La policía de Barcelona decide provocar incidentes en la jornada de huelga, para desprestigiar a los manifestantes.

Mucho nos temíamos que algo así pudiera suceder hoy en Barcelona; y es que estaba claro que esta ciudad iba a ser el lugar donde mayor seguimiento tendría la huelga general, como así ha sido.

Por ello y con el objetivo de desprestigiar y justificar la represión durante la jornada de lucha obrera, el poder, a través de la policía, ha decidido provocar incidentes durante toda la jornada, para ello no han tenido mejor idea que desalojar la sede de una antiguo banco, ocupado desde el pasado sábado, por activistas anticapitalistas.

En el momento del desalojo, varios activistas que se encontraban fuera del edificio comenzaron a increpar a los policías, quienes respondieron con fuertes cargas, con el objetivo de provocar una respuesta por parte de los activistas y poder justificar posteriormente el uso de la violencia.

Las violentas cargas policíales provocaron que algunos activistas (algunos de ellos infiltrados de la policía) comenzaran a romper escaparates y quemar papeleras y hasta un coche policial, la quema del cual ha sido difundida ampliamente por todos los medios de comunicación del sistema, para deslegitimar las múltiples manifestaciones pacíficas llevadas hoy a cabo en Cataluña y justificar el uso de la violencia policial.

Esta estrategia, usada hoy por la policía en Barcelona, ha sido utilizada en múltiples ocasiones, con el objetivo de desprestigiar las luchas obreras y populares, y se conoce con el nombre de estrategia de la tensión, consistente en criminalizar a los manifestantes, para justificar, ante la opinión pública, su represión, para ello se vale de infiltrados en los movimientos sociales, que son quienes inicían acciones como la rotura de escaparates y la quema de mobiliario urbano.

Algo muy similar sucedió en Toronto, durante la reunión del G20, el pasado mes de mayo, cuando infiltrados policiales en el Bloque Negro comenzaron a provocar incidentes (entre ellos, curiosamente, la quema de un coche de la policía), unos incidentes que fueron masivamente difundidos por los medios de comunicación del sistema, para deslegitimar las justas protestas de miles de manifestantes pacíficos y justificar la violenta represión policial. Pincha aquí para ver lo sucedido en Toronto.

Fuente: Antimperialista

Contra el crimen perfecto

Jean Baudrillard escribió hace unos años un ensayo titulado El crimen perfecto (Anagrama, 1996) en el que mantenía la tesis de que en nuestra época se producía el asesinato de la realidad.

La crisis que estamos viviendo no es la única ni la más grande de la historia, ni los factores que la han desencadenado (la ingeniería financiera, la desigualdad, la plena libertad de movimientos de capital…) nos pueden resultar novedosos. Quizá sí haya sido la primera auténticamente global, pero tampoco esto es un hecho del todo nuevo en un planeta como el nuestro afectado por el cambio climático o por crisis alimentarias que tienen que ver con lo que ocurre en cada una de sus esquinas.

Pero me parece que está empezando a ser singular porque las respuestas que se les están dando no podrían llegar a ningún lado si no se estuviera produciendo al mismo tiempo el “exterminio progresivo del mundo real” del que hablaba Baudrillard.

Cada vez menos de lo que dicen y hacen los gobiernos y los grandes organismos internacionales es verdad. Han logrado convertir la crisis en una gran excusa. Haciendo creer a la ciudadanía que luchan denodadamente contra ella, toman en realidad medidas que van a provocar dentro de poco otra semejante a la que aún estamos sufriendo.

Afirman que ponen fin a la avaricia bancaria y al desorden regulatorio de las finanzas, pero no mueven ni una coma de las normas que han dejado y siguen dejando hacer a su antojo a la banca, que continúa sin utilizar los billones de recursos que se han puesto a su disposición para financiar a empresas y consumidores mientras se dedica a jugar alMonopoly sobre el tablero del mundo.

Dicen que desean relanzar la economía y favorecer la creación de empleo, pero lo que hacen es limitar el gasto y aplicar medidas de austeridad que van a volver a reducir el crecimiento. Y afirman que así debe ser para limitar el impacto negativo de los déficits y la deuda, cuando lo más probable es, como han demostrado recientemente Mark Weisbrot y Juan Montecino, del Center for Economic and Policy Research de Washington, que la nueva desaceleración que están provocando limite a medio y largo plazo las posibilidades de obtener ingresos y, por tanto, de reducirlas efectivamente.

El Gobierno español insiste en mostrarse como un adalid de las políticas de igualdad, pero acaba de presentar un proyecto de presupuestos en los que se reducen las prestaciones por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia natural y las ayudas a las familias con escasos recursos, y que incluso incumple la ley recién aprobada el año pasado que determinaba la ampliación del permiso de paternidad de las dos a cuatro semanas a partir del 1 de enero de 2011.

Hablan de que es imperioso obtener recursos para salir adelante y huir así de la amenaza de la crisis y, sin embargo, se dedican a remover el chocolate del loro que más daño hace a los trabajadores mientras pasan de soslayo por las inmensas fortunas de los poderosos o de los multimillonarios gastos militares.

Y con la reforma laboral que ha motivado la huelga general se alcanza, de momento, la cima del argumento falsario.

Ni siquiera les resulta necesario a quienes la promueven ponerse de acuerdo en los argumentos con que justificar el mayor recorte de derechos laborales de nuestra historia democrática. Sea una medida o su contraria, afirman sin rubor que es imprescindible para crear empleo, aunque a su lado el otro promotor diga que es para aumentar la productividad por lo que se adopta, o el de más allá afirme que es para reducir la temporalidad, y el de acullá sostenga que es para favorecer a los jóvenes desempleados. Y siempre, eso sí, porque sin tales medidas no podremos salir de la crisis, cuando la realidad indica que la teoría económica más solvente no es la que reduce los problemas del empleo a lo que ocurre en los mercados de trabajo, sino la que pone el acento en los mercados de bienes y servicios. Y los efectos que sin lugar a dudas va a provocar en ellos esta reforma es su nuevo y progresivo deterioro. Es decir, el empeoramiento de todo eso que dicen que van a mejorar.

No hay ni una experiencia histórica que muestre que reformas de este tipo traen consigo más bienestar, mejores salarios, empleos más numerosos y de mejor calidad, o derechos más potentes para los débiles. Todo lo contrario. Pero los gobiernos y quienes les han escrito la partitura articulan su discurso para convencer a la gente de que son estas normas las que muestran la perfecta correspondencia de los verdaderos progresistas con los nuevos tiempos. Y la derecha, mientras tanto, que hizo exactamente lo mismo al gobernar, aunque quizá con menos ditirambo, se autoproclama de seguido como el partido de los trabajadores. Puro teatro.

Los ajustes y reformas que se están llevando a cabo y las que van a venir enseguida para poner a disposición de la banca una mayor parte del ahorro que los trabajadores dedican a financiar las pensiones públicas y para proporcionar nuevas fuentes de rentabilidad privatizando servicios públicos no nos llevan al final de la crisis sino a las puertas de otra. Y las razones que se dan para poner todo esto en marcha no son argumentos, sino la forma de colocar a la ciudadanía en el “ombligo de los limbos”, al que se refirió Baudrillard.

Por esta huelga general no es sólo una prevención frente al daño de la reforma laboral, o la que viene de las pensiones, sino una imprescindible defensa frente al crimen perfecto, mucho más peligroso, que las acompaña.

Fuente: JUAN TORRES LÓPEZ.

  • Doctor en CC. Económicas y Empresariales.
  • Catedrático de Economía Aplicada en la Facultad de CC. Económicas y Empresariales – Universidad de Sevilla – Departamento de Análisis Económico y Economía Política.

Solbes sí encuentra trabajo

Resulta curioso comprobar cómo entre julio de 1993 y abril de 2009 España tan sólo ha tenido tres ministros de Economía: Pedro Solbes, dicen que socialista, y Rodrigo Rato y Cristóbal Montoro, convencidos conservadores sin dobleces.

Pero lo que resulta más curioso es que dos de ellos han acabado vinculados al Fondo Monetario Internacional, el templo de la ortodoxia económica: Rodrigo Rato como Director Gerente y ahora Pedro Solbes que acaba de ser designado como nuevo asesor para Europa de la institución.

Se ve que en el FMI no le hacen ascos a nuestros ministros ni a las ideologías que dicen profesar. ¿O será que ellos sí se han dado cuenta al revisar su currículum que Solbes tan sólo tiene de socialista el carnet?

En cualquier caso, el puesto le viene que ni pintado: asesorará a una institución que no supo anticipar la crisis un ex ministro que la estuvo negando hasta caer en el ridículo. Tal para cual.

Fuente: Alberto Montero / La otra economía

Pensiones e imposiciones.

Los mercados son insaciables e impacientes. No había terminado la tramitación parlamentaria de la reforma laboral y sus voceros ya pedían acometer la de las pensiones. Nada de demoras en cuanto a esa otra pieza del ajuste. Ahí están las declaraciones del gobernador del Banco de España, con las que además hace patente su estado de gracia después de la reforma a su medida de la Ley de Cajas.

El economista M. A. Fernández Ordóñez, de quien no hace tanto se decía en las alturas del PSOE que podía dedicarse a controlar mejor el sistema financiero español en vez de a impartir doctrina, campa por un escenario donde la economía manda. Tras animar a los empresarios a hacer contratos con despido más barato –para eso la reforma laboral- y tras recomendar -¡qué casualidad!- que no haya tasas sobre beneficios bancarios, porque lastrarán la concesión de créditos, urge a cambiar el sistema de pensiones. Las propuestas son: aumentar de 15 a 20 años el tiempo de cotización para calcular la pensión de cada trabajador –¿mera sugerencia de un ministro en trance de despedida, como dijo la vicepresidenta económica?- e incrementar de 65 a 67 años la edad obligatoria de jubilación –¿también mera sugerencia, esta vez de la citada vicepresidenta, en trance de permanecer?-. Abaratado el despido, se va a una mengua de las pensiones aduciendo, según previsiones demográficas, la sostenibilidad del sistema.

Cierto es que hay que abordar responsablemente el envejecimiento de la población y tomar medidas para garantizar la solvencia futura del sistema público de pensiones. ¿Pero hay que hacer ambas cosas como se anda diciendo, con prisas avivadas por diagnósticos de improviso alarmistas, cuando se confiesa, como ha hecho el presidente Zapatero, que ello no es cuestión que incida directamente en la salida de esta crisis, salvo por lo que supone de gesto ante mercados desconfiados?

Mucho hay que debatir, con sosiego y buen criterio. Éste empieza por refutar a los que Paul Krugman, en un artículo reciente, considera fraudulentos artífices de una “contabilidad de mala fe” para justificar menos prestaciones y más edad para jubilarse. Se refiere a los EEUU, pero su análisis es trasladable a acá, con rigor y atención a los datos de nuestra realidad. El caso es que el Nobel norteamericano critica a los “asaltantes de la seguridad social”, especialistas en atacar a los trabajadores. Desde luego pasan por alto las desiguales repercusiones, según clases sociales, de la jubilación a los 67 años. Presentan como ideas científicas lo que es pura ideología –neoliberal, por si alguien no lo tiene claro-. A la vista está que hay planteamientos sobre pensiones que son imposiciones –de los mercados, por si alguien no se ha enterado-.

José A. Pérez Tapias – Granada Hoy


Los objetivos del Milenio, aunque demasiado modestos, no se alcanzarán en 2015

Eric Toussaint – Consejo Científico de ATTAC Francia

1. Los objetivos del Milenio, aunque demasiado modestos, no se alcanzarán en 2015. A escala mundial, la reducción limitada del porcentaje de la población mundial que vive con menos de 1,25 dólares es el resultado de la evolución en China y en la India [2] , países que no aplicaron el consenso de Washington. La humanidad tiene las posibilidades materiales de garantizar a cada uno y cada una todos los derechos humanos básicos mas allá de los modestos objetivos del Milenio. Es evidente que no faltan los recursos.

2. La explicación que prevalece en los documentos producidos por instituciones como el BM, el FMI y la OCDE no es convincente, y además desemboca sobre la consolidación de políticas que provocaron la crisis y fragilizaron la economías de los países en desarrollo que acataron su recomendaciones.

En la base de las recomendaciones o imposiciones de estas instituciones, encontramos varios dogmas:

El dogma de financiar el desarrollo con endeudamiento. Esto lleva a la gran mayoría de los gobiernos de los países llamados en vía de desarrollo a un comportamiento absurdo. La inmensa mayoría de las reservas internacionales en dólares están en manos de los PED, principalmente los exportadores de materias primas y China. Aunque tienen una gran cantidad de reservas en divisas (dólares sobre todo) siguen endeudándose. ¿Qué hacen? Compran con sus reservas bonos del tesoro de EEUU, es decir, otorgan prestamos al gobierno de EEUU. Depositan estos bonos en las arcas de su Banco Central para luego emitir bonos de deuda pública, ya sea en Wall Street o en su mercado interno. Es realmente absurdo: compran bonos del tesoro con un rendimiento muy bajo y emiten bonos remunerando a los prestamistas en dólares con tasa de interés mucho mas alta [3] . En lugar de hacer esto, tendrían que dejar de endeudarse y utilizar sus reservas para inversiones productivas y gastos sociales para mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanas y ciudadanos.

Segundo dogma: el libre comercio y la libre circulación de los capitales, bienes y servicios. Que en la práctica de los países mas industrializados excluye la libre circulación de los trabajadores y de las personas en general. Esto se hace en completa contradicción con su propia teoría: vale la pena recordar que Adam Smith, adulado por los neoliberales, abogaba a favor de la libre circulación y libre establecimiento de los trabajadores. Otra teoría de moda o dogma totalmente en contradicción con la realidad: la idea según la cual se puede superar la pobreza dando a los pobres un mejor y mayor acceso al mercado, cuando son los Estados los que pueden y deben erradicar la pobreza a través de cambios estructurales, poniendo fin a la injusticia social.

El rol nefasto de las políticas macroeconómicas conocidas como Consenso de Washington se ha puesto en evidencia, en numerosos ocasiones, a lo largo de los últimos 20 años.

Un ejemplo: la crisis alimentaría de 2007-2008.

En 2007-2008, la cantidad de personas que padecían hambre aumentó en 140 millones. Este aumento neto se debió a la fuerte subida del precio de los productos alimentarios. [4] En muchos países, este aumento de los precios de venta de alimentos al por menor llegó a ser, a veces, del 50 %.

¿Por qué se produjo este aumento?

Por una parte, los poderes públicos del Norte han aumentado sus ayudas y sus subvenciones a los agrocombustibles (llamados erróneamente biocombustibles, cuando no tienen nada de bio, «de ecológico»). De pronto se volvió rentable reemplazar los cultivos para la alimentación humana por cultivos de forrajes y de oleaginosas, o desviar una parte de la cosecha de granos (maíz, trigo…) hacia la producción de agrocombustibles. De esto resultó una reducción de la oferta de alimentos en el mercado mundial y un aumento de los precios en el nivel mundial.

Por otra parte, después del estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, y luego, de rebote, en el resto del mundo, la especulación de los grandes inversores (fondos de pensión, bancos de inversiones, hedge funds…) se desplazó hacia los mercados donde se negocian los contratos de los productos primarios alimentarios —principalmente en tres bolsas de Estados Unidos especializadas en el mercado a término de granos: Chicago, Kansas City y Minneapolis—.

Los países en desarrollo estuvieron especialmente desprotegidos ante la crisis alimentaria, ya que las políticas impuestas por el FMI y el Banco Mundial desde la crisis de la deuda los han privado de la protección imprescindible. Reducción de las superficies destinadas a cultivos alimentarios y especialización en uno o dos productos para la exportación, desaparición de los sistemas de estabilización de los precios, abandono de la autosuficiencia de cereales, reducción de las reservas de cereales, debilitamiento de las economías por una extrema dependencia de las evoluciones de los mercados mundiales, fuerte reducción de los presupuestos sociales, supresión de las subvenciones a los productos básicos, apertura de los mercados y apertura a la competencia injusta de los pequeños productores locales contra sociedades multinacionales… Maestras en el arte del escaqueo, las instituciones cuestionadas reconocen algunos errores para permanecer mejor en el centro del juego internacional. Pero un tímido mea culpa en un informe semiconfidencial no puede ser suficiente, ya que cometieron el crimen de imponer un modelo económico que, de forma deliberada, privó a las poblaciones pobres de las protecciones imprescindibles y las dejó a merced de la codicia de los especuladores más salvajes.

Según la FAO, la situación mejoró en 2010, [5] pero es claro que el OMD n°1 no se habrá alcanzado en 2015.

Después de haber analizado rápidamente las causas de la crisis alimentaria de los años 2007-2008, es relevante citar al Sr. Fantu Cheru, experto independiente de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, quien ya escribía en 1999:

«El ajuste estructural va más allá de la simple imposición de una serie de políticas macroeconómicas a escala nacional. Representa un proyecto político, una estrategia consciente de transformación social a escala mundial, principalmente para hacer que el mundo sea seguro para las empresas transnacionales. En pocas palabras, los programas de ajuste estructural sirven de “correa de transmisión” para facilitar el proceso de mundialización, mediante la liberalización y la desregulación y la reducción de la función del Estado en el desarrollo nacional»[6]

3. No crean que estas políticas han sido abandonadas. Si bien el Banco Mundial y el FMI afirman que substituyeron las recetas del consenso por otras políticas, la realidad de los hechos es completamente diferente. Tanto estas instituciones como la OCDE siguen grosso modo con las mismas recomendaciones, cuando no imposiciones. Éste es incluso el caso en 2010 de Haití [7] o de Pakistán, [8] países cuyos ciudadanos han sido afectados muy duramente por catástrofes naturales. También el FMI sigue apoyando a dictaduras: en septiembre de 2010 decidió otorgar un crédito de 192 millones de dólares al régimen dictatorial de Honduras.

4. ¿Se ha superado la crisis económica-financiera internacional que empezó en EE UU en 2007? Existen tres factores que alivian el peso de la crisis para los PED (Países en Desarrollo), pero que pueden degradarse rápidamente: altos precios de las materias primas (y entonces altos niveles de reservas); baja tasa de interés y de prima de riesgo país; flujo de capital de cartera hacia las bolsas de los países emergentes.

Cuando los Bancos Centrales de los principales países industrializados (Reserva federal, Banco Central Europeo, Banco de Inglaterra y Banco de Japón) decidan aumentar la tasa de interés, aumentará bruscamente el costo de refinanciamiento de la deuda externa de los Países en Desarrollo y podrían caer los precios de las materias primas, porque su precio depende ahora de la inmensa liquidez monetaria internacional y de la especulación. Además, si la economía de China entra en crisis, también podría producirse una caída de precios de las materias primas.

5. Necesidad de volver a las recomendaciones contenidas en la Declaración sobre el derecho al desarrollo, adoptada por la Asamblea General en su resolución 41/128, de 4 de diciembre de 1986. Es necesario actuar en el nivel de la comunidad internacional y también en el de cada Estado nacional soberano, que puede tomar medidas unilaterales basadas en el derecho internacional. El articulo I de la declaración de las Naciones Unidas sobre el derecho al desarrollo dice: «1.2. El derecho humano al desarrollo implica también la plena realización del derecho de los pueblos a la libre determinación, que incluye, con sujeción a las disposiciones pertinentes de ambos Pactos internacionales de derechos humanos, el ejercicio de su derecho inalienable a la plena soberanía sobre todas sus riquezas y recursos naturales». El articulo VIII dice: «Deben hacerse reformas económicas y sociales adecuadas con el objeto de erradicar todas las injusticias sociales».

6. Recomendaciones o alternativas concretas que pueden proponer y llevar a cabo tanto la comunidad internacional como los estados soberanos

  • Tasa globales: por ejemplo, una tasa tipo Tobin.
  • Aumento de la ayuda oficial al desarrollo para llegar a los 0,7% del PIB de los países más industrializados (en 2010, los países del OECD dedican 0,35 %, la mitad del compromiso, además la cifra está muy aumentada) y convertirla en un fondo de reparación por los daños causados a los pueblos del Sur durante los últimos 5 siglos de pillaje o dominación por parte de las potencias del Norte.
  • Una nueva disciplina financiera internacional: prohibir las transacciones con los paraísos fiscales.
  • Aplicar en cada país un reforma tributaria redistributiva.
  • Devolver a los pueblos los bienes mal adquiridos por las elites dominantes, que los invirtieron en los países del Norte y en los paraísos fiscales.
  • Reducir drásticamente los gastos de armamento e invertir las sumas ahorradas en políticas sociales.
  • Hacer auditorías de la deuda pública para determinar la parte ilegitima de la misma y anularla o repudiarla.

El ejemplo de Noruega en 2006: anulación unilateral de la deuda con 5 países del Sur (Ecuador, Perú, Egipto, Sierra Leona, Jamaica). Noruega consideró que los créditos otorgados no servían al desarrollo de estos 5 países. Reconoció que fueron otorgados en realidad para ayudar a la industria noruega de la construcción naval y a la exportación de barcos.

El ejemplo de Ecuador en 2007-2009: Este país creó una comisión de auditoría integral de la deuda pública interna y externa (en la que participé). Sobre la base de las conclusiones de la auditoría [9] decidió unilateralmente suspender el pago de 3.200 millones de dólares de deuda en forma de bonos y logró ahorrar más de 2.000 millones de dólares.

  • Dotarse de nuevas instituciones en el nivel regional: el ejemplo del Banco del Sur.
  • Además, es necesario remplazar instituciones como el BM y el FMI con instituciones internacionales realmente democráticas y que respeten la carta magna de las Naciones Unidas y todos los pactos y tratados internacionales sobre derechos humanos.
  • Recuperar el control nacional sobre los recursos naturales.
  • Realizar una reforma agraria, distribuyendo las tierras a las y los que la trabajan, garantizando la soberanía alimentaria.

La crisis climática en curso afecta y afectará a todos los pueblos, pero especialmente a los pueblos del Sur del planeta; es necesario inspirarse en las conclusiones de la cumbre de los pueblos sobre el cambio climático realizada en Cochabamba en abril de 2010, por iniciativa del gobierno de Bolivia.

Sí, es posible erradicar la pobreza y la injusticia, pero dentro de un nuevo orden internacional y con otro modelo de desarrollo humano, respetuoso de la naturaleza.

Artículo publicado en CADTM.

Objetivos que tardarán un milenio.

Les recomiendo que esta semana no coman viendo el telediario, porque les van a fastidiar el cocido con las clásicas imágenes de niños hambrientos que todas las televisiones tienen en el fondo de armario. Nos esperan tres días de datos abrumadores, acompañados de discursos graves, buenas intenciones y campañas de sensibilización protagonizadas por famosos y deportistas.

Se reúne la Cumbre de Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, donde los gobernantes del planeta repasarán el grado de cumplimiento de todo aquello que prometieron hace diez años. Uno lee hoy los objetivos y le da la risa por no llorar: resulta que en 2000 se juntaron los mandamases planetarios y dijeron, venga, que nosotros podemos, que vamos a reducir la pobreza y el hambre a la mitad, universalizar la educación, reducir la mortalidad infantil, lograr trabajo decente para toda la humanidad, y frenar la malaria y el sida. Y un jamón, añadiría algún ministro gracioso en el brindis final.

Tal vez los participantes en aquella cumbre pensaron que lo de “objetivos del milenio” se refería al plazo en que debían cumplirlos: un milenio. Pero no, el plazo era mucho más corto: antes de 2015.

Y no crean que nos tomaban el pelo, ni que eran unos ingenuos. Según el FMI, que de estas cosas sabe un rato, las cosas iban bien, estábamos en el buen camino para cumplir los objetivos en plazo… Pero, ay, estalló la crisis y se fue todo al garete. Sólo en este año, 64 millones de personas más a la pobreza extrema, y lo mismo con el resto de indicadores. Pero ya digo, que si no llega a ser por la crisis, palabrita que tenemos un mundo sin miseria en cinco años.

Perdonen tanto sarcasmo, pero es que estos megaplanes me parecen una broma. Según el optimista Ban, bastarían 100.000 millones de dólares más los próximos cinco años para conseguir los objetivos; una minucia al lado de lo gastado en salvar el sistema financiero. Mientras no cambie un sistema económico que funciona como un balancín, haciendo necesarios millones de miserables abajo para que unos pocos nos mantengamos arriba, ya pueden prometer.

Fuente: Isaac Rosa / Público

Pues tú también.

Conocer la actitud y el comportamiento de los médicos de atención primaria frente a los visitadores médicos de la Industria Farmacéutica (IF) en una ciudad española. Ese es el objetivo de uno de los escasos estudios sobre la materia realizado en la Península Ibérica y publicado en la Revista Clínica de Medicina de Familia. Y ofrece paradójicas conclusiones. La visita médica, según este trabajo, está prácticamente generalizada y es considerada útil por muchos. Se subestima su influencia en la prescripción propia pero todo lo contrario con la ajena. Es decir, preguntado el médico piensa que a él no le influye la presión de los vendedores de los laboratorios pero que a los demás sí. Esto me lo comentaba hace unos meses el médico Juan Gérvas en unas jornadas con universitarios de Medicina críticos con lo que está ocurriendo y ahora lo veo plasmado en un trabajo de ciencia.

La industria no dedica la mayor parte de su presupuesto a promocionar con variadas artes sus medicamentos entre la clase médica para ofrecer información y formación a los médicos. Este enorme presupuesto es la máquina que aniquila las esperanzas de quienes se mantienen firmes. Como las segadoras azotan con su rugido los campos y cortan la cabeza del trigo cuando este ha conseguido levantarse del suelo. El análisis explica que estas prácticas de marketing están ampliamente extendidas y aceptadas.

La mitad de los galenos no reconoce problemas éticos en la relación con la IF. Y yo añado que los problemas siempre los tienen los demás; una ley que hace bueno el comentario de Jean-Paul Sartre “el infierno son los otros”.

El trabajo me deja algunas cifras para la reflexión: El 98,4% de los doctores recibe a los visitadores. El 77,8% a diario. Los vendedores aparecen como segunda fuente de información sobre medicamentos para los galenos. La opinión sobre la utilidad de la visita es mayoritariamente favorable entre los profesionales sanitarios. Cuando asisten a un congreso, el 60,3% reconoce hacerlo invitado por la IF. Suelen asistir a comidas/cenas de los visitadores el 61,9%. El 55,6% ha recibido alguna vez un regalo de los laboratorios.

Más info: En los libros Traficantes de salud y La salud que viene.

Fuente: Miguel Jara

La actual especulación sobre la alimentación mundial.

Durante este verano de 2010, los precios mundiales del trigo, el maíz y la cebada han experimentado incrementos tremendos del 50 %, en los que los observadores han detectado signos similares a los de la otra crisis alimentaria de 2008, que trajo hambrunas y motines desde Bangladesh hasta Haití pasando por África. En la actualidad, la peligrosa situación del mercado mundial de los alimentos demuestra que, a pesar de las lecciones aprendidas desde entonces, se ha hecho muy poco para prevenir nuevas crisis.

Lo decía el pasado mes el director del Centro de la Universidad de Berlín para la Investigación del Desarrollo, Joaquín von Braun (Ft, 9/8/2010), destacando que sigue sin abordarse el mal funcionamiento de los mercados del grano y que eso es un fracaso. Precisaba, entre otros aspectos, que entre las fuerzas que concurren en la fijación de los precios de los alimentos, sobresale el creciente papel de los especuladores.

Según datos publicados, los contratos de futuros del trigo para septiembre 2010 mostraban el mayor y más rápido incremento en los precios desde 2008. En esta como en otras materias primas alimenticias, la explicación la encontraban dos especialistas del Financial Times, en los comportamientos de las grandes corporaciones de la alimentación que procuran asegurarse precios futuros ante la incertidumbre de estos mercados agrícolas mundiales (Hedging helps foodmakers through uncertainty in august 2010. Ft.com, 12/8/2010)

Por un lado, el detonante de ese alza actual de los precios de materias primas alimenticias han sido las reducidas expectativas de las cosechas en Rusia, Ucrania y algunas zonas del Europa occidental; y particularmente, la prohibición rusa de exportación de trigo, que afirman que ha acelerado el riesgo de un pico en los precios, socavando la confianza mundial en la estabilidad de precios y suministros el comercio de alimentos.

Y las multinacionales de la alimentación se han apresurado a incrementar los contratos que garanticen sus suministros ante el temor de ver desabastecidos los escaparates de los supermercados; han adelantado los contratos llamados de futuro que fijan cantidades y precios para fechas anticipadas. Una modalidad de la especulación que acompaña a los mercados a escala brutal. Y así, recientemente aparecen las grandes multinacionales fabricantes mundiales de alimentos como Tyson Foods, Anheuser-Busch InBev, General Mills, Kellogg y Kraft, como cooperadores necesarios de los especuladores financieros.

Porque a la evolución de la especulación tradicional, se ha añadido la irrupción de especuladores puramente financieros, un nuevo tipo de especulador que es descrito en un informe reciente de la ONG holandesa SOMO. Son especuladores que después de haber definido un cierto precio en el contrato de derivados deciden pasar el riesgo a otros; es decir, convierten el contrato de suministro futuro en un producto comercializado en los mercados financieros mediante esos contratos de derivados, cuyo valor deriva del precio de la materia de referencia o subyacente.

De este modo, el producto subyacente (el trigo, la cebada, el maíz, etc.) se convierte en producto financiero con el cual especular y trasladar el riesgo del suministro y precios futuros a otros participantes. Esta especulación ajena a los mercados reales, desestabiliza los precios de la materia prima agrícola. Son los nuevos especuladores que entran en el juego de casino desde el año 2002.

De entrada digamos que los principales operadores de los derivados sobre materias agrícolas no son ahora los grandes terratenientes como antaño sino la gran banca financiera. Actualmente, los grandes negociantes de derivados de materias primas forman parte de los grandes bancos que están muy activos en muchos mercados financieros. Porque disponen de mayor capitalización y solvencia para ser contrapartes en esos contratos de derivados, gracias a las ayudas financieras que han recibido de los contribuyentes. Por supuesto, son ellos quienes saben del negocio.

Son, sobre todo, un pequeño número de conglomerados financieros que domina el negocio de los derivados y servicios conexos; y están fuertemente interconectados por las relaciones comerciales que mantienen entre ellos. Los tres mayores “dealers” en derivados de Wall Street son Goldman Sachs, JP Morgan y Bank of América, que ahora son propietarios de Merrill Lynch, Citigroup y Morgan Stanley. Y entre los europeos, los mayores actores en los mercados de derivados son Credit Suisse, Deutsche Bank, HSBC, Rabobank y UBS.

A finales de 2009, eran parte del 96% de las operaciones de derivados OTC realizadas por los holdings de 25 bancos estadounidenses y que son valoradas en 293 billones (trillion). La continuación de la crisis durante el año 2009, no fue obstáculo para que los bancos estadounidenses ganaran un mínimo de 28,000 millones de dólares en el negocio de los derivados.

Las ganancias de los conglomerados referidos salen de los derivados financieros de las materias primas de maneras muy variadas, entre otras de la especulación como negociantes de swaps por su propia cuenta, diseñando contratos y haciendo de intermediarios por una comisión, prestando asesoramient por una comisión, operando en bolsas y cámaras de compensación por una comisión y ofreciendo servicios relacionados con índices bursátiles por una comisión. Siempre ganan. Además, sacan provecho de los intereses de los préstamos a otros especuladores. Los enormes beneficios que obtienen de estos negocios de derivados les llevan a promover este comercio financiero así como a pagar elevadas retribuciones variables (bonus) a sus directivos y a su personal. (The commodity bubble. Financing Food Financialisation and Financial Actors in Agriculture Commodity Markets. Documento de divulgación de SOMO, Abril 2010)

Y, mientras tanto, las tecnocracias internacionales fortalecidas por sus consensos con la banca, tienen listos los borradores de próximos acuerdos en Seúl que “regulen” la banca global sin perturbar su funcionamiento. Pero para que entren en vigor no antes de 2019.

Juan Hdez.Vigueras

Más mercado (y víctimas) de la vacuna VPH.

La campaña para expandir la polémica vacunación contra el virus del papiloma humano toma fuerza. Hasta ahora sólo se podía vacunar a las niñas pero la Comisión Europea ha extendido su administración a mujeres de hasta 45 años.

Hay algunas cosas que llaman la atención. La primera de ellas es que antes decían que esta vacuna estaba indicada para las jóvenes que no habían iniciado relaciones sexuales ya que según un estudio realizado con una de las marcas del preparado, Gardasil, del laboratorio Merck, si la joven estaba infectada había un 44,6% de posibilidades de aumento del riesgo de desarrollar cáncer de útero. Ahora parece que obvian este estudio. Desde la Asociación de Afectadas por la Vacuna contra el Papiloma opinan:

“Creemos que este dato no se puede obviar y todas las mujeres deberían hacerse una citología o pruebas antes de recibir la vacuna para ver si están infectadas, de lo contrario en lugar de prevenir la hipotética posibilidad de contraer cáncer de útero, incrementarían esta posibilidad en un 44,6%“.

Otra cosa que llama la atención es que se ha modificado la ficha técnica pero todavía no se reconocen los graves efectos adversos provocados por la vacunación con este preparado que se están produciendo en todo el mundo. Y ello a pesar de que en la ficha técnica del producto aparecen estos efectos como notificados después de la comercialización.

Según el VAERS, el sistema de reporte de reacciones adversas provocadas por las vacunas del gobierno estadounidense, a 2 de septiembre las estadísticas de muertes y efectos adversos notificados producidos por la vacuna son: Total de notificaciones 19.024; personas fallecidas 81.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo contiene un capítulo sobre la campaña de marketing del miedo para vender esta vacuna.

Fuente: Miguel Jara

Hijas e hijos de la violencia de género

Se estima que en España hay 800.000 niños y niñas víctimas de la violencia de género. De estos, 200.000 son hijos e hijas de mujeres que han recibido órdenes de protección y se calcula que de ellos, tan sólo el 4 por ciento reciben atención personalizada. Esas son las pocas cifras que hemos podido rescatar y que impiden retratar con fidelidad la situación de ese conjunto de infancias marcadas por el terror.

Hay que tener en cuenta que las estimaciones siempre se hacen a partir de las mujeres que entran al sistema por alguna de las vías previstas. El resto de cifras que se barajan tienen como objeto de atención a las mujeres que son víctimas de la violencia de género, como los datos oficiales publicados por el mismo Ministerio de Igualdad, el Observatorio de la Violencia de Género o el Consejo General del Poder Judicial.

“El escollo principal que nos encontramos es que no existen apenas registros fiables acerca del número de niños y niñas que sufren violencia de género en el hogar. La mayoría de la información en torno a éstos no se recoge de forma sistemática, o bien no se procesa. Generalmente, queda reflejada solo en el atestado policial”, afirma Elena Ayllón, Coordinadora del Proyecto Daphne de la organización Save the Children.

El dato de 800.000 menores sometidos a la violencia de género en nuestro país resulta aún más alarmante cuando se sabe que la inmensa mayoría de estos niños y niñas no están siendo atendidos adecuadamente.

Faltan recursos.

Pepa Horno Goicoechea es consultora en infancia, afectividad y protección. Para ella, el primer problema radica en que estos niños y niñas no se reconocen como víctimas de violencia de género, con unas características especiales y, por tanto, con un tipo de necesidades específicas.

“Los centros no tienen recursos adecuados, las personas profesionales que se ocupan de su tratamiento carecen de la formación necesaria. O son especialistas en el tratamiento de mujeres víctimas de violencia de género o son especialistas en infancia, pero no en el tratamiento de niños y niñas víctimas de violencia de género específicamente. Necesitamos formar un sistema de protección a las mujeres y a sus hijos e hijas, capaz de compaginar esas dos visiones y de actuar con cohesión y coordinación”, asegura.

La Ley de Medidas de Protección Integral de 2004 recoge en la exposición de motivos los efectos de la violencia de género sobre los niños y niñas, pero no especifica medidas concretas para atenderlos. Esta Ley se creó como respuesta a un contexto social que demandaba la atención a las mujeres.

“El hecho de que una madre acuda a un determinado recurso social para ser atendida como víctima de violencia de género y no exista la garantía de que este recurso va a contactar con el área de infancia y a coordinarse con sus profesionales, es lamentable”, asegura Ayllón. Para la especialista, sería necesario introducir de manera obligatoria la valoración de los hijos y las hijas de las mujeres que denuncian cuando el proceso llega a la Fiscalía.

En 2006, el informe publicado por Save the Children puso en evidencia estas carencias en la atención al colectivo. Desde entonces, las instituciones se han implicado en la respuesta a aquella denuncia con campañas sociales, creación de recursos terapéuticos especializados en varias comunidades autónomas o programas de formación para profesionales. Pero queda mucho por hacer y uno de los mayores impedimentos es el desconocimiento.

Invisibles.

“Pensar que un niño o niña es menos víctima de la violencia que sufre su madre porque, en vez de recibir también palizas o presenciarlas, las oye desde la habitación de al lado es no entender bien qué significa ser víctima de violencia. Los niños y niñas son víctimas directas de la violencia de género, víctimas de violencia psicológica y a veces también física” explica Horno.

Independientemente de que los niños y las niñas hayan estado presentes o no en escenas de violencia explícita, la tensión que se vive en estos hogares les afecta directamente y tiene consecuencias a corto, medio y largo plazo, afectando a todas las esferas de su desarrollo.

Los síntomas que sufren estos niños y niñas van desde síndromes postraumáticos como fobias, pesadillas, etc., hasta problemas de atención y concentración y muchas dificultades de relación, especialmente a la hora de establecer relaciones de confianza.

Para Consuelo Abril, portavoz de la Comisión para la Investigación de los Malos Tratos ante el Congreso, una organización de expertas y juristas que, además, cuenta con un departamento especializado en terapia con menores, “es prioritario trabajar con estos menores para que se recuperen y no reproduzcan la violencia que han vivido”.

“Tu hijo o hija sufre igual que tú”

La abogada insiste en ayudar a despejar dudas, temores, prejuicios que dificultan aún más este grave problema. “Las mujeres tienen que saber que van a tener la custodia de sus hijos e hijas de modo automático porque son víctimas de la violencia de género. Tienen que proteger a sus hijos, priorizarlos, separarlos de la violencia”. Para Abril “sería necesario cuestionar también el régimen de visitas a los padres que son maltratadores”.

La concienciación de las madres es fundamental. El maltrato a los hijos e hijas es una de las fórmulas que encuentra el agresor para hacer daño a su pareja. “En muchos casos las madres creen que los niños y niñas no se están dando cuenta”, asegura Pepa, “el momento en el que estas mujeres se dan cuenta de lo que están viviendo sus hijos es muy duro”. La especialista lanza a las madres un mensaje: “ellos también sufren, igual que tú”.

Muchos niños y niñas están viviendo en el terror de sus hogares sin que nadie se dé cuenta o sin que nadie haga nada por evitarlo. Esto pone de manifiesto que hay que fomentar los mecanismos de detección y prevención de la violencia de género. Un campo en el que el profesorado y el personal médico de atención primaria juegan un papel fundamental, pero que debe implicar a las organizaciones políticas y sociales y al conjunto de la sociedad. Y no sólo debemos plantearnos los mecanismos, sino la actitud y el emplazamiento ante un conflicto, una violencia que, aún en su cruel silencio, atraviesa las paredes y golpea en nuestras conciencias. Los niños y niñas son una parte de nosotros mismos como conjunto humano.

Fuente: Ameco Press. Gloria López.

“Los bancos son los auténticos culpables de la crisis”.

Entrevista a Carlos Martínez en El Faro de Vigo

Carlos Martínez habla de asuntos económicos con claridad y contundencia, algo de agradecer en estos tiempos de confusión. Martínez atribuye sin paliativos la responsabilidad de la crisis a los bancos, a sus inventos financieros al amparo de la desregulación, y advierte de que la salida va para largo. Preside ATTAC España, integrada por un movimiento ciudadano internacional que comenzó a gestarse en 1998 en torno a una idea del periodista español asentado en París Ignacio Ramonet. ATTAC lleva casi una década anticipando lo que ahora ha estallado, resultado, a su juicio, de la victoria de los mercados sobre la política. Esta semana participó en Gijón en la escuela de verano de UGT.

¿Dejamos atrás a la crisis, nos quedamos en ella, el fin de esto está cerca?

Nosotros advertimos desde hace más de diez años de que si se mantenían las políticas neoliberales, la desregulación de los mercados financieros, podría ocurrir lo que está pasando ahora. Desde esa misma perspectiva, y a la vista de las medidas que se están tomando, hay que decir que la crisis va para largo. No lo decimos solo nosotros, también es la opinión de Krugman, Stiglitz y otros prestigiosos economistas, como Juan Torres o Vicenç Navarro. No es una cuestión de que nos guste ser catastrofistas. Lo peor de la crisis es que produce sufrimiento a mucha gente y, sobre todo, a quienes tienen una posición económica más débil; pero la política de seguir favoreciendo a las oligarquías financieras, a la banca, para entendernos, va a propiciar que la crisis persista más tiempo. No hay medidas de apoyo a la economía productiva, a la economía real.

Sin embargo, no parece que desde la política haya un remedio fiable. Aquí se restringe la inversión en infraestructuras, mientras que Obama lanza un plan de carreteras de una dimensión inusitada.

Europa y Obama llevan la crisis de forma diferente. Yo me inclino por cómo lo está resolviendo Obama, sin estar de acuerdo con lo que está haciendo en su conjunto. En EE UU los sindicatos han sido escuchados y sí se les hace caso, en cuanto que se está expandiendo el gasto y se intenta insuflar aire a la economía productiva. En Europa se hace lo contrario, reducir gasto y provocar ahorro, con un único objetivo: garantizar la solvencia de los bancos. Obama busca una salida al estilo de la que Roosevelt puso en marcha a raíz de la crisis del 29, mientras que en Europa persisten las mismas políticas neoliberales que nos llevaron a esto.

En esta crisis se constata el total fracaso de la política frente al poder económico.

Desde hace años nosotros advertimos de la crisis que se estaba gestando por efecto de la dictadura de los mercados, y reivindico para ATTAC el “copyright” de la frase. Cuando hablábamos de esto hace más de una década la gente nos miraba raro, pero ahora los gobiernos justifican su política por la necesidad de contentar a los mercados y valoran la eficacia de sus medidas a tenor de una supuesta reactivación de la economía que solo son respuestas de la ingeniería financiera. Que los políticos esperen a ver si los mercados sonríen o no ante sus medidas es una constatación de la dictadura de esos mercados. La oligarquía financiera, por usar el lenguaje clásico, que domina en los países centrales del mundo occidental es la que está marcando por dónde tienen que ir las políticas. Y los mercados tienen nombres y apellidos: son los grandes bancos internacionales, los ricos que salen en la lista “Forbes”.

Para ellos las crisis nunca resultan mal.

Lo que ocurre es que el mundo está cambiando mucho, no es lo que era. Hay ciertas zonas del mundo que antes eran muy pujantes y ahora están en decadencia, y otras antiguas tierras de misión que ahora son las que empiezan a mandar. Junto a la crisis económica y social se está produciendo una crisis de valores, una crisis política y un cambio de hegemonía mundial. Esto es algo histórico, estamos viviendo una transición mundial.

¿Una transición hacia dónde?

Hacia un debilitamiento de los países tradicionalmente capitalistas, frente a los que están surgiendo potencias emergentes como China, India, Brasil, Rusia o Sudáfrica. No quiero decir que estos países sean el paradigma, porque están muy dualizados, existen grandes diferencias sociales o una pobreza difusa muy grande, pero en ellos se está conformando una nueva clase dominante que responde a sus intereses de capitalismo nacional. Estos países crecen, mientras que Europa y EE UU están en crisis. También mejoran sus condiciones de vida. Durante los ochos años de mandato Lula ha sacado a bastantes millones de brasileños de la pobreza extrema, ha realizado una política de reparto. Los chinos están empezando a darse cuenta de que tienen que invertir en ellos mismos y en su bienestar, y empieza a haber huelgas para mejorar las condiciones de vida. Esto se ha producido porque en Europa occidental hace tiempo se impusieron unas políticas nefastas de deslocalización y desmantelamiento de la industria. Y barcos siguen haciendo falta, lo mismo que lavadoras o televisores. Si no se fabrican en Europa, pues los harán los chinos. Las propias oligarquías occidentales han ayudado a que este fenómeno se produzca. Tenemos que estar atentos a todos estos cambios y ver si nos interesa seguir siendo aliados de los decadentes o trabajar con otra perspectiva internacional.

Al comienzo de la crisis se apuntaba como salida la refundación del capitalismo. Incluso Díaz Ferrán llegó a pedir la suspensión de las reglas del sistema. Dos años después, de eso no queda ni la intención.

Efectivamente, en aquel momento se aceptaban propuestas nuestras como la de la tasa Tobin para gravar los movimientos internacionales de capitales. Se perdieron dos años en los que las fuerzas de la izquierda no supieron reaccionar y esto ha provocado la reorganización de los mercados. Los grandes detentadores de la riqueza pegaron el puñetazo en la mesa y, en estos momentos, estamos en una fase clásica y vieja que consiste en la acumulación de capital. Las políticas de empeorar las condiciones de trabajo, precarizar el empleo, jugar con el miedo de la gente para quitarle derechos son algo muy antiguo. Si Díaz Ferrán pedía menos libre mercado era porque intentaba endosar al Estado sus pérdidas, que es lo que se ha hecho en este tiempo. Ahora volvemos a lo de siempre, a decir que el Estado no sirve y que hay que recortar, lo que también abre nuevos nichos de negocios vinculados a lo que ahora son servicios públicos. Estamos en un momento de marcha atrás y están surgiendo resistencias sociales y sindicales. Hay soluciones que no son complicadas pero que requieren de voluntad política.

Después de renunciar a buscar culpables de la situación ahora se apela a una especie de culpa colectiva que consiste en afirmar que todo esto sobreviene porque vivíamos por encima de nuestras posibilidades.

Echar la culpa de esto a todo el mundo me parece obsceno e insultante para mucha gente. Vivía por encima de sus posibilidades quien podía. La “burbuja inmobiliaria”, propiciada por los bancos, que ahora son los mayores propietarios de vivienda en España, provocó el endeudamiento de las familias, pero la gente no se endeudaba para irse de vacaciones a las Bahamas, se endeudaban para comprarse casa y coche. Los que aquí más se endeudaron fueron las grandes empresas y, sobremanera, las constructoras. Los auténticos culpables de la crisis son los bancos, con toda la ingeniería financiera que han hecho, con las hipotecas basura, presionando a los gobiernos para que se privaticen los servicios. El origen de esta crisis, que no es sólo financiera, sino también social por la pérdida de derechos, tiene treinta años de historia. Predomina una determinada forma de entender la banca, por eso nosotros defendemos la banca pública y nos oponemos a la privatización de las cajas de ahorros.

“Impuestos a los ricos, impuestos a la banca y gravar los movimientos especulativos”

Y su receta…, ¿en qué consiste?

Estamos por la subida de impuestos a los ricos. Los paraísos fiscales se han legalizado a través de las sociedades de inversión colectiva de capital variable (SICAV). Si un profesional urbano paga entre un 25 y un 30 por ciento a Hacienda, Amancio Ortega, el dueño de Zara, paga el 1 o el 2 por ciento. La banca tiene que pagar impuestos. Si aquí se cobrara la tasa que está previsto cobrar a la banca estaríamos hablando de 7.500 millones de euros, que suma un poquito más que el resultado de congelar las pensiones y recortar el sueldo a los funcionarios. Hay que gravar los movimientos especulativos de capital que se producen en todo el mundo, que con una tasa muy baja, con un recargo del 0,01 por ciento, generaría un volumen de dólares para luchar contra la pobreza y sustentar el Estado de bienestar.

Nada rompedor.

Estoy haciendo propuestas socialdemócratas, para que se me entienda, propuestas dentro del sistema, pero como se ha retrocedido tanto en el baile de las ideas, cualquier propuesta de racionalidad democrática parece revolucionaria, y ATTAC no es una organización revolucionaria. Pretendemos que todo lo que decimos sea desde un punto de vista científico comprobable, con las limitaciones que esto tiene en economía.

Entrevista realizada por Andrés Montes

Mujeres inmigrantes y Violencia de Género

El 40% de las mujeres fallecidas en 2010 por violencia de género eran extranjeras, a pesar de que la población foránea sólo representa el 12% del total. Apelar a la falta de civismo de sus maridos, por el hecho de ser extranjeros, es un error, según los expertos. El análisis de estas 21 muertes indica que influyeron otros factores. Las garantías legales, por ejemplo.

La ley da la misma protección a las sin papeles agredidas que a las españolas y a las extranjeras regulares (incluso, les concede un permiso de residencia “por circunstancias excepcionales” si hay sentencia condenatoria de maltrato). Sin embargo, las consecuencias de acudir a comisaría para unas y otras varían: cuando una indocumentada denuncia a un maltratador en dependencias policiales, además de atender su caso, se le incoa un expediente de expulsión del país.

“Por este motivo, muchas se muestran reacias”, denuncia Vladimir Paspuel, presidente de la asociación hispano ecuatoriana Rumiñahui. No obstante, la expulsión se paraliza hasta que haya una sentencia firme del juez, según el Artículo 31 de la Ley de Extranjería. Si no se logra demostrar el maltrato, se la expulsará.

Uno de los objetivos de esta medida es evitar las denuncias falsas, que las sin papeles simulen una agresión para obtener la documentación. Pero esto sólo ocurre en uno de cada 530 casos, según el informe que presentó en octubre de 2009 el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, defiende que en 2010 no se ha expulsado a ninguna sin papeles que haya acudido a comisaría por este motivo. Pero aunque no se haga efectivo, “la ley recoge la posibilidad de la expulsión y eso les aterra”, incide Paspuel.

El reglamento de la ley

Las asociaciones de inmigrantes tienen puesta su esperanza en el reglamento de la Ley de Extranjería, que se presentará en diciembre. Lorente se muestra cauto, “a la espera de los informes del Gobierno”, antes de anunciar posibles modificaciones del texto.

La nueva normativa de Extranjería aunó en diciembre de 2009 las leyes, directivas y resoluciones aprobadas al respecto en los últimos años. Pese al polémico cabo suelto de las no regularizadas, las normas han aumentado la protección a las víctimas (permisos de residencia independientes del maltratador, órdenes de alejamiento, acceso a casas de protección…).

“La legislación española es la más completa y la que más protege a las víctimas en Europa”, defiende Lorente. Sin embargo, además del miedo a ser expulsadas, muchas extranjeras se resisten a denunciar por otro motivo: “Carecen de una red social de apoyo en España, de familia y amigos. Aquí, muchas víctimas sólo tienen a sus parejas”, sostiene Paspuel.

Relaciones de poder

“El problema es la relación de poder que se establece”, opina la abogada Edurne de la Hera. La letrada pone como ejemplo “cuando el permiso de residencia de la mujer depende del hombre, porque lo obtuvo gracias a la reagrupación familiar. Si hay maltrato, una española puede irse de casa porque tiene familia o amigos, pero muchas extranjeras se sienten atadas. Y el maltratador lo aprovecha para someterla”.

Mariola, víctima latinoamericana de 24 años, critica la falta de formación en extranjería de algunos abogados. En teoría, en el juicio tendrían que haberle entregado un permiso de residencia independiente del de su pareja. “Pero nadie me asesoró, ha vencido el plazo y me he quedado sin papeles”. Sufrió agresiones durante un año. La primera vez, cuando estaba embarazada de cuatro meses. La última, después de dar a luz. Su pareja le rompió un labio, una ceja y un brazo. Al igual que el resto de víctimas del reportaje, su nombre es ficticio.

Lorente rechaza que el miedo a la expulsión sea determinante para no acudir a comisaría y esboza en tres líneas el porqué del 40% de víctimas extranjeras. En primer lugar, apela a la referencia cultural: “La violencia de género está relacionada con el dominio y el sometimiento de la mujer. Y en algunos países, está más arraigado”. Además, “al llegar a España, la mujer suele integrarse más rápido por la tipología de trabajos que desempeña y por su participación en más redes sociales. El agresor teme esta autonomía y, a veces, se cree ridiculizado. Cuando ella le va a dejar, se siente aún más cuestionado. Es entonces cuando se producen la mayoría de las muertes”.

No obstante, Lorente resta importancia a la procedencia de los agresores y se centra en la edad de los inmigrantes que viven en España. Para él, es el indicador más importante. Gran parte de las discusiones de pareja y casos de violencia de género los protagonizan personas de entre 21 y 50 años. El 46% de la población está en este tramo. “Entre la colonia inmigrante es aún mayor: el 64%. Y esto les hace ser más propensos”, asegura.

Mayor castigo para foráneos

Por otra parte, las sentencias tienen mayores consecuencias para los extranjeros que para los nacionales, porque suelen impedir la renovación de sus permisos de residencia.

“A veces, son excesivas”, reflexiona Laura, también víctima latina de 24 años. Por un momento quita peso a su condición de maltratada. Hace pocas semanas que salió de un centro de protección.

¿Mereció la pena denunciar al maltratador? Sus dos hijas enfermas son lo único que le hace vacilar. “Ahora, al tener antecedentes penales, mi ex marido ya no podrá renovar su permiso de residencia, ni trabajar, y no habrá dinero para pagar la operación de las niñas. Sin papeles, yo tampoco consigo trabajo”, lamenta. Incluso sus propios padres le recriminaron en su día que denunciase a su pareja: “Tienes que pensar en ellos, en tus hijos, no en ti”, le instigaron.

Apenas llevaba seis meses en España cuando recibió el primer puñetazo. “Si no le hubiera denunciado, la siguiente vez me podría haber matado”, valora unos minutos después. “En el fondo, sí que mereció la pena denunciarle. Fue la única forma de asegurar que seguiría con vida”, concluye.

Fuente: Público

La causa de la crisis.

Mucho se ha escrito sobre los factores que nos han llevado a la crisis económica más importante que hemos sufrido desde la Gran Depresión de inicios del siglo XX. Pero poco se ha dicho de las raíces de tal crisis, que es la enorme polarización de las rentas a ambos lados del Atlántico, consecuencia, en gran parte, de la aplicación de las políticas neoliberales desarrolladas por la mayoría de gobiernos de la OCDE (el club de países más ricos del mundo) desde los años ochenta.

La revolución neoliberal iniciada por el presidente Reagan en EEUU y por Thatcher en Reino Unido ha creado, al aplicarse sus políticas (disminución de los impuestos de las rentas superiores, aumento de la regresividad fiscal, desregulación de los mercados laborales con el fin de debilitar a los sindicatos y a la fuerza laboral, disminución del gasto público, dilución de los derechos laborales y sociales, entre otras medidas) un enorme crecimiento de las rentas superiores a costa de las rentas medias e inferiores. En otras palabras, las rentas del capital se han disparado a costa de las rentas del trabajo, que han disminuido. Es decir, en lenguaje claro, los ricos se han convertido en súper ricos a costa de todos los demás (clase trabajadora y clases medias). Y ahí está la raíz del problema, la realidad más oculta y silenciada en nuestros medios.

Miremos los datos y analicemos los del país donde se inició la crisis: EEUU. Según afirma el que fue ministro de Trabajo bajo la Administración Clinton, Robert B. Reich, en el artículo How to end the Great Recession (The New York Times, 03-09-10), el salario medio del hombre trabajador (ajustado a la inflación) en aquel país es más bajo hoy que hace 30 años. Este descenso ha forzado a las familias estadounidenses a que –a fin de mantener su nivel de vida– más miembros de la familia trabajen, siendo ello una de las causas más importantes de la integración de la mujer al mercado de trabajo. Mientras que sólo el 32% de las mujeres con niños trabajaba en 1970, hoy lo hace el 60%. Otra manera de compensar la bajada de salarios ha sido aumentar las horas de trabajo. El trabajador en esta década está trabajando 100 horas más al año (y la trabajadora 200 más) que hace sólo 20 años.

Pero, incluso con estos cambios, la capacidad adquisitiva de las familias ha ido bajando, lo cual les ha forzado a endeudarse. Las familias estadounidenses se endeudaron hasta la médula, lo que pudieron hacer porque el aval de sus deudas, la vivienda, iba subiendo de precio. Hasta que la burbuja explotó. Y ahora las familias tienen una enorme deuda. Nada menos que 2,3 billones de dólares.

Hasta aquí la descripción de lo que ha pasado con la mayoría de la población. Veamos ahora qué ha pasado con los ricos. El hecho de que la masa salarial (la suma de los salarios) fuera descendiendo como porcentaje de la renta nacional (y ello a pesar del aumento del número de trabajadores) quiere decir que las rentas del capital iban subiendo. Lo que esto significa es que el crecimiento de la riqueza del país (lo que se llama el crecimiento del PIB) beneficiaba mucho más a las renta superiores (que derivan su renta, en general, de la propiedad) que al resto de la población (que deriva su renta del trabajo). Como consecuencia, los ricos se convirtieron en superricos. El 1% de la población que poseía el 9% de la renta nacional en los años setenta del siglo XX, ha pasado a gozar ahora del 23,5% de la renta total, el mismo porcentaje, por cierto, que cuando se inició la Gran Depresión al principio del siglo XX. Y ahí está el problema. Como dice Robert B. Reich, los superricos tienen tanto dinero que consumen un porcentaje menor de su renta que el ciudadano normal y corriente. O sea, que el 23,5% de la renta nacional que controlan se utiliza menos en consumo y demanda que si lo tuvieran personas normales y corrientes. La demanda total, que es la que mueve la economía (pues es la que estimula el crecimiento económico y la creación de empleo) ha descendido dramáticamente, en parte porque la mayoría de las familias ha perdido gran capacidad de consumo y los superricos han sacado del consumo el 23,5% de la renta total del país, consumiendo mucho menos que el ciudadano medio.

Y por si esto fuera poco, la situación se agrava incluso más como consecuencia de que los superricos depositan su dinero en paraísos fiscales y/o invierten en actividades especulativas que tienen elevada rentabilidad, como los famosos hedge funds, facilitado por la desregulación de los mercados financieros. Y ahí está la raíz de la crisis financiera y el colapso del sistema bancario, que ha sido salvado con fondos públicos –es decir, impuestos– procedentes de las familias profundamente endeudadas.

La solución es fácil de ver. Se requiere una redistribución de las rentas de manera que el 1% de la población vuelva a tener el 9% de la renta nacional (en realidad, con el 3% bastaría). Con ello se aumentaría el consumo, y así el estímulo económico y la creación de empleo. Es más, las intervenciones redistributivas del Estado generarían más recursos públicos, con los cuales se podría, incluso, crear más empleo, resolviendo el mayor problema que hoy existe, que es el elevado desempleo. Pero los superricos, junto con los ricos y las clases medias de rentas altas (el 20% de la población) se oponen por todos los medios a estas políticas redistributivas. Esto ocurre en EEUU (como lo atestiguan los enormes problemas con los que se enfrenta la Administración Obama, en su intento de gravar a las rentas superiores y crear empleo público) y también en los países del sur de la UE, incluyendo España. Estos países tienen las mayores desigualdades de renta de la UE-15, lo cual explica que sean también los más afectados por la crisis. Y en España, el Gobierno socialista ni se atreve a subir los impuestos de los superricos. Ello muestra que la causa de la crisis es política: la excesiva concentración del poder económico y político en nuestras democracias.

Vicenç Navarro

  • Consejo Científico de ATTAC España.
  • Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra.
  • Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University.

Megautopistas inalámbricas.

Hace unos días intercambié unos correos con uno de los activistas de Antena No Getxo que, a su vez, intercambió informaciones y opiniones con otras personaspreocupadas por la contaminación electromagnética (CE). Charlamos sobre cómo podría ser a medio e incluso a corto plazo la evolución de las telecomunicaciones y su relación con la CE.

La conclusión de que podría ser posible que las operadoras pueden estar meditando la posibilidad de unir todas las antenas emisoras/receptoras, creando una gigantesca autopista inalámbrica. Un ejemplo de esto es la idea del desarrollo de femtoceldas privadas en casas, oficinas y fábricas, pero pensamos que dentro de poco se tratará de ir mucho mas allá de estas femtoceldas, con nuevos dispositivos y tecnologías inalámbricas que saquen al mercado y interconectando todo lo ya existente de una manera muchísimo más eficiente pero claro, también más contaminante, por si no fuera poca la actual electropolución.

Es decir, cada antena receptora/emisora (todas), de empresas, de particulares y públicas, se convertiría en un tramo de esta autopista inalámbrica y por cada una de estas antenas circulará información (puede que también además de información, se transmita energía para que los móviles y ordenadores portátiles, así como otros aparatos, estén siempre cargados, se encuentren donde se encuentren…), tanto del usuario de esa antena como de los usuarios que tiene más cerca, los cuales harán lo propio respecto a sus propias antenas y así con todo el mundo.

Cualquier antena buscará para transmitir información otra similar que tenga cerca, como es lógico. Así un usuario usará su móvil que irá a su femtocelda, la cual estará conectada vía inalámbrica con otras femtoceldas, por las que circulará la información de ese usuario y de otros cercanos. A su vez estas femtoceldas terminarán por mandar esa información a picoantenas que estén fuera de las casas que se mandarán la información entre ellas, pasando a su vez esa información a las antenas de los bluetooth de los coches (los nuevos modelos seguramente estarán ya equipados todos con bluetooth). Por otro lado, estas antenas de los coches emitirán a las antenas de los ordenadores inalámbricos (tanto portátiles como caseros, los wifis…), los cuales emitirán hacia las antenas de los teléfonos DECT (los inalámbricos de sobremesa), que mandarán su señal hacia los receptores de los sistemas wimax.

También es muy posible que a su vez los propios móviles estén comunicados directamente con sus propias antenas usando para transmitir sus señales las antenas de los móviles cercanos hasta llegar la señal al móvil deseado (no nos olvidemos que tanto el móvil como el ordenador portatil inalámbrico, tienden a confluir en un futuro cercano en una misma cosa). También se conectarían con las antenas de las estaciones base de toda la vida, las cuales se comunicarían entre si y transmitirían esa información a otras antenas y a los satélites que cubren todo el planeta. Se buscaría una cobertura casi del 100% y funcionaría prácticamente a nivel planetario.

Se podría utilizar así prácticamente cualquier antena existente en este circuito. El negocio estará en el gasto personal y no en el uso de esta megaautopista inalámbrica. Se podría vender a la ciudadanía que así al haber tantas antenas, estas van a emitir a menos potencia y serán necesarias menos estaciones base de las de siempre y que va a tener una cobertura casi perfecta en cualquier punto (dentro y fuera de edificios), tanto en imagen, sonido, documentos, etc., con banda ancha y gran velocidad, además este sistema permitiría bajadas en las tarifas, tan atrayente.

La mayoría de personas tienen móviles, además de wifis y DECTs en casa y puestos de trabajo. Otros muchos tienen ordenadores portátiles inalámbricos. Muchos coches ya tienen bluetooth, si a eso le unimos otros sistemas como los wimax, las estaciones base de toda la vida y las picoantenas, que son cosas que ya existen, que ya están desplegadas, nos encontramos que esta autopista inalámbrica a día de hoy es ya parcialmente un hecho. En un futuro cercano a todo esto habrá que sumarle femtoceldas, televisiones con conexión a internet, etc.

A su vez esta megaautopista inalámbrica estará conectada con otra megautopista alámbrica, que irá por cable, fibra óptica, cable normal, red eléctrica usada para mandar información, etc.

No sabemos si todo esto es sólo ciencia/ficción o algo posible e incluso muy probable y a corto plazo, cuesta bastante preveer el futuro y mas aún si no eres profesional, pero hay cosas que ya se van viendo, cada vez hay mas aparatos inalámbricos caseros y mas que proyectan desplegar (caso de las femtoceldas), es posible que esto no se haga de golpe sino que lo vayan haciendo por partes.

El tema es complicado pero no imposible. El futuro pasa por algo similar a lo que hemos descrito, transmitir y recibir cualquier cosa desde cualquier parte del mundo a gran velocidad y con gran calidad y para esto tendrán que utilizar casi todas las posibilidades.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo contiene un capítulo sobre la enfermedad de la hipersensibilidad a los campos electromagnéticos que cada vez sufren más personas.

Fuente: Miguel Jara

Cuando a un cateto con dinero se le da protagonismo, ocurre esto…

Veinte Hombres Planean Matar a su Mujer, Según las Estadísticas

«Quince o veinte hombres están pensando ahora mismo en matar a su mujer». Es un planteamiento teórico, pero provocador el que desgrana Miguel Lorente, delegado del Gobierno para la Violencia de Género. Se basa en datos objetivos (una media de 5,2 víctimas asesinadas al mes) y en una inferencia: se está produciendo un efecto imitación en este tipo de violencia, igual que ocurre con los suicidios o con los incendios provocados.

No es culpa de nadie, pero todos tenemos algo de responsabilidad. Estamos ante lo que Lorente llama «criminales morales», con sus elaboradas convicciones a lo largo del tiempo y «sus» argumentos cargados de razón, que van llenando de resentimiento, de ahí que se sepa que hay un grupo de varones que albergan la idea del asesinato. Esa es la razón que explica también por qué el 40 por ciento de estos agresores se suicidan o lo intentan tras cometer su crimen.

«Cuantos más mensajes perciba que apoyen su idea, más se refuerza» —explica Lorente—. La imagen de la víctima muerta en mitad de la calle; su madre que la llora, las amigas descompuestas… «Así la tengo que ver yo», piensa el que se convertirá en futuro asesino mientras elabora su plan. La imitación desencadena acumulación de asesinatos en cortos periodos de tiempo —en abril y julio hubo nueve mujeres muertas cada mes—, por un lado, y repetición de formas de matar extrañas, por otro. Solo hay que observar este septiembre. El día 10 un hombre de Guinea Bissau mató a martillazos a su ex pareja; cinco días más tarde, un español acabó de la misma forma con la vida de su mujer, de la que se estaba separando, en un pueblo de La Coruña. La semana pasada, otro maltratador decapitó a su ex mujer en Córdoba antes de suicidarse; se lanzó desde un poste eléctrico cuando iban a detenerlo. Su imitador degolló a su antigua pareja, que vivía aterrorizada, siete días después en Moncada (Castellón).

La guerra de cifras es una de las constantes al hablar de violencia machista: 52 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año y hay tres casos más que se investigan, según datos del Ministerio de Igualdad. De confirmarse las muertes en estudio, ya se habría llegado al total del año pasado que fue, es cierto, el menos sangriento de la década.  Así estamos ante un terrible 25 por ciento de aumento de la peor cara de la violencia machista, la que nunca tiene vuelta atrás, y eso mientras ha descendido el número de denuncias y según datos de la Fiscalía y de Interior se han producido menos faltas y delitos en el ámbito de la violencia familiar en lo que llevamos de año. La caída de denuncias, al contrario de lo que se piensa, es un mal indicador. Algunos de los datos de este «terrorismo doméstico» provocan dentelladas: solo una de cada cuatro mujeres ya enterradas había denunciado este año (13).

«Tenemos que mejorar el elemento de seguridad en cuanto a valoración del riesgo, las herramientas que nos pueden ayudar a identificar mejor si una víctima corre peligro», señala el forense Lorente. La psicóloga María José Bueno, responsable del Área de violencia de la Federación de Mujeres Progresistas, coincide. «Denunciar no es la panacea, pero sí el mecanismo necesario para activar los elementos de seguridad y protección». No se sabe a ciencia cierta por qué han descendido las denuncias aunque hay algunas pistas.

Denuncias falsas

«La campaña de ciertos sectores en torno a las denuncias falsas de mujeres les está haciendo mucho daño», sostiene Lorente. «Si perciben una actitud crítica hacia ellas, se retraen a la hora de pedir ayuda». «La respuesta judicial, a veces insuficiente, provoca que se retiren del proceso», explica la psicóloga María José Bueno. «Y para muchas víctimas es inasumible pensar en que el padre de sus hijos, la persona a la que tanto han querido puede acabar en la cárcel si ellas le señalan con el dedo».

El tercer motivo pasa por la «victimización» en la que a veces se ven inmersas. No todos los servicios de atención están a la altura. «Con un buen parte de lesiones, es raro que haya problema. Cuestión distinta es el caso de la violencia psicológica que machaca y anula como la peor bofetada o paliza. Aquí queda mucho por hacer», recalca Bueno.

Esta semana el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ofrecía un dato contundente: 37 mujeres están en situación de riesgo extremo o lo que es lo mismo: cualquiera de ellas puede ser la siguiente de la lista negra. Además hay otras 32.848 víctimas que cuentan con protección. Cada una no puede tener un policía en su puerta, pero existen algunos instrumentos para valorar ese peligro: si el individuo tiene armas, si está sometido a una situación de especial estrés, si bebe o se droga, aunque estos consumos no tienen nada que ver con los asesinatos. Todo suma y todo asusta. Por eso, para quitar ese miedo y que la violencia entre cuatro paredes quede sin condena, los fiscales acaban de proponer que las maltratadas tengan que declarar de forma obligatoria contra su cónyuge. Lo contrario, la dispensa, se ha convertido en una vía de escape e impunidad.

Fuente: ABC

Chantaje.

En palabras del vicepresidente del Banco Santander, Alfredo Sáenz, “cualquier ataque o solución” dirigido “erróneamente” sobre el sector bancario, o lo que es lo mismo, si se impone algún tipo de impuesto a la banca, en la línea de lo que ha hecho, por ejemplo, hace unos días Alemania, se producirá un acceso al crédito “menor y más caro”.

O sea, dicho en román paladino, que como al gobierno se le ocurra imponer algún tipo de impuesto al sistema bancario y financiero, los bancos reaccionarán cortando aún más el grifo de un crédito que, en estos momentos y para el caso de muchas entidades, sólo pueden mantener gracias a que el gobierno ha dedicado durante esta crisis recursos equivalentes al 13% del PIB para evitar que quebraran. Recursos que se han pagado con nuestros impuestos, por si conviene recordárselo a Alfredo Sáenz.

No puede existir expresión más abierta y al mejor estilo gansteril y cuasi mafioso del chantaje al que los bancos tienen sometidos a este gobierno y frente al que este gobierno no reacciona. Porque, al parecer, en Alemania o los banqueros no tienen narices de ponerse tan gallitos o igual creen que navegan en el mismo barco que el resto de la economía y no montados en una nave galáctica como se creen los nuestros.

Alberto Montero – La Otra Economía


Igualdad explicará cómo tratar la violencia machista en los medios de comunicación

El Ministerio de Igualdad quiere impartir cursos a los periodistas en materia de violencia de machista. A través de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, el ministerio de Bibiana Aído ha remitido una carta a los medios de comunicación para ofrecer dichos talleres a sus redactores.

El delegado en la materia, Miguel Lorente, incide en la importancia de “mejorar la forma de informar sobre violencia de género, no sólo para concienciar sino para no generar elementos que puedan suponer un mayor riesgo” para las víctimas.

Los cursos se realizarán en las propias redacciones para que acuda el mayor número de personas. Y cómo material de trabajo utilizarán “el que ellos mismos elaboran para ver aquellos elementos que son positivos y tratar de corregir y mejorar aquellos aspectos que pueden actuar en sentido contrario, tanto por el contenido como por la forma de abordarlo”, explica Lorente.

El objetivo es “hacerlo primero” en las redacciones de contenidos “informativos” y después, a las de “entretenimiento, donde hay mucho sector social que recibe mensajes que pueden ser equívocos”.

Asimismo, Lorente confirma que se celebrará una reunión del Ministerio de Igualdad con las comunidades autónomas a la vuelta del verano para tratar, entre otros, la cobertura informativa de la violencia de género “para que la información que den sea útil para el objeto de informar, de formar opinión y actuar críticamente con los maltratadores”.

Evitar el efecto imitación

Lorente sostiene que en la sucesión de crímenes machistas influye un “efecto imitación” por el que un agresor que ya tiene en mente matar a su víctima, recibe por los medios de comunicación elementos como para precipitar su decisión y llevarla a la práctica, teoría que ha sido cuestionada en sede parlamentaria por el Grupo Popular.

“El efecto imitación existe, lo que tenemos que identificar es cómo se produce y en qué casos se lleva a cabo”, explica el delegado del Gobierno, para quien “la repetición de conductas es algo muy humano” y muchas veces el agresor “necesita elementos que refuercen su decisión”.

No obstante, aclara que “eso no quiere decir que el efecto imitación sea el precipitante ni el único elemento, que siempre será la voluntad del agresor”. “Pero se trata de elementos que facilitan o no facilitan y tenemos que entender que actúa en un porcentaje de casos, aunque bajo, y que lo hace de manera muy diferente y muy distinta respecto de unos agresores u otros”, añade.

Fuente: El Mundo

Jackson Hole, cumbre de banqueros.

El pasado fin de semana, el viernes 27 y el sábado 28 de agosto, tuvo lugar en la localidad estadounidense de Jackson Hole, a muchos metros por encima del nivel del mar y de los simples mortales, la habitual cumbre de banqueros que se viene celebrando, desde hace años, en esta reputada y exclusiva estación de esquí del estado de Wyoming.

Una cumbre de banqueros, aquelarre la han llamado en algunos medios, no es cualquier cosa. En Jackson Hole se reúnen, corporativamente, algunos de los hombres más poderosos del mundo. Nada más y nada menos que los máximos dirigentes y responsables de los bancos centrales de las principales potencias económicas y políticas del planeta, como el norteamericano B. Bernanke, Presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos ( FED ), el Banco Central de ese país, y de quién Paul Krugman ha dicho que ” ve el mundo con ojos de banquero privado”, o el francés J.C. Trichet, Presidente del Banco Central Europeo, u otros muchos gobernadores de bancos centrales, sin faltar tampoco, por supuesto, influyentes directivos de algunos de los mayores bancos privados del mundo, como Goldman Sachs, Morgan Stanley, etcétera.

No es el Club Bilderberg, pero parece un pariente no muy lejano, y aunque solo sea por aquello de que, como recuerda el economista colombiano L..J. Garay,  ” grandes dueños, administradores, y gestores del capital, y algunos grandes especuladores definen buena parte del rumbo del mundo”, conviene saber de qué tratan, sobre qué versan, sus reuniones.

En fin, celebrada bajo el signo de la desaceleración del crecimiento económico de Estados Unidos, barruntando la posibilidad de una recaída de la economía estadounidense en la recesión y, por lo tanto, el recrudecimiento de la crisis sistémica, lo más sobresaliente de la cumbre o aquelarre de banqueros de Jackson Hole ha sido la manifestación de un temor, en algunos de un convencimiento, la crisis puede durar aún muchos años, una década se ha llegado a decir, una ”década perdida”, o sea diez años  de escaso o nulo crecimiento económico de las economías occidentales. Y como si de un Jefe de Estado o de Gobierno se tratase, el Presidente de la FED, B. Bernanke, anunció que en ese caso él (no el Presidente Obama) tomaría ” medidas no convencionales” para asegurar el crecimiento y evitar la recesión y la temida deflación.

Toda una declaración y demostración de quienes adoptan, en realidad, las decisiones que marcan buena parte del rumbo del mundo. No es la democracia, el gobierno del pueblo, es la mercadocracia, el gobierno de los mercados y del capital financiero que los controla.

Francisco Morote – ATTAC Canarias

La mayoría de mujeres maltratadas ha pensado en suicidarse

El suicidio continúa figurando como un camino de salida falso para las mujeres que sufren violencia machista. El 80 por ciento de la población femenina maltratada ha pensado en suicidarse, mientras que un 64 por ciento de ellas lo ha intentado.

Así lo confirma un estudio que englobó los casos de 100 víctimas de violencia de género durante el año 2005. La investigación ha sido publicada en el libro “Suicidio y violencia de género”, en el cual se presentan los datos derivados de un análisis en siete comunidades autónomas en centros de acogida y puntos de atención a víctimas de maltrato.

Con el fin de visibilizar estos datos y trabajar para que los niveles del suicidio en la población femenina sean considerados como una prueba de la comisión de delito de inducción al suicidio, la abogada Cruz Sánchez de Lara, debatió y analizó este tema la tarde de ayer en el Taller-Conferencia; “Violencia de género y suicidio”, realizada en la sede de la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género.

“Es necesario que se tenga en cuenta el riesgo de suicidio que sufren las mujeres sometidas a violencia doméstica” aseguró la abogada, y llamó la atención acerca de que las estadísticas de suicidio se deben tener en cuenta las variables e incidencia para poder castigar jurídicamente a los hombres que ejercen violencia contra ellas y las “inducen” al suicidio.

“Los hombres que llevan a las mujeres que maltratan a la muerte deben ser culpables por ello. Las mujeres no son conscientes de que son víctimas de violencia y elijen el camino falso; de forma desesperada ven la muerte como una solución” explicó Sánchez de Lara al nutrido aforo que se acercó a debatir y comentar el estudio.

Según la investigación, un 73% de las mujeres que quería morir tenían hijas e hijos, el método más utilizado para el intento de suicidio fue la ingesta de pastillas y el 69% de las mujeres que atentó contra su vida había sido víctima de maltrato físico y psicológico. Sin embargo, las parejas de esas mujeres no se sintieron culpables de sus actos violentos y las culparon a ellas de intentar quitarse la vida.

“La reacción de las parejas no era la de sentirse culpables, ellos terminaban culpándolas a ellas por intentar suicidarse” agregó la también responsable del área jurídica de la Plataforma de Mujeres Artistas.

La conferencista y el público participante coincidieron en trabajar para que el sistema sanitario de España “contemple el suicidio en mujeres víctimas del maltrato como un factor y una evidencia de la comisión del delito, pudiendo incluso condenarse en concurso con el delito de inducción al suicidio a los maltratadores”.

“Jurídicamente las mujeres no estamos protegidas completamente. No tenemos un sistema que nos proteja en estos casos, y como muchas mujeres maltratadas no saben que lo son, y no denuncian, la problemática aumenta” indicó Cruz Sánchez.

El libro es un trabajo de investigación realizado por el forense Miguel Lorente, la abogada Cruz Sánchez de Lara y la psicóloga Covadonga Naredo.

Fuente: Ameco Press. Argelia Villegas López.

Denuncia la Pedofilia (PEDERASTIA) – Combate la Pornografía Infantil YA!

¿Qué es la Pedofilia?

Indice:

a. Se distinguen dos variantes en la pedofilia.
b. Características personales y sociales del sujeto.

I. LA SITUACION

1. La Perspectiva Social
1.1 Nivel Internacional – Prostitución Infantil.
1.2 Nivel Familiar – Incesto.
1.3 Nivel comunitario – Pederastia.
a. Las circunstancias.
b. La personalidad del agresor.
c. El aparato judicial.

2. Perspectiva psicológica.
2.1 La leyenda griega de Sófocles.
2.2 La estructura triangular de la pedofilia.

3. Perspectiva ética.

II. EL PROBLEMA

1. Lugar del menor en la sociedad.
2. Actitud de los adultos en relación a los menores.
a) El menor como sujeto.
b) El menor como objeto.

III. CONSEJOS PARA NIÑOS QUE NAVEGAN POR INTERNET

Pedofilia

Es la presencia de fantasías o conductas que implican actividad sexual entre un adulto y un niño.

Puede darse de diferentes formas: en relación a la orientación, puede ser de tipo heterosexual, homosexual o ambas; en relación a objeto, éste puede ser exclusivamente pedofílico o no.

Las conductas de la pedofilia van del simple exhibicionismo hasta la penetración. El adulto suele ganarse la confianza y el cariño del niño para luego llevar a cabo sus objetivos.

a. Se distinguen dos variantes en la pedofilia:

La sentimental homoerótica y la agresiva heterosexual. Los sentimentales homoeróticos tienen poco interés por las mujeres, toda su capacidad sexual se concentra en los niños, concretándose bajo la forma de caricias que le provocan el orgasmo. Los agresivos heterosexuales intentan satisfacer sus impulsos con niñas, con métodos que van desde la seducción a la violencia.

b. Características personales y sociales del sujeto:

En su mayoría los pedofílicos son hombres, menos agresivos que los violadores; muchos de ellos son alcohólicos o psicóticos de mente torpe o asociales, y su edad fluctúa entre los 30 y 40 años; generalmente, de fuertes convicciones religiosas, en general, son hombres débiles, inmaduros, solitarios y llenos de culpa.

La personalidad del agresor de mediana o mayor edad es de un individuo solitario y con dificultad para establecer relaciones heterosexuales normales, suele tener baja autoestima, con pocos recursos para enfrentar situaciones de stress y frecuentemente abusa del alcohol y/o sustancias. Por lo general, no presenta trastorno psicopatológico. Sin embargo, se ha visto que dos tercios de los reclusos pedofílicos maduros llevaron a cabo esta conducta en momentos que sufrían de situaciones estresantes.

El pedofílico no se acerca a los adultos debido a que teme ser castrado por ellos, que son representantes de sus padres, hacia los que dirige sus impulsos incestuosos.

Se identifica con su madre y se relaciona con los niños de la misma manera como añora que debiera ser su relación con ella, por ese motivo es que elige a niños que puedan representarlo a él mismo. El temor a la castración intensifica su narcisismo, por la necesidad de protegerse a sí mismo.

Poco se sabe de las causas, pero se dice que una de ellas es el aprendizaje de actitudes negativas hacia el sexo, como experiencias de abuso sexual durante la niñez, sentimientos de inseguridad y autoestima baja, con dificultad en relaciones personales; lo que facilita la relación adulto-niño.

En algunos casos de pedofilia resulta beneficiosa la técnica de la desensibilización encubierta, en la que se asocian los factores estimulantes para el sujeto con situaciones aversivas que resultarían de la expresión de sus impulsos; al avanzar el tratamiento se entrena a los pacientes para que imaginen la atracción por mujeres adultas.

Frecuentemente se observa una disminución de la atracción hacia las niñas y una disminución aún mayor en la ansiedad producida por las mujeres.

El I Congreso Mundial contra la exploración de los menores, realizado en Estocolmo del 27 al 31 de agosto de 1996, estableció un plano de acción coordinador entre los diferentes Estados y los Servicios policiales internacionales. Con todo, las cuestiones de fondo sobre el significado e las causas de la pedofilia permanecen abiertas.

I. LA SITUACION

A través de tres perspectivas, social (1), psicológica (2) y ética (3), daremos una visión de conjunto sobre la exploraciónsexual de los menores en la sociedad y presentaremos una nueva comprensión del menor “víctima – sexual”, con las posibles implicaciones preventivas y terapéuticas.

1. La Perspectiva Social

El abuso sexual de los menores puede acontecer dentro del cuadro familiar (incesto), en el ámbito comunitario (pederastia) o a nivel internacional (prostitución infantil).

1.1 Nivel Internacional – Prostitución Infantil

En el Congreso de Estocolmo se reclamó la atención para los dos millones de menores explotados sexualmente en todo el mundo y para las nuevas y sofisticadas formas de esta industria criminal contra la humanidad que mueve, anualmente, muchos millones. Asia es el continente más afectado, con cerca del 600 mil criaturas prostituídas en Filipinas, 300 mil en la India, , 250 mil en China y 30 mil en Sri Lanka y Nepal.

Los tentáculos de esta red ignominiosa internacional se extienden desde Brasil, con 500 mil menores prostituídos, y los Estados Unidos, con 300 mil, hasta los países de Europa, como Bélgica, donde el nefasto pedófilo Marc Dutroux, con sus sótanos de tortura y aberraciones sexuales con menores, conmovió recientemente al mundo.

En Portugal no hay estadísticas publicadas, pero se calcula que cerca de 900 menores en ambientes y grupos marginados, se prostituyen en la periferia y centro de las grandes ciudades, o están implicados en la red internacional del prostitución.

En la mayor parte de los países del Este de Europa no existe legislación alguna contra la prostitución infantil. En Bucarest, hay cerca de 2 mil niños en la calle, que se venden por un dólar o tres hamburguesas. En Hungría, las adolescentes de 13 o 14 años maquilladas, venden su cuerpo en las autopistas a los automovilistas extranjeros de países occidentales.

Alemania es el país con mayor número de turistas sexuales y de mayor demanda de material pornográfico. Le siguen Estados Unidos, Australia, Francia y Nueva Zelanda. Más del 60% de las jóvenes prostituídas de Berlín provienende los países del Este y, muchas veces, se contentan con la remuneración de una cama limpia, un poco de comida y una ducha caliente.

Los Pedófilos de todo el mundo se comunican entre sí a través de imágenes servidas por medio de técnicas sofisticadas, como internet. Entre las causas de pedofilia mencionadas en el Congreso de Estocolmo, está la pobreza, que induce a muchos padres a prostituir a los hijos para sobrevivir, la urbanización no planificada, las migraciones, la desintegración familiar y el miedo al contagio de sida.

1.2 Nivel Familiar – Incesto

– La sexualidad de los hijos es motivo de conflicto para los padres.
– Las manifestaciones púberes de los adolescentes vienen a despertar en los padres problemas no resueltos de su propia Adolescencia.

Todo lo que acontece en la adolescencia en relación con la sexualidad, acontece del mismo modo en la crisis de mediana edad de los padres, pero en sentido inverso.
Al canto del cuco en la primavera corresponde el canto del cisne em el otoño, La melodía es la misma. El deseo es el que es diferente. Es en este contexto familiar conflictivo, agravado por la desintegración de la vida familiar, por la precocidad sexual de los niños, por el abuso de poder de los adultos y por las perturbaciones de comportamiento de los padres, que se infiltra el acto incestuoso. El incesto es una violencia sexual que transgrede las leyes de la vida familiar y perturba la armonía entre padres e hijos. El paso al acto incestuoso es siempre desestabilizador del orden afectivo y sexual de la víctima e del agresor.

El incesto compromete a los miembros de la familia a guardar silencio, bajo amenaza de ruptura y de desintegración familiar. Se calcula que el 65% de las mujeres fueron víctimas alguna vez, durante la infancia, de un acto de abuso sexual Incestuoso.
El incesto padre-hija es el más frecuente y sus consecuencias perniciosas se hacen sentir.

En la infancia, como fracaso escolar, como perturbaciones de comportamiento, fobias en relación a la sexualidad, sexualización de las relaciones (perversiones, precocidad sexual), etc.

En la adolescencia, como dificultades en la identidad femenina, rechazo de la imagen corporal, estados depresivos graves, perturbaciones alimentarias (anorexia) y otras, delincuencia y prostitución, etc.

En la adolescencia, como dificultades en la identidad femenina, rechazo de la imagen corporal, estados depresivos graves, perturbaciones alimentarias (anorexia) y otras, delincuencia y prostitución, etc. En la madures, con crisis afectivas frecuentes, depresiones, disfunciones sexuales en la relación conyugal (frigidez, vaginismo, etc) y proyección de las propias fantasías incestuosas en la sexualidad de los hijos.

En la vejez, con brotes de angustia y depresión suicidaria, sobre todo al comienzo de la menopausia.
En una muestra de 95 casos de relación incestuosa (Estados Unidos, 1989), 42 casos tuvieron lugar entre padre e hija, 26 entre hermanos, 17 entre abuelo y nieta, y 10 entre primos y otros.

1.3 Nivel comunitario – Pederastia

El abuso sexual por pederastas de la calle es traumático pero ocasional y, raras veces, está preparado, como en el incesto, y organizado, como en las redes de prostitución infantil.

En este tipo de violencia sexual, las circunstancias, la personalidad del agresor u el aparato judicial ocupan un lugar destacado.

a. Las circunstancias

La mayor parte de los menores víctimas de abuso sexual urbano o suburbano son aprehendidos en jardines públicos, a la salida de las escuelas, en los predios en ruinas o en descampados. La taza relativamente baja de adolescentes-víctimas se explica, en parte, por el porcentaje de uniones contraidas circunstancialmente para ocultar la violación. El menor curioso y sin experiencia del mundo es fácilmente sugestionable por las propuestas y actitudes de un adulto diferente, aparentemente simpático. A veces, las malas condiciones de vida familiar llevan al menor desamparado a vagar por las calles, en busca de un padre o de una madre imaginarios, que acaban por encontrar, dramáticamente, en la persona del pedófilo.

b. La personalidad del agresor

Hay pedófilos de todas las clases sociales. Los más peligrosos sin, ciertamente aquellos en los que el niño confía por naturaleza, como un criado, un amigo de la familia, o aquellos que el niño idealiza por sus funciones, como un sacerdote, un profesor, un bombero e un policía. El acto perverso de estas personas insospechadas deja cicatrices profundas en el alma del niño bajo la forma de culpa y de angustia. Los pedófilos menos peligrosos, desde el punto de vista psicológico, son los marginales, los exhibicionistas de la calle. Estos actúan desde fuera, compulsivamente como un relámpago, y después son castigados y encarcelados, con gran alivio reparador para el menor. La imagen del “bestia” es irreversible, pero los efectos brutales de sua cto acaban por diluirse poco a poco con el tiempo: “Finalmente, es un tarado que no sabe lo que hace”.

c. El aparato judicial

La intervención de la justicia es indispensable para la seguridad y reparación de los individuos. Con todo, la manera cómo se actúa judicialmente resulta, la mayor parte de las veces, traumática, por falta de preparación psicológica de los agentes. El simple hecho de tener que reconstruir los hechos al detalle y de tener que someterse a exámenes médicos y psicológicos es yu, en sí, un segundo trauma. El menor-víctima es obligado a revivir lo que para él fue motivo de gran sufrimiento. En tanto que el psicólogo es un profesional comprensivo que tiende a desdramatizar la situación, el juez es un profesional obsesivo que dramatiza aún más los acontecimientos en nombre de la justicia.

¿Cómo conciliar estas dos situaciones, aparentemente contradictorias, una de carácter culpabilizante (la judicial) y la otra de carácter sublimatorio (la psicológica) en bien del niño?

2. Perspectiva psicológica

El adivino de Delfos anunció al rey de Tebas, Laos, que su hijo Edipo lo mataría para casarse con su madre, la reina Jocasta.

Aterrorizados con el oráculo, los padres abandonaron al hijo en la montaña, donde fue encontrado por un pastor que lo llevó a la corte del rey de Corinto. Ahí creció convencido de que era el príncipe heredero de Corinto. Entretanto, el adivino de Delfos volvió a hablar al joven Edipo para predecirle la misma tragedia. Horrorizado, Edipo dejó el país y se marchó a Tebas. A las puertas de la ciudad luchó y venció a la Esfinge que impedia el paso a los transeúntes. Con todo, sólo consiguió entrar en la ciudad después de matar a un cazador que le impedía el paso.

En la ciudad, los habitantes lloraban la muerte de su rey que nunca más regresó de cazar, y proclamaron a Edipo rey de Tebas, porque los había librado de la Esfinge sanguinaria, dándole como esposa a la reina Jocasta.

2.1 La leyenda griega de Sófocles

Se trata de una leyenda griega de Sófocles, de hace más de 2.300 años, cuya simbología universal y de todos los tiempos nos sensibiliza profundamente, por expresar la realidad de nuestro psiquismo, igual que sus deseos, fantasías, actitudes y comportamientos, en relación a las personas que más amamos. Freud le dio el nombre de “Complejo de Edipo” porque corresponde a la situación afectiva y conflictiva entre padres e hijos, entre adultos y menores.

La tragedia de Edipo, que inspiró a miles de poetas, de escritores y de artistas, por su carácter psicológicamente expresivo y colectivo, se torna referencia obligada para comprender la sexualidad humana. La larga historia del amor humano, enigmática por naturaleza, está sujeta a turbulencias y desvíos en relación con las personas amadas, pudiendo acabar en tragedia. La pedofilia, como accidente que perjudica la sexualidad, es una manera trágica de relacionarse afectivamente con el otro.

Es tarea del destino humano resolver el conflicto edipiano con los padres, convenientemente, antes de la edad adulta, para poder vivir en paz consigo mismo y con los demás. El pedófilo es un edipiano atrapado que pervirtió el amor del padre/madre para asegurarse su propio placer.

Incapaz de relacionarse sexualmente con un adulto, su sexualidad permanece polimorfa como la de un niño. El niño es la salida a sus impulsos descontrolados. Todo acto de abuso sexual con menores es edipiano, no sólo por su naturaleza arcaica, sino por la desproporción entre los dos protagonistas.

La pedofilia transgrede la ley de las diferencias sexuales y se convierte en violación del derecho a ser uno mismo, sin que medie la interferencia brutal de un extraño.

2.2 En la estructura triangular de la pedofilia, encontramos:

Un adulto agresor que victimiza narcisistamente a una criatura-indefesa, bloqueada, bajo el signo del silencio, con sus propias fantasías culpabilizantes en una sociedad envolvente, más o menos permisiva, donde se desenvuelve el drama. En la dinámica del incesto, el agresor es el padre y la víctima son los hijos/as, tras las lágrimas resignadas de la madre impotente.

Finalmente, en las redes de la prostitución infantil, la agresión viene de la industria sexual organizada, que, bajo pretexto de turismo, actúa sobre millares de criaturas del mundo de la miseria y del hambre, ante la pasividad complaciente de Estados y Gobiernos del mundo entero.

La perversión sexual con menores comienza ya a pagarse caro.

Es cada vez mayor el número de individuos, de grupos y de familias que, inmersos en la promiscuidad de costumbres, son incapaces de distinguir la proximidad afectiva dentro de la distancia, la temporalidad del amor dentro de la intemporalidad, lo limitado del corazón humano dentro de los límites del espacio y del tiempo.

Es entonces cuando la vida comienza a perder sentido y seguir viviendo se vuelve un absurdo, en vez de una aventura maravillosa.

3. Perspectiva ética

Desde el punto de vista moral el pedófilo no es un deficiente mental exento de responsabilidades, ni un delincuente al margen de las leyes de la vida social y familiar (puede ser un buen professional o un buen padre de familia), sino un hombre o una mujer diferentes en la manera de vivir la sexualidad, condicionados en la libertad por la estructura de su personalidad, aunque responsables por el mal que introducen en el mundo, cuando actúan pedofílicamente.

II. EL PROBLEMA

La lucha contra la violencia sexual con menores pasa necesariamente por la reformulación de dos grandes cuestiones:

1. Lugar del menor en la sociedad

En los países ricos del planeta (Alemania, Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña…) en los últimos 10 años, hu aumentado significamente el número de menores que viven por debajo del nivel tolerable de pobreza.

En estos mismos países, la sobrevivencia de millares de niños depende de factores arbitraron, como la balanza de pagos, la fluctuación de la coyuntura económica, etc. En Africa y en América hay millares de niños que pagan con su integridad física o mental las deudas fabulosas de sus respectivos países.

Más del 70% de niños mueren en estos países es por males fácilmente curables y más fácilmente previsibles, como el sarampión, la diarrea, el tétano, la neumonía, etc.

En los países donde la explotación sexual de los menores es más intensa, como en Tailandia, Filipinas, Sri Lanka y Brasil, se asiste a una verdadera catástrofe silenciosa: 40 mil niños mueren diariamente de desnutrición y de otras dolencias, incluido el SIDA, por contagio con turistas sexuales de occidente: 150 mil luchan desesperadamente contra el hambre o contra las secuelas de la misma; y 100 mil en edad escolar no van a la escuela.

En circunstancias normales, las niñas parecen ser más resistentes que los niños a los sesgos de los primeros años de vida. Con todo, en determinados países de discriminación sexual contra las niñas (India, Pakistan, etc…) más de un millar de niñas mueren anualmente, por el simple hecho de no haber nacido varón. Son pospuestas a los niños en el ingreso a la escuela.

En la Europa de final de siglo, la época que atravesamos no se presenta nada propicia para los menores. Con la urbanización y con la alta tecnología sofisticada, el abandono de niños y los malos tratos físicos y psíquicos nunca habían alcanzado proporciones tan alarmantes: 6 millares de niños de familias llamadas normales sufren de depresión.

El trabajo competitivo y excesivamente prolongado de los padres fuera de cada están alterando las relaciones de la vida familiar. Con menos tiempo para los hijos, y sobre todo, con menos disponibilidad para escucharlos, los padres se sienten culpables. Es rara la familia donde los padres y los hijos consiguen reunirse para reír, llorar, cantar o simplemente estar juntos, por causa de la interferencia de la televisión.

Las nuevas familias de hecho, o reajustadas después del divorcio, raramente consiguen sanar las heridas dolorosas de los hijos, provocadas por la separación de los padres.

El resultado de esta situación, es que muchos padres, consciente o inconscientemente, rechazan a los hijos, sobre todo cuando éstos presentan señales de inconformidad o de sufrimiento. En la comunicación padres-hijos, se pasa fácilmente a los hechos, con malos tratos por parte de los padres o con violencia psicológica por parte de los hijos.

Muchas veces, los padres, agotados todos los recursos interiores por falta de tiempo para ellos mismos, buscan en los hijos e hijas la satisfacción sexual que no encuentran el la pareja o como compensación a las carencias profundas de su propia infancia, nunca satisfechas.

En este mundo en transformación, será todavía el menor, con su mundo personal, una de nuestras mayores prioridades?

2. Actitud de los adultos en relación a los menores

Hay dos actitudes dominantes de los adultos con respecto a los menores, que se convierten en dos maneras diferentes de estar en el mundo con ellos:

a) El menor como sujeto

El menor es suficientemente apto desde el nacimiento, para dar un sentido a su vida. El acto de mamar, jugar, dar los primeros pasos, etc., son maneras del niño de afirmarse como sujeto autónomo de deseos, frente a los adultos.

La prueba de esta autonomía está en el hecho de que las palabras y gestos de los padres sólo tienen sentido para el niño cuando son percibidos e interpretados por él, a su manera.

El bebé sólo aprehende lo que puede asumir, personalmente, dándole un significado propio. En la edad escolar, el menor se distancia más de los adultos al adquirir una cierta manera de saber, de sentir y de ver las cosas.

Su filosofía del mundo y de la vida se convierte en “escuela propia” diferente de la de los adultos.

En la adolescencia la autonomía toma mayor dimensión con la capacidad de estar solo, de crear un proyecto de vida y de sentir su propio mundo interior.

El hilo conductor de este proceso interior hacia la autonomía es la sexualidad con la crotización del cuerpo, las nuevas posibilidades de relacionarse, la curiosidad persistente y la fuerza del deseo.

Cuando la sexualidad se altera, es toda la personalidad la que entra en crisis, con pérdida del gusto por vivir. Por eso, cualquier interferencia sexual por parte de los adultos, a nivel del cuerpo o de los deseos del menor, como acontece en la pedofilia, compromete gravemente su felicidad.

El adulto que respeta la dinámica propia de la autonomía infantil está atento a sus manifestaciones sexuales y, lejos de interferir, procura vivir con el menor, aprendiendo con él.

b) El menor como objeto

El menor es un objeto para el adulto, cuando éste, incapaz de contener sus impulsos, los proyecta inconscientemente en la persona del menor, volviéndose ésta una ocasión de placer, una compensación afectiva, una oportunidad para tenderse a sí mismo en el futuro un subterfugio ante el miedo a la muerte. Esta actitud perversa del adulto puede comprometer seriamente la relación del menor consigo mismo, con el mundo y con los demás.

El hecho de que el menor no se mueva no significa que no tenga un espacio propio de proporciones ilimitadas. El hecho de no hablar no significa que no tenga deseos de comunicarse. El hecho de ser biológicamente inmaduro no significa que no tenga una vida sexual propia que respetar.

III. Consejos para Niños que navegan por Internet

Evita concertar citas a través de Internet con personas a las que no conoces.No facilites tu dirección, ni tu número de teléfono, ni el nombre de tu colegio, ni tampoco tu foto.

Desconfía incluso de tus “ciber-amigos”, recuerda que las personas con las que estableces contacto a través de la red, no siempre son lo que parecen e incluso puede que no digan la verdad. No olvides que nadie puede verlos.

No todos los lugares de “chat” (charla) a través de la red son apropiados para niños o adolescentes, aún cuando ellos se anuncien como “especiales para niños y adolescentes”. Si alguien escribe algo que te resulte vergonzoso, incomodo o que te cause preocupación, informa sobre ello inmediatamente.

No respondas nunca a mensajes obscenos, con fotos indecentes o con contenidos insinuantes. Informa de ellos a tus padres y saca una copia de los mensajes. Podrían ser delictivos.

Te aconsejamos no enviar datos de tu tarjeta de crédito o detalles de tu banco a personas desconocidas, o de las que no has comprobado previamente su identidad. Alguien podría utilizar los datos para robarte.

No facilites tu contraseña a nadie, podrían hacerse pasar por ti.

Desconfía de las ofertas que parecen muy atractivas a primera vista. Lo más probable es que se trate de un engaño.

Permanece alejado de las páginas destinadas a los “mayores de 18 años”, esas advertencias están allí para protegerte. Algunas páginas para adultos pueden acarrear costos en tu factura telefónica y descargar la información puede dañar los archivos de su ordenador.

Fuente: http://www.pedofilia-no.org/