Marcelino, la persona.

Un Artículo de Agustín Moreno.

La figura de Marcelino Camacho como líder sindical de CCOO y como dirigente comunista es más conocida y está siendo glosada tras su fallecimiento: es uno de los grandes protagonistas de la Historia de España del último medio siglo, fue una pieza clave en el resurgir del movimiento sindical tras la gran derrota de la Guerra Civil. También es conocida la parte biográfica y la familiar, por ser una persona absolutamente transparente tanto en sus ideas como en su forma de vida.

Querría apuntar algunos rasgos del rico prisma de su personalidad. Personifica la mejor tradición obrera; históricamente fueron los más honestos, austeros, cualificados, sobrios, autodidactas y con mayor conciencia de clase son los que organizan los sindicatos. Marcelino reunía estas cualidades.

De una honestidad a prueba de bombas, vivió casi toda su vida en un pequeño pisito sin ascensor en el barrio obrero de Carabanchel, manteniendo una relación muy cordial con sus vecinos. Él nunca buscó el enriquecimiento o el medro personal. Por eso y por su solidez ideológica fue impermeable a los halagos del poder, esos cantos de sirena que encandilan y echan a perder a más de un dirigente.

Era muy austero, vestía con modestia y son conocidos aquellos jerséis de cuello vuelto y cremallera que Josefina le tejía para la cárcel; comía de forma frugal, nunca fumó y lo más fuerte que bebía era zumo de limón como recuerdo de las enfermedades que pasó en Argelia. Físicamente siempre se cuidó, porque sabía que para hacer la revolución hay que estar en forma y hay que durar, que la cosa iba para largo, andaba y no perdonaba su tabla de gimnasia al amanecer. Desde que tuvo que abandonar la presidencia del sindicato en 1996, se movía por Madrid en el metro y los autobuses o gracias a algunos compañeros que le acercábamos a las reuniones o manifestaciones.

Es uno de los grandes protagonistas de la Historia de EspañaBuen trabajador, aplicaba aquella máxima de “primero cumplir y luego reclamar”. Fresador y ayudante de ingeniero, bien valorado por sus compañeros y jefes en la fábrica, estaba orgullo de su competencia profesional. Era una persona inteligente y muy lúcida. Formado por su cuenta y en la cárcel, siempre leyendo, subrayando, páginas, interesado por los temas de la actualidad. Nunca perdió el norte, supo orientarse ante los cambios y siempre tuvo claro que hay que apostar por los trabajadores, por la clase obrera como sujeto histórico del cambio, ya que el mundo no está hecho a la medida de los más débiles.

Su gran fuerza es la de sus ideas y sus convicciones. Maestro de obreros, tenía mucha fuerza cuando explicaba las cosas, y éstos siempre le escuchaban con gran atención sus análisis globales y concretos, de didáctica insistente y apasionada para intentar convencer. Nunca persiguió a ningún discrepante, porque no los consideraba ninguna amenaza y porque siempre estuvo muy sobrado de autoridad moral, tanto ante los amigos como ante los enemigos. De ahí su talento para sumar y no para restar.

Como era una figura tan conocida e identificable por su aspecto y buena mata de pelo blanco muchas personas le saludaban y él se paraba a darles la mano a todos (antes al conserje que al ministro) y a conversar con ellos; era un espectáculo verle, armado de paciencia, intentando convencer a su interlocutor por alejado que estuviera de sus ideas, porque siempre confió en la fuerza del diálogo.

Tuvo una gran capacidad de sacrificio ante los costes de su lucha (la cárcel, el despido, la marginación). Por ello es mítico su coraje y voluntad de hierro para no rendirse ni tirar la toalla nunca y seguir combatiendo el desorden del sistema. En las últimas semanas, desde la cama del hospital, seguía diciendo a sus nietos: “siempre adelante, hay que seguir luchando, si uno se cae hay que levantarse”.

Marcelino superó todas las pruebas ante las decisiones difíciles, al defender la independencia de CCOO en momentos claves como la tramitación del Estatuto de los Trabajadores, la tarde-noche del 23 de febrero de 1981 que compartimos en un comité de enlace con la UGT, ante la concertación social y en muchas otras ocasiones.

Maestro de obreros, su gran fuerza es la de sus ideas y sus conviccionesTenía un pensamiento avanzado y arriesgó en muchos campos. Recuerdo, por ejemplo, al ver la foto de la primera Ejecutiva Confederal, su apuesta valiente por la juventud y la renovación de la dirección del sindicato. Era increíble que, a finales de los años 70, chavales de veintitantos años compartiéramos responsabilidades y trabajásemos codo con codo con alguien que para nosotros era ya un auténtico mito y que sería nuestro maestro y un padre sindical y político.

Coherente hacia fuera y hacia dentro, fue fiel a su clase y a sí mismo. Exigió la democracia en el país en plena dictadura y defendió la democracia interna en las organizaciones donde ha militado, con posiciones libres aunque se quedase en minoría y ello tuviera consecuencias. De entre la multitud de homenajes y premios que ha recibido, uno de los que más le enorgullecían era el premio a la Coherencia de Guardo. Premio que, como de coherencia se trata, compartía con su querida compañera Josefina Samper.

Pero, sobre todo, Marcelino era bueno. Resaltaba muy especialmente su calidad humana, que se expresa en la bonhomía y en un carácter cariñoso. Sin doblez y sin rencor hacia nadie, ni siquiera hacia los pocos que no le trataron bien. Tenía una grandeza personal que impresionaba y que él tapaba con su sencillez. Era capaz de preocuparse por los demás, por su situación personal, sus sentimientos o problemas. Ese Marcelino que en plena negociación del Acuerdo Nacional de Empleo llamaba a altas horas de la noche para preocuparse por la otitis de mi hija y asesoraba sobre la aplicación de calor seco con una bombilla y un cucurucho o daba consejos a una embarazada sobre las más recientes técnicas del parto sin dolor. Fíjense en las fotos: casi siempre nos sonríe y la mirada franca es una puerta abierta. Amable y afable, no tenía un mal gesto y sí palabras de ánimo, de felicitación y de condolencia en toda suerte de bodas, bautizos y funerales en los que siempre aparecía. Castellano viejo era parco en la expresión de sentimientos, pero en los últimos años era más piel que cabeza y desarrolló una gran capacidad de afectividad.

Tenía una grandeza personal que impresionaba y que él tapaba con su sencillezHace unos años llevé a Marcelino al instituto a Fuenlabrada y antes les dije a los chicos: buscadle en Internet, en el Larousse y cuando venga aquí, si veis a un abuelo apacible, no hagáis caso de las apariencias. Marcelino Camacho es importante, muy importante, aunque no es rico, vive modestamente y hoy no tiene poder sindical ni político directo. Pero es un personaje histórico y una persona indomable, que no se ha plegado nunca ante nadie. Sólido y próximo, concreto y con la línea del horizonte en su mirada, no les defraudó. Aquellos pocos alumnos saben quien es Marcelino, pero si hoy les preguntamos a muchos otros no sabrían quien era, aunque quizá conozcan al Che Guevara a Mandela y seguro que a las alineaciones de los equipos de fútbol.

En estos momentos tristes hay que preguntarse ¿qué estamos enseñando? ¿qué país es aquel que no reconoce a sus mejores hombres? Marcelino siempre educó en valores y lo hizo con su testimonio. A nosotros nos queda su ejemplo en estos tiempos difíciles, donde además de referentes políticos necesitamos, sobre todo, referentes morales. Quizá por eso hoy (personalidades aparte) quienes han venido a despedirle son trabajadores y trabajadoras, jubilados, parados, también jóvenes, gentes del pueblo llano que quiere darle las gracias.

Agustín Moreno (Secretario de Acción Sindical de CCOO de 1978 a 1996; y líder de llamado “sector crítico”).

Fuente: Insurgente


Personas con diversidad funcional que no son de interés sanitario.

Deberíamos saber, contribuir y no aislar.

¡AYUDAS TÉCNICAS YA!

 

Centenario del nacimiento de Miguel Hernández por Mª Ángeles Sierra.

NO HABRÁ TIRANO EN EL MUNDO QUE LES PUEDA SILENCIAR

30 de octubre de 1910.
Del ay, al ay, por el ay, parió una madre un poeta.
Con tres heridas viene:
La de la vida, la del amor, la de la muerte.
El poeta de un pueblo llega.
¡Le llaman poeta!
Poeta del pueblo de ardor y braveza.
Poeta de un tiempo de odio, de guerra, miseria y pobreza;
de amores ahogados en vidas completas.
Tiempos de un tirano que quitó a su pueblo la luz de sus manos,
desgarrando el alma del pueblo cansado.
¡Le llaman poeta!
Poeta de guerra, rescatando  el alma robada a su tierra.
Miguel se llamaba. Nació en Orihuela;
cantaba a las cabras sus dulces poemas,
sus tiempos amargos, su sueño y su pena.
Contaba los dientes de su hijo entre rejas.
Soñaba la teta que mamar pudiera,
sabiendo a cebolla o a herida pequeña
¡Le llaman poeta!
Le llora la historia después de cien años.
Le llaman los vientos del pueblo del hombre que acechó otros tiempos
con los mismos males que acechan los vientos de estos temporales,
en los que el rayo que nunca cesa, sigue creando inmortales.
Cien años después de parirle llora el pueblo a otro inmortal
que también sufrió la cárcel por buscar la libertad.
El bueno de Marcelino, puño en alto y sin doblar,
con un zurrón en la espalda, va con Miguel a silbar.
Quiso el caprichoso azar, gran tejedor de la historia,
que en cien años y dos grandes se fueran un día a encontrar,
reforzando la memoria que nos quisieron quitar.
El pueblo al que tanto dieron nunca les olvidará.
El recuerdo de su ejemplo nadie lo podrá borrar.
Sindicalista y poeta se van para no marchar.
No habrá tirano en el mundo
que les pueda silenciar.

Ayudemos al dinero a salir de los Paraísos fiscales.

Los paraísos fiscales tales como las Islas Caimán, las Bermudas, Luxemburgo, Suiza o la “City” de Londres, entre otros, son centros financieros en los que se organiza la opacidad y el secretismo alrededor de las cuentas de muchas empresas y particulares. El principal objetivo de esta opacidad es evitar el pago de los impuestos correspondientes en sus países de origen. En estos paraísos fiscales, las multinacionales registran sociedades, en muchas ocasiones ficticias (basta con contar con una dirección postal), que actúan como pantalla y cuyos ingresos quedan registrados en unas filiales bancarias libres de imposiciones fiscales.

En 2008, los jefes de los estados más poderosos del mundo denunciaron los paraísos fiscales,  incluyéndolos en sus listas negras. Sin embargo, meses después de la “caída” de Madoff, figura emblemática de este tipo de operaciones, todas sus promesas de entonces han quedado reducidas a nada. Por ello, para provocar una reacción de la opinión pública, la ONG francesa Tierra Solidaria ha lanzado su campaña “Ayudemos al dinero a salir de los Paraísos fiscales”.

Ayudemos al dinero a salir de los Paraísos fiscales

Exigimos que las multinacionales declaren y publiquen sus beneficios y los impuestos que pagan en los países donde los logran. Esta transparencia permitirá prevenir el fraude y la evasión fiscal masiva.”

A un año de la celebración del encuentro G20 en Francia, que en esta ocasión coincidirá con la presidencia de la Unión Europea (noviembre 2011), Tierra Solidaria quiere aprovechar la oportunidad para reavivar el debate sobre los paraísos fiscales y desenmascarar la opacidad financiera. Esta no es solamente una cuestión moral, sino de salud económica: para los países emergentes representa un reto crucial para su desarrollo. Con las enormes sumas de capital que se evaden hacia los paraísos fiscales, estos países podrían avanzar en su desarrollo. Sus ciudadanos no necesitan sacos de arroz, lo que necesitan son salarios decentes y servicios públicos, empresas que les paguen y estados capaces de invertir en ellos.

La importancia de la presión ciudadana

La presión ciudadana ejercida sobre los responsables políticos comienza a dar sus frutos: durante los últimos ocho meses, la propuesta de que las empresas hagan públicas las cuentas relacionadas con sus actividades país por país, uno de los objetivos más perseguidos por organizaciones como Tierra Solidaria, ha sido tenida en cuenta por la OCDE, la Comisión Europea y el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores. Además, Estados Unidos y China han obligado a sus empresas mineras y petroleras a que muestren sus cuentas relacionadas con sus actividades en el extranjero, y la región de Ile de France (París) y otros departamentos franceses exigen desde el pasado verano que los bancos que deseen trabajar en su jurisprudencia informen detalladamente sobre sus actividades en terceros países. Por otro lado, es cada vez más frecuente que los inversores particulares exijan a las empresas la transparencia de sus cuentas como condición previa a su posible inversión. La transparencia, aunque lentamente, va lográndose país por país.

Por ello, “Tierra Solidaria” inicia esta campaña, buscando  ir un poco más allá y exigir transparencia a los jefes de Estado durante el G20 que tendrá lugar en Francia en 2011.

¿Dónde se encuentran los paraísos fiscales?

Es necesario localizar los paraísos fiscales atendiendo a una serie de criterios. No existe una lista oficial ya que, dependiendo del organismo que establece la clasificación, los criterios varían de forma considerable. Las recientes listas negra y gris de la OCDE ilustran perfectamente este fenómeno y señalan 42 países basándose en los siguientes criterios:

  • Gravamen nulo o insignificante sobre el capital.
  • Ausencia de transparencia.
  • Reticencia a comunicar la mínima información a una autoridad extranjera.

Sin embargo, a pesar de estos criterios objetivos, si un país quería salir de la lista negra, simplemente debía comprometerse con otros 12 territorios a comunicar informaciones fiscales. ¿Por qué este compromiso sólo respecto a 12 países, cuando la globalización cuenta con 242 estados? Actualmente, en la lista negra de la OCDE sólo hay 14 países, lo que supone 0,15% de las finanzas ubicadas en paraísos fiscales. El resto, especialmente los paraísos fiscales más grandes, han sido “blanqueados”.

Isla Mauricio, que cuenta con apenas un millón de habitantes, es el mayor inversor mundial en India. Las Islas Vírgenes Británicas tienen registradas 830.000 sociedades que contrastan con una población de 23.000 habitantes. La opacidad permite esconder las cuentas y las actividades dudosas ante las administraciones fiscales de todo el mundo, siendo las más afectadas las de los países emergentes. Además, esta opacidad fiscal permite blanquear dinero procedente de la delincuencia y la corrupción.

Las cifras del saqueo

  • 800.000 millones de euros anuales evadidos de los países emergentes.
  • 125.000 millones de euros menos de ingresos fiscales en los países emergentes.
  • 30.000 millones de euros es la cantidad que bastaría para erradicar el hambre el en mundo.

Por todo ello, la ONG Tierra solidaria exige transparencia: si una empresa desarrolla una actividad real en un país, no debe tener nada que esconder.

Transparencia en las cuentas de las multinacionales. Tolerancia cero para las fundaciones y demás redes jurídicas opacas: acabar con las sociedades “pantalla” que permiten esquivar la justicia y los impuestos. Los delitos económicos y financieros no deben quedarse sin castigo: más dureza en la represión de los delitos económicos y financieros.

El llamamiento de Tierra Solidaria busca que el G20, que tendrá lugar durante la presidencia francesa de la Unión Europea, no sea otro Copenhague de las finanzas.

Lady Verd

Yo invito, tú pagas.

A comienzos del año 2009 la economía mundial pendía de un hilo: los mercados de valores se desinflaban, el crédito era un sueño de los buenos tiempos y los bancos caían como fichas de dominó desde Estados Unidos hasta Europa. La deuda privada se convirtió en pública y los gobiernos, auspiciados por las grandes instituciones bancarias y financieras, empezaron con los recortes. Esta semana las grandes firmas financieras de Wall Street anuncian nuevo récord en el pago de bonus y las grandes fortunas siguen evadiendo impuestos con sus artificios de ingeniería fiscal. Recuerda a esa broma que suelen hacerse los amigos en el bar, yo invito y tú pagas.

Por segundo año consecutivo, los banqueros de Wall Street se van a repartir 140.000 millones de dólares, un 4% más que el año pasado, en un país donde la tasa de desempleo no desciende y la protección social está bajo mínimos. Lo más grave es que entre los afortunados hay entidades que fueron rescatados con dinero público, como AIG.

Al otro lado del Atlántico, España sufre los recortes que Europa ha impuesto con el beneplácito del Gobierno. Las clases medias son las más afectadas, con la bajada y la congelación de sueldos a funcionarios y pensionistas, así como un incremento en los impuestos indirectos que afectan a toda la población. En un intento de contentar a la izquierda, el Gobierno ha elevado el fisco a los que “más tienen”, pero a pesar del guiño, los que de verdad “más tienen” son las grandes fortunas, aquellas que evaden impuestos de forma sistemática a través de las SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable).

Estas sociedades invierten en valores mobiliarios y financieros. Tributan un 1%, cuando tendrían que hacerlo al 30% como las demás sociedades. Para poder crear una SICAV hay que comenzar con un capital mínimo de 2.400.000 euros y las plusvalías quedan libres de tributación. A pesar de que la sociedad debe estar constituida por un mínimo de 100 accionistas, suelen usar lo que se denomina “el mariachi”, alguien que sólo pone el nombre para que los verdaderos accionistas trabajen a su antojo y disfruten de pingües beneficios gracias a los chanchullos que cometen, ya que cuando sacan dinero dicen que no se trata de ganancias sino de reducción de capital. Mientras, los mileuristas siguen aportando religiosamente su granito de arena para salir de la crisis.

El Gobierno de España parece que ha metido mano en el asunto. A partir del 1 de enero del 2011, las SICAV van a tener que tributar entre un 19 y un 21%. Pero desde el primer día del anuncio del cambio de la normativa fiscal ya se están augurando grandes fugas de capitales. ¿Acaso estos evasores de impuestos consentidos no quieren ayudar a su país? ¿Acaso estos evasores que se han estado beneficiando de un régimen favorable ahora que toca “arrimar el hombro” en tiempos difíciles va a dejar sus compatriotas a solas con la crisis?

Las grandes fortunas y los bancos tienen responsabilidades y cuentas que rendir con la sociedad, pero parece que para algunos su máxima sigue siendo la irresponsabilidad. Una prueba de ello es el informe publicado por SETEM (federación de ONGs de solidaridad internacional), que demuestra que 49 grandes bancos europeos, entre ellos los españoles BBVA y Santander, fomentan que “los países pobres pierdan cada año 160.000 millones de dólares a causa de la evasión fiscal”. Otro ejemplo de esta irresponsabilidad son las irregularidades que bancos estadounidenses como JPMorgan Chase o Bank of America han cometido con el embargo de viviendas a sus prestatarios.

Esos que cometen estas irregularidades e inventan nuevas formas para encubrir sus ganancias a través de innovaciones financieras, son los mismos que provocaron la crisis de las hipotecas subprime a través de maquillaje y fórmulas engañosas. Son los mismos que nutren de capital a los paraísos fiscales y fomentan masivamente los flujos de economía sumergida. Son como el amigo con el que vas al bar y dice: yo invito y tú pagas.

David García Martín – El Mercurio

“¡Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar!” (Marcelino Camacho).

 

Los humanistas nunca mueren porque renacen en la memoria de sus seguidores como un ejemplo de libertad, honradez y honestidad a seguir.

Que su memoria, su lucha, su himno y su lema nos acompañen:

El bipartidismo: Una útil herramienta para la dictadura capitalista.

El bipartidismo se ha revelado, desde hace tiempo, para los sistemas de dictadura capitalista, como una herramienta mucho más útil que el partido único, pues además de servir para proporcionar un falso aire de frescura al sistema, al ofrecer la posibilidad de renovar gobiernos excesivamente desgastados por las diferentes crisis políticas que van surgiendo, sin necesidad de tener que alterar la estructura interna del sistema, tiene además la gran utilidad de controlar la rabia y la frustración de la ciudadanía ante los abusos del poder, pues a través del partido que en un determinado momento se encuentra en la oposición, se puede manipular más fácilmente al pueblo, canalizando sus reivindicaciones hacia una vía muerta, es decir, hacia un punto que no sea peligroso para el sistema (control de la oposición).

Si además de esto, se ejerce un férreo control sobre los sindicatos (por no hablar del control dictatorial que la gran banca ejerce sobre los medios de comunicación de masas), como sucede en el caso de España, el yugo que se cierne sobre el pueblo es, sin duda alguna, el más perfecto y eficaz que la oligarquía reinante habría podido soñar jamás, para la defensa de sus intereses.

Antimperialista.