desempleo y los ajustes. El peligro de la guerra de las divisas.

La República de Irlanda es un ejemplo más claro de lo que puede venir porque fue el primer país europeo en aplicar un duro plan de ajuste en octubre del año pasado y recibió el aplauso de los mercados y los medios ortodoxos, por ello, el sr. Brian Cowen, primer ministro República de Irlanda, no lo tiene claro. A diferencia del resto de la Unión Europea o de sus socios en la Eurozona, que tuvieron un modesto crecimiento económico en el último trimestre, el Producto Interno Bruto de la República cayó en un 1,2 por ciento. El gobierno ha caído en la trampa típica de las naciones con déficit fiscal y contracción económica: el ajuste permanente. Este diciembre el gobierno del primer ministro Brian Cowen planea un cuarto ajuste fiscal en su nuevo presupuesto.

En el centro de las protestas sindicales en la Unión Europea (UE) del miércoles 29 de septiembre se encuentra el fantasma del desempleo, los salarios, los planes de ajuste – la desaparición de sus derechos sociales – y el envejecimiento de la población. Hoy en las dos primeras semanas de octubre, nuevos nubarrones se presentan en territorios de los países capitalistas, otrora poderosos y respetuosos del los derechos sociales, derechos políticos: La guerra de las divisas, evidencia que califica a gobiernos y corporaciones transnacionales que absolutamente no les interesa dar o presentar una verdadera solución a los dramáticos problemas de la crisis y la recesión que afectan directamente a los derechos de los trabajadores y el pueblo en su conjunto.

A dos años del estallido de la crisis financiera, mientras la economía mundial mezcla datos alentadores con otros sombríos, el desempleo se mantiene en un 10 % en la UE y amenaza con pegar un salto con la aplicación de los programas de ajuste en marcha para lidiar con el déficit fiscal.

Por otro lado, la Confederación Europea de Sindicatos, que convoca manifestación y huelgas, señaló a BBC Mundo que la estrategia actual de la UE totalmente equivocada y destructiva, está llevando al fin del modelo social europeo. El fin del Estado del Bienestar. Están aplicando las mismas políticas neoliberales, que hace 20, 25 o 30 años nos aplicaron violentamente en América latina. Los golpes de Estado, la guerra interna – terrorismo, hiper-inflación, dictaduras – fue el escenario “excelente” para la barbarie neoliberal.

“Queremos un cambio del rumbo económico. El actual programa está aumentando el desempleo y no contribuye al crecimiento ni a la cohesión social ni a disminuir el déficit fiscal”, expresó un dirigente sindical de la Confederación a BBC Mundo.

La pobreza de los ricos. El club de los países ricos. El problema se está instalando como una enfermedad incurable en la mayoría de los países desarrollados. En los 33 países más ricos, nucleados en torno a la OCDE (Organización de la Cooperación y Desarrollo Económico), la desocupación ha subido al 18,7 por ciento entre 2007 y 2009 y en Estados Unidos está en 9,5 por ciento.

El impacto social es obvio. En Estados Unidos los datos oficiales dados a conocer a mediados de septiembre señalan que uno de cada siete estadounidenses vive bajo la línea de la pobreza: unos 45 millones de la población total de 307 millones. Mientras en el Reino Unido, las casas de empeño han experimentado un boom desde la crisis. Hace siete años había 800: hoy hay 1300.

Desde el estallido de la crisis financiera el espectro de la pobreza está sobrevolando Europa, tradicionalmente dotada de una fuerte clase media y una clase trabajadora protegida por el manto de la seguridad social.

Según la Confederación Europea de Sindicatos hoy unas 85 millones de personas de las 501 millones que habitan la UE viven en el umbral de la pobreza. Realidad dramática, pero sus dirigentes y políticos, nos siguen vendiendo el modelo del sistema del capitalismo salvaje que a diario se desmorona y pierde credibilidad y confianza el sistema político.

“Afortunadamente todavía tenemos en Europa una red de cohesión importante en términos de salud, educación y políticas asistenciales. Pero a nivel de ingreso, hay unos 85 millones que están por debajo del salario mínimo”, explicaron en los días de protestas y la huelga del 29-S a BBC Mundo

Impacto económico Desde el punto de vista ético pocas cosas miden mejor la calidad de una sociedad que sus niveles de pobreza. Jóvenes europeos: sin trabajo, no serán consumidores.

Pero el problema no se limita a una cuestión social o moral. El mundo se está recuperando de la recesión mundial que siguió a la crisis financiera de 2008, dicen los más optimistas, pero las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) indican que el crecimiento global para 2010 será de alrededor del 4,50% (y 4,15% en 2011)

Según le dijo a BBC Mundo un vocero oficial de la Organización Internacional del Trabajo, el desempleo puede frenar y hasta revertir este proceso. “El desempleo tiene dos impactos. Uno a corto plazo es el impacto negativo que tiene sobre el consumo y la confianza que a su vez afecta la demanda, la inversión y la recaudación impositiva. Y hay un impacto a largo plazo, porque los desempleados actuales corren peligro de transformarse en desempleados crónicos”.

La OIT estima que se tendrán que crear unos 440 millones de puestos el mundo en los próximos 10 años, para absorber la incorporación de nueva población activa al mercado laboral. Porque en la Unión Europea el mercado laboral tiene visos de empeorar debido al impacto de los planes de ajuste.

El laberinto de los ajustes. En los últimos tres meses del presente año y, sobre todo, en 2011 se harán sentir en toda su dimensión los recortes fiscales anunciados por muchos países para lidiar con el déficit. Estos planes de ajuste no son una garantía de solución del déficit fiscal y – si el economista John Maynard Keynes tenía razón – pueden resultar contraproducentes.

El 20 de agosto la Comisión Europea aconsejó al gobierno griego – que había puesto en marcha tres paquetes de ajuste – que realizara un corte adicional de 4.000 millones de euros (algo más de US$5.000 millones) para cumplir con su compromiso de lograr un déficit fiscal del 8% a fin de año debido a una recaudación menor de la esperada a pesar del (o debido al) profundo ajuste.

La República de Irlanda es un ejemplo más claro de lo que puede venir porque fue el primer país europeo en aplicar un duro plan de ajuste en octubre del año pasado y recibió el aplauso de los mercados y los medios ortodoxos, por ello, el sr. Brian Cowen, primer ministro República de Irlanda, no lo tiene claro. A diferencia del resto de la Unión Europea o de sus socios en la Eurozona, que tuvieron un modesto crecimiento económico en el último trimestre, el Producto Interno Bruto de la República cayó en un 1,2 por ciento. El gobierno ha caído en la trampa típica de las naciones con déficit fiscal y contracción económica: el ajuste permanente. Este diciembre el gobierno del primer ministro Brian Cowen planea un cuarto ajuste fiscal en su nuevo presupuesto.

En medio del debate en toda la UE sobre qué hacer con el déficit, hay millones de desempleados y una advertencia del primer ministro de Noruega Jens Stoltenberg en un reciente seminario en la OIT: “Tenemos que evitar que este alto nivel de desempleo se convierta en permanente”. A pesar de todos los intentos, políticas internas, en especial en España, Portugal, Grecia, la crisis continua y cada vez su repercusión es más nociva, destructiva e inhumana.

Mientras los verdaderos responsables – Políticos, empresarios, banqueros, financieros, administradores y las nuevas oligarquías de las corporaciones transnacionales – como núcleo más poderoso de los poderes fácticos mundiales, aquellos mismos que en tiempos de ganancias, privatizaron e individualizaron sus beneficios y en tiempos de crisis y recesión, socializan las perdidas y el Estado acude a su salvación con miles de millones de dólares que son dineros de los ciudadanos, no aciertan una sola de sus políticas, por muy simple: Cuándo un pirata o gánster puede generar soluciones a sus propias fechorías, asaltos, robos y corrupción generalizada. Jamás, la solución para ser efectiva, ética, social y humana tiene que venir obligadamente desde abajo, desde quienes hoy son víctimas de este drama y tragedia.

Entre tanto algunos de los países capitalistas (muchos de la OCDE) se debaten en una crisis y recesión más extensa, profunda y asimétrica ( y sus Gobiernos, aplican medidas políticas “salvadoras” de espaldas a los pueblos, para salir de la crisis, políticas que en los años 90’ nos aplicaron a todos los países de América Latina, ante la crisis y descomposición del modelo capitalista burocrático- políticas de subsidios generalizados -, así como el reformismo político, como parte de las políticas del Consenso de Washington. “Acaso se está americanizando Europa con la políticas neoliberales que está liquidando los derechos sociales históricamente vigentes desde los tiempos del Estado de Bienestar y el modelo keynesiano.

La barbarie del neoliberalismo “toca” las puertas de muchos países de Europa, hasta entonces respetuosos por la vigencia constitucional de los derechos sociales de los trabajadores y derechos políticos de los pueblos ( hoy en el escenario de la triple crisis mundial, el “Cambio de Época” y el nuevo modelo de acumulación mundial del capitalismo, para nosotros la vigencia de los derechos sociales y políticos, representa la fortaleza principal de la Democracia liberal representativa).

En paralelo, en el escenario de la arquitectura financiera mundial, en el F.M.I. y el B.M. los nuevos poderes económicos mundiales – países de economías emergentes, Brasil, Rusia, India y China, las economías BRICh –, los nuevos poderes políticos, regionales descentralizados, Estados Unidos, Unión Europea, Rusia, China, India y Brasil, y en propio escenario mundial del G-20, hoy están a punto de ingresar al increíble “submundo” de la “guerra” – pero la guerra de las Divisas.

Es particular las relaciones y tensión política entre Estados Unidos y China, cuando la administración Obama exige a Pekín una mayor apreciación del rinmimbi –o el yuan – frente al dólar y el propio euro, sin embargo Pekín argumenta que ello le ocasionaría graves conflictos internos en su país ante el cierre de cientos de empresas, por la reducción de la producción ante la suba de los precios de los productos chinos en el mercado mundial, buenos millones de desocupados y retorno de gran porcentaje de ellos hacia el sector rural – de donde son procedentes – situación que se agravaría muy rápidamente, ya que el capitalismo estatal centralizado chino, aún no ha resuelto esta complejidad, además del grave problema que tiene con el movimiento político en defensa y autonomía del Tibet y los propios hoy presentes con motivo del Premio Nobel de la Paz que se encuentra en prisión, producto de la lucha por la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.

Frente a esta realidad, de crisis, recesión y falsas políticas de solución, así como ante el temor de la guerra de las divisas – que el dinero sea utilizado políticamente, in)surge en varios países de economías emergentes, políticas nacionales – soberanas – el proteccionismo está presente – contra los intereses de los neoliberales – e (in)surgen los nacionalismos, pero no los nacionalismos tradicionales, encerrados en su propio país, sino nacionalismo, con fortalecimiento de su economía nacional, con responsabilidad global y visión de futuro, donde la cultura, la identidad, la comunicación intercultural, la biodiversidad y las economías locales populares, se ubican en el centro de la turbulencia multipolar.

Intentemos una nueva mirada que pasa hoy en Brasil, en China o simplemente en Perú, que según los “defensores a ultranza” del modelo neoliberal y funcionarios de los organismos supranacionales, consideran a mi país, “como el de mayor crecimiento económico, el segundo de mejor calidad de vida, el primero en lucha y disminución de la pobreza – aun en tiempo de crisis -” y otros descubrimientos estadísticos y al final el resultado también hoy es que el gobierno de turno ha sido ”barrido” políticamente en las últimas elecciones municipales y regionales a nivel nacional del 3 de octubre y además hoy existen más de 270 conflictos sociales activos, verificados por la Defensoría del Pueblo, movimientos sociales anti-globalización que son de carácter o naturaleza ambientales, territoriales, crisis del agua, privatización de las tierras de cultivo, laborales, educativos, culturales y en defensa de los territorios de los pueblos originarios de la Amazonía y la comunidades históricas, todos, absolutamente todos contra la política neoliberal del gobierno y la prepotencia y saqueo de nuestros recursos naturales por parte de las corporaciones transnacionales.

Pablo Raul Fernández Llerena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: