Muros de Silencio. Corrupción y amenaza en la Ría de Ferrol

Excelente trabajo narrativo por parte de los tres autores, implicados desde el año 2000 en la defensa de la Ría de Ferrol, contra la instalación de forma ilegal e irresponsable de una Planta de Regasificación en Punta Promontoiro (Mugardos) que descartaba su ubicación natural (contemplada en el proyecto inicial) en el exterior de la Ría de Ferrol y lejana de núcleos de población.

En este libro aparecen muchos datos poco o nada conocidos para la población en general por mor de los “muros de silencio” promovidos por determinados medios de comunicación afines a los intereses de los promotores de la Planta de Gas.

Autores:

Carmelo Teixeiro Menéndez / Enrique Barrera Beitía / Manuel Ángel Rodríguez Carballeira

Para leer este libro pode ponerse en contacto con nosotros para que le hagamos llegar un ejemplar o bien pode encontrarlo en las librerías de Ferrol.

INTRODUCCIÓN.

El desarrollo sostenible es imprescindible para la supervivencia humana.

La Comisión Mundial del Medioambiente de la ONU empleó por primera vez en 1987, la siguiente definición de desarrollo sostenible: “Un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades”. Desde hace tiempo, la comunidad científica internacional más seria y rigurosa, nos viene alertando de los peligros que acechan a la viabilidad del planeta y de los seres humanos, como resultado de un modelo de desarrollo que no tiene en cuenta los costes ecológicos y medioambientales. El reciente informe sobre el cambio climático presentado por la ONU y elaborado durante seis años por 2500 cientificos de todo el mundo, confirman dichos peligros. Urge por tanto la adopción de medidas inmediatas, de un modelo de desarrollo sostenible para limitar sus consecuencias. Desgraciadamente, las fuerzas políticas mayoritarias bajo el paraguas de la globalización neoliberal, aparecen aun atrapadas por el modelo de capitalismo salvaje y depredador, donde lo que prima es el máximo beneficio en el menor tiempo posible sin importar el precio a pagar por ello.

En nuestro país, son bien visibles sus consecuencias. El desastre está presente tras una sostenida y salvaje especulación urbanística, que además, ha socavado la Democracia a causa del desmesurado poder adquirido por determinados grupos del sector inmobiliario, que han penetrado en las instituciones políticas, corrompiéndolas para supeditar el planeamiento urbanístico a sus intereses. La política de barra libre impulsada por el PP, al grito de “todo suelo es urbanizable”, tras su llegada al poder en 1996, ha acentuado el problema. No hay más que ver quiénes están entre los personajes más ricos del mundo.

En este marco de insensatez, la pretensión de un grupo empresarial de instalar una planta de regasificación en el interior de la ría de Ferrol y anexo a un complejo petroquímico, en el caso de lograr su objetivo, daría un definitivo y mortal golpe a un ecosistema, que en su tiempo, fue próspero, y lo que es todavía peor, pone en peligro de muerte a miles de ciudadanos. La impunidad con la que este grupo empresarial ha estado maquinando se explica por el apoyo mediático e institucional que ha logrado forjar, de tal manera que los intereses generales que debían estar garantizados en un Estado de Derecho, han sido relegados por el dogma neoliberal de obtener el máximo beneficio económico al menor coste y a costa de la vida humana y del medioambiente.

En una Democracia, existen mecanismos de defensa de los intereses generales y ciudadanos para luchar contra estas agresiones, pero es evidente que no se activan de manera espontánea y, por lo tanto, cabe la posibilidad (es lo que creían los promotores de la planta regasificadora de Mugardos) de soslayarlos. Afortunadamente, este mismo Estado de Derecho no se cierra a la posibilidad de que la propia Sociedad Civil se sirva de dichos mecanismos de defensa para dar la batalla, como ha ocurrido en Mugardos con el affaire Reganosa y pretendemos explicar en este libro. A lo largo de las siguientes páginas, mostraremos la lucha que, durante seis años, han mantenido diferentes colectivos, entre ellos de forma destacada la Asociación Socio Cultural Fuco Buxán, denunciando las falsedades, silencios y complicidades, no resignándonos a que se materialice tamaño despropósito y sacando a la luz la actuación de promotores y de todas y cada una de las Administraciones Públicas implicadas, anticipándonos al socorrido “todos somos responsables”, con el que tratarán de eludir su responsabilidad ante una tragedia anunciada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: